Page 13

ellas les toca ir al Congo, pero antes deben aprender el idioma francés, que es uno de los que se manejan en la zona, y eso es lo que las lleva a París. Por otro parte Eliah vive en París, aunque su trabajo lo mantiene en muchos lugares distintos al mismo tiempo. Cuando Mat y el “papurri” (así lo llama Juana) se conocen, es amor a primera vista, algo no planeado para ninguno y terriblemente inapropiado para ambos. A ninguno le venía bien enamorarse, pero cuando el destino se encapricha, no hay quién lo haga cambiar de opinión. Lo alucinante de esta novela es que, a pesar de tener tintes típicos de las telenovelas argentinas y un par de protagonistas que son casi un calco de todos los otros libros de Bonelli, la trama es interesantísima, Mat y Eliah viven en un mundo lleno de intrigas, emociones, mentiras y mafias. En Caballo de Fuego no jugamos al Arroz con Leche, aquí nos enfrentamos a grupos mercenarios de primera como el Mossad y vivimos cada página al límite de .0las emociones. Es tan completo y estudiado que no te quedas pensando que tiene algún punto flojo. Es sorprendente lo bien documentada que está la historia y cómo narra detalles tan sutiles que te transportan directamente al lugar de los hechos. Eso es lo más admirable de Florencia Bonelli, que cuando escribe “sabe” lo que escribe y despierta una admiración enorme por lo multifacética que es, sabe de medicina, de armas, de aviones, de historia, del movimiento de

distintos tipos de organizaciones… sabe de todo. Y aunque se haya vuelto un poco predecible, tiene una calidad increíble para dejarte con la boca desencajada en la última hoja del último capítulo de cada libro. Otra cualidad notoria, es la calidad para crear personajes secundarios que tienen historias tan complicadas como los principales y que se lucen en los momentos donde toman protagonismo. Además, mientras que lo vas leyendo tienes ganas de todo, al final no te quedas con ganas de nada, te sientes lleno y satisfecho, pero sin ganas de tener hambre de nuevo para leer lo que sigue, aunque estés lleno quieres más, te das un atracón y pecas de Gula. Eso si tienes los libros que siguen, de lo contrario corres el riesgo de padecer un severo síndrome de abstinencia y la espera se torna insufrible. Caballo de Fuego: París es excelente. Caballo de Fuego: Congo es todavía mejor. Y Caballo de Fuego Gaza: está por salir, así que no sé. Una literatura totalmente recomendable. Yo, particularmente, tiendo a buscar un libro de Flor cuando estoy cansada de leer libros superficiales y sencillos y quiero hacer trabajar las neuronas un poco más, yo le llamo “lectura inteligente” porque si pierdes el hilo, no encuentras la salida del laberinto.

Profile for Huellas de Tinta

Huellas de Tinta: Abril 2012  

Número de abril de la revista online de literatura juvenil Huellas de Tinta

Huellas de Tinta: Abril 2012  

Número de abril de la revista online de literatura juvenil Huellas de Tinta

Advertisement