Page 1

C. JUEZ DE DISTRITO EN TURNO EN MATERIA ADMINISTRATIVA P R E S E N T E. TU NOMBRE Y APELLIDOS; por mi propio derecho, en mi carácter de Quejoso y señalando   como   domicilio   para   oír   notificaciones   y   recibir   documentos   el   ubicado   en  TU DIRECCION COMPLETA (CALLE, EDIFICIO, COLONIA, ESTADO, y con fundamento en el artículo 12 de la Ley de Amparo autorizo al C. Licenciado en Derecho  TU ABOGADO DE CONFIANZA para tal efecto, ante usted respetuosamente comparecemos para exponer: Que vengo a solicitar el AMPARO y PROTECCION DE LA JUSTICIA FEDERAL, así como la SUSPENSION PROVISIONAL y en su momento la DEFINITIVA, en contra de los actos de autoridades que enseguida enunciaré y que considero violatorios de mis garantías individuales. De   conformidad   con   lo   dispuesto   por   el   artículo   108   de   la   Ley   de   Amparo,   me   permito manifestar a su Señoría lo siguiente: I.­ NOMBRE Y DOMICILIO DEL QUEJOSO: Ya quedó precisados. II.­   NOMBRE (no existe)

y

DOMICILIO

DEL

TERCERO

INTERESADO:

III.­AUTORIDADES RESPONSABLES: Señalo como ordenadoras a la PRESIDENCIA DE LA REPUBLICA, CAMARA DE SENADORES Y CAMARA DE DIPUTADOS por la aprobación de la reforma energética deficiente y sus leyes secundarias que de ella emanaron. Como ejecutoras a la SECRETARIA DE HACIENDA Y CREDITO PUBLICO DEL GOBIERNO DE LA REPÚBLICA, COMISION REGULADORA DE ENERGIA, así como su publicación por parte de la Secretaria de Gobernación en el Diario Oficial de la Federación. IV.­   ACTO   RECLAMADO:   La   INEQUIDAD   y   DESPROPORCIONALIDAD   de   las   tarifas establecidas   sobre   el   costo   de   la   GASOLINA,   mismas   que   generaran   desestabilidad económica   y   carestía   afectando   a   todo   el   pueblo   mexicano,   en   especial   a   las   clases vulnerables. V.   PRECEPTOS   CONSTITUCIONES   QUE   CONTIENEN   GARANTÍAS   VIOLADAS:   Los artículos 1, 2, 4,25, 26, 27, 28  y 123, así como la fracción IV del artículo 31 Constitucionales. VI. BAJO PROTESTA DE DECIR VERDAD: Manifiesto que constituyen antecedentes del acto reclamado y fundamentos de los conceptos de violación los siguientes: HECHOS: Que con fecha  26 de diciembre del año 2016 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el  ACUERDO que establece el cronograma de flexibilización de precios de gasolinas y diésel previsto en el artículo Transitorio Décimo Segundo de la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal de 2017. Mismo que de conformidad con el considerando quinto el 1º  de Enero de 2017entra en vigor el decreto por el cual de manera infundada e inmotivada y de manera desproporcional  el gobierno de la república por medio de la Secretaria de Hacienda y Crédito Publico, pone en vigor el decreto por el cual se libera el precio de las gasolinas, afectando con esto la economía de los mexicanos en especial de la gente marginada y de escasos recursos


ya que con este aumento desproporcionado se disparan los precios de la canasta básica y de artículos de primera necesidad, así como el del transporte público y de servicios, aunado a que la situación económica del país no es alentadora debido a políticas económicas carentes de   visión   a   corto   plazo   y   que   únicamente   benefician     a   las   transnacionales   y   pequeños grupúsculos del poder. VII. CONCEPTOS DE VIOLACIÓN: PRIMERO.­La inequidad y desproporcionalidad de los elementos esenciales sobre la tarifa actual que versa sobre la Gasolina en toda la República Mexicana, misma que entro en vigor el primero de enero del presente año lo cual torna inconstitucional el sistema impositivo por la fracción   IV,   del   artículo   31   constitucional,   pues   en   el   numeral   reclamado   no   se   establece variable alguna aplicable a los elementos en cuestión cuya inconstitucionalidad, en su caso, podría producir la concesión del amparo a fin de que se remediara el vicio de la variable, con lo   cual   no   se   afectaría   todo   el   mecanismo   para   determinar   el   pago   del   derecho correspondiente, lo que en el caso no ocurre. SEGUNDO.­  La inequidad y desproporcionalidad que señala la Constitución Política de los Estados   Unidos   Mexicanos,   debido   a   que   no   guarda,   en   forma   alguna,   una   razonable reciprocidad   o   justa   proporcionalidad   entre   el   costo   o   valor   del   servicio   de   carácter administrativo proporcionado por el ente público, y el monto de la contribución a cubrir. Es así pues el costo en el servicio es completamente sobresaliente de los límites de proporcionalidad y calidad que exige un esfuerzo uniforme de la administración pública a través del cual pueden satisfacerse todas las necesidades que se presenten sin aumento apreciable en el monto del servicio, por el valor consignado en los actos de pago. TERCERO.­ La ley debe otorgar un trato igualitario a los sujetos que, con independencia del valor intrínseco del costo de la gasolina, deben recibir por parte del Estado un mismo servicio que,   en   su   caso,   se   reduce   sólo   a   lo   referido   en   la   fracción   IV,   del   artículo   31   de   la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, pues es inconcuso que la contenida en   dicho   precepto   se   aparta   del   marco   constitucional,   toda   vez   que   es   notoria   la desproporcionalidad e inequidad del acto reclamado. CUARTO.­  Resulta violatorio de la fracción IV, del artículo 31 en cita, porque el costo del servicio   que   presta   la   administración   pública   municipal   se   encuentra   determinado   por elementos ajenos al objeto real del servicio, como lo es el valor consignado en los actos, contratos o resoluciones judiciales sobre la tarifa impuesta sobre la Gasolina; siendo que la clase de derechos como los que se analizan, deben determinarse en función de lo que le cuesta a la administración la prestación del mismo, entre los cuales están el pago de sueldos, sobresueldos y compensaciones del personal empleado para la prestación del servicio, más no de aquellos elementos referidos, que no guardan relación con la prestación del servicio, puesto que  tratándose de derechos,  siempre se debe guardar  un  equilibrio  con  la  tarifa a cubrir por parte de los contribuyentes. QUINTO.­  Violan   las   responsables   lo   dispuesto   en   el   párrafo   tercero   del   artículo   28 constitucional   que   a   la   letra   establece   “ Las leyes fijarán bases para que se señalen precios máximos a los artículos, materias o productos que se consideren necesarios para la economía nacional o el consumo popular, así como para imponer modalidades a la organización de la distribución de esos artículos, materias o productos, a fin de evitar que intermediaciones innecesarias o excesivas provoquen insuficiencia en el abasto, así como el alza de precios. La ley protegerá a los consumidores y propiciará su organización para el mejor cuidado de sus intereses.” Lo cual no sucede en este caso y el aumento desproporcionado e inequitativo que hace el gobierno   federal   con   respecto   a   los   precios   de   las   gasolinas   genera   incertidumbre   y   alza


