Huellas de Tinta Junio de 2021

Page 16

Reseñas

Mariana Enríquez

A l g u i e n c a m i n a so b re Por Victoria Marañón Rodríguez Sinopsis:

Autor Mariana Enríquez Editorial Galerna Páginas 248 Publicación 2013

Una serie de crónicas de viajes a cementerios de todo el mundo. Mientras los lugares donde enterramos los cadáveres van alejándose cada vez más de cualquier idea que remita a la muerte y se ven como grandes zonas parquizadas; la autora plantea un caprichoso recorrido por cementerios muy diversos. Desde Australia hasta Cuba; pasando por París; Estados Unidos; Argentina. Reseña Este libro de viajes anecdóticos nos acerca mucho más a Mariana Enríquez como persona. En él están impresos sus pensamientos, el cariño por sus amigos desparramados por el mundo, su fanatismo por una banda de rock y sus obsesiones macabras que no develaré para que puedan ser descubiertas tras su lectura. Más que un libro sobre cementerios es un cuaderno de viajes, casi diario íntimo. Ya en el primer capítulo nos cuenta sobre el encuentro sexual con un joven músico desprolijo en el cementerio de Génova y su decepción posterior casi adolescente. Historias de crímenes y extrañas muertes están mezcladas con datos históricos de las tumbas, incluso tradiciones alrededor de las costumbres funerarias. Quizás la más pintoresca de las mencionadas sea el famoso día de los muertos de la cultura mexicana, más parecido a una celebración y reunión familiar con los muertos, que a un duelo triste y desgarrador.

14

Incluso hay momentos de tensión como los que vivió en Guadalajara con los perros negros (no puede decir que los perros son seres hipócritas, discrepo totalmente) en donde revivió un macabro episodio de su infancia, o una travesura en las Catacumbas de Paris que la llevan a comportarse como una cría.

“Francois nunca me trajo problemas. No viene con su fantasma. No sé está desintegrando ni se desarma. Diría que es feliz, pero no sé si los huesos pueden ser felices. Francois es completamente mudo y hasta aburrido, pero es un hueso de Los Inocentes.” Desde el impactante paisaje de pesadilla en Epecuén, Buenos Aires (cuando fui yo el cementerio estaba bajo el agua) el silencio misterioso de los guías frente a sus preguntas en la isla Martín García y su extraño fenómeno de las cruces torcidas, pasando por la tumba de Elvis Presley y su séquito de seguidores fascinados, hasta la esotérica Nueva Orleans que decanta su fanatismo como lectora de la gran Anne Rice. Este libro, que ahora cuenta con una versión extendida bajo el sello editorial Anagrama, es una crónica informal que recomiendo especialmente a los que gustan de esta escritora argentina que ya cuenta con un reconocimiento internacional muy merecido. La prosa de Mariana se reconoce entre sus líneas, con esa manera de narrar tan