Page 22

Rese

Michelle

P l a y l i s t T

Autor: Michelle Falcoff Editorial: Del Nuevo Extremo Páginas: 287 Publicación Septiembre 2015

engo que decir que me entusiasmé mucho cuando supe que este libro iba a ser publicado en español. La originalidad de la premisa fue suficiente para que me hiciera querer leerlo – devorarlo incluso – y las cosas no hicieron más que empeorar cuando me pidieron que lo reseñara. Sin embargo es posible que, sin saberlo, la expectativa me haya jugado en contra. Para quien no lo sepa, Playlist responde a un intento de enmarañar el mundo musical y el mundo literario de una manera que, si sucedió, pocas veces se hizo. En estos momentos se me viene a la cabeza, de una manera mucho más indirecta, The perks of being a wallflower, de Stephen Chomsky. Le agrega un poco más de interés al asunto el saber que la autora, Michelle Falkoff, no se mete con la industria musical más conocida, cliché si se quiere, si no que busca un lado un poco más independiente, siendo varias de las bandas conocidas por muchos, mientras otras gozan de más anonimato. A grandes rasgos me pareció una selección muy acertada para abordar la obra, pero que al mismo tiempo puede disfrutarse independientemente del libro. En internet circulan versiones de esta playlist, y tengo que admitir que fueron de gran ayuda a la hora de seguir por el camino musical que marcaba el paso de las hojas. Porque sí, escuché cada canción antes de empezar el capítulo correspondiente. Viva el OCD. La historia, debo decir, comienza de una manera muy prometedora, con el mejor amigo de nuestro protagonista siendo encontrado muerto, luego de haber optado por el suicidio. Sam, el héroe en cuestión, al toparse con el cuerpo sin vida de quien fuera su único confidente, comienza a rememorar la noche anterior para intentar comprender las razones que llevaron al susodicho al punto de quitarse la vida. Sabe que hubo una fiesta, que pelearon, que hubo bullying

20

f

de por medio. Pero, ¿Qué más sucedió? Para desentrañar el misterio, Sam deberá escuchar atentamente una serie de canciones que Hayden le dejó al momento de tomar su decisión. “Escucha y entenderás”, nos dice una nota, prometiendo la develación de un misterio cada vez más grande. Nos vemos obligados a añadir a la ecuación a la extraña muchacha por la cual Sam se sentirá inevitablemente atraído, y que, por razones desconocidas, tuvo mucho más contacto con Hayden de lo que se podría llegar a pensar. Astrid, nombre al que responde la enigmática femme fatale, intentará que Sam no se desmorone debido a la situación por la que debe pasar, y tratará de integrarlo a su propio grupo de underdogs, los cuales, al parecer, tienen sus propias razones para sentirse culpables por la pérdida. Sin embargo, las cosas no acaban aquí. La autora, considerando que todavía no nos encontrábamos frente a intriga suficiente, decide agregar otro factor totalmente inusual, que llega de la mano de un incognito que se oculta tras el nombre de Archimago Ged (HERMOSO guiño a la obra de Úrsula Le Guin), y que se hace pasar por Hayden en un juego online. Literatura, música y videojuegos entreversados en una buena historia. Este libro debería ser perfecto… pero no, y paso a explicar por qué, intentando realizar la menor cantidad de spoilers posibles. Quiero empezar por un punto que no tiene que ver en si con la obra de la autora, pero que me molestó de sobremanera, llegando al punto de exasperarme (lo cual no es muy difícil, ya lo deben saber). Estoy hablando, por supuesto, de la traducción. A la hora de traducir un libro, la mayoría de las editoriales se inclina por un español de tipo neutro, que resulte más familiar a la hora de ser leído por personas que, en este

Profile for Huellas de Tinta

Huellas de Tinta Noviembre de 2015  

Revista online de literatura juvenil

Huellas de Tinta Noviembre de 2015  

Revista online de literatura juvenil

Advertisement