descontrolada en los precios de la canasta básica y de primera necesidad afectando con ello a las clases desprotegidas y marginadas y en general a toda la población. SEXTO.­ De igual manera dicho aumento desproporcionado, inmotivado e infundado vulneran la economía de todos y cada uno de los habitantes de la República Mexicana, violentando con ello lo establecido en el artículo 4º, 2º 1º, ya que deja en estado de indefensión y de forma precaria la sustentabilidad económica de las familias mexicanas , logrando con eso que no se puedan llevar   a  cabalidad   lo   establecido  en  el  artículo   4º   constitucional  con   respecto   a la alimentación de calidad, así como el de protección a la salud a vivienda digna etc. Ya que con dicho decreto de manera desproporcionada se incrementaran los precios de la canasta básica y será imposible alcanzar dichos fines con el raquítico salario mínimo que hoy rige en el País. Así mismo establece diferencias en el precio dependiendo de la zona, lo cual es violatorio al artículo 1º constitucional toda vez que dicho artículo prohíbe la discriminación de cualquier tipo,   violentando   con   ello   los   derechos   humanos   de   todos   los   habitantes   de   la   Republica Mexicana. SÉPTIMO.­  El   titular   del  ejecutivo   en   su  campaña  por  la  presidencia   de   la  república   y  en reiteradas ocasiones se comprometió a velar por la economía familiar, lo cual a la fecha no ha ocurrido,   así   mismo   con   la   mal   llamada   reforma   energética,   se   había   prometido   el   alto   al incremento de las alzas al precio de los combustibles lo cual de la misma forma no ha ocurrido sino que ha empeorado la situación económica de los habitantes de la República Mexicana. Violando con esto lo establecido en los artículos 25, 26, 27 y 28 constitucionales, en perjuicio de los derechos humanos de todos los mexicanos. SUSPENSIÓN DEL ACTO RECLAMADO  A efecto de conservar la materia del amparo, con fundamento en los artículos 107,108, 125, Y  126 y demás relativos y aplicables de la Ley de Amparo, vengo a solicitar la suspensión  provisional y definitiva de los actos reclamados en este juicio de amparo. JURISPRUDENCIA Al   respecto   es   aplicable   la   siguiente   jurisprudencia   misma   que   solicito   sea   tomada   en consideración desde este momento. Época: Décima Época  Registro: 2012529  Instancia: Segunda Sala  Tipo de Tesis: Aislada  Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación  Libro 34, Septiembre de 2016, Tomo I  Materia(s): Constitucional  Tesis: 2a. XCII/2016 (10a.)  Página: 842  DERECHOS ECONÓMICOS, SOCIALES Y CULTURALES. SU NÚCLEO O CONTENIDO ESENCIAL.


En algunas circunstancias, la protección a los derechos fundamentales constituye un gran reto para el Estado y sus autoridades, máxime respecto de los derechos económicos, sociales y culturales, cuyo contenido suele ser indeterminado y circunstancial que no permite determinar los   alcances   de   su   protección.   Es   por   ello   que,   en   muchas   ocasiones,   la   actividad jurisdiccional tiene la función de determinar el contenido, alcances, así como los límites de estos   derechos   fundamentales,   constituyendo   una   función   esencial   para   el   desarrollo   y   el progreso de un verdadero Estado democrático. En ese sentido, para determinar los elementos mínimos   necesarios   para   exigir   un   derecho   fundamental,   es   necesario   identificar   el denominado "núcleo o contenido esencial de los derechos fundamentales"; esto es, aquella parte   del   contenido   del   derecho   que   es   absolutamente   necesaria   para   que   los   intereses jurídicamente protegidos que le dan vida resulten real, concreta y efectivamente protegidos. De   lo   que   se   concluye   que   las   autoridades   desconocen   la   protección   a   un   derecho fundamental   cuando   por   alguna   circunstancia   su   contenido   esencial   queda   sometido   a limitaciones que impiden su ejercicio, lo dificultan más allá de lo razonable, o bien, lo despojan de una necesaria protección. Amparo en revisión 1219/2015. 18 de mayo de 2016. Cinco votos de los Ministros Eduardo Medina   Mora   I.,   Javier   Laynez   Potisek,   José   Fernando   Franco   González   Salas,   Margarita Beatriz Luna Ramos y Alberto Pérez Dayán; se apartó de algunas consideraciones Margarita Beatriz Luna Ramos y reservó criterio en relación con el tema del derecho a la alimentación Alberto   Pérez   Dayán.   Ponente:   Eduardo   Medina   Mora   I.   Secretario:   Marco   Tulio   Martínez Cosío Esta tesis se publicó el viernes 9 de septiembre de 2016 a las 10:18 horas en el Semanario Judicial de la Federación. Época: Décima Época  Registro: 2011316  Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito  Tipo de Tesis: Aislada  Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación  Libro 28, Marzo de 2016, Tomo II  Materia(s): Constitucional  Tesis: I.9o.A.1 CS (10a.)  Página: 1738  MÍNIMO VITAL. CONFORME AL DERECHO CONSTITUCIONAL MEXICANO Y AL INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS, SE ENCUENTRA DIRIGIDO A SALVAGUARDAR LOS DERECHOS FUNDAMENTALES DE LAS PERSONAS FÍSICAS Y NO DE LAS JURÍDICAS. El derecho al mínimo vital se fundamenta en la dignidad humana, la solidaridad, la libertad, la igualdad material y el Estado social, al considerar que las personas, para gozar plenamente de   su   libertad,   necesitan   un   mínimo   de   seguridad   económica   y   de   la   satisfacción   de   sus necesidades   básicas.   Por   ende,   constituye   el   derecho   a   gozar   de   unas   prestaciones   e ingresos mínimos que aseguren a toda persona su subsistencia y un nivel de vida digno, así como   la   satisfacción   de   las   necesidades   básicas.   Ahora   bien,   en   el   ámbito   internacional podemos encontrar algunas normas que incluyen el derecho al mínimo vital, aunque no con esa   denominación.   Así,   la   Declaración   Universal   de   los   Derechos   Humanos   reconoce   el


