Page 1

San Miguel de Tucumán, 6

de Julio de 2.016

A la Sra. Decana de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Tucumán Dra. Adela Seguí S______/_____D De nuestra mayor consideración: Los abajo firmantes tenemos el agrado de dirigirnos a Ud. y, por su digno intermedio, a quien corresponda, a fin de expresar nuestra preocupación por el ataque a la libertad de enseñanza y expresión de un profesor de esta alta Casa de Estudios. Por un diario local, hemos tomado conocimiento de la existencia de una denuncia por discriminación y homofobia, contra el Profesor Pascual Viejobueno, docente honorable de nuestro conocimiento, por parte del grupo político Franja Morada, del centro de estudiantes de la Facultad de Derecho de la UNT. Conforme surge del artículo periodístico, el docente habría expresado su juicio crítico sobre una ley vigente, a saber la Ley 26.618. Consideramos muy peligroso que en una Universidad se pudiera sancionar a un docente por exponer su punto de vista acerca de las supuestas bondades de una ley... Y parece contrafáctico que lo promueva nada menos que la FM, que siempre bregó por la libertad de Cátedra... Lo que está en juego aquí, es nada menos que las libertades de expresión y de Cátedra. Se está atacando la libertad de un docente de generar en sus alumnos la capacidad de desarrollar juicio crítico en el camino de la búsqueda de la Verdad. La excelencia educativa exige de un profesor de ciencias sociales exponer las distintas vertientes de pensamiento respecto de los temas objeto de estudio. Si un profesor de Derecho, y más todavía uno de Filosofía del Derecho, no puede enjuiciar los criterios axiológicos de una ley determinada, estamos en serios problemas. La discriminación supone actos deliberados, es decir dolosos, que priven actualmente a un ciudadano de algo a lo que tiene derecho... Una mera opinión académica, salvo que fuera efectuada animus injuriandi, es decir para privarlo de su estimación social, no puede importar una discriminación. Tampoco consideramos que el docente haya incurrido en homofobia, ya que no concurren lo elementos que la tipifican.


¿Qué hubieran dicho algunos de los que claman por su cabeza, si, bajo la ley de matrimonio anterior, se hubiera sancionado a un profesor por expresar que la ley era absurda e injusta, y que debía modificarse permitiendo el matrimonio homosexual? ¿Se hubiera dicho que eso era discriminatorio, porque sólo era matrimonio el celebrado entre hombre y mujer? al punto que la teoría de la inexistencia era aplicable al que no reunía esas condiciones, tesis que tuvo su origen en Francia para invalidarlos, a despecho del “pas de nullité sans texte”? ¿Se hubiera pretendido que ello era ofensivo a quienes compartían esa “imagen maestra del matrimonio”, para emplear palabras que utilizara el Consejo General del Poder Judicial de España al dictaminar contra el proyecto de ley de matrimonio entre personas del mismo sexo, o que promovía el odio contra quienes así pensaban? ¿Se dirá que esos magistrados fueron homofóbicos al expresar su opinión, o que lo fueron los miembros del Consejo de Estado y de la Real Academia de Jurisprudencia, que se expidieron en el mismo sentido? También se de acusaría de homófobos a los 47 miembros del Alto Tribunal de Derechos Humanos de la Unión Europea, con sede en Estrasburgo, cuando fallaron por unanimidad “que la Convención Europea de los Derechos Humanos no incluye un supuesto derecho de las parejas de personas del mismo sexo” a contraer matrimonio.? Eso es lo más grave... El pretender imponer un pensamiento único... El querer silenciar las opiniones críticas contra un sistema... Nos estamos olvidando del célebre: "Estoy en desacuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo", acuñado por la biógrafa de Voltaire, Evelyn Hall. Un hombre de derecho, y un Profesor universitario, sin potestad de cuestionar algo, es sólo la caricatura de tal… Es decir, en materia de derecho de expresión y enseñanza: in dubio pro libértate… Por lo expuesto, en base a la conocida honorabilidad y amplitud de criterio del Dr. Viejobueno, es que solicitamos a Ud. tenga a bien rechazar in limine la denuncia formulada y archive las actuaciones. Sin más y en espera de pronta respuesta favorable, saludamos a Ud. con distinguida consideración.

Carta de apoyo a viejobueno  
Carta de apoyo a viejobueno  
Advertisement