Issuu on Google+

1


¡Bienvenidos! Nuestro primer número está dedicado a las bellas artes y qué mejor imagen que la del recinto más representativo de esta ciudad: el Palacio de Bellas Artes. ¿Sabías que este edificio iba a ser el Teatro Nacional cuando se planteó su construcción durante el Porfiriato?

2


Arte para todos A lo largo de la historia la noción de cultura ha girado en torno a dos grandes concepciones: la ilustrada o alta cultura y la integradora, basada en una perspectiva más humanística. Desde su denominación en el siglo XVIII, las bellas artes han sido incluidas dentro de la cultura ilustrada y por eso mismo se ha tachado a esta primera concepción como selectiva. ¿Por qué referirse a ambas clasificaciones como si existiera un abismo entre ellas? La cultura surge del pensamiento humano y éste se refleja en cada una de sus manifestaciones artísticas: pintura, escultura, música, danza, arquitectura, literatura y cine. Definir la palabra cultura es una tarea difícil y, en realidad, siempre lo ha sido. Hablar de los gustos en música refleja cultura, pero también lo es la manera en que nos sentamos, en que hablamos e incluso en los programas televisivos que vemos o al elegir una película de la cartelera. Por ello, con la finalidad de mostrar que la cultura abarca muchos campos, dedicamos este primer número a las bellas artes. Hemos incluido el teatro porque, a pesar de no ser catalogado por muchos, lo es al integrar varias de las manifestaciones artísticas mencionadas. Es momento de despojarse de la falsa idea de que las bellas artes pertenecen sólo a un sector intelectual. Te invitamos a acercarte a las bellas artes desde otro punto de vista a través de cada una de nuestras secciones.

3


Xavier Velasco puede explicarlo todo Por Carolina Muñoz Hernández

Para la mayoría de las personas, una infancia solitaria, aislada y carente de amigos, deriva en frustración; no obstante, este no es el caso del ganador del Premio Alfaguara en 2003, Xavier Velasco, quien sufrió el rechazo de los niños del colegio y se vio en la necesidad de buscar un escape, encontrando así un juego –como él lo llama– que, desde aquel momento, lo ha acompañado a lo largo de su vida: la escritura.

4


Es una tarde templada dentro de la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México Benito Juárez, ubicado al noreste de la delegación Venustiano Carranza del Distrito Federal. Observo llegar apresurado, aunque sonriente, a este escritor mexicano. Se dirige al módulo de documentación de equipaje, donde tarda alrededor de diez minutos. Al salir de ahí, me dirijo con él a buscar un sitio para sentarnos. La sala está casi llena, pero encontramos dos asientos vacíos al fondo del recinto. El escritor mexicano de 49 años luce un pantalón de vestir negro que combina con un saco del mismo color y que contrasta con una camisa de rayas rojas y unas gafas sobre la cabeza. Además, trae consigo una pequeña maleta negra que deja en el piso, para sentarse y dar inicio a la entrevista. La escritura: un juego de niños Xavier Velasco, desde los nueve años de edad, ha jugado con las palabras. “La escritura es el juego ideal para un niño que no tiene amigos y odia la escuela. Para jugar algo, uno necesita amigos, socios, cómplices…pero ¿qué pasa cuando no te escogen en los equipos y no quieren jugar contigo? ¿Qué pasa cuando no te invitan a las fiestas? Pues te buscas por ahí algún pasatiempo y yo lo encontré en la escritura”, comenta el escritor. Para el autor de El materialismo histérico, la infancia fue una etapa decisiva en su vida como adulto, porque dio pie al escritor reconocido en quien se ha convertido. Además, de niño vivió el proceso de

5


escribir como un pasatiempo placentero: “me encontré con que escribiendo historias podía escaparme de la escuela sin que nadie se diera cuenta, porque mi cuerpo seguía ahí. Fue la posibilidad de seguir jugando en horas de clase sin meterme en problemas y también, de prescindir de amigos, de cómplices, de socios. Podía hacerlo completamente solo, no necesitaba de nadie, era un

juego

autosuficiente”. Entrado en la adolescencia, Xavier Velasco cursó dos carreras, la de Ciencias Políticas y, siguiendo su pasión, la de Literatura; sin embargo, a la mitad abandona ambas. ¿Por qué las abandona? Le pregunto mientras me mira con sus ojos color del cielo: color azul. “Ciencias políticas la abandoné porque me di cuenta que no tenía madera para Presidente de la República - contesta al mismo tiempo que suelta una carcajada – aparte tenía mucho más interés en la literatura. Pero cuando entré a la carrera de Letras me di cuenta que para un novelista no es indispensable cursar dicha carrera, para un novelista lo indispensable es vivir y yo sentía que la carrera me estaba anquilosando. No me gustaba, llegó un momento en que me aburrí muchísimo y los profesores que más respetaba me recomendaron que me largara de ahí.” No creo en la inspiración Además de escribir, Xavier Velasco disfruta de realizar dos actividades que lo ayudan a reflexionar y ver las cosas con más claridad. “Disfruto leer y caminar por las calles, es parte de mi trabajo. De pronto, cuando

6


uno anda caminando, cuando va uno con su perro o solo con sus pensamientos, esa caminata es una oportunidad de darle vueltas a las cosas que están en la cabeza y de pronto verlas con más claridad”. Dice contundente el también escritor de Luna Llena en las Rocas. ¿Caminar le inspira a escribir? – Pregunto mientras una mujer anuncia algo respecto a un vuelo en español e inglés por altavoz –. “No es que me inspire, caminando me relajo mucho y puedo tramar más. Mi trabajo es hacer tramas, resolver problemas técnicos de libros. No es que te inspire, eso suena demasiado sublime. Yo no creo en la inspiración, creo en la transpiración – dice sonriente –. Hay que chambear, la inspiración no llega, igual sí llega cuando estás chambeando, si no ¿para qué la quieres? En la cantina para divertir a tus amigos, pues no – enuncia Xavier Velasco en un tono burlesco –.” Sigo jugando como cuando era niño Velasco tiene un lugar favorito para escribir: el balcón de su casa. Es ahí donde teje, arma, enreda y desenreda sus historias. “Yo no sé qué voy a escribir ni que va a pasar, ni cómo va a acabar la historia, no tengo la menor idea, y para eso escribo y ese es el chiste, y esa es la aventura y la apuesta.” Comenta divertido el también autor de Éste que ves, su séptima novela. Además añade: “Mira, estoy metido en un problema grande, que lo estoy haciendo, pero al mismo tiempo tengo control sobre ese problema, estoy jugando exactamente igual que cuando era niño. Lo

7


que pasa es que ahora se supone que estoy trabajando, pero yo no estoy trabajando, yo estoy jugando, me la estoy pasando bien.” ¿En quién piensas cuando escribes? La pasión de Xavier Velasco por las letras lo codujo a publicar varias novelas así como a colaborar en distintos periódicos como El Universal, La Crónica, Reforma, El País y Milenio en el cual escribe hasta la fecha la columna Pronóstico del Clímax; debido a eso, se ha hecho de varios lectores asiduos, pero ¿en quién piensa Xavier Velasco cuando escribe? “Ni en mí, ni en mis lectores. Yo no intereso, soy un técnico que está trabajando en acomodar palabras, un artesano que acomoda las palabras. Tampoco pienso en mis lectores, en qué les voy a vender, pues no, porque aparte mis lectores son mucha gente, entonces yo no sé cómo piensen unos u otros. No puedo hablarles a todos. No creo en el pueblo, cada quien, yo no puedo pensar en ellos, en lo que pienso (en el caso de las novelas) es en que la historia funcione. Estoy dispuesto a ofrecerme de piloto de pruebas para ver si funciona, pero estoy tratando de hacer eso, de cometer un atentado contra la realidad y me gustaría que fuera interesante. Ahí está mi técnica y mi trabajo, pero espero que funcione, si no es interesante ya me salió mal”. Expresa Velasco sin perder la sonrisa. La llegada del premio Alfaguara: un privilegio maravilloso Xavier Velasco publicó en 2012 su más reciente obra titulada La edad de la Punzada, la presentó en diversos lugares, incluida la XXII Feria

