Issuu on Google+

ervatoriodel Social proceso de paz

Informe Otoño 2009 Análisis de la situación del proceso hacia la paz.

“Tenemos lo necesario para dar un paso gigante hacia la paz ” (Angel Larraia - Atarrabia)


Autor: Comisión de Coordinacion de Lokarri Publica: Lokarri Impresión: Antza Depósito Legal: SS-972-2009

Todas las aportaciones que hemos recibido están recogidas de forma literal a disposición de quién las quiera consultar en www.lokarri.org Para hacerse observador/a del proceso de paz y recibir tanto los próximos informes como los cuestionarios accede a la sección Observatorio social en www.lokarri.org


Presentación Tras la presentación de los informes correspondientes a primavera y verano de 2009, el Observatorio Social del proceso de paz impulsado por Lokarri, una experiencia de análisis ciudadano de la situación del proceso hacia la paz, ha recabado la opinión de 916 personas mediante un cuestionario y la celebración de 13 observatorios locales en los que han tomado parte otras 114 personas. Este informe, que analiza la situación en otoño de 2009, ha sido elaborado en un contexto muy especial. Tras varios meses de bloqueo absoluto y de cierta desesperanza al no poder vislumbrar ninguna oportunidad, ahora se perciben algunos rayos de luz en una realidad ya de por sí bastante complicada. Desde el verano ETA no ha cometido ningún atentado y la Izquierda Abertzale tradicional ha abierto un importante debate sobre el diseño de la nueva estrategia, cuyo principal referente ha sido la declaración efectuada en Altsasu y en la que se afirmaba la voluntad de avanzar en un proceso sin violencia y por cauces democráticos. En esta tesitura, el pasado 28 de noviembre Lokarri presentó una propuesta de colaboración a la Izquierda Abertzale tradicional. Su contenido tiene dos partes. En la primera se pide un esfuerzo de concreción mediante la adhesión expresa y vigente desde hoy mismo con la renuncia al uso de la violencia y con oponerse a cualquier intento de utilizarla, o amenazar con su uso, en línea con lo recogido en los Principios Mitchell, que guiaron el proceso en Irlanda del Norte. En la segunda parte, Lokarri se compromete a colaborar con la Izquierda Abertzale en el esfuerzo por garantizar que la voluntad popular de la ciudadanía vasca sea la única referencia de un proceso de solución. Esta propuesta fue debatida por los más de 130 asistentes al acto de presentación de la propuesta empleando la metodología del World Cafe. También han sucedido otros acontecimientos importantes. Después de haber transcurrido más de seis años desde su clausura, el juicio contra los responsables de Egunkaria ha comenzado. Además, se puede vislumbrar un intento de persuadir a la sociedad vasca de avanzar en la deslegitimación política de la violencia, entendida ésta como la renuncia a todos los proyectos políticos que haya defendido ETA mediante la violencia. Todos estos temas (la situación del proceso hacia la paz, las oportunidades para un nuevo proceso, la propuesta de Lokarri y los últimos acontecimientos) han sido la base principal del cuestionario difundido en otoño. Un debate más profundo y compartido ha tenido lugar en los Observatorios locales, donde personas diferentes han dialogado sobre la nueva propuesta de la Izquierda Abertzale tradicional. El informe correspondiente a otoño de 2009 elaborado por el Observatorio Social del proceso de paz tiene cuatro grandes apartados: 1- El análisis de las respuestas al cuestionario sobre la situación del proceso hacia la paz. 2- Las conclusiones de los Observatorios locales y del World Café celebrado tras la presentación de la propuesta de Lokarri. 3- El análisis de la situación del proceso hacia la paz. 4- Las recomendaciones de Lokarri. Al igual que ha sucedido con los informes anteriores, Lokarri se compromete a difundir sus contenidos. El objetivo es que sus contenidos sean una aportación constructiva que mueva a instituciones, partidos y agentes sociales a redoblar su compromiso por la paz y por una convivencia plural, ofreciendo nuevos caminos que permitan contribuir a crear las condiciones que hagan posible un nuevo proceso. 1


La situación del proceso hacia la paz. Análisis de los resultados ofrecidos por el cuestionario. · Parte I · 1. ¿Cuál es tu opinión sobre la situación del proceso hacia la paz? La percepción sobre la situación del proceso hacia la paz ha mejorado desde el último informe del Observatorio, correspondiente a verano de 2009. Si entonces la valoración media era un 2'8, ahora ha subido hasta 3'7, por lo que la situación del proceso hacia la paz es valorada como mala tirando a regular. La mayoría de los participantes piensan que es mala (44%), ha aumentado considerablemente el número que opina que es regular (23%) y se ha reducido considerablemente quienes la ven como muy mala (25% frente al 47% de verano). Las principales razones por las que las personas participantes justifican su valoración son las siguientes: 1) la falta de valentía y voluntad para afrontar un proceso de paz, añadida al enquistamiento del problema, 2) la nula disposición del Gobierno Vasco y Central a dialogar y su postura de confrontación, 3) la ausencia de avances significativos que permitan vislumbrar una oportunidad, 4) el bloqueo o la ausencia de diálogo, 5) la nula voluntad de ETA de poner fin a la violencia y 6) la falta de determinación de la Izquierda Abertzale tradicional para rechazar la violencia. Por contra, la mayoría de las personas que afirman que la situación es regular señalan como elemento principal para sostener esta afirmación que la Izquierda Abertzale tradicional comienza a dar pasos valientes para contribuir al final de la violencia de ETA.

