Huellas de Tinta Noviembre 2016

Page 57

sale de su habitación, pero tiene un propósito fijado en la mente: ver a su padre. Je Ha también tiene un pasado traumático que le impide matar, sin embargo, él sólo vive con el propósito de asesinar a quien le causó sus desgracias. Poco a poco, Anna y su guardaespaldas comienzan a volverse indispensables el uno para el otro. The K2 es un drama coreano con muchísimo éxito nivel mundial a penas desde que salió. Cuenta con 16 capítulos que comenzaron a emitirse en septiembre de este año y finalizó en noviembre, por la cadena tvN y está restringida para mayores de 15 años. Con restricción y todo –he de suponer que este hecho se debe a las escenas de violencia-, la expectativa por su elenco mantuvo en vilo a muchos doramaniáticos y K-popers por igual. Por un lado, el papel de Kim Je Ha es interpretado por Ji Chang Wook un reconocidísimo actor de acción coreano, que ha trabajado en varias producciones chinas. Por otra parte, Im Yoon Ah (integrante del grupo femenino de Kpop Girl’s Generation), encarna a Go Anna. La primera mitad de este dorama incluye acción, intrigas y un poco de romance, la segunda mitad

tiene menos acción, pero más romance y una muy enredada telaraña política. En este sentido último es bastante sorprendente ya que se tiene un concepto muy correcto de Corea del Sur por occidente, sin embargo esta trama deja entrever que corrupción hay en todos lados. Sí, es ficción, pero toda mentira tiene una parte de verdad. Al principio pensé que The K2 podría llegar a ser comparable con Descendants of the Sun, -el mejor drama que he visto hasta el momento-, pero tanto ajedrez político le quita algo de dinámica a la serie y la hace decaer un poco. Quizás todos esperábamos ver a Ji Chang Wook en un papel tan importante como el de ‘Healer’, (más abajo la sinopsis), pero aquí es el personaje de Choi Yoo Jin quien tiene más protagonismo que los mismos estelares. Igualmente, sólo porque no sea tan bueno como Descendants no implica que no sea una producción de muy buena calidad. La trama está tan bien diseñada que no hay forma de anticipar el final y tiene la cualidad de dejarte pensando continuamente qué podrá ser lo que suceda después. Hay variedad en las locaciones y un bueno OST, acompañados de un guión excelente por lo que, en conjunto, The K2 es una gran recomendación a tener en cuenta.

Healer.

Cuando un grupo de amigos decide alzar sus voces y contar verdades detrás de otras verdades o mentiras, exponiendo un mundo corrupto dominado por mafias, cualquier error puede costarles caro. Años más tarde, de aquel grupo de amigos unidos nada queda más que el recuerdo de los que aún viven, dos hijos perdidos y un pequeño ya mayor con ansias de continuar el legado de la verdad. Así es como Kim Moon Ho contrata al Healer, el mejor recadero* de toda Corea del Sur, para averiguar la identidad de aquella niña que una vez fuera la hija de su cuñada y a quien ella cree muerta. Con 20 episodios producidos por la KBS2, Healer es uno de los K-dramas en mejor estima del mundo. Si te gustan las series de acción, con peleas geniales, un tipo cuasi superhéroe pero sin perder la comedia y el romance típico de los doramas, Healer es imperdible. *Recadero: persona, o grupo de personas, que se encargan de conseguir información por encargo o proteger algo hasta su destino.

55


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.