Huellas de Tinta Marzo2015

Page 47

canzar esa luz, voy llegar a ella y saber qué aquí, frente a mí, por fin. Nos fundimos en sucede al final de mi sueño. un abrazo, nos empapamos en lágrimas de Mis alas se extienden, puedo volar. Es una felicidad. sensación grandiosa. Mis pies ya no tocan Tomadas de la mano volamos hacia el más el suelo. Surcando los aires sigo hasta sen- allá.tirme dentro del cálido resplandor. Ella está

No es justo tener que esperar a estar muertos para poder volar. Deberíamos ser capaces de hacerlo desde que nacemos, así, siempre llegaríamos a los brazos de las personas que extrañamos y que más queremos.

45