2. ¿Hay más posibilidades ahora que hace un año para conseguir la paz? La tendencia señalada en la anterior pregunta también tiene su reflejo en ésta. Si en verano un 84% de las personas participantes consideraban que había menos posibilidades que hace un año antes para conseguir la paz, ahora este porcentaje ha descendido hasta el 54%. Por contra, un 33% piensa que hay más oportunidades, cuando en verano sólo era un 8%. Los argumentos esgrimidos en la pregunta anterior son los mismos que sostienen la percepción de que hay menos posibilidades de alcanzar la paz: la falta de audacia, la actitud de los gobiernos, el no-diálogo y la disposición de ETA de mantener la violencia. También en este caso, las personas que creen que hay más posibilidades señalan los movimientos de la Izquierda Abertzale tradicional como principal motivo para la esperanza.

3. ¿Te interesa el tema de la paz y la normalización más o menos que hace un año? Las posturas se mantienen prácticamente inalterables respecto al verano: un 72% se muestra igual de interesado, un 24% más y únicamente el 3% menos.

2


4. Señala los que, a tu juicio, son los principales problemas para alcanzar la paz. Repitiendo las respuestas obtenidas en cuestionarios anteriores, a juicio de las personas que han respondido el cuestionario, los dos principales problemas para alcanzar la paz son la ausencia de diálogo (71%) y la violencia de ETA (70%). El porcentaje de personas que señala como un problema importante las ilegalizaciones ha aumentado (42% frente al 37% de verano) y el resto de problemas son apuntados en porcentajes parecidos de participantes: dispersión de los presos (13%), torturas (12%) y amenazas a cargos públicos (8%).

5. De los siguientes hechos ocurridos recientemente señala los que te hayan parecido más importantes. 4 de cada 5 personas que han respondido el cuestionario señalan la detención de Arnaldo Otegi, Rafa Diez y otros líderes de la Izquierda Abertzale tradicional como el hecho más importante ocurrido durante el otoño. Un 60% también subraya la declaración de Altsasu y la mitad destaca la ausencia de atentados de ETA desde el verano. Un 34% escoge como hecho importante la detención de miembros de Segi y apenas uno de cada 10 el acto de homenaje a las víctimas del terrorismo.

6. En tu opinión, ¿se dan las condiciones para un nuevo proceso de paz? Las opiniones han vuelto a los valores que se mostraban en el informe de primavera de 2009. El porcentaje de personas que consideran que no se dan las condiciones se ha reducido hasta el 50%, cuando en verano eran 2 de cada 3 personas, y quienes opinan que sí se dan ha aumentado hasta el 35%, mientras que en verano sólo 1 de cada 4 sostenía esta opinión. Entre las personas que han optado por la opción mayoritaria, es decir, que no se dan las condiciones, se apuntan los siguientes hechos que justifican su afirmación: 1) la nula disposición de ETA para abandonar la violencia, 2) la negativa de los gobiernos, el PSOE y el PP a iniciar un proceso de diálogo, 3) la falta de voluntad generalizada para dialogar y negociar y 4) la poca claridad de la Izquierda Abertzale tradicional en su postura respecto a la violencia de ETA. El 25% de personas que creen que hay condiciones para un nuevo proceso destaca: 1) el deseo social mayoritario de paz, 2) la ausencia de atentados y 3) la apuesta de la Izquierda Abertzale tradicional por abrir una nueva etapa sin violencia. Además, muchas de ellas añaden que siempre se dan las condiciones para un proceso de paz, aunque perciben que falta el compromiso por iniciarlo.

7. Aporta dos ideas o propuestas concretas que pueden contribuir a alcanzar la paz. La propuesta más repetida por las personas que han participado es el final de la violencia de ETA, en forma de tregua indefinida, declaración de cese o abandono de las armas. También se propone el inicio de un proceso de diálogo, aunque hay diferentes opiniones sobre los protagonistas de éste: el Gobierno y ETA o el conjunto de partidos políticos. El resto de las ideas más comentadas son 1) una declaración de la Izquierda Abertzale tradicional apostando por las vías pacíficas o reclamando a ETA el final de la violencia, 2) el cese de las ilegalizaciones de partidos políticos, 3) el final de la dispersión de presos y 4) la movilización ciudadana.

3


8. Aporta dos ideas o propuestas concretas que pueden contribuir a alcanzar un acuerdo político. La variedad de las ideas y propuestas aportadas impide destacar alguna de ellas sobre las demás. Entre las que más se repiten están 1) el reconocimiento del derecho a decidir o del derecho de autodeterminación, 2) el inicio de un proceso de diálogo entre todos los partidos políticos, 3) la participación de todos los partidos en igualdad de condiciones y la legalización de todos ellos, 4) el fin definitivo de la violencia de ETA, 5) el respeto a la voluntad popular expresada en una consulta o referéndum y 6) la unidad de los partidos independentistas o soberanistas.

9.1. Valoración de la aportación de los gobiernos. La valoración de la aportación de los distintos gobiernos al objetivo de la paz es negativa, confirmándose la impresión de anteriores informes. El peor valorado es el gobierno de Navarra, que recibe una nota media de 1,7 sobre 10, muy parecida a la del gobierno central: un 2. El gobierno vasco, por su parte, es calificado con un 2,4.

9.2. Valoración de la aportación de los partidos políticos. El partido mejor valorado respecto a su aportación al objetivo de la paz es Aralar, que recibe un 6,5. También reciben una nota superior a cinco Eusko Alkartasuna (5,7), Ezker Batua (5,5) y PNV (5), manteniéndose las tendencias expresadas en los anteriores informes. La Izquierda Abertzale tradicional es valorada con un 4,3, lo que representa un cambio de tendencia respecto al verano, cuando un 64% de los participantes consideraban su aportación como mala o muy mala. Finalmente, suspenden el PSE-PSN, PP y UPyD con un 2'4, 1'5 y 1'4 respectivamente. En cuanto a las propuestas para que mejoren su aportación al objetivo de la paz hay un llamamiento generalizado de cambio de actitudes. Más allás de las críticas que se han señalado en las preguntas anteriores, se anima a los gobiernos y partidos a abrirse a otras opiniones, dialogar, escuchar, trabajar por sumar, ceder y dejar a un lado los intereses partidistas.

9.3. Valoración de la actividad de Lokarri. La actuación de Lokarri merece un 7'5 por parte de las personas participantes. Aparte de las valoraciones positivas, destacando su labor por buscar soluciones compartidas, se aprecia la petición de que Lokarri se esfuerce más por difundir sus propuestas y actividades.

10. . ¿Qué opinas sobre el juicio a los responsables de Egunkaria? La opinión de las personas que han contestado al cuestionario está dividida entre dos opciones. Para un 44% de ellas la causa debería estar archivada, tal y como pidió el fiscal. Un 43% piensa que los acusados son inocentes y deben ser absueltos. El resto de las opciones planteadas, que hay que dejar que la justicia actúe y que es evidente que los responsables de Egunkaria estaban a las órdenes de ETA, sólo reciben el 3% y el 1% de apoyo respectivamente.

4


11. ¿Cuál es tu opinión sobre la siguiente afirmación? Está pendiente la deslegitimación política de ETA, que consiste en renunciar a todas los proyectos políticos que puedan coincidir con los defendidos por ETA. La opinión de los participantes es clara en esta pregunta. El 71% considera que es una opinión antidemocrática que pretende acabar con el pluralismo de la sociedad vasca. También mantiene un rechazo a la afirmación el 18% que piensa que es un intento para que el nacionalismo renuncie a la independencia. Únicamente el 10% afirma que es algo necesario para acabar con la violencia y el 1% que afirma que la sociedad vasca se lo debe a las víctimas.

· Parte II · 1. ¿Conoces el contenido de la declaración efectuada en Altsasu por la Izquierda Abertzale tradicional? El 47% de las personas que han respondido afirman conocer el contenido de la declaración, mientras que un 43% reconocen conocerla insuficientemente. Sólo un 10% dice no conocerla.

¿Cuál es tu valoración? Casi la mitad de los participantes opinan que la declaración de Altsasu aporta algún elemento nuevo, aunque no es lo suficientemente clara respecto a la violencia. Un 38% considera, en cambio, que es un paso importante y valiente que demuestra la voluntad de paz de la Izquierda Abertzale tradicional. Finalmente, apenas un 15% piensa que la declaración no aporta nada a declaraciones anteriores o que no es creíble porque no pide el final de la violencia ni la condena. Entre las razones que sostienen la opinión de las personas que han optado por la postura mayoritaria se esgrime que la declaración debe ir acompañada de la desvinculación de ETA. También se señala que la propia ETA la puede desautorizar cometiendo un atentado. Además, consideran que llega tarde, que es ambigua y que es normal la desconfianza después de las frustraciones anteriores. Entre quienes consideran que es un paso importante y valiente se destaca la capacidad de arriesgar de la Izquierda Abertzale tradicional y su voluntad de desarrollar un proceso pacífico exclusivamente por medios democráticos. También valoran la declaración como un paso constructivo al que hay que dar tiempo para que vaya fraguando.

2. ¿Esta declaración es suficiente para iniciar un proceso de soluciones? El 43% de los participantes piensa que es un paso interesante para iniciar un proceso de soluciones, pero que falta una declaración de rechazo a la violencia. Mientras, 1 de cada 4 sí cree que es suficiente ya que la voluntad de la Izquierda Abertzale tradicional es clara. El 20% mantiene la opinión contraria, señalando que ETA tiene que poner fin a la violencia de manera previa. Finalmente, el 12% es de la misma opinión, aunque por la razón contraria, al considerar que el gobierno debe mostrar previamente su disposición a dialogar. Es destacable que la opción de que en ningún caso se debe dialogar con la Izquierda abertzale tradicional no ha sido elegida por ninguna de las personas participantes.

