Page 1


El entramado urbano de Galaroza está considerado de los más hermosos de la sierra, no en vano presume de tener en su poder premios nacionales por esa belleza. Para empezar nuestras Rutas por el valle encantado, lo haremos por una de sus plazas más emblemáticas: La Plaza de los Álamos. Nombre recibido por los arboles que crecían en el lugar. Su situación y amplitud sorprende a los visitantes que no se esperan semejante plaza en todo el centro de un pueblo serrano. Es fácil quedarse atrapado por el lugar ante la bellísima visión que se nos presenta

Históricamente se conoce que por el lugar discurría un barranco que se unía al manantial de la fuente y que lo cruzaba un puente de madera. También existió durante siglos una cruz semejante a la que aún se levanta en la parte baja del pueblo. Es en el siglo XVII cuando Galaroza se expande definitivamente hacia el lugar. Surgen acontecimi entos como, feria, corridas de toros, etc.… En la plaza se encuentra la ermita y convento del Carmen del s. XVII, consagrada a la patrona de la localidad, la Virgen del Carmen. Es una representación en cinta de la virgen, algo muy poco común.


atribuida a la imaginera sevillana Luisa “La Roldana”. En un lateral de la plaza está la Fuente de los Doce Caños, lugar de ob liga da vi sita. Segú n la tradición aquel que bebe de esa agua cae rendido a los encantos de Galaroza. Fue inaugurada en 1889 y costeada por los propios habitantes. Esta también en el entorno el Paseo del Carmen, construido a principios de siglo XX, que actúa como Foro local. El centro de la plaza lo ocupa la Fuente los Jarritos, el homenaje a la jubilosa fiesta del agua vivida en Galaroza cada 6 de septiembre desde hace más de un siglo. Coronada con imágenes del recordado artista local José Antonio Ortega.

Resumiríamos que esta plaza, centro neurálgico de Galaroza, es una representación del carácter acogedor del serrano y su afán por adaptar el entorno, puesto que creo en el centro de un valle un espacio para la satisfacción de sus necesidades y deleite de sus sentidos. En l a pl aza de l os Á lam os encontramos los siguientes marca planos:


En estos meses de frío apetece pasar los días delante de una chimenea, o el fin de semana en el campo con un buen fogón y unas migas típicas de la Serranía de Huelva. Una receta económica para la época de crisis que vivimos y además están de vicio… La única pega que puedo encontrar en ésta receta es su alto contenido calórico. Pero un día es un día, y con éste frío lo quemaremos rápido dando después de la comilona una vuelta por la sierra. Ingredientes(2 personas): ½ Kg. De pan de unos días (es decir que esté duro y a ser posible pan de pueblo) ½ vaso de Aceite de Oliva - 3 veces de agua que de aceite - 1 o 2 cabezas grandes de ajo sin pelar - 1 chorizo bien grande troceado (si os gusta picante mucho mejor) 2 o 3 pimientos verdes enteros - Sal Preparación:

1. Troceamos el pan en lonchas o en trozos (como nos guste) delgados. Dejar unas cuantas un poco más Gruesas. Mojamos un poco en agua para que este un poco blando. 2. Cogemos un perol, sartén muy grande o fogón. 3. Abrimos las cabezas de ajos, dejando los dientes de ajo sin pelar y los freímos en el aceite hasta que estén dorados. 4. Sofreímos el pimiento verde entero. Acordarse de que hay que poner la cantidad de pimientos como personas vayan a comer(uno por cada). 5. Sofreímos el chorizo picante ibérico de sierra, podiendo añadir incluso unos trozos de morcilla ibérica. 6. Apartamos un poco de aceite, si

vemos que tenemos mucho, para que las migas no salgan muy aceitosas. 7. Añadimos el pan troceado y algo blando a otro perol y empezamos a mover continuamente sin parar. Añadimos la sal y vamos echando el agua poco a poco y moviendo continuament e según nos vaya pidiendo el pan para que no quede nunca seco. 8. Cuando lo tengamos todo movido podemos añadir un poco de aceite sobrante de antes para que coja más el sabor del chorizo y el ajo. Y mezclar los sofritos con el pan. 9. Y después de unos 15 minutos tenemos listas nuestras migas con chorizo y pimiento.

Que aproveche.


La hi st or ia do cu me nta l cachonera comienza el 18 de abril de 1553, cuando el Emperador Carlos I otorgó unos privilegios a su hijo el Príncipe Don Felipe para declarar algunas jurisdicciones Villas, recaudando dinero para las malt rech as arca s real es. Así Gal aro za se ind epe ndi za de Aracena . En la carta de Exención de la Villa de Galaroza se otorgan las aldeas de Fuenteheridos, Navahermosa, Las Cañadas, Las Chinas, Cortegrullo y Las Vegas. Los habitantes de Galaroza en 1553 eran de 680 vecinos aproximadamente.

Pero la historia de este pueblo serrano es más rica. Existe una preciosa leyenda transmitida de forma oral a través de generaciones, y que fue recogida por el gran escritor serrano José Andrés Vázquez en 1930, que otorga su fundación a los árabes. Es un maravilloso cuento en el que un príncipe, Ysmail, encontrándose de caza por el valle de Galaroza, creyó ver entre los frescos y densos bosques a una preciosa doncella de la cual se enamoraría perdidamente. Decidido fue en su busca, pero no halló de ella rastro alguno,


quedando el propio príncipe perdido para siempre entre la frondosidad, la fragancia y las aguas del valle. Su padre, señor de Aracena, fundó entonces un destacamento con aquellos a quién confió la búsqueda del príncipe. El nombre que el rey muslime otorgara a este lugar es Al-Aroza, que significaba Valle de la Deseada. En la leyenda se atribuye la fundación a la presencia sufí en una Sierra de Aracena, que por etapas dependía de la Cora de Sevilla o de la hoy portuguesa Beja. Aunque en realidad no debieron ser estos los primeros habitantes del valle. Indudablemente el nombre invita a pensar que así fue, pero como dice Amador de los Ríos en su libro sobre la provincia de Huelva, publicado en 1891: “Aquel celebrado valle, que es a manera de respiro o de tregua que la naturaleza se ha concedido, después de los esfuerzos de impulsión con que formó estas sierras, no ha sido improvisado, y

no ha podido dejar de ser habitado por lo menos de la gente latina, quien o le dio nombre suyo, o perpetuó el primitivo latinizándolo”. Es cierto, las raíces de Galaroza se hunden en lo más profundo, se conservan muchas tradiciones de origen ancestral, se podrían catalogar de origen céltico. Pero es la presencia musulmana la que pudo dar sentido al grupo de villas encontradas en el valle. La abundancia de agua, vegetación y caza, además de su clima, hacen del lugar un cruce de caminos privilegiado. Por este valle que hoy se denomina encantado pasaron, se enamoraron y presumiblemente se quedaron beturios, romanos, visigodos, portugueses y, finalmente, castellanos, siendo rey Fernando III. Sus descendientes Alfonso X y Sancho IV, expulsaron a los árabes y repoblaron la zona con leoneses y astures. Con ellos se fraguó la definitiva identidad serrana y en concreto la identidad de la Galaroza envolvente y mágica que hoy se conoce.


- 5 de Inaug diciembr e Vivie uración d . n Cerro te al aire el Belén lib de Sa nta B re. rígid a.

da. la Inmacula - Puente de ión de ac 3ª Concentr guos, ti n A es Coch laza istóricos. P H e Clásicos os. de los Álam


de lgata ero - 5 En ional Caba Tradic . Reyes

brero - 26,27,28 de Fe za Serrana an at M l na io Tradic día de ón ci ra eb el C y Andalucía lamos. Plaza de los Á


En el año 1995 un grupo de amigos de las motos reunidos en Galar oza, c rearo n un cl ub y organizaron un encuentro motero. Hoy día este club motero y el apoyo incondicional de los habitantes de Galaroza han hecho de esta fiesta una de las concentraciones moteras más importantes de Andalucía.

Este año se celebró la “XIV CO NC EN TR AC IO N MO TE RA CACHONERA” y como se preveía, se batieron todos los records. Es natural, como todo lo que sucede en este valle: quien lo conoce, repite. Y los amantes de las motos saben disfrutar de ello. La fiesta se organiza siempre el fin de semana posterior a la


festividad de “Todos los Santos”. Así, todo dio comienzo el pasado día 5 de noviembre. Durante todo el fin de semana los visitantes y los propios habitantes del valle participaban de la fiesta, uniéndose a los protagonistas moteros, todas las asociaciones y negocios del valle. Se realizaron exhibiciones moteras en la avenida que da entrada al pueblo, preparada para la ocasión. La emblemática Plaza de Los Álamos era el centro neurálgico, donde se instaló una carpa y todo tipo de puestos y actividades. El pueblo rugía con sus moteros. Fue un Fin de Semana extraordinario en el que

no solo Galaroza se transformó, la Sierra de Aracena al completo vivió y se benefició ante tamaño evento. Si queréis conocer más de todas las actividades que se realizan en el valle encantado para los aficionados a las motos visitad la web del club: Http://www.motoclubelfogonazo.com/


L a r ib er a d el Ja bu go constituye una de las más atractivas del Parque Natural. El recorrido presenta una alta diversidad de especies y grandes valores paisajísticos. En contraremos árboles propios de cursos de agua como álamos, sauces, alisos, fresnos y saúcos además de otras que ofrecen una amplia variedad de frutos tal como avellanos, castaños y nogales. Abund an tambié n antig uas hu er ta s d e f ru ta le s c on manzanos, perales, cerezos, higueras, melocotoneros, etc. Pró xim o a l a ri ber a predomina el alcornocal entre el que aparece el quejigo y un ma to rr al co n m ad ro ño s, retamas, zarzaparrillas,

rosales silvestres, endrinos y o t r a s m u c h a s . La relativa constancia de las aguas favorece la existencia de la mayoría de los anfibios que pueblan el Parque (rana común, ranita meridional, sapo común, tritones, salamandra, etc). Es también un lu ga r do nd e ha bi ta n interesantes mamíferos como las musarañas y otros de costumbres acuícolas como son la rata de agua y el turón. El sotobosque, con presencia de abundantes zarzales y huertas pr óx im as , a co ge a b ue n número de aves insectívoras y frugívoras. Así resultan comunes diversas especies de currucas, el escribano soteño, el picogordo, mirlos, ruiseñores, zarceros, etc.


En el mes de Diciembre, Galaroza, transforma el cerro de Santa Brígida y la ermita que lo corona, recreando un po rta l d e b el én vi vi en te . Existen muchos en Andalucía, pero ninguno con la singularidad que ofrece éste.

En el belén se reproducen escenas típicas del nacimiento de Jesús, junto con apa ri ci on es de ar te sa no s tradicionales. En un entorno mágico al aire libre y rodeado de la naturaleza y un paisaje único desde donde se puede


divisar y entender por qué a este lugar lo llaman “El Valle Encantado”, el visitante se ve inmerso en un ambiente de época donde además podrán degustar de productos típicos se rr an os co mo so n la s castañas, los buñuelos, migas, costillas, mosto, etc.… Hay que añadir que la escena principal es representada en una ermita del siglo XIII-XIV

esto hace aún más atractiva la visita. Sin lugar a dudas es altamente recomendable la visita a la IX Edición del Belén Viviente de Ga la ro za qu e ab ri rá su s puertas en el Puente de la Inmaculad a y permanece rá abierto todos los fines de semana hasta el próximo 2 de enero inclusive.


Imagen de la Plaza de los Álamos a comienzo de los años 60. Se observa en el centro de la plaza la altísima y romántica farola que la coronaba, testigo de tantas y hermosas historias de Galaroza. En los años 8º fue retirada y al poco tiempo su lugar estratégico fue ocupado por la popular Fuente de los Jarritos, más conocida como “la fuente los pitufos”. Aun no se había con str uid o en la p laz a ot ro elemento característico de ella en años posteriores, el Quiosco del recordado Juan Manuel. Este fue retirado hace unos años. Si miramos a la izquierda de la fotografía más o menos podremos distinguir la esquina del hoy Bar de Pablo, que aún conserva las escaleras, aunque los edificios eran muy diferentes.

Espectacular imagen del Cenagal a finales de los años 60. Esta hermosa instantánea demues tra lo m ucho qu e ha cambiado esa zona del pueblo. Galaroza le debía gran parte de su prestigio a esta bellísima estampa a la entrada de la población. En la imagen ya estaba, en medio de la futura Glorieta “La Rábida”, la fuente. Y al fondo…la hilera de arboles, una avenida que invitaba a perderte en ella.


Guia de Turismo Activo De Ruta Galaroza nº1  

Primer ejemplar de la Guia turistica De Ruta en su edicion de Galaroza, pueblo que la ha visto nacer. En ella el turista podra conocer de un...

Advertisement