Page 107

Estos hongos descomponen la celulosa y sus pentosas asociadas, afectando poco o nada a la lignina. La parte atacada se contrae, formando hendiduras perpendiculares u oblicuas que dan una apariencia cubicada a la madera podrida. Los dos últimos tipos de pudrición son causados por hongos basidiomicetos. Todos estos agentes han sido estudiados más en las maderas que en la Guadua. Con respecto a ésta y a-los bambusas en general, queda mucho por hacer, porque hasta ahora se han venido ensayando los productos que mejor se comportan con las maderas y se están utilizando los que son más económicos y menos perjudiciales al hombre en el control de estas plagas y en el tratamiento de enfermedades que afectan a la Guadua, con aparentes buenos resultados. PRESERVACIÓN DE LA GUADUA Método de inmersión: Este método es el más empleado en la aplicación de preservativos porque es más económico, práctico, sencillo y muy efectivo y porque puede atenderse mayor número de tallos al mismo tiempo. Este método funciona así: una vez se hayan drenado y secado a la sombra los tallos cortados, se sumergen en tanques debidamente frisados e impermeabilizados, los cuales se han llenado con cierto volumen de la solución acuosa con los preservativos químicos. Este volumen esta dado por el numero de Guaduas que se vayan a tratar, de tal manera, que no se rebose el tanque al introducir los tallos. Para que los tallos puedan saturarse con el preservativo, se les deben perforar los tabiques, introduciéndoles, de extremo a extremo, una cabilla de 3/8" o de 1/4", según el grueso y el largo del tallo, a fin de que la solución pueda llenar todas las oquedades de los entrenudos y para que, a través del tejido blando del interior de dichos entrenudos, penetre en el sistema vascular, saturando el resto de las paredes. Esta acción está reforzada por el ingreso del preservativo por los extremos del tallo, permitiendo la circulación por capilaridad a través de los vasos de las paredes del tallo. Cuando la inmunización es limitada a un volumen relativamente pequeño de Guaduas, puede ser reemplazado el tanque mencionado por un hueco en el suelo, debidamente nivelado, de 50 a 60 cms de ancho, por un largo total que supere en aproximadamente 50 cms, el largo de los trozos que se van a sumergir y con una profundidad acorde con el número de Guaduas a tratar. La tierra extraída se apelmaza en los bordes, formando un pequeño cordón en relieve. Luego se cubre dicho hueco con un plástico (polietileno) de calibre grueso, para que no lo rompan las partes cortantes que puedan presentar los extremos de

107

Profile for LJDP

El pequeño manual del bambú pdf  

El pequeño manual del bambú pdf  

Profile for ljdp
Advertisement