Issuu on Google+

Ma. Mercedes Rodríguez L. 6to “C”

Romanticismo: “Realidad o fantasía” La gente romántica es una especie en extinción, porque en este tiempo de máscaras y artificios se confunde al romance con la cursilería; equivocadamente se los considera sinónimos cuando en realidad son opuestos. El romanticismo nos permite sentir de otra manera, mirar más allá de lo que vemos y conocer el lenguaje del corazón. Es disfrutar de detalles, palabras, miradas y gestos. Es maravillarse con el amanecer, con las estrellas lejanas y brillantes, con el sol cuando se sumerge en el océano y especialmente cuando miramos a los ojos de quien amamos. Ser romántico no es desconectarse y divagar, todo lo contrario, es conocer la realidad con los pies sobre la tierra y con el corazón y la mente hacia el cielo. Embellecer la vida, desear días mejores y rendirnos ante el amor sin perder nuestra esencia, es la manifestación mayor de romanticismo. Eres libre de entrar en este estado o no. Por todo esto es que no se puede decir que el romanticismo tiene época o moda, estas actitudes y sentimientos han existido y permanecerán siempre en aquellos que deseen vivirlo.


Romanticismo