Issuu on Google+

Nombre: Joana Macías Acosta Fecha: 2012-08-23 Curso: Sexto Sociales ¿Deben o no ser sancionadas las acciones delictivas informáticas (como en el caso Assange) y sentarse precedente en la justicia virtual? A través de los años la tecnología ha ido evolucionando y junto con esto ha ido evolucionando también la forma en la que el ser humano se comunica. En la actualidad, ya no se necesita de la comunicación de balbuceos, de pinturas, señales de humo e incluso palomas mensajeras para dar un mensaje sino que está a un clic de lograr hacer que una o varias personas lean un mensaje. Lo que antes significaba días, semanas o tal vez meses en trasladar una carta de un sitio a otro, en estos días, gracias al fácil acceso que tenemos al internet se puede dar a conocer una noticia, incluso en tiempo real. Este avance hasta cierto punto puede ser considerado como positivo, pues nos podemos enterar rápidamente de las desgracias o de cualquier acontecimiento. La forma en que utilicemos este nuevo medio de comunicación depende de cada uno pues así como nosotros emitimos juicios públicamente debemos de hacernos responsables de los que decimos del otro lado de la pantalla. Pero, ¿Qué pasa si alguien se infiltra en nuestras cuentas de correo, descubre nuestros secretos y decide sacarlos a la luz? Cada uno es responsable de sus actos, de sus puntos de vista de sus conversaciones o relaciones que se mantengan con “x” persona. Sin embargo, si se está infringiendo las leyes por medio de internet, es obvio que debe ser sancionado. Tomando en cuenta toda la revuelta que ha ocasionado Julian Assange al infiltrarse en información confidencial de varios países, ¿se lo puede culpar como infractor de ley? Está claro que el acto que ha realizado el australiano puede ser considerado como delito, pues el hecho de “hackear” una cuenta o acceder a información secreta de los países es considerado como fraudulento. Se debe considerar la idea también de que un “hacker” solamente busca violar la seguridad de cualquier medio de comunicación y dar a conocer que ese medio no es tan seguro como se cree. Por otra parte, vale preguntarse si ¿El fin justifica los medios? En este caso podemos hacer pasar por alto el acto fraudulento de Assange, pues se sabe que no está afectando a una persona, sino a la mayoría de los países, incluyendo las potencias mundiales. El problema está en que al descubrir secretos de estado y darlos a conocer al mundo entero,


está quitando la máscara a las entidades políticas. Si logramos poner este caso en una balanza, ¿qué pesará más? ¿El hecho de por medio de wikileaks el mundo se entere de las injusticias que están ocurriendo entre las autoridades de los países? o ¿los actos de corrupción cometidos por los gobernantes? Son las organizaciones mundiales en contra una sola persona. Persona que logra sacarnos de la ignorancia dándonos a conocer lo que en realidad pasa cada gobierno. Muy aparte de que si es condenado por su infracción, se debe tomar en cuenta por qué se ocasiona tal revuelta. ¿Qué es lo que realmente esconden los gobernantes? Pues como se dice popularmente, el que nada debe nada teme, si son tan distinguidos como se cree no deben de estar preocupados por cualquier información “secreta” sacada a la luz o por callar a las personas que descubran la realidad.

Bibliografía: http://www.eluniverso.com/2012/08/23/1/1355/cancilleres-oea-analizaran-manana-apoyo-ecuadorcaso-julian-assange.html http://www.lahora.com.ec/index.php/noticias/show/1101382021/1/Ecuador_asegura_que_nunca_ayudar%C3%A1_a_huir_a_Julian_Assange,_seg%C3%BAn_fuentes_de_Can ciller%C3%ADa.html#.UDaiM8Ef4-A


Joana Macias - 6A