derecho de toda persona a un nivel de vida adecuado que le asegure, a ella y a su familia, la salud y el bienestar, en especial, la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios (artículo 25, numeral 1); de igual manera, prevé el derecho de los trabajadores a una remuneración equitativa y satisfactoria, que asegure a la persona y a su familia una existencia conforme a la dignidad humana, y que dicha remuneración debe completarse   con   cualquier   otro   medio   de   protección   social   (artículo   23,   numeral   3).   En  el mismo   contexto,   el   Pacto   Internacional   de   Derechos   Económicos,   Sociales   y   Culturales contiene normas que en cierta medida recogen elementos de la prerrogativa indicada pues, por una parte, desarrolla el derecho de toda persona a un nivel de vida adecuado para sí y su familia, y a una mejora continua de las condiciones de existencia (artículo 11, numeral 1); además, establece que la remuneración de los trabajadores como mínimo debe garantizar condiciones de existencia dignas para ellos y para sus familias [artículo 7, inciso a), subinciso ii)].   Por   lo   que   hace   al   derecho   mexicano,   la   Primera   Sala   de   nuestro   Máximo   Tribunal Constitucional estableció, en la ejecutoria que dio origen a la tesis aislada 1a. XCVII/2007, publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo XXV, mayo   de   2007,   página   793,   de   rubro:   "DERECHO   AL   MÍNIMO   VITAL   EN   EL   ORDEN CONSTITUCIONAL MEXICANO.", que el objeto del derecho al mínimo vital abarca todas las medidas   positivas   o   negativas   imprescindibles   para   evitar   que   la   persona   se   vea inconstitucionalmente reducida en su valor intrínseco como ser humano, por no contar con las condiciones materiales que le permitan llevar una existencia digna. De lo anterior se sigue que el derecho al mínimo vital: I. Deriva del principio de dignidad humana, en concordancia con los derechos fundamentales a la vida, a la integridad personal y a la igualdad, en la modalidad de decisiones de protección especial a personas en situación de necesidad manifiesta; II. Está dirigido a los individuos en su carácter de personas físicas; III. Es un derecho fundamental no consagrado expresamente en la Carta Magna, pero que se colige a partir de la interpretación sistemática de los derechos fundamentales consagrados en sus artículos 1o., 3o., 4o., 6o., 13, 25, 27, 31, fracción IV y 123 y de los derechos a la vida, a la integridad física, a la igualdad, a la salud, al trabajo y a la seguridad social, entre otros, a través del cual se garantizan los requerimientos básicos indispensables para asegurar una subsistencia digna del individuo y su familia, no solamente en lo relativo a alimentación y vestuario, sino también en lo referente a salud, educación, vivienda, seguridad social y medio ambiente; y, IV. No puede entenderse como una protección económica únicamente, sino como una tutela vinculada con la dignidad de la persona, la integridad física, la vida y la protección de la familia. Por tanto, conforme al derecho constitucional mexicano y al internacional de los derechos humanos, el derecho al mínimo vital está dirigido a salvaguardar los derechos fundamentales de las personas físicas y no de las jurídicas. NOVENO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA ADMINISTERATIVA DEL PRIMER CIRCUITO. Amparo directo 261/2015. Astro Gas, S.A. de C.V. 13 de agosto de 2015. Unanimidad de votos. Ponente: Edwin Noé García Baeza. Secretario: Daniel Horacio Acevedo Robledo. Esta  tesis se publicó el  viernes 18 de marzo de 2016 a las 10:40 horas en  el Semanario Judicial de la Federación. Época: Décima Época  Registro: 2007253  Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito  Tipo de Tesis: Aislada 


Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación  Libro 9, Agosto de 2014, Tomo III  Materia(s): Constitucional, Común  Tesis: (V Región)5o.19 K (10a.)  Página: 1731  DERECHOS ECONÓMICOS, SOCIALES Y CULTURALES. SON JUSTICIABLES ANTE LOS TRIBUNALES, A TRAVÉS DEL JUICIO DE AMPARO. Acorde con los artículos 1o., párrafo tercero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos   y   26   de   la   Convención   Americana   sobre   Derechos   Humanos,   así   como   de   la interpretación que de este precepto realizó la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso Acevedo Buendía y otros (Cesantes y Jubilados de la Contraloría) contra Perú, la interdependencia existente entre los derechos civiles y políticos, con los económicos, sociales y   culturales,   conduce   a   concluir   que   deben   ser   entendidos   integralmente   como   derechos humanos, sin jerarquía entre sí y exigibles en todos los casos ante aquellas autoridades que resulten competentes para ello. Por tanto, la exigibilidad de estos derechos amerita que sean justiciables ante los tribunales, a través del juicio de amparo. QUINTO TRIBUNAL COLEGIADO DE CIRCUITO DEL CENTRO AUXILIAR DE LA QUINTA REGIÓN. Amparo   en   revisión   78/2014   (cuaderno   auxiliar   376/2014)   del   índice   del   Primer   Tribunal Colegiado del Décimo Quinto Circuito, con apoyo del Quinto Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Quinta Región, con residencia en La Paz, Baja California Sur. Marisol Verdugo Orozco. 15 de mayo de 2014. Unanimidad de votos. Ponente: Juan Manuel Serratos García. Secretario: Israel Cordero Álvarez. Nota: Por ejecutoria del 23 de noviembre de 2016, la Segunda Sala declaró inexistente la contradicción   de   tesis   120/2016   derivada   de   la   denuncia   de   la   que   fue   objeto   el   criterio contenido   en   esta   tesis,   al   estimarse   que   no   son   discrepantes   los   criterios   materia   de   la denuncia respectiva. Esta  tesis   se   publicó   el   viernes   22   de   agosto   de   2014   a   las   9:33   horas  en   el   Semanario Judicial de la Federación. Época: Décima Época  Registro: 2005203  Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito  Tipo de Tesis: Aislada  Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación  Libro 1, Diciembre de 2013, Tomo II  Materia(s): Constitucional  Tesis: I.4o.A.20 K (10a.)  Página: 1211  PRINCIPIO PRO HOMINE. VARIANTES QUE LO COMPONEN. Conforme al artículo 1o., segundo párrafo, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, las normas en materia de derechos humanos se interpretarán de conformidad con


