Page 22

De plumas y palabras al viento Los relatos de Erzengel EN EL ESPECIAL PASOS

BOSQUE

Erzengel comparte con nosotros un relato muy especial, se trata de una escena inédita de su novela “Pasos en el Bosque”, ¿te animás a descubrirla?

La aurora despertó tranquila. Tan lenta y parsimoniosamente, que parecía estar jugando con mi paciencia. Por lo general, la ansiedad no hacía mella en mis acciones, pero esta vez todo era distinto… Elián me había nombrado Cuidadora del nuevo Guardián que habría de despertar al amanecer, en la zona del gran lago, y para ese acontecimiento faltaban apenas unos minutos. El muchacho, que sería un Vigía y se llamaría Reuen, había sido anunciado por Ciara hacía más de un mes. Ni bien el Jefe me dio el aviso de mi pronta responsabilidad, el entusiasmo despertó fuerte, aunque no tardó en convertirse en inquietud. ¿Cómo podía estar segura de que sería buena Tutora para Reuen? ¿Y si fallaba y no lograba trasmitirle los conocimientos que precisaría para su futuro desempeño como Protector? El miedo que guardaba sobre mi posible mal desempeño se desvaneció con el correr de los días y gracias a las palabras tranquilizadoras de Elián, dando paso a otro tipo de ansiedad plena y precisa. Quería que llegara Reuen. Quería conocerlo, acercarme a él, volverme su puerto seguro de la misma manera que el Jefe lo había sido para mí varios milenios atrás. Ahora, los primeros rayos de sol bañaban con su luminosidad y leve calidez, los abetos y pinos que aún vestían de blanco a causa de la nevada de la noche anterior. El lago estaba congelado, aunque me resultaba sencillo percibir el movimiento del agua bajo la superficie sólida. Había vida en las profundidades del gran lago, miles de peces y plantas acuáticas pasaban sus días en ese cristalino lugar. Había logrado convencer a Elián para ser la única que estuviera presente cuando Reuen despertara. Quería que fuera un momento único, entre él y yo, algo que nos uniera por el resto de nuestra existencia. Estaba agazapada entre los árboles, conteniendo la

respiración y paseando mi mirada de un lado a otro, sin saber con exactitud dónde encontraría a Reuen. Entonces sucedió: una luz estalló con tal fuerza que podría haber arrasado con todo a su alrededor si hubiese tenido otra naturaleza diferente a la de los Guardianes. Me negué a cerrar los ojos, aunque luego debí tolerar que por unos instantes mi visión se viera comprometida en la tarea de ajustarse a la escena que se planteaba a pocos metros de mi posición. Él estaba ahí, él estaba descubriendo el sabor del aire al ser inhalado y exhalado por primera vez, estaba aprendiendo a percibir con sus diferentes sentidos el mundo que lo rodeaba. Hasta que deparó en mi presencia y una sonrisa nació en su rostro, tímida y débil, más fue cobrando valor y calidez a medida que me acercaba a su lado. Sabía que yo era como él, podía comprender la razón de mi presencia en aquel lugar donde había despertado y por eso le resultaba sencillo sonreír con clara alegría. —Naimé… —murmuró antes de abrazarme cariñosamente. Respondí a su muestra de afecto sin pensarlo dos veces. Él ya me conocía, él sabía que yo estaría para cuidarlo e instruirlo, aunque no lo expresara con palabras. Sus pensamientos gritaban a vivas voces que le fascinaba estar en el mundo terrenal y le entusiasmaba tenerme como Tutora. El aullido, en la distancia, cortó el mágico momento. Reuen se alejó de mí y rebuscó con la mirada en dirección a la fuente del sonido. —Son lobos —expliqué, mientras dos espléndidos ejemplares de pelaje gris se acercaban con cautela—. Hermosos, ¿verdad? Reuen asintió sonriendo, en tanto veía cómo la pareja de lobos olfateaba el suelo y rompía a correr en busca de una presa entre los árboles cercanos. —Puedes tomar su forma si lo prefieres, nada te obliga a mostrarte como humano —indiqué al ver la fascinación en el rostro del joven Protector. Él dirigió su mirada hacia mí y me contempló fijamente, evaluando mi ofrecimiento.

Profile for Huellas de Tinta

Huellas de Tinta - Enero 2012  

Número de enero de la revista online de literatura juvenil Huellas de Tinta

Huellas de Tinta - Enero 2012  

Número de enero de la revista online de literatura juvenil Huellas de Tinta

Advertisement