Issuu on Google+

Analogía del poeta “Julián del Casal”


Presentación del poeta: Julián del Casal nació en la Habana el 7 de noviembre de

carta a su amigo, Rubén Darío en la que le dice presentir su

1863, publico su primer poema

propia muerte.

conocido en un seminario de

El 21 de octubre de 1893, Julián

arte, ciencias y literatura llamado El Ensayo. En ese mismo año comenzó a trabajar como escritor en el ministerio de hacienda e ingreso en la facultad de derecho de la Universidad de la Habana. En 1888 viajo a Europa con la pretensión de visitar parís, pero su viaje se vio frustrado, así llegando a Madrid. En 1889 regreso a cuba y en 1890 publicó su primer libro de poemas titulado Hojas del Viento. En 1891 publicó su segundo libro llamado: Nieve. En 1893, el 15 de Enero Julián del Casal en la habana elegante público un artículo sobre Rubén Darío. El 7 de octubre del mismo año Julián del Casal le escribe una

del Casal acude a la redacción de la habana elegante. Escribe un suelto que titula “Mi libro de Cuba” y que trata del texto de lola Rodríguez. Después de la redacción acude a cenar a casa del Dr. Lucas. En mitad de la cena uno de los invitados dice un chiste, Casal lanza una carcajada y le sobreviene una hemorragia y muere por la rotura de un aneurisma.


A UN HÉROE Como galeón de izadas banderolas que arrastra de la mar por los eriales su vientre hinchado de oro y de corales, con rumbo hacia las playas españolas, y, al arrojar el áncora en las olas del puerto ansiado, ve plagas mortales despoblar los vetustos arrabales vacío el muelle y las orillas solas; así al tornar de costas extranjeras, cargado de magnánimas quimeras, a enardecer tus compañeros bravos, hallas sólo que luchan sin decoro espíritus famélicos de oro imperando entre míseros esclavos.

Lo elegí porque mi impresión que es una oda a un héroe marino, lo que me pareció muy interesante


MIS AMORES Soneto Pompadour Amo el bronce, el cristal, las porcelanas, Las vidrieras de múltiples colores, Los tapices pintados de oro y flores Y las brillantes lunas venecianas. Amo también las bellas castellanas, La canción de los viejos trovadores, Los árabes corceles voladores, Las flébiles baladas alemanas, El rico piano de marfil sonoro, El sonido del cuerno en la espesura, Del pebetero la fragante esencia, Y el lecho de marfil, sándalo y oro, En que deja la virgen hermosura La ensangrentada flor de su inocencia.

Lo elegí porque me parece, este es un hombre que ama todo lo que le rodea que es como lo que deberíamos hacer


EN EL MAR Soneto Abierta al viento la turgente vela Y las rojas banderas desplegadas, Cruza el barco las ondas azuladas, Dejando atrás fosforescente estela. El sol, como lumínica rodela, Aparece entre nubes nacaradas, Y el pez, bajo las ondas sosegadas, Como flecha de plata raudo vuela. ¿Volveré? ¡Quién lo sabe! Me acompaña Por el largo sendero recorrido La muda soledad del frío polo. ¿Qué me importa vivir en tierra extraña O en la patria infeliz en que he nacido Si en cualquier parte he de encontrarme solo?

Este poema lo elijo porque es una bella forma de mostrar que también es hermosa la soledad si uno la quiere vivir


EL SUEÑO EN EL DESIERTO Cuando el hijo salvaje del desierto Ata su blanca yegua enflaquecida Al fuerte tronco de gigante palma. Y tregua dando a su mortal fatiga, Cae en el lecho de tostada arena Donde la luz reverberar se mira; Sueña en los verdes campos anchurosos En que se eleva la gallarda espiga Dorada por el sol resplandeciente; En la plácida fuente cristalina Que le apaga la sed abrasadora; En la tribu que forma su familia; En el lejano oasis misterioso Cuya frescura a descansar convida; Y en el harem, poblado de mujeres Bellas como la luz del mediodía,

Que entre nubes de aromas enervantes, Prodigan al sultán dulces caricias. Pero al salir del sueño venturoso Sólo ve, dilatadas las pupilas, Desierto, el arenal ilimitado. Este poema me parece que una persona sueña y sufre por sus raíces q están en lugares muy verdes y bellos encontrándose en un desierto seco y frio


TRISTISSIMA NOX Alumbra Noche de soledad. Rumor

el vacío profundo de mi alma

confuso hacer el viento surgir de la arboleda, donde su red de transparente seda grisácea araña entre las hojas puso. Del horizonte hasta el confín difuso la onda marina sollozando rueda y, con su forma insólita, remeda tritón cansado ante el cerebro iluso. Mientras del sueño baja el firme amparo todo yace dormido en la penumbra, sólo mi pensamiento vela en calma, como la llama de escondido faro que con sus rayos fúlgidos

Bueno yo elegí este poema ya que el poeta habla de la tristeza y la soledad ya la calma que existe en la mocha ya que radien honda en las calles solo su alma