5


3. ¿Conoces la propuesta de Lokarri dirigida a la Izquierda Abertzale tradicional? El 40% de los participantes afirman conocerla, mientras que el 29% dice no conocerla, siendo la opción mayoritaria entre las personas que han respondido al cuestionario en euskera (41%). El 31% dice conocerla de manera insuficiente.

¿Cómo la valoras? La mitad de los participantes valoran la propuesta de Lokarri como una aportación que puede contribuir a iniciar un nuevo proceso. El 39% dice que es interesante porque se da la voz a la ciudadanía. El resto de opciones han sido escogidas en menor medida: el 6% cree que sólo se exige a la Izquierda Abertzale tradicional, el 5% que es una buena propuesta que no servirá para nada y el 1% considera que la propuesta no es lo suficientemente contundente frente a ETA. Los participantes destacan que la propuesta nace de una posición de defensa de los Derechos Humanos y con vocación de fomentar el diálogo. Además, valoran positivamente su concreción y la posibilidad que brinda de aprovechar las oportunidades. Así mismo, se subraya que la propuesta convierte a la ciudadanía en protagonista del proceso y que fomenta la participación política de la sociedad.

4. En este contexto, ¿cuáles son las condiciones previas para iniciar un nuevo proceso de paz? Las respuestas que más adhesiones ha suscitado son el final definitivo de la violencia de ETA (47%), un pronunciamiento del gobierno aceptando iniciar un proceso de diálogo (46%) y una declaración de la Izquierda Abertzale tradicional rechazando la violencia (45%). En un segundo bloque aparecen las siguientes condiciones: la liberación de los líderes de la Izquierda Abertzale tradicional (36%), un alto el fuego de ETA (33%), la unidad de los partidos abertzales (30%) y el fin de la dispersión de los presos (29%). Finalmente, el 22% considera que es una condición previa el reconocimiento de la territorialidad y la autodeterminación y el 16% que no hay ninguna condición previa, ya que es posible iniciar el proceso desde este mismo momento.

6


Algunas ideas aportadas

Con un poco de suerte la izquierda abertzale participará en las instituciones sin ETA Sólo se utiliza el proceso policial, y considero que de este modo se cerraría en falso y se destaparía a la menor causa Deberían debatirse los temas centrales del conflicto a través de personas de consenso elegidas por mayoría de entre la sociedad Siendo vasca/o me parece vergonzoso ver cómo en el siglo XXI todavía hay gente que aplaude exageradamente cualquier tipo de violencia y cómo otros hacen como si no hubieran visto nada ¿Hacen falta condiciones para poner en marcha un proceso de paz? Identificar en diferentes lados agentes que tengan un mínimo de empatía y compromiso por el otro y, en silencio o con mucha discreción, relacionarse con ellos y buscar caminos para comprometer a otros Que nadie se erija como estandarte de la paz. Hay que trabajarla entre todos y todas sin imponer ideas y siendo realistas No se puede desalentar nuevamente al pueblo Creo que es un paso importante, pero para que sea creíble tienen que hablar más claro y concreto sobre la violencia, tienen que expresar claramente que renuncian a ella

7


Conclusiones de los Observatorios Locales y el World Cafe.

Los Observatorios Locales. El debate en la Izquierda Abertzale tradicional y propuestas para el desbloqueo.

1. Análisis de la propuesta de la Izquierda Abertzale tradicional En la primera parte de la reunión de los Observatorios Locales las personas participantes analizaron la reciente propuesta de la Izquierda Abertzale tradicional presentada en Altsasu. El objetivo era intentar destacar los aspectos positivos, las carencias y los elementos más llamativos de dicha declaración.

Los aspectos positivos de la propuesta de la Izquierda Abertzale tradicional. Entre los aspectos positivos que han destacado las personas que han participado en los Observatorios Locales, aparece con fuerza la idea de que la propuesta de la Izquierda Abertzale tradicional apuesta por situar como referencia principal de un nuevo proceso la voluntad popular de la ciudadanía vasca. Se considera que puede fomentar la participación ciudadana y que es un elemento exclusivamente democrático para poner las bases de un nuevo proceso. Los participantes también señalan que es positivo que la propuesta explicite que un nuevo proceso se tiene que desarrollar en ausencia de todo tipo de violencia y amenaza. Los participantes ven reforzada esta impresión gracias a la referencia directa a los Principios Mitchell, que asentaron las bases para el desarrollo del proceso de diálogo en Irlanda del Norte. La apuesta por un proceso dialogado también es bien valorada por los participantes, unido al compromiso unilateral de avanzar en el proceso por la vías exclusivamente democráticas. Algunos de los Observatorios Locales también se han centrado en la voluntad de acuerdo de la Izquierda Abertzale tradicional, como ejemplo de una voluntad integradora de las sensibilidades presentes en la sociedad vasca. Más allá de los contenidos, el mero hecho de abrir el debate interno y difundir sus contenidos a toda la sociedad es un apunte positivo más, ya que demuestra una voluntad de cambio y de abrir un nuevo tiempo de soluciones, lo que no suele ser habitual en las formaciones políticas, según la opinión de algunas de las personas que han participado en esta experiencia de diálogo y escucha.

