Huellas de Tinta Febrero 2019

Page 35

A

N

I

M

E

Mo Dao Zu Shi Por Adri De Brida Wei Wuxian fundó la secta demoníaca, y por ello fue traicionado por su amigo de la infancia y asesinado por los líderes de los otros clanes. Años más tarde, reencarna en el cuerpo de un loco que fue abandonado por su clan y se reencuentra con uno de los grandes cultivadores que existen, Lan Wangji, que fue tanto su enemigo como su amigo. El reencuentro entre los dos trae nuevas aventuras y un nuevo viaje de redescubrimiento para los dos. “Grandmaster of demonic cultivation”, como fue traducida, está basada en una novela china de Mo Xiang Tong Xiou y está también siendo publicada como manhua, y salió al aire la primera parte el año pasado, y todos estamos esperando la continuación, programada para llegar a mitad de este año. Al principio admito que me negaba a mirarla, si bien me llamaba la atención, solamente porque es china, y yo estoy muy acostumbrada al japonés. Pero decidí darle una oportunidad y desde el primer capítulo la amé con todo mí ser, hasta el punto

de irme a leer la novela (que está siendo traducida al inglés por fanáticos online) para saber cómo continuaba. La historia es sin duda fascinante, mezcla fantasía con historia. En un mundo donde existen los demonios, distintos clanes luchan contra ellos y tienen sus propios aprendices. Esta primera temporada se basa casi en su totalidad en el pasado de Wei Wuxian, desde sus años como el mejor alumno de la secta Youngmen Jiang hasta convertirse en el enemigo número de todos. Si bien habrá que esperar hasta la segunda temporada para entender totalmente cómo llega a eso, la primera nos da pistas del cambio en su personalidad y pensamiento, siempre enfocado en defender a sus seres queridos. Los principales enemigos son la secta Wen que, sedientos de poder, buscan por todas las maneras hacerse de control y estar por encima del resto, casi destruyendo a todos.

33