la propia Constitución y con los tratados internacionales de la materia, procurando favorecer en todo tiempo a las personas con la protección más amplia. En este párrafo se recoge el principio   "pro   homine",   el   cual   consiste   en   ponderar   el   peso   de   los   derechos   humanos,   a efecto de estar siempre a favor del hombre, lo que implica que debe acudirse a la norma más amplia o a la interpretación más extensiva cuando se trate de derechos protegidos y, por el contrario,   a   la   norma   o   a   la   interpretación   más   restringida,   cuando   se   trate   de   establecer límites a su ejercicio. En este contexto, desde el campo doctrinal se ha considerado que el referido principio "pro homine" tiene dos variantes: a) Directriz de preferencia interpretativa, por la cual se ha de buscar la interpretación que optimice más un derecho constitucional. Esta variante, a su vez, se compone de: a.1.) Principio favor libertatis, que postula la necesidad de entender al precepto normativo en el sentido más propicio a la libertad en juicio, e incluye una doble vertiente: i) las limitaciones que mediante ley se establezcan a los derechos humanos no deberán ser interpretadas extensivamente, sino de modo restrictivo; y, ii) debe interpretarse la norma de la manera que optimice su ejercicio; a.2.) Principio de protección a víctimas o principio favor debilis; referente a que en la interpretación de situaciones que comprometen derechos en conflicto, es menester considerar especialmente a la parte situada en inferioridad de condiciones, cuando las partes no se encuentran en un plano de igualdad; y, b) Directriz de preferencia   de   normas,   la   cual   prevé   que   el   Juez   aplicará   la   norma   más   favorable   a   la persona, con independencia de la jerarquía formal de aquélla. CUARTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA ADMINISTRATIVA DEL PRIMER CIRCUITO. Revisión   fiscal   69/2013.   Director   General   Adjunto   Jurídico   Contencioso,   por   ausencia   del Titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de la Función Pública. 13 de junio de 2013. Unanimidad de votos. Ponente: Jesús Antonio Nazar Sevilla. Secretario: Homero Fernando Reed Mejía. Esta tesis se publicó el viernes 13 de diciembre de 2013 a las 13:20 horas en el Semanario Judicial de la Federación. Época: Décima Época  Registro: 2002179  Instancia: Segunda Sala  Tipo de Tesis: Aislada  Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta  Libro XIV, Noviembre de 2012, Tomo 2  Materia(s): Constitucional  Tesis: 2a. LXXXII/2012 (10a.)  Página: 1587  PRINCIPIO PRO PERSONA O PRO HOMINE. FORMA EN QUE LOS ÓRGANOS JURISDICCIONALES NACIONALES DEBEN DESEMPEÑAR SUS ATRIBUCIONES Y FACULTADES A PARTIR DE LA REFORMA AL ARTÍCULO 1o. DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, PUBLICADA EN EL DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACIÓN EL 10 DE JUNIO DE 2011. Si bien la reforma indicada implicó el cambio en el sistema jurídico mexicano en relación con los tratados de derechos humanos, así como con la interpretación más favorable a la persona


al orden constitucional ­principio pro persona o pro homine­, ello no implica que los  órganos jurisdiccionales nacionales dejen de llevar a cabo sus atribuciones y facultades de impartir justicia en la forma en que venían desempeñándolas antes de la citada reforma, sino que dicho cambio sólo conlleva a que si en los instrumentos internacionales existe una protección más   benéfica   para   la   persona   respecto   de   la   institución   jurídica   que   se   analice,   ésta   se aplique, sin que tal circunstancia signifique que dejen de observarse los diversos principios constitucionales y legales que rigen su función jurisdiccional ­legalidad, igualdad, seguridad jurídica, debido proceso, acceso efectivo a la justicia, cosa juzgada­, ya que de hacerlo se provocaría un estado de incertidumbre en los destinatarios de tal función. Amparo directo en revisión 1131/2012. Anastacio Zaragoza Rojas y otro. 5 de septiembre de 2012.   Unanimidad   de   cuatro   votos.   Ausente:   Sergio   A.   Valls   Hernández.   Ponente:   Sergio Salvador Aguirre Anguiano. Secretario: Juan José Ruiz Carreón. Nota: Este criterio ha integrado la jurisprudencia 2a./J. 56/2014 (10a.), publicada el viernes 23 de mayo de 2014, a las 10:06 horas en el Semanario Judicial de la Federación y en la Gaceta del Semanario Judicial de la Federación, Décima Época, Libro 6, Tomo II, mayo de 2014, página 772, de título y subtítulo: "PRINCIPIO DE INTERPRETACIÓN MÁS FAVORABLE A LA PERSONA. SU CUMPLIMIENTO NO IMPLICA QUE LOS ÓRGANOS JURISDICCIONALES NACIONALES,   AL   EJERCER   SU   FUNCIÓN,   DEJEN   DE   OBSERVAR   LOS   DIVERSOS PRINCIPIOS Y RESTRICCIONES QUE PREVÉ LA NORMA FUNDAMENTAL." Época: Décima Época  Registro: 2000630  Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito  Tipo de Tesis: Aislada  Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta  Libro VII, Abril de 2012, Tomo 2  Materia(s): Constitucional  Tesis: XVIII.3o.1 K (10a.)  Página: 1838  PRINCIPIO PRO HOMINE. SU CONCEPTUALIZACIÓN Y FUNDAMENTOS. En atención al artículo 1o., segundo párrafo, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, adicionado mediante decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el diez de junio de dos mil once, las normas en materia de derechos humanos se interpretarán de conformidad con la Carta Magna y con los tratados internacionales de la materia, procurando favorecer en todo tiempo a las personas con la aplicación más amplia. Dicho precepto recoge de manera directa el criterio o directriz hermenéutica denominada principio pro homine, el cual consiste en ponderar ante todo la fundamentalidad de los derechos humanos, a efecto de estar siempre a favor del hombre, lo que implica que debe acudirse a la norma más amplia o a la   interpretación   extensiva   cuando   se   trate   de   derechos   protegidos   e,   inversamente,   a   la norma o a la interpretación más restringida, cuando se trate de establecer límites para su ejercicio.   Asimismo,   en   el   plano   del   derecho   internacional,   el   principio   en   mención   se encuentra   consagrado   en   los   artículos   29   de   la   Convención   Americana   sobre   Derechos Humanos y 5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, publicados en el Diario Oficial de la Federación, de manera respectiva, el siete y el veinte de mayo de mil novecientos ochenta y uno. TERCER TRIBUNAL COLEGIADO DEL DÉCIMO OCTAVO CIRCUITO.


Amparo en   revisión   402/2011.   Guadalupe   Edith   Pérez   Blass.   19   de   enero   de   2012. Unanimidad   de   votos.   Ponente:   Juan   José   Franco   Luna.   Secretario:   Salvador   Obregón Sandoval Época: Décima Época  Registro: 2010166  Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito  Tipo de Tesis: Jurisprudencia  Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación  Libro 23, Octubre de 2015, Tomo IV  Materia(s): Constitucional, Común  Tesis: XVII.1o.P.A. J/9 (10a.)  Página: 3723  PRINCIPIO PRO PERSONA COMO CRITERIO DE INTERPRETACIÓN DE DERECHOS HUMANOS. TEST DE ARGUMENTACIÓN MÍNIMA EXIGIDA POR EL JUEZ O TRIBUNAL DE AMPARO PARA LA EFICACIA DE LOS CONCEPTOS DE VIOLACIÓN O AGRAVIOS. La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la tesis 1a. CCCXXVII/2014 (10a.), de título y subtítulo: "PRINCIPIO PRO PERSONA. REQUISITOS MÍNIMOS PARA QUE SE ATIENDA EL FONDO DE LA SOLICITUD DE SU APLICACIÓN, O LA IMPUGNACIÓN DE SU OMISIÓN POR LA AUTORIDAD RESPONSABLE.", publicada en el Semanario Judicial de la Federación del viernes 3 de octubre de 2014 a las 9:30 horas y en la Gaceta del Semanario Judicial de la Federación, Décima Época, Libro 11, Tomo I, octubre de 2014, página 613, estableció que el principio pro persona como criterio de interpretación de derechos humanos es  aplicable   de   oficio   cuando   el   Juez   o   tribunal   considere   necesario   acudir   a   este   criterio interpretativo para resolver los casos puestos a su consideración, y que es factible que en un juicio de amparo,   el   quejoso   o  recurrente,  se   inconforme  con   su  falta   de   atención   o  bien, solicite al órgano jurisdiccional llevar a cabo ese ejercicio interpretativo, y esta petición, para ser atendida de fondo, requiere del cumplimiento de una carga básica. Luego, ese test de argumentación mínima exigida para la eficacia de los conceptos de violación o agravios es el siguiente:   a)   Pedir   la   aplicación   del   principio   relativo   o   impugnar   su   falta   por   la   autoridad responsable;   b)   señalar   cuál   es   el   derecho   humano   o   fundamental   cuya   maximización   se pretende; c) indicar la norma cuya aplicación debe preferirse o la interpretación que resulta más favorable hacia el derecho fundamental; y, d) precisar los motivos para preferirlos en lugar   de   otras   normas   o   interpretaciones   posibles.   Los   anteriores   requisitos   son necesariamente concurrentes para integrar el concepto de violación o agravio que, en cada caso, debe ser resuelto. PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIAS PENAL Y ADMINISTRATIVA DEL DÉCIMO SÉPTIMO CIRCUITO. Amparo   directo   191/2014.   6   de   marzo   de   2015.   Mayoría   de   votos   en   cuanto   a   la   plena responsabilidad   penal;   unanimidad   de   votos   en   cuanto   a   la   demostración   del   delito   y   en relación con el tema contenido en esta tesis. Disidente: Marta Olivia Tello Acuña. Ponente: José Martín Hernández Simental. Secretaria: Rosalba Salazar Luján. Queja 40/2015. 19 de junio de 2015. Unanimidad de votos. Ponente: José Martín Hernández Simental. Secretaria: Margarita de Jesús García Ugalde.


Amparo directo 98/2015. 3 de julio de 2015. Unanimidad de votos. Ponente: Marta Olivia Tello Acuña. Secretaria: Claudia Carolina Monsiváis de León. Amparo directo 100/2015. 14 de julio de 2015. Unanimidad de votos. Ponente: José Martín Hernández Simental. Secretaria: Margarita de Jesús García Ugalde. Amparo directo 101/2015. 14 de julio de 2015. Unanimidad de votos. Ponente: José Martín Hernández Simental. Secretaria: Margarita de Jesús García Ugalde. Esta  tesis se publicó el  viernes 9 de octubre de 2015 a las 11:00 horas en el Semanario Judicial de la Federación y, por ende, se considera de aplicación obligatoria a partir del lunes 12 de octubre de 2015, para los efectos previstos en el punto séptimo del Acuerdo General Plenario 19/2013. Por lo anteriormente expuesto y fundado, A USTED C. JUEZ, atentamente pido se sirva: PRIMERO.­ Tenerme  por presentado en mi carácter de quejoso y por interpuesto el juicio de garantías que hago valer. SEGUNDO.­Conceder la suspensión provisional y en su momento definitiva para que cesen los actos reclamados. TERCERO.­­Señalar día y hora para que tenga verificativo la audiencia incidental. CUARTO.­ Señalar día y hora para que tenga verificativo la audiencia  constitucional QUINTO.­   Con   las   copias   simples   que   se   acompañan,   correr   traslado   a   las   autoridades responsables para que produzcan su contestación en términos de ley. SEXTO.­Se conceda la suplencia de la queja en base al articulo 79 fracción II Y VII de la Ley de amparo en vigor ya que de continuar con el aumento desmedido y desproporcionado en el precio de las gasolinas se pone en riesgo a los grupos vulnerables y de escasos recursos. SEPTIMO.­Solicito se me expida copia certificada de la suspensión provisional que tenga a bien decretar su Señoría. OCTAVO.­En su oportunidad, conceder el amparo a en contra de los actos reclamados de las autoridades señaladas como responsables . PROTESTO LO NECESARIO LUGAR A x DE ENERO DEL 2017 _____________________________ TU NOMBRE Y APELLIDOS


Amparo contra gasolina  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you