Page 42

SERIE

1

Orphan Black

con los capítulos, además de armar teorías conspirativas con cada cosa que pasa, es inevitable no reírse, llorar, emocionarte cuando se forman parejas, y encariñarse cada vez más con los personajes. Independientemente de la trama fuerte, con giros inesperados y escenas traumáticas, que hacen que no puedas dejar de comerte las uñas y te sientas ansioso por querer saber cada vez más, considero que el gran acierto de esta producción fue la elección del casting y el desarrollo de los personajes. Tatiana Maslany se come la serie. En serio se los digo, esta mujer es brillante. Recientemente, fue galardonada con el premio Emmy a Mejor Actriz Protagónica en una Serie Dramática, y créanme cuando les digo que lo tiene más que merecido. Su personaje (el principal de la serie) es Sarah Manning, pero como seguramente ya han leído en la sinopsis, la historia involucra clones, lo que hace que Tatiana termine interpretando más de diez papeles, y sinceramente lo hace de maravilla. El manejo de los diferentes acentos, y la forma en que de verdad se mete en la piel de cada personaje es fantástico, dan ganas de aplaudirla de pie. Siento que puedo estar hablando días enteros del #CloneClub, porque aunque tengo mi favorita (no

40

voy a decirles cual porque sería spoiler), todas y cada una de ellas son queribles a su manera. Sarah, con su espíritu libre y un amor incondicional por su familia; Cosima, con ese cerebrito privilegiado y esas inmensas ganas de vivir; Alison con sus locuras al estilo Amas de Casa Desesperadas; Helena y todo su ser psicópata; y.... no voy a seguir nombrando porque, ya saben, spoiler! Al enorme trabajo de actuación de Tatiana se suma todo lo que tiene que ver con la puesta en escena y el trabajo de cámara. Personalmente estaba muy acostumbrada a ver cosas como Juego de Gemelas (película a la que en realidad se le perdona todo, porque es lo suficientemente “vieja” como para que los efectos no sean tan buenos), o cualquier otro formato en el que se utilicen gemelos interpretados por una misma persona, o incluso The Vampire Diaries, donde Nina Dobrev llevaba a cabo más de dos papeles. Todas esas veces antes sentí como que se notaba cuando ponían a otra persona de espaldas en las escenas donde esos personajes debían salir juntos, o peor aún, me parecía que la diferencia entre ellos no alcanzaba a ser del todo notoria (esto último no se aplica a Nina, siempre amé su dicotomía Elena-Katherine). Pero entonces, Orphan Black vino y

Profile for Huellas de Tinta

Huellas de Tinta Septiembre 2016  

Revista online de literatura juvenil

Huellas de Tinta Septiembre 2016  

Revista online de literatura juvenil

Advertisement