Page 36

CINE

I

Call me by your name

dad. Sin escenas de sexo explícito (si bien hay una escena bastante especial), su falta no hace mella a la intimidad que sienten los personajes, una intimidad que lo hacen sentirse casi un intruso. Con una muy buena elección de banda sonora, la película construye de a poco la tensión entre estos dos hombres y cuando finalmente no pueden soportarlo más y deciden dar el gran salto, es tal la potencia de sentimientos transmitidos que tan solo hay que suspirar. El significado del título de la película es tan poderoso como su escena, golpeando al espectador con todo lo que se esconde detrás de una simple frase. Y el discurso final del padre harán a más de uno llorar, si no lo hicieron antes. Hay un personaje casi dejado de lado, el de la joven francesa Marzia, la muchacha que ama a

34

Elio y cree tenerlo, para que luego se le escapase de entre los dedos. Un personaje con el que muchas nos podemos sentir identificadas y nos pone en la pantalla un corazón roto sin la necesidad de los histrionismos. Lo que hace de esta película tan especial es los sentimientos que despierta en los espectadores. Todos sienten algo diferente, pero sienten. Tal vez les recuerde justamente a su primer amor, o a ese amor que tuvieron que dejar ir, tal vez a la velocidad con la que uno deja la niñez para entrar en la adultez, en el peso del tiempo. En disfrutar los momentos que tenemos ahora. La película lo llena a uno de añoranza, de una nostalgia que se impregna de tal modo que no podemos dejar de pensar en lo que acabamos de ver.

Profile for Huellas de Tinta

Huellas de Tinta Febrero 2018  

Revista online de literatura juvenil

Huellas de Tinta Febrero 2018  

Revista online de literatura juvenil

Advertisement