8


de Libro realizada en el Zócalo en el mes de Octubre del 2012. En aquella presentación, cientos de personas formaron una gran fila para que firmara sus libros y para conversar con él, pasaban de las doce de la noche y la fila no cesaba. ¿A qué se debe el alcance y la fama de Xavier Velasco? El hecho que lo consolidó como un escritor reconocido de la literatura mexicana fue haber obtenido en 2003 el VI premio Alfaguara, por su novela Diablo Guardián. “El premio Alfaguara significó cambiarme completamente la vida. Significó que no pensara en volver a ser el mismo, ni volver a ver la vida igual. Inauguró otra persona, que vive como en Disneyland, porque vive de escribir, y eso no es normal en el mundo. Es un privilegio maravilloso.” Asimismo, el escritor comenta que el Premio Alfaguara le impuso una responsabilidad enorme: “me compromete mentalmente. Si antes podía ser más irresponsable, dejé de serlo cuando empecé a vivir de escribir, porque vivo de hacer lo que más amo, entonces ya no tengo pretexto para ser irresponsable.” La música en la vida de Velasco La novela Diablo Guardián además de un lenguaje picaresco, contiene un soundtrack que acompaña a los protagonistas de la historia y reflejan su personalidad. ¿Qué tanto refleja lo que Xavier Velasco escucha?

9


“No acostumbro a escuchar nada en específico, el chiste es cambiar. Ahora escucho mucho jazz de los treintas o cuarentas, el bossa nova me gusta mucho. He escuchado rock, pero al escucharlo en el pasado lo voy abandonando, no entiendo esa gente que escucha la misma cosa cincuenta años, me da mucha pereza. No tengo el más mínimo interés en escuchar a Pink Floyd.” Viviendo al límite Del otro lado de la moneda, cuando Xavier Velasco no es escritor disfruta de algunos deportes extremos tales como el motociclismo y el paracaidismo, no obstante, no es algo que practique con frecuencia. “El paracaidismo es una cosa que hice cuatro veces y ya, no es una de mis pasiones porque soy demasiado distraído; entonces, el paracaidismo fue una de mis pasiones, si no, seguramente, ya sería un cadáver.-comenta con otro carcajada, característica de su humor ácido-. No guardo el cuidado en las precauciones que hay que tener y la calma para ser paracaidista deportivo, es muy fácil morirte si no haces las cosas que debes hacer, soy tan disperso, que no está bien.” Por otro lado expone respecto al motociclismo: “las motos también las dejé. Lo que pasa es que el narrador tiene un poco vocación de cobarde porque tiene la obligación de sobrevivir; entonces, por esa misma

razón,

no

me

convertí

en

paracaidista

deportivo

y

eventualmente dejé las motos. Tengo un patín del diablo de motor y a veces rento motos, ahora que voy a viajar, tal vez rente una moto. Trato de limitar el riesgo, es decir, me gusta el riesgo, pero me gusta

10


irle variando, porque siento que si le apuesto mucho a la misma carta, voy a acabar perdiendo.” Dice con semblante, esta vez, serio. La entrevista concluye. Xavier Velasco, como todo escritor, tiene las palabras adecuadas para poder explicar lo que se le pregunta, tal como lo hizo en su libro Puedo explicarlo Todo publicado en 2010, que fue la novela que más trabajo le costó escribir según comenta. Se despide de manera acelerada, ya que tiene que pasar a la sala de abordaje, donde un vuelo a Madrid, España lo espera.

11


Zoot Suit Por Magalli Delgadillo Castañeda

La introducción pausada de la canción “Chucos suaves” condujo a la aparición de un hombre al escenario, quien rompe una enorme manta que simula una página de un diario con el titular: “WEB OF ZOOT SUIT GANG SPREAD”. Es delgado y lleva puesto un sombrero negro, camisa roja, zapatos con tacón cubano y traje zoot: pantalones con tirantes, holgados y negros, ceñidos a la cintura y tobillos, adornados con una cadena colgante de un cintillo que sostiene su cinturón.

