Page 49

en aquel momento. —Por todo esto, ahora que me queda poco tiempo en esta tierra, sólo tengo un deseo para expresar. Será la única vez que te pida algo. Quiero… quiero… que seas libre y encuentres la felicidad que jamás fui capaz de darte. Un estremecimiento recorrió su espalda al pronunciar la última oración.

Ella dudó, sabiendo que su nueva existencia sería complemente distinta a la que había tenido hasta el momento. Él le sonrió, entonces, asintiendo en silencio.

El anciano reprimió el llanto y cayó de rodillas. Sólo le quedaba aguardar su hora… la genio le había ofrecido la mayor felicidad con un simple gesto de cariño. Ya nada precisaba. Nada.

Suspirando, la mujer elevó sus manos y los brazaletes que llevaba puestos cayeron al suelo con un golpe seco. Se acercó a él y lo besó dulcemente, antes de desvanecerse en el aire. 47

Profile for Huellas de Tinta

Huellas de Tinta Mayo 2016  

Revista online de literatura juvenil

Huellas de Tinta Mayo 2016  

Revista online de literatura juvenil

Advertisement