__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 31

eñas

R us s ell

e (Zodíaco #4)

li Videla protagonistas muchas veces tienen que tomar decisiones estúpidas. Sin embargo, en este libro, las decisiones de Rho no me resultaron para nada estúpidas, sino más bien emocionales, y eso encuadra a la perfección con la construcción de su personaje. Pero dejando esta cuestión de lado, sinceramente me impresionó su evolución. Lejos quedó aquella chica insegura del primer libro, a quien le habían dado una responsabilidad que le quedaba grande. Rho se supo ganar su lugar como protagonista, y —sobre todo— como líder. Verla crecer tanto al final de este libro, realmente logró emocionarme, haciéndome sufrir con ella hasta el final. Y aunque hasta acá todo parece maravilloso, no puedo dejar de mencionar la constante queja respecto al romance en estos libros. Como ya dije en la reseña anterior, a pesar de mi cierta inclinación hacia una de las puntas del triángulo, entendí perfectamente la elección de Rho, y las razones por las que la autora había decidido que ella optara por Hysan. Incluso, en este libro, me emocionó hasta las lágrimas el “cierre” que tiene la relación de Rho y Mathias, y creo que no pudo ser más perfecto. El problema en esta parte de la historia no estuvo para nada en el triángulo, sino en el desarrollo del romance entre Rho y Hysan. Entiendo que Rho pasó por muchas cosas terribles, y sus acciones fueron parte de una especie de “escudo protector”, pero me fue inevitable sentir que el derribamiento de ese escudo, y la forma en la que Hysan la perdona, fueron —otra vez— un poco apresuradas. Para ir cerrando, quiero destacar una de las cosas que más me gustaron de Ofiucus Asciende. Y es que considero

que la autora tuvo las agallas necesarias para hacer lo que tenía que hacerse respecto al final, con esa épica batalla que esta historia tanto necesitaba. Fue doloroso, claro que sí, pero ya me ha pasado en otras oportunidades, con sagas que auguran una conclusión desgarradora, pero que finalmente el enfrentamiento termina pasando sin pena ni gloria. Romina Russell optó por no hacer pasar desapercibido este final, y déjenme decirle que lo logró. Les recomiendo muchísimo esta saga, porque a pesar de los pequeños detalles que no terminaron de cerrarme respecto al romance (y que estoy segura que es porque soy muy quisquillosa con el tema), es una historia espectacular, llena de acción, y con un universo que es imposible que no los deje maravillados. SOBRE LA AUTORA Romina Russell nació en Buenos Aires, Argentina, y está radicada en Los Angeles. Siendo adolescente, obtuvo su primer trabajo como escritora en una columna dominical para el Miami Herald (College She Wrote), que luego tuvo distribución nacional; desde entonces no ha dejado de escribir. Cuando no está trabajando en la serie ZODÍACO, podemos encontrar a Romina produciendo avances de películas, sacando fotos o fantaseando con comprar una nueva batería. Graduada de Harvard y virginiana hasta la médula, esta es su primera novela. Entrá en zodiacbooks.com para descubrir más sobre tu signo y para saber si tenés lo que se necesita para sobrevivir en la Galaxia del Zodíaco.

29

Profile for Huellas de Tinta

Huellas de Tinta Junio de 2018  

Revista online de literatura juvenil

Huellas de Tinta Junio de 2018  

Revista online de literatura juvenil

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded