__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 39

O

P

I

N

I

Ó

N

Ellos y nosotros

Muertos, muertos no tan muertos y muertos resucitados. Stephen King y otras ficciones escalofriantes... Po r : Max

E

n la mayoría de los casos, los cementerios tienen muros que delimitan el terreno. Los finados tienen una especie de barrio privado donde los vivos sólo van de vez en cuando para dejar sus respetos, lanzar un par de flores, llorar algunas lágrimas y seguir camino. Nosotros nos vamos, ellos se quedan seis metros bajo tierra y por la noche se cierran las puertas. A menudo, cada vez que me toca pasar por uno de estos lugares tengo la siniestra y paranoide impresión de que aquellas murallas también tienen la intención de que los muertos se queden en su lugar. Como sabemos la desaparición física de una persona producto de un fallecimiento ya de por sí es un problema. Sea debido a la llamada “Muerte Natural” (aunque alguien diría que toda muerte es natural), producto de un accidente, tragedia o guerra. Y creo que todos alguna vez nos hemos preguntado que sucede cuando nuestros cuerpos dejan de respirar. ¿Se

pudren y ya? ¿Se van al Cielo? ¿Al infierno? y sobre todas las cosas; una pregunta que nos ha desvelado desde que aparecimos en este planeta: ¿Pueden volver? Y en ese caso ¿De qué forma lo harían? Este artículo de opinión ha sido inspirado por dos cosas en principio: El planteo sobre este asunto

“Todas estas ficciones tienen una cuestión en común: Aquello que se suponía muerto, regresa” en Cementerio de Animales de Stephen King y el enorme público que tienen las novelas o películas que desarrollan la cuestión de los muertos vivos. Vale decir, “cosas” que regresan del umbral entre la vida y la muerte pero que no lo hacen de una forma agradable. La imaginación de nuestra especie se ha despachado con todo tipo de fantasías con respecto a este

asunto: Hay Fantasmas insoportablemente bondadosos como Gasparín. Pero también están los tumularios de El Señor de los Anillos. Milenarios chupa sangre como Drácula, o la “nueva generación” de vampiros amorosos al estilo de Crepúsculo. Hordas de Zombis levantados por Nigromantes en la literatura fantástica, epidemias, experimentos fallidos o un fiambre que se enamora de una chica en Warm Bodies. Todas estas ficciones tienen una cuestión en común: Aquello que se suponía muerto, regresa. Y aunque entre tantas pelis y libros lo aceptemos como una posibilidad dentro de su propio universo, el punto fuerte de la historia es que el retorno a la vida supone un arrollador desafío sobre aquello que siempre estuvimos seguros como seres humanos: La muerte es el fin de la vida. Un viaje de ida a muchos lugares dependiendo la creencia que se tenga. Pero siempre de ida... En la mayoría de los casos, quienes regresan del otro lado lo hacen de una forma que nos permite identificarlos. Los fantasmas pierden su cuerpo en el camino, los Vampiros su humanidad y los Zombis su razón. Y lo que asusta sobre todo de estas creaciones de 39

Profile for Huellas de Tinta

Huellas de Tinta: Mayo 2013  

Edición del mes de mayo del 2013 de la revista online de literatura juvenil Huellas de Tinta

Huellas de Tinta: Mayo 2013  

Edición del mes de mayo del 2013 de la revista online de literatura juvenil Huellas de Tinta

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded