Huellas de tinta mayo 2014

Page 29

Algunos integrantes de Huellas de Tinta

ble, al tiempo que me reencontraba con Laura y Agustina. La charla de BUA tuvo muy buena concurrencia y el tiempo que duró se me hizo poco. Para cuando miré el reloj, eran casi las 21 hs. Una perlita: estábamos por irnos cuando me choqué con una cuerda que separaba un pasillo del Stand de Alfaguara. Mi mayor sorpresa ocurrió al ver que a poco más de 2 metros estaba Arturo Pérez-Reverte, un autor que admiro profundamente y cuyas creaciones siempre me fascinan. El último libro que compré ese día en la Feria fue justamente, el libro que Pérez-Reverte había ido a presentar: “El Francotirador Paciente”, que espero poder leer pronto. He de decir que las horas se me pasaron volando. Entre una cosa y otra, de pronto nos cayó la noche y el hambre. Ya con nuestras compras listas, cansados y reagrupados luego de muchas idas y vueltas, donde algunos se perdían, otros volvían y más; nos movimos en bloque –éramos 11 personas con muchas ganas de cenar buscando dónde hacerlohasta que dimos con una pizzería cercana. Ahí comimos rico, charlamos aún más y nos prometimos vernos pronto, antes de despedirnos y tomar cada uno su camino. Con Mati y Roma, acompañamos a Leo a tomar el micro hacia su casa, antes de subirnos a un taxi y volver a Retiro. Minutos más tarde, Roma y yo subimos al colectivo que nos traería de regreso a casa. Eran las

Erze (izquierda) Laura, mamá de Ana, (derecha)

0:40 am y unos minutos más tarde, Matías tendrían igual suerte y emprendería el viaje a Gualeguaychú. El domingo, poco antes de las 7 am, llegamos a casa. Cansadas, pero felices. Y esperando que vuelva a repetirse. Encontrarnos con gente querida, poder charlas de cuestiones afines y con personas que nos entienden y pueden responder en igual medida, estar con amigos que superan distancias y tiempos, y pa-

sar un día en uno de mis lugares preferidos, valen las horas de poco descanso y los gastos del viaje. Lo valen todo, porque tengo un grupo maravillosos de amigos a los que llegué gracias Annie y a quienes espero ver pronto. Una Feria del Libro con no tanto libros, de mi parte, pero con hermosos recuerdos que nunca voy a olvidar.

Roma, Meli, Leo, Max y Mati

El año pasado con Anita, la fundadora de Huellas de Tinta. 27


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.