Page 38

Especial del mes | La fuerza que mueve al mundo

De Astro Boy a un movimiento de masas

Con más fuerza que nunca, la animación japonesa se ha establecido en Argentina, y parece querer quedarse. Una mirada al mundo del anime y el manga. Por: Adri

A

ntes que nada, tengo que hacer una advertencia para que tengan en cuenta: si le dices a un fanático del anime y/o manga que son “solo dibujitos para niños”, no puedes quejarte después por las consecuencias. Esa idea que está grabada en la mente de muchos, es una falta de respeto para la cantidad de obras maestras que, ciertamente, no son para niños. Otro mito es que solo los geeks, freaks y fracasados ven anime. Que todos sus fanáticos son chicos con lentes cuadrados, pantalones de abuelos y acné. A decir verdad, el animé no tiene edad ni género. Muchos se sorprenderían al ver un hombre de cuarenta años que sigue las series por internet o pasa horas leyendo un manga. Mucha gente aún no sabe diferenciar entre anime, manga, otaku, etc. así que vamos a explicarlo antes de adentrarnos en su movimiento fan. El manga es el comic de Oriente, que nació en el siglo XIX, y se conoció mundialmente después de la publicación del famoso Astro Boy (1952). El anime es la abreviatura de la palabra inglesa “animation” en japonés. Aunque originalmente surgieron en Japón, hoy en día son varios los países asiáticos que dan su aporte a un movimiento artístico único de la zona. Otaku es una palabra que hace

robots, sino que incluyen temas que van desde muerte y violencia como a la política y la familia. A diferencia de lo que muchos creen, las historias dirigidas a un público adulto y maduro son las predominantes, puesto que proponen temáticas que requieren de un entendimiento más profundo.

referencia a una persona con un interés obsesivo por el anime y el manga, aunque no es limitado a eso. Obviamente, no todos los que ven anime o leen manga son otaku. Yo soy una gran fanática y lo he sido por más de diez años, pero no me considero otaku. Tan solo una fan, como miles de otros.

Hace un par de años atrás, me encontré con una profesora universitaria de psicología que, como parte de un trabajo práctico para sus alumnos, los había mandado a ver Evangelion y analizar lo aprendido. Esto demuestra que no solo para el entretenimiento existen.

Habiendo explicado los términos básicos, vamos a la gran pregunta: ¿por qué el público se obsesiona tanto por estos “dibujitos”? Tal como algunos comics estadounidenses, la mayor parte de ellos están dirigidos a públicos adolescentes y adultos, dándole una mayor amplitud al público. El josei y el seinen, por ejemplo, son dos géneros dedicados en exclusiva para el público adulto femenino y el masculino, respectivamente. El manga o el anime no solo pueden tratar de seres mágicos, romances adolescentes o

El manga (o anime) permite una mayor relación con los personajes que otros dibujos, como son el caso de los estadounidenses. El gran abanico de personajes hace que el público se sienta más identificado y genere un amor u odio hacia ellos. De allí que haya miles de personas que gastan dinerales en merchandising de sus series favoritas. Como todo negocio paralelo, es impresionante ver la cantidad de cosas que uno puede encontrar: desde las series completas en dvd y los mangas originales, hastan relojes, collares, remeras, mochilas. Lo que uno quiera. Y se guardan con el mayor de los respetos. Y ni hablemos de la música. La mayor parte de los artistas pop de Japón, en algún momento de sus carreras, participaron en la música de

Profile for Huellas de Tinta

Huellas de Tinta: Abril 2013  

Edición del mes de abril de 2013 de la revista online de literatura juvenil Huellas de Tinta http://www.revihuellasdetinta.com.ar

Huellas de Tinta: Abril 2013  

Edición del mes de abril de 2013 de la revista online de literatura juvenil Huellas de Tinta http://www.revihuellasdetinta.com.ar

Advertisement