Las carencias de la propuesta. La principal carencia de la propuesta reside, según las personas que han participado en los Observatorios Locales, en la credibilidad. Por una parte, consideran que la propuesta es poco clara y excesivamente ambigua respecto a la violencia de ETA. Echan en falta una postura más expresa en este tema. Por otra parte, los participantes plantean que, tras los fracasos de procesos anteriores, la sociedad desconfía de la nueva estrategia y no quiere esperanzarse para terminar sufriendo una nueva decepción. En otro orden de cosas, los participantes manifiestan ignorar el impacto que esta declaración pueda tener en ETA. No confían en que la Izquierda Abertzale tradicional en bloque esté apoyando los contenidos de la propuesta y temen que haya sectores que no estén en la misma clave. Un ejemplo de ello sería que ETA aún no ha sacado un comunicado apoyando los contenidos de la Declaración de Altsasu. Finalmente, otras carencias apuntadas son las siguientes: 1) que pese al paso que pueda dar la Izquierda Abertzale tradicional nada garantiza que el gobierno permita que estén presentes en las próximas elecciones, 2) que no es 8


realmente una propuesta muy novedosa frente a las anteriores, como puede ser la Declaración de Anoeta y 3) que no está claro que esta declaración permita asentar el liderazgo de la Izquierda Abertzale tradicional frente a la propia ETA.

Otros aspectos interesantes o llamativos. Las personas participantes en los Observatorios Locales mencionan como especialmente interesante la referencia a los Principios Mitchell, ya que el ejemplo de Irlanda puede ser un referente para tratar de buscar una solución que pase por el diálogo y el final de la violencia. También se destaca el hecho de que la Izquierda Abertzale tradicional apueste por la unidad y la acción común con otras fuerzas abertzales en lo que se viene denominando polo soberanista. También se percibe un talante distinto en la propuesta, más abierto, autocrítico y con vocación de desatar el nudo del conflicto, aunque algunos participantes son muy escépticos y piensan que es demasiado cerrada y poco realista. Al igual que en el apartado de las carencias, se señala que la propuesta no especifica a qué violencia se refiere cuando dice que el proceso debe desarrollarse en su ausencia. Otras ideas aportadas han sido la dificultad que entraña el desarrollo de esta propuesta cuando los líderes de la Izquierda Abertzale tradicional se hallan en prisión.

2. Propuestas dirigidas a la Izquierda Abertzale tradicional y al resto de agentes. En la segunda parte de la reunión de los Observatorios Locales se pedía a las personas participantes que elaboraran propuestas concretas con un doble objetivo: 1) que la Izquierda Abertzale tradicional hiciese frente a las carencias que se habían detectado en su propuesta y 2) que el resto de agentes implicados contribuyesen a que las oportunidades abiertas pudieran concretarse en un nuevo proceso de paz y de soluciones.

Fin de la violencia. En línea con las carencias que los participantes observan en la declaración de la Izquierda Abertzale tradicional, los participantes proponen que haya una definición respecto al tema de la violencia. Tres son las distintas fórmulas que se aportan: a) que la Izquierda Abertzale tradicional se desmarque claramente de ETA, b) que transmita a ETA una petición que la lucha armada termine o que directamente la rechace o condene y c) que la propia ETA anuncie unilateralmente el final de la violencia.

No impedir el debate. Los participantes proponen que el Gobierno deje de impedir y obstaculizar el proceso de debate en la Izquierda Abertzale tradicional, con detenciones o prohibiciones, que derogue la Ley de Partidos para que pueda participar en igualdad de condiciones y que apueste por el diálogo con todos para trabajar en la búsqueda de una solución.

Diálogo y unidad. A los partidos políticos en general se solicita el inicio de un proceso de diálogo que se concrete en una mesa de partidos. Más concretamente, a los partidos abertzales se les propone que redoblen los esfuerzos para impulsar una unidad de acción.

Participación ciudadana. De manera general se propone que se fomente el apoyo y la participación social en un nuevo proceso de soluciones. Un ejemplo de ello sería la propuesta dirigida a la Izquierda Abertzale tradicional de que prepare un ciclo de charlas y debates públicos abiertos sobre su propuesta. También se pide que la sociedad se ponga en marcha para impulsar un nuevo proceso.

9


El World Cafe. La propuesta de Lokarri dirigida a la Izquierda Abertzale tradicional. El 28 de noviembre Lokarri hizo pública su propuesta de compromiso para avanzar hacia la paz y el acuerdo (ver anexo). Al finalizar la presentación, todas las personas que asistieron al acto debatieron sobre su contenido en un World Cafe. A continuación se presentan las principales conclusiones extraídas de las ideas aportadas.

1. Impresión general sobre la propuesta presentada por Lokarri. La impresión de las personas participantes sobre la propuesta es muy positiva. La califican de arriesgada, valiente, capaz de abrir nuevos caminos, coherente; un motivo para mantener la esperanza.

