Page 13

eñas

S o ler

ués del invierno

li Videla y, en consecuencia, decisiones difíciles que se vio obligada a tomar, siempre la vimos desde la perspectiva de Aurora. Esta novela que la tiene como protagonista, hace que nos metamos bien profundo en la cabeza de Erin, y la verdad es que me sorprendió encontrarme con las cosas que ella tiene para contar. Desde pequeña, Erin ha sido una chica muy sensible, que se ha guardado mucho en el afán de parecer fuerte. Siempre estuvo sobreprotegida, y su espíritu salvaje fue encerrado en una jaula de cristal. Todo explota cuando su familia debe mudarse de Valira, y las consecuencias terminan en un trastorno de ansiedad. Creo que la autora ha sabido transmitir muy bien los sentimientos de su protagonista. Aun cuando estoy lejos de saber cómo se siente realmente una persona que sufre de ansiedad, entendí esa falsa sensación de seguridad, y todas las preguntas que se esconden detrás; la necesidad de hacer algo para cambiar su vida, pero al mismo tiempo tener miedo de lo que los cambios puedan llegar a generar. No voy a mentirles, a veces me desesperaban un poquito las reacciones de Erin, pero —de nuevo— eso no quiere decir que no las entendiera, y tiene todo que ver con que no fui capaz de ponerme cien por ciento en sus zapatos. Valira en invierno me transportó de la misma forma que Valira en verano, y eso que —a diferencia de lo que pasó con Nosotros después de las doce— esta vez sí leí el libro en la estación correcta. Aun así, siendo completamente sincera, sentí que me faltó un poquito más de magia. Leí el “primer libro” hace ya dos años, pero mis recuerdosde la mágica descripción de Valira siguen intactos. Si bien ambos libros pueden leerse de forma independiente, sí creo que el impacto que genera el pueblo

no es el mismo si no has leído su apropiada presentación. La incorporación de Max me pareció una excelente decisión. No solo sirve de disparador para las dudas de Erin, sino que también aporta su granito de arena al tema de la ansiedad. La historia entre ellos me gustó mucho, pero sobre todo, me quedé muy conforme con el desenlace y su cuota de realidad. Independientemente de todas las cosas buenas, y dejando de lado mi necesidad de un poquito más de magia, sí tengo una gran queja respecto a este libro. Encontré una contradicción muy grande en la trama, que quizás para mucha gente puede pasar inadvertida, pero yo no pude evitar notarla. Y lo peor es que todavía no logro darme cuenta (sin tener que releer el libro por completo), si se trata solo de una contradicción y punto, si hay un motivo que se explica y yo pasé por alto, o si lo que pasó fue que ese motivo está implícito y yo no lo terminé de entender. Las tres cosas me preocupan por igual. Me quedé muy confundida al terminarlo, y lamentablemente eso le restó impacto al libro. Algún día lo releeré y veré si sigo con las mismas dudas, o si logro descifrar el problema. Se los recomiendo mucho si ya han leído algo de la autora, porque es bastante diferente a sus libros anteriores, pero aun así está lleno de magia. Si todavía no han tenido el gusto de leer a Laia Soler, y están interesados en leer una historia con una protagonista que sufre de ansiedad, estoy segura de que lo van a disfrutar. Por último, los invito a que si ustedes sufren de ansiedad y tienen la oportunidad de leer este libro, me hablen por redes sociales para comentarme su opinión respecto al tratamiento que la autora le da a esta temática.

15 17 11

Profile for Huellas de Tinta

Huellas de Tinta  

Revista online de literatura juvenil

Huellas de Tinta  

Revista online de literatura juvenil

Advertisement