__MAIN_TEXT__

Page 36

Relatos

Hasta el fin de nuestros días H

Por: Erzengel (Palabras al Viento)

http://www.erzengel-palabrasalviento.com/

ace ya media hora que lo observo ir de un lado para otro en la sala sin decir nada. Media hora viéndolo suspirar y llevarse las manos a la cabeza. No me habla, apenas si me mira por algunos instantes, hasta que yo le devuelvo la mirada y entonces escapa una vez más. Creí que todo iba bien, que nuestra relación había madurado y fortalecido sus raíces. Veo que me equivoco. Esto no es normal. Si le dices a un hombre que lo amas y que deseas llevar una vida a su lado, él no debería actuar de esta manera…

Sé que ella está preocupada, lo noto en su postura, en sus gestos, en sus ojos. Es comprensible, llevo varios minutos divagando sin saber cómo decir lo que quiero decir. Anoche, cuando ella me sonrió y cantó ese “te amo”, cuando me habló de un futuro juntos, muchas ideas vinieron a mis pensamientos. Y lo decidí. Es lo mejor para ambos. No veo otra opción… Gabriel sigue deambulando, bien podría gastarle el color a la alfombra allí por donde traza camino. Algo en su mirada, una mínima porción de terror me da pista para entender lo que sucede. Seguramente él se siente contra la pared, acorrala36

do por mis palabras. Tal vez piensa que estoy loca, que es joven, que tiene toda una vida por delante… Sí. Es lo más probable, que esté espantado por mi declaración. Incluso puede que quiera dejarme. “Vamos, Gabi… respira…” Annie me observa y el miedo me recorre. Necesito tomar fuerzas y hablar, expulsar todo lo que siento y vivo. “¡Vamos!” Uff… esto es difícil. ¿Y si ella reacciona mal? “Respira, Gabi… respira profundo, cálmate y di lo que tienes para decir”. Bien… ahí voy. Gabriel se detiene al fin y me observa en silencio. Su rostro, vacío de emociones, me pinta un paisaje extraño que jamás conocí en él. Sí. Ya es seguro. Él va a dejarme. ¡Maldita sea! No lo dudo ni lo pienso, una fuerza superior a mí, me impulsa a actuar antes de escuchar nada. -No hables. No digas nada. Ya entendí. Te vas a ir, me vas a dejar. Sí, ya lo sé… piensas que la vida es demasiado corta, que tienes todo un camino para transitar y no quieres atarte a mí. Está bien… hazlo, no me importa. Annie habla colmada de enojo, posesa quién sabe de qué furia, parlotea tonterías. Está allí, tan cerca de mí y tan lejos a la vez, gritando sobre cosas sin sentido… diciendo que quiero abandonarla. ¡Dios! Esto me pasa por dar tantas vueltas. Ella sigue gritando, con los ojos cerrados tan solo grita. Sonrío y camino a su encuentro. -Hey… escúchame por favor. No pienso nada de eso ni voy a abandonarte- le aseguro, tomando sus manos entre las mías. Ella me mira con incredulidad y rompe en llanto.

Profile for Huellas de Tinta

Huellas de Tinta - Febrero 2012  

Número de febrero de la revista online de literatura juvenil Huellas de Tinta

Huellas de Tinta - Febrero 2012  

Número de febrero de la revista online de literatura juvenil Huellas de Tinta

Advertisement