Page 36

Especial del mes | La fuerza que mueve al mundo

Comparaciones ¡H arry Potter es mejor que Crepúsculo! ¡The Hunger Games > The Maze Runner! ¡Cazadores de sombras no le llega ni a los talones a Los juegos del hambre! ¡Bella tendría que aprender de Katniss! ¡THG nunca va a destronar HP! Sobre gustos no hay nada escrito, y si bien poder expresar nuestras opiniones es uno de los privilegios de este mundo libre, no podemos imponer nuestro pensamiento. Podemos armar debates, pero obligar a todo el mundo a pensar igual está mal y… sería sumamente aburrido. Piénsenlo.

Aunque a veces es inevitable, ¿qué sentido tiene comparar historias? Si nos topamos con una que tiene elementos que recuerdan mucho a otra, no creo que esté mal hacer comparaciones o mencionar el parecido. Pero si no tienen nada en común… ¿Dónde está el punto de comparación entre un joven que descubre que es mago y su destino está atado al del mago oscuro más grande de todos los tiempos con una chica cuya vida está en constante peligro por enamorarse de un vampiro que brilla a la luz del sol? ¿Entre una joven cuyo intento desesperado por salvar la vida de su hermana deriva en una revolución y un mundo devastado por explosiones solares que busca, sin descanso, una cura al mal que está acabando con la humanidad?

Agreguen una chica que descubre que es una cazadora de demonios, una mesera que lee mentes, un chico con grandes problemas madurativos y sociales, combínenlos con cualquiera de los conceptos antes mencionados, ¡et voilà! Ya tienen las bases de una buena guerra de fandoms. (Y eso que me limité a nombrar algunos fandoms literarios juveniles, nunca me atrevería a adentrarme en otros terrenos, como la música o ídolos, valoro demasiado mi alma ¡y me la comerían cruda!). Si la comparación viniera por calidad de escritura, o por las dimensiones del fenómeno, tiene más sentido, pero aun así es subjetivo. Porque una vez más, todos tenemos diferentes gustos, y aquella escritura que para uno puede ser preciosa y grandiosa, para otro puede resultar un asco, y viceversa.

Fan nuevo = menos fan

E

s ley. Nunca vas a ser tan fanático como aquellos que conocieron la historia antes que vos. No interesa que todos sean nuevos en un momento, que disfrutes de la historia y la ames con la fuerza de mil soles. Nunca, nunca, nunca vas a ser tan fan como los veteranos. ¡Ni hablar si conociste los libros por la película! ¿O es que nunca se cruzaron con frases como “Ahora que van a hacer la película se va a llenar de fans”? Por un lado me pregunto qué tiene de malo que haya más fans, no es como si la historia se gastara o como si cada fan nuevo te pidiera prestados tus libros y terminaran destrozados.

Por otro lo entiendo. No todos los fans que surgen de las adaptaciones son fans… fans. Algunos se quedan con las películas y, aunque no está mal ser fanático de la película y no leer los libros, todos sabemos que las primeras no suelen ser del todo fieles a los segundos, y andar por el mundo hablando de una historia basándose únicamente en ellas, puede lograr que a un fan que ha devorado y amado los libros (antes o después de la película) le salgan canas verdes. Es como decir que sos fan de El

Señor de los Anillos y referirte a Bilbo como “el tío de Frodo”, que sos fan de Harry Potter y preguntar quién es Peeves o Ted y no saber ni escribir Dumbledore, porque solo viste las películas. Estás capacitado para hablar con limitaciones, pero el fandom va a lapidarte al primer error. Dudo que sea correcto, pero es así. Y el “egoísmo del fan” es un fenómeno recurrente, que todos padecemos alguna vez.

Profile for Huellas de Tinta

Huellas de Tinta: Abril 2013  

Edición del mes de abril de 2013 de la revista online de literatura juvenil Huellas de Tinta http://www.revihuellasdetinta.com.ar

Huellas de Tinta: Abril 2013  

Edición del mes de abril de 2013 de la revista online de literatura juvenil Huellas de Tinta http://www.revihuellasdetinta.com.ar

Advertisement