2. Puntos fuertes de la propuesta. Las personas participantes sitúan el principal punto fuerte de la propuesta presentada por Lokarri en el papel protagonista que se otorga a la ciudadanía. El planteamiento de convocar y celebrar 100 consultas populares es considerado como un instrumento interesante para que la voluntad social sea determinante en un nuevo proceso. Otros puntos fuertes destacados fueron: 1) que es una propuesta arriesgada y valiente, 2) que está pensada para aprovechar las oportunidades y 3) que va más allá de la simple solicitud o exigencia.

3. Puntos débiles de la propuesta. El punto débil de la propuestá más mencionado por las personas participantes es la falta de confianza y sintonía entre la Izquierda Abertzale y Lokarri, lo que se puede traducir en el riesgo de que no acepten la propuesta o que respondan a ella con indiferencia. Además, otros puntos débiles mencionados son: 1) el riesgo de que se identifique a Lokarri con la Izquierda Abertzale tradicional, provocando que Lokarri pierda su imagen de neutralidad, 2) las dificultades internas de dicho sector político, donde conviven distintas perspectivas respecto a la violencia, 3) las fuerzas escasas con las que cuenta Lokarri para conseguir que la propuesta se concrete, 4) la poca confianza que deposita la sociedad en la Izquierda Abertzale tradicional, especialmente tras el fracaso del último proceso de paz y 5) el éxito de la propuesta no depende de Lokarri.

4. Aportaciones. Las personas participantes también aportaron ideas concretas para mejorar el contenido de la propuesta. Algunas de las más destacadas son: - Cambiar la terminología para referirse a la Izquierda Abertzale, utilizando adjetivos como “tradicional” u “oficial”. - Indicar que las 100 consultas se celebrarán el mismo día. - No limitar la propuesta a la celebración de 100 consultas, dejando abierta una puerta para que sean más. - Ser más concretos en la exigencia de fin de la violencia como condición previa para colaborar con la Izquierda Abertzale tradicional. - Definir qué hará Lokarri si la propuesta no es aceptada por la Izquierda Abertzale tradicional y el resto de partidos.

10


Algunas ideas aportadas Darnos cuenta de que todo proceso necesita de un apoyo, presión y crítica de la sociedad. Que el acompañamiento es necesario y exigir poder jugar un papel activo en el mismo. Irun. El cambio se ha dado ya, ahora la cuestión está en ¿cómo darle la forma? Donostia. Se habla de que el proceso se debe de realizar en ausencia de violencia, pero no se hace una mención expresa a cómo acabar con ella. ¿Qué está antes, que acabe la violencia, o que empiece el proceso? Getxo. El fin de a violencia, ¿debe de darse por razones éticas o por coyuntura/estrategia? Antzuola. (La izquierda abertzale) tiene que hacer llegar su mensaje, tiene que trabajar con los jóvenes. Hernani. Una tregua no tendría credibilidad, la única forma es una entrega de armas con un calendario. Si no, no podrán hacer nada. Barakaldo. Que están preocupados. Que se están moviendo. Que han propuesto algo. Que se puede debatir. (aspectos positivos de la propuesta de la izquierda abertzale). Bilbo-Abando. A los partidos y gobierno: Necesidad de creer en la propuesta de Batasuna para propiciar un nuevo proceso de Paz. Si no, no avanzaremos nunca. Bilbo-Indautxu. A ETA: La violencia le aleja cada vez más de alcanzar los objetivos que pretende por lo que tiene que abandonar la lucha armada. Iruñea. Tiene carencias, pero el camino se hace al andar. Están a punto de darse nuevos pasos. (sobre la propuesta de la IA). Tolosa. Propuesta a la izquierda abertzale: a la hora de hacer análisis, sin olvidar todo lo pasado, situarse más en el presente y mirar hacia el futuro. Gasteiz. A ETA: el abandono definitivo de las armas: “disuélvete; es la mejor contribución al pueblo vasco.” Portugalete. Visualizar y tomar como ejemplo otros conflictos resueltos. Galdakao. 11


El análisis de situación del proceso hacia la paz. 1. Nuevas oportunidades para avanzar hacia la paz. La situación del proceso hacia la paz no ha mejorado sustancialmente. No hay avances significativos que evidencien que nos encontremos ante un escenario en el que se den las condiciones que lo hagan posible: ni hay una voluntad expresa de ETA de poner fin a la violencia ni los partidos e instituciones han activado procesos de diálogo para buscar de manera compartida una salida a la situación de bloqueo. Ahora bien, este trimestre ha ofrecido algunos elementos novedosos que permiten pensar que tímidamente se asoman nuevas oportunidades para alcanzar la paz. Los más significativos son el importante debate impulsado entre sus bases por la Izquierda Abertzale tradicional para diseñar una nueva estrategia y la ausencia de atentados de ETA desde el pasado verano. Gracias a estas dos circunstancias se observa con mayor esperanza el futuro, aunque de una manera realista, es decir, sin perder de vista las numerosas dificultades. Como conclusión, el proceso hacia la paz se encuentra en una incipiente situación de desbloqueo.

2. El debate en la Izquierda Abertzale tradicional es una oportunidad para lograr la paz. La declaración efectuada en Altsasu por la Izquierda Abertzale tradicional permite pensar que este sector socio-político está avanzando en la definición de una estrategia por vías exclusivamente políticas y democráticas que excluya el uso de la violencia. El compromiso de respeto a la voluntad popular y la apuesta por un proceso de diálogo son elementos novedosos que pueden generar una nueva oportunidad para la paz. El principal déficit que presenta esta propuesta reside en la credibilidad: 1) ya que no mantiene una posición clara de rechazo expreso al uso de la violencia y 2) porque anteriores fracasos de procesos hacia la paz hacen que la sociedad mantenga un alto grado de escepticismo.

3. La estrategia de los gobiernos obstaculiza las oportunidades. Lejos de contribuir a que las oportunidades generen las condiciones que faciliten el camino hacia la paz, su estrategia añade nuevas dificultades. Un ejemplo de esta actitud son los intentos por impedir que se desarrolle el debate en la Izquierda Abertzale tradicional, cuyo principal reflejo ha sido la detención de Arnaldo Otegi, Rafa Díez y otros líderes de dicho movimiento político. Es más, los gobiernos están mostrando una nula disposición a dialogar y fomentar el acuerdo entre los diferentes partidos políticos. Su estrategia, más que contribuir a la convivencia, genera mayor tensión y confrontación.

4. Se mantiene una postura clara de defensa de los principios básicos para la paz y la convivencia. Además de la ya mencionada reivindicación de final de la violencia, los principios básicos para la paz y la convivencia son: 1) la puesta en marcha de un proceso de diálogo entre los partidos políticos, 2) la derogación de la Ley de Partidos y la reversión de la situación de ilegalización en la que se encuentra la Izquierda Abertzale tradicional, 3) la definición de un acuerdo político sobre el derecho a decidir de la sociedad vasca y 4) el impulso de la participación y la implicación ciudadana en el proceso hacia la paz.

12


Recomendaciones y compromisos de Lokarri para impulsar un nuevo proceso de paz. Atendiendo tanto a las propuestas surgidas de las respuestas al cuestionario completado por las personas participantes como a las aportadas por los Observatorios Locales, y una vez analizada la situación del proceso hacia la paz, Lokarri quiere recomendar las siguientes actuaciones que hagan posible generar las condiciones para avanzar hacia la paz y abrir un proceso de mejora de la convivencia:

1- Declaración de ETA de fin de la violencia. Siendo la violencia de ETA uno de los principales obstáculos que impiden que se den las condiciones que hagan posible un nuevo proceso, una declaración en la que ponga fin a la violencia de manera efectiva puede ser determinante para abordar un proceso de paz resolutivo y definitivo. Lokarri mantendrá esta exigencia dirigida a ETA para desbloquear el proceso hacia la paz y para garantizar que los derechos humanos que se encuentran vulnerados y amenazados sean garantizados.

2- Pronunciamiento expreso de la Izquierda Abertzale tradicional. La consolidación de la oportunidad que representa la nueva propuesta de la Izquierda Abertzale tradicional requiere que se desmarque claramente de la violencia de ETA o que le transmita una petición para que la lucha armada llegue a su fin. Esta decisión tiene la potencialidad de generar la credibilidad y la confianza suficiente para que pueda contar con el apoyo de una gran parte de la sociedad vasca en su intento de articular una nueva dinámica política y democrática. Por ello, Lokarri reitera su petición dirigida a la Izquierda Abertzale tradicional para que se comprometa de manera expresa y vigente desde hoy mismo 1) con la renuncia al uso de la violencia y 2) con oponerse a cualquier intento de utilizarla, o amenazar con su uso. Además, Lokarri mantiene su oferta de colaboración dirigida a la Izquierda Abertzale tradicional para situar a la voluntad popular como principal referente y base de un proceso que busque soluciones concretas a los problemas de ausencia de acuerdos de convivencia.

3- Nueva actitud facilitadora de los gobiernos. Los gobiernos deben abandonar su estrategia obstaculizadora de las nuevas oportunidades. Dos son las medidas que pueden adoptar de manera urgente: 1) poner en libertad a los dirigentes encarcelados de la Izquierda Abertzale tradicional y 2) no tomar nuevas decisiones en el futuro que dificulten el desarrollo natural del proceso de debate abierto en ese sector sociopolítico. En este sentido, Lokarri se compromete a remitir una serie de peticiones a gobiernos e instituciones para que faciliten el debate abierto: a) al Gobierno español para que no adopte nuevas medidas, como encarcelamientos de dirigentes políticos o ilegalización de asociaciones o entidades, que añadan nuevas dificultades a un debate ya de por sí complicado debido a la situación de ilegalidad en la que se encuentra la Izquierda Abertzale tradicional. b) a la Audiencia Nacional, solicitando la puesta en libertad de los dirigentes de la Izquierda Abertzale tradicional para que puedan participar y liderar el debate.

13


c) a los gobiernos vasco y de Navarra, con el objetivo de que se trabaje por la inclusión en condiciones de igualdad del sector social y político representado por la Izquierda Abertzale tradicional y para que se ponga fin a la dinámica de recorte de derechos y libertades democráticas básicas, como pueden ser los de reunión, expresión o manifestación.

4- Cambio en las actitudes. Una actitud valiente y decidida por parte de partidos, instituciones y el conjunto de la sociedad es necesaria para alcanzar la paz y poner en marcha un proceso de diálogo que contribuya a construir una convivencia inclusiva y que respete la pluralidad inherente de la sociedad vasca. Lokarri quiere animar a todos los partidos políticos a intensificar los espacios de comunicación con el objetivo de ir diseñando los principios y la agenda que hagan posible el diálogo político. Así mismo, Lokarri se compromete a redoblar sus esfuerzos por ofrecer cauces de participación e implicación ciudadana en el trabajo por la paz, el diálogo y el acuerdo y presentará en febrero una iniciativa para reactivar la red de personas que mantienen una voluntad de aportación activa para lograr estos objetivos.

14


Anexo. La propuesta de Lokarri dirigida a la Izquierda Abertzale tradicional. El compromiso de Lokarri para afianzar las oportunidades de avanzar hacia la paz y el acuerdo 28 de noviembre de 2009

Un principio Lokarri, Red ciudadana por el acuerdo y la consulta, tiene como función principal contribuir a que se den las condiciones que hagan posible la paz y la mejora de la convivencia. La disposición a asumir riesgos ha sido una orientación fundamental en nuestro trabajo. Su mejor exponente fue la celebración de una consulta popular en Gernika cuando se confirmó la prohibición del Tribunal Constitucional de la aprobada por el Parlamento Vasco en 2008.

Una actitud Las oportunidades, los obstáculos, los avances y retrocesos se suceden constantemente en un proceso hacia la paz. El dilema reside en afrontar este proceso subrayando lo positivo o dejándose arrastrar por lo negativo. Lokarri considera que es más eficaz adoptar una posición de esperanza realista, que contribuya a aprovechar las oportunidades sin perder de vista las dificultades.

Un momento de oportunidades La Izquierda Abertzale ha manifestado su apuesta por las vías exclusivamente políticas y democráticas para desarrollar un proceso de solución basado en el respeto a las decisiones que libremente adopte la ciudadanía vasca. Representa una gran oportunidad para avanzar de manera definitiva por el camino del diálogo y el acuerdo que se frustró en el último proceso de paz. Este motivo para la esperanza se enfrenta a importantes limitaciones. En primer lugar, un atentado de ETA puede abortar la posibilidad para la paz que representa esta disposición. En segundo lugar, los fracasos anteriores han dejado un poso de desconfianza en partidos y agentes sociales. Finalmente, la ilegalización de Batasuna y el encarcelamiento de sus principales líderes entorpecen el desarrollo de su propuesta.

Una petición de concreción Siendo la violencia de ETA uno de los principales riesgos a los que se enfrenta este momento de oportunidades, pedimos a la Izquierda Abertzale representada por Batasuna un compromiso expreso y vigente desde hoy mismo 1) con la renuncia al uso de la violencia y 2) con oponerse a cualquier intento de utilizarla, o amenazar con su uso. La adhesión a este mismo compromiso, recogido en los Principios Mitchell, por parte del Sinn Fein fue un momento crucial y decisivo en el proceso de paz de Irlanda. En nuestro caso, una declaración semejante tiene la capacidad de remover muchos de los obstáculos a los que se enfrenta el proceso de soluciones.

Lokarri también se compromete y presenta una propuesta concreta La voluntad de Lokarri de contribuir a este tiempo de oportunidades se concreta en un compromiso de colaboración con la Izquierda Abertzale representada por Batasuna, cuyo objetivo es afianzar la paz y retomar un proceso de diálogo que culmine en un acuerdo:

15


1. Lokarri se compromete a colaborar con la Izquierda Abertzale en el esfuerzo por garantizar que la voluntad popular de la ciudadanía vasca expresada libre, pacífica y democráticamente sea la única referencia de un proceso de solución. En este sentido, Lokarri quiere presentar una propuesta concreta para que sea la propia ciudadanía quien impulse definitivamente un proceso de diálogo y acuerdo sobre el ejercicio del derecho a decidir de la sociedad vasca. Así, Lokarri propone a la Izquierda Abertzale poner en marcha, junto a otros agentes políticos, sociales y sindicales, la organización y celebración de 100 consultas populares locales en las que se pregunte a la ciudadanía sobre el ejercicio del derecho a decidir su futuro que corresponde a la sociedad vasca. Lokarri considera que es un primer paso que puede desarrollarse a corto plazo. Contando con un apoyo amplio de la ciudadanía vasca, empujaría a todos los partidos políticos a iniciar un proceso de diálogo que finalice con un acuerdo que incorpore al ordenamiento jurídico el ejercicio efectivo del derecho a decidir. 2. Lokarri se compromete a colaborar con la Izquierda Abertzale en la búsqueda de apoyos para denunciar en instancias y organismos internacionales su situación de ilegalidad

16


Informe del Observatorio Social del proceso de paz, correspondiente al otoño de 2009