NEUROSIS Noemí, la pálida pecadora de los cabellos color de aurora y las pupilas de verde mar, entre cojines de raso lila, con el espíritu de Dalila, deshoja el cáliz de un azahar. Arde a sus plantas la chimenea donde la leña chisporrotea lanzando en torno seco rumor y alza tiene su tapa el piano en que vagaba su blanca mano cual mariposa de flor en flor. Un biombo rojo de seda china abra sus hojas en una esquina con grullas de oro volando en cruz, y en curva mesa de fina laca ardiente lámpara se destaca de la que surge rosada luz. Blanco abanico y azul sombrilla, con unos guantes del canapé, mientras en taza de porcelana, hecha con tintes de la mañana, humea el alma verde del té. ¿Pero qué piensa la hermosa dama? ¿Es que su príncipe ya no la

Ama como en los días de amor feliz, o que en los cofres del gabinete, ya no conserva ningún billete de los que obtuvo por un desliz? Es te poema es interesante ya que el autor quiere comparar a la mujer con espíritus como el de Dalila también hace representar partes de la mujer con colores y objeto


EL ARTE Cuando la vida, como fardo inmenso, Pesa sobre el espíritu cansado Y ante el último Dios flota quemado El postrer grano de fragante incienso; Cuando probamos, con afán intenso, De todo amargo fruto envenenado Y el hastío, con rostro enmascarado, Nos sale al paso en el camino extenso; El alma grande, solitaria y pura Que la mezquina realidad desdeña, Halla en el Arte dichas ignoradas, Como el alción, en fría noche obscura, Asilo busca en la musgosa peña Que inunda el mar azul de olas plateadas.

En este poema el poeta muestra que el arte es ignorante y también cómo va la vida que pasos sigue los problemas que lo ve como veneno


Autorretrato Fuimos… entre espigas y olivares: el uno esperó al otro en la lactancia, y en el primer pinito de la infancia ya escribimos comedias y cantares Después… libros, y novias y billares ¡memorias que ilumina la distancia! luego… una juventud cuya fragancia envenenan agobios y pesares. Fuimos… cuanto hay que ser: covachuelistas, estudiantes, “diablillos”, Editores, críticos, “pinta monos”, retratistas… Y hoy, como ayer, sencillos escritores que siguen, a la luz de sus conquistas, sembrando sueños por que nazcan flores.

Bueno en este poema el autor como bien dice hace un autorretrato de él en el cual sigue los pasos de la vida que comienza con la lactancia y como es la personalidad de ellos los escritores


EL SUEÑO EN EL DESIERTO Cuando el hijo salvaje del desierto Ata su blanca yegua enflaquecida Al fuerte tronco de gigante palma.

enervantes, Prodigan al sultán dulces caricias. Pero al salir del sueño venturoso Sólo ve, dilatadas las pupilas, Desierto, el arenal ilimitado.

Y tregua dando a su mortal fatiga, Cae en el lecho de tostada arena Donde la luz reverberar se mira; Sueña en los verdes campos anchurosos En que se eleva la gallarda espiga Dorada por el sol resplandeciente; En la plácida fuente cristalina Que le apaga la sed abrasadora;

Este poema me gusto ya que habla sobre algo una persona que necesita cruzar el desierto para llegar a una tribu, pero el hombre esta tan sediento que comienza a alucinar con bellas mujeres y agua.

En la tribu que forma su familia; En el lejano oasis misterioso Cuya frescura a descansar convida; Y en el harem, poblado de mujeres Bellas como la luz del mediodía, Que entre nubes de aromas


La agonía de Petronio Tendido en la bañera de alabastro Donde serpea el purpurino rastro De la sangre que corre de sus venas, Yace Petronio, el bardo decadente, Mostrando coronada la ancha frente De rosas, terebintos y azucenas. Mientras los magistrados le interrogan, Sus jóvenes discípulos dialogan O recitan sus dáctilos de oro, Y al ver que aquéllos en tropel se alejan Ante el maestro ensangrentado dejan Caer las gotas de su amargo lloro.

Amoratárnosle sus labios rojos, Densa nube empañó sus claros ojos, El pensamiento abandonó su mente. Y como se doblega el mustio nardo, Dobló su cuello el moribundo bardo, Libre por siempre de mortales penas, Aspirando en su lánguida postura Del agua perfumada la frescura Y el olor de la sangre de sus venas.

Envueltas en sus peplos vaporosos Y tendidos los cuerpos voluptuosos En la muelle extensión de los triclinios, Alrededor, sombría y liviana, Agrúpense las bellas cortesanas Que habitan del imperio en los dominios. Desde el baño fragante en que aún respira, El bardo pensativo las admira, Fija en la más hermosa la mirada Y le demanda, con arrullo tierno, La postrimera copa de falerno Por sus marmóreas manos escanciada. Apurando el licor hasta las heces, Enciende las mortales palideces Que oscurecían su viril semblante, Y volviendo los ojos inflamados A sus fieles discípulos amados Háblales triste en el postrer instante, Hasta que heló su voz mortal gemido, Amarilleó su rostro consumido, Frío sudor humedeció su frente,

Este poema representa las últimas horas de vida de una persona la cual se corto las venas… y aunque el poema es sobre la muerte me gusta ya que expresa lo que muchas personas piensan en algún momento de su vida. (Suicidio) aparte de otros sentimientos como la tristeza, amargura, impotencia, etc.


julian del casal