__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 15

eñas

E w i ng

ve Negra

a Wrede mejor posible, a pesar de que nunca en su vida lo hizo, y de que su naturaleza es más bien de contestar que de agachar la cabeza y hacer lo que le piden. Si bien las cosas avanzan bastante bien, los ataques organizados por los propios ciudadanos son cada vez más violentos, y esto hace que deban ser el doble de cuidadosos con su plan de infiltrarse el día de la Subasta. A pesar de varias situaciones que generan unos cuantos traspiés, van a conseguir llegar a ese día crucial. Se desata una batalla épica: Paladinas contra soldados, plebeyos contra la realeza, y cada uno va a tener que aportar su granito de arena; porque no solo serán necesarias las Paladinas, todos y cada uno de los habitantes y trabajadores tendrán que colaborar si quieren derrocar a la realeza. Este libro es... guau. Cuando empecé la saga, no me imaginé que iba a terminar de esta forma tan... explosiva y violenta. Es muy crudo, y muy realista, porque están desde los que quieren formar parte de la primera línea de batalla, hasta los que no quieren tener nada que ver con todo esto, en su gran mayoría por miedo, porque no creen que puedan vencer. Es la historia de una revolución que pretende liberar a los oprimidos de una realeza completamente injusta y esclavista, y si bien sucede en una sociedad inventada, perfectamente podría estar contando alguna de las tantas revoluciones que tuvieron lugar a lo largo de nuestra historia. Si llegaron hasta acá en la trilogía, ya conocen a casi todos los personajes, saben cómo es cada uno, y sobre todo que Violet y Lucien son capaces de cualquier cosa por defender sus ideales, así como Ash, Sil, Raven, e incluso las otras sustitutas, quienes poco a poco aceptan su nuevo rol de Paladinas. Volvemos a encontrarnos con personajes del primer libro cuando

Violet regresa al palacio de la duquesa, y veremos otra cara distinta de cada uno de ellos: Violet ya no está allí para que le sirvan, ahora es parte de los sirvientes, y aunque como sustituta era tratada con bastante desprecio, igual vivía rodeada de lujos. También tiene que enfrentarse a Cora, madre de Annabelle, tras la muerte causada por su propia desobediencia. En fin, reafirmo mi opinión de que Amy Ewing tiene una forma muy atractiva de contar una historia, creo que le sacó todo el provecho que podía a cada personaje, e hizo que cada uno de los que murieron o vivieron tuvieran un significado, un por qué. No me parece que hubiera tomado ninguna decisión al azar, cada situación y cada escena tenía una justificación. Incluso siendo el tercer libro seguimos dándonos cuenta de que las escenas del primero habían tenido un porqué, hasta la más tonta (como cuando Garnet despeina “accidentalmente” a Violet en el primero, y de esa forma Lucien puede hablar en privado con ella), todo tiene una explicación o consecuencia, y eso fue lo que más me fascinó, cómo prestó atención hasta al más mínimo detalle. Todo esto lo hizo reinventando los géneros en los que no se estaba viendo nada muy nuevo; consiguió armar una historia propia y llevarla hacia donde ella quiso, no por seguir una “moda”, o al menos así me pareció a mí. SOBRE LA AUTORA Amy Ewing obtuvo su MFA en Escritura para niños en la New School y recibió su BFA en la Universidad de Nueva York. The Jewel comenzó como un proyecto de tesis y se convirtió en su novela debut.. Amy vive en la ciudad de Nueva York. 15 17 13

Profile for Huellas de Tinta

Huellas de Tinta Julio 2018  

Revista online de literatura juvenil

Huellas de Tinta Julio 2018  

Revista online de literatura juvenil

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded