Page 25

eñas

Soler

pués de las Doce

Por Meli Videla

ria es simplemente maravilloso. Desde la historia de Valira, hasta la descripción de los lugares, dan ganas de pasarse una temporada en ese pueblito perdido en la montaña, y nutrirse de toda la mística latente en el lugar.

es… perfecto. Al principio había algo en él que no terminaba de cerrarme, pero de a poquito me fue comprando, y esa escena en la habitación… cuando le muestra a Aurora el video de Youtube, Dios ¿dónde consigo uno así?

“Me gusta ser Aurora la Rompecorazones porque mientras lo sea significa que el mío está a salvo.”

Nosotros Después de las Doce es una historia sobre el primer amor, las segundas oportunidades, y la amistad; una historia de superación, que nos enseña que las cosas que sufrimos a lo largo de la vida forman parte de lo que somos, que nos ayudan a formarnos como personas, a saber lo que queremos y a relacionarnos con los demás.

Personalmente soy una gran fan de todo lo que tenga que ver la magia y —vamos a decirlo— con las princesas y Disney en general. Justo coincidió que me tocó leer este libro en un momento un poco especial de mi vida, así que me volví loca con las referencias a los cuentos y lloré bastante en determinadas partes. No me malinterpreten, este no es un drama de esos que te arrancan el corazón y te dejan en ese humor melancólico por días, es sólo que Laia Soler sabe cómo tocar esa fibra sensible que tengo en mi interior. Debo decir que, independientemente de toda la vibra mágica que destila, también es un libro muy realista. Los problemas y las decisiones que tienen que tomar los protagonistas son típicos de la edad, y puede que eso haga que muchos lectores se sientan identificados con ellos. Aurora, en particular, es un personaje muy complejo, que está todo el tiempo tratando de encontrarse y descubrirse a si misma. Me gustó mucho, y creo que fue por eso que, aunque no estuve del todo convencida con una de las decisiones que toma, no pude dejar de darle la puntuación máxima a este libro. “No hubo brujas ni maldiciones en este cuento. Fue la vida lo que rompió el hechizo que empezara con la medianoche de una noche de verano.” Los personajes secundarios me encantaron, especialmente los chicos de la quinta y el abuelo Dubois. Les tomé mucho cariño a todos y me reí y sufrí con ellos en cada página. Por último, Teo, ¿porque qué clase de loca del romance sería si no le dedico unas palabras al “novio literario” de turno?. Teo

“Aurora, no necesitas un nombre de princesa, ni un reino, ni una corona, ni hadas madrinas para tener un final feliz.” En resumidas cuentas, Laia Soler volvió a hacerlo, y se convirtió en esas autoras de las que leería cualquier cosa, con confianza ciega. La adoro, y como le dije por Twitter, le agradezco montones por compartir toda su magia con nosotros. Se los recomiendo muchísimo si, como yo, se sienten atraídos por todo lo que tiene una pizca de magia. Además, a pesar de que yo lo leí en invierno, considero que es perfecto para esta época del año, y sobre todo si se encuentran a punto de enfrentar una serie de cambios, ya sea en el ámbito educativo o laboral, para el próximo año. SOBRE LA AUTORA Laia Soler nació en Lleida, España, en el año 1991. Estudia periodismo y ha publicado ‘Los días que nos separan’, obra ganadora del Premio Literario La Caixa de Novela Juvenil, organizado conjuntamente con Plataforma

23

Profile for Huellas de Tinta

Huellas de Tinta Noviembre 2016  

Revista online de literatura juvenil

Huellas de Tinta Noviembre 2016  

Revista online de literatura juvenil

Advertisement