12


Se peina. Una mano le da su saco por la abertura de donde salió. Lo toma y se lo coloca con elegancia. Se planta como sólo lo hacen los pachucos: forma una línea diagonal con las piernas flexionadas y la espalda inclinada hacia atrás. Se trata de “El pachuco” (Enrique Arreola), una especie de consciencia y “símbolo mexicano” que representa la rebeldía en Estados Unidos durante los años cuarenta. Ya todo está listo para que comience Zoot Suit, obra musical escrita por Luis Valdez. Zoot Suit está inspirada en la historia trágica de 12 jóvenes pachucos involucrados injustamente en un asesinato cometido en Sleepy Lagoon (1942), Los Ángeles, California, que desató una profunda lucha por los derechos de los chicanos marginados. A través de música y humor, la obra brinda una imagen sobre la cultura chicana reprimida en aquellos tiempos. El swing, danzón y mambo acompaña los pasos de la Pandilla de la calle 38, amigos de Henry Reyna (Everardo Arzate), que junto con sus tres batos, fueron acusados del asesinato. La escenografía e iluminación complementan el lenguaje actoral, quienes interactúan con el público como parte del elenco en el Teatro Julio Jiménez Rueda en la Ciudad de México. El Pachuco, siempre acompañado de un trío de pachucas con provocativos vestidos rojos, tiene el poder de que con un chasquido de dedos o mediante un consejo, Henry Reyna cambie situaciones y tome decisiones: es como su conciencia, la esencia del chicano que no se reconoce como americano o mexicano.

13


De inicio a fin, la obra mantiene atento al público; incluso, cuando pareciera que el ambiente se tensa, de repente, se sueltan algunas bromas que relajan a los espectadores, los hacen reír, soltar carcajadas para después volver a los puntos de tensión, por ejemplo, cuando se presenta el proceso legal de los cuatro batos. Pachucos y pachucas bailan en un escenario iluminado por luces de distintos colores. Los letreros de “Hollywoodland”, “Sunday”, “Dance”, junto con las figuras de una rosa roja, la semisilueta de un edificio y palmeras de fondo son parte de la escenografía. El manejo de los elementos en el escenario como las de las lámparas y las hojas de periódico, interactúan y se mueven al ritmo de la obra, dando un toque especial a la interpretación de los actores. Al final del montaje, el público complacido aplaude fuertemente. Muchos espectadores tienen la intención de levantarse en señal de reconocer un buen trabajo, sin embargo, sólo algunos lo hacen, aun así nadie deja de aplaudir como agradecimiento de un buen espectáculo. Los actores, que por las tardes-noches “Juegan a ser lo que no son en la vida real”, como dijo Enrique Arreola, son reconocidos.

Provocan

buenos

comentarios entre los asistentes y dejan un “buen sabor de boca”. El espectáculo termina con la melodía “Chucos suaves”.

14


Bienvenido a la privacidad ajena Por Elizabeth Avilés Alguera

Julião Sarmento se ha convertido en uno de los artistas portugueses más reconocidos a nivel internacional. Desde 1976 ha realizado más de 130 exposiciones alrededor del mundo. Sus «retrospectivas», a través de la utilización de diversos soportes, se convierten en una irremediable mirada autobiográfica que provocan la fantasía y la imaginación en el espectador.

15


“Julião Sarmento. Una forma extrema de privacidad” es la primera exposición del artista en México. En ella se reúnen pinturas, dibujos, grabados, videos, fotografías y performance representativos de su trabajo en los últimos 17 años. La mujer se convierte en el tema central de su presentación. Es la visión del autor respecto a la figura femenina. Nos la muestra en su forma más pura, pero a la vez dentro de diversas culturas: una mujer desnuda en pantalla o una de espaldas, inmortalizada en fibra de vidrio y resina, mirando a la pared cubierta completamente por una sábana blanca. Para muchos críticos, observar sus obras se convierte en “un acto invasivo por naturaleza”, “una noción de estar viendo algo prohibido”. Desde el momento en que se entra a la sala se cruza un límite que permite echar un vistazo al pensamiento artístico y erótico respecto a la mujer y de la mujer misma. Por ello, la exhibición se plasma desde un punto de vista voyeurístico, es decir, desde “aquella persona víctima de una frustración ante algo que no puede ser alcanzado, pero que se convierte en el mecanismo mismo de su gozo”. En alguna ocasión, Julião Sarmento manifestó que su mayor interés en su trabajo era “generar una situación de tensión, de sentimientos de culpa, deseo y ese punto de dificultad o de inseguridad frente a la obra de arte”. Todas esas sensaciones logran despertarse mientras se recorre cada una de las salas: deslizar una cortina negra sin saber qué habrá

16


detrás, hallar una significación en los cuerpos fragmentados de los dibujos y grabados, imaginarse una situación al estar frente alguna de las figuras de resina sin rostro o llamar a una puerta para presenciar en la soledad una danza erótica. Vale la pena atreverse a cruzar la delgada línea de la privacidad de este artista portugués. Representa una oportunidad para acercarse a una visión sobre la feminidad y, por qué no, a Portugal a través de su cultura, idioma, arquitectura y paisajes capturados en fotografías. Puede que la visión voyeurista sea compartida o no por la mente del espectador, pero al igual que el crítico André Valtierra, advierto que la única forma de escapar ante esa visión es ignorar la obra. ¿Te atreves a conocer la forma extrema de la privacidad? “Julião Sarmento. Una forma extrema

de

privacidad”

se

presenta desde el 9 de abril de este año al 4 de agosto de 2013 en el Museo de Arte Carillo Gil”. Para más información accede al siguiente enlace. Museo de Arte Carrillo Gil

Julião Sarmento, Lady-in-Waiting, 2012 17


El star system marveliano Por Alejandra Ríos de la Fuente

El próximo 26 de abril será el estreno de Iron Man 3 y grandes son las expectativas que se esperan de este filme, dirigido por Shane Black, porque la historia da continuidad a la exitosa película The Avengers (2012). Pero si nos preguntamos por qué ha causado tanto furor, podemos discernir entre varias opciones: trama, continuación de una historia comenzada hace cinco años, tecnología utilizada dentro del

18


mismo relato como también para la creación de escenas o, entre otras opciones, lo que representan los actores. Durante los años 80 y 90, Stan Lee, uno de los primeros y más reconocidos guionistas de Marvel Comics, buscó productores para que realizaran películas sobre algunos personajes de Marvel; pero, sin mucho éxito, se realizaron Howard the Duck (1986), The Punisher (1989) y el Capitán América (1990). Fue hasta 1997 cuando Men in Black, Blade (1998) y, sobre todo, X-Men (2000) cambiaron las circunstancias de esta empresa en el mundo cinematográfico a unas mucho más favorecedoras: el star system marveliano. El éxito que ha tenido Marvel en el cine, en gran medida, se debe a las estrellas que han protagonizado los personajes de sus comics. Por ejemplo, en la de X-Men (2000), las estrellas principales eran Patrick Stewart (Charles Xavier), caracterizándose por ser el Capitán JeanLuc Picard en la serie televisiva Star Trek, e Ian McKellen (Magneto), aclamado actor de teatro y películas como Dioses y Monstruos (1998). Halle Berry (Storm) y Hugh Jackman (Wolverine), aunque con películas u obras de teatro en sus carreras, despuntaron a partir de aquí, razón suficiente para convertirse en las estrellas de los próximos filmes o, incluso, protagonizar películas cuya trama gira alrededor de un solo personaje, como es el caso de Wolverine, protagonizado por el ahora aclamado Hugh Jackman en X-Men Origins: Wolverine (2009) y próximamente The Wolverine (julio 2013). Un caso más reciente de este sistema se puede observar en Thor (2011), cuyo actor principal, Chris Hemsworth, participó en algunas

19


cuantas películas, al igual que Tom Hiddleston (Loki), aunque él con un poco de más experiencia en cine. ¿Quiénes eran las estrellas de la película? Sin duda alguna Anthony Hopkins (The silence of the Lambs, 1991) y Natalie Portman (Black Swan, 2010). Sin embargo, Chris y Tom, gracias a la popularidad que obtuvieron en dicho filme, más otras participaciones, se volvieron esenciales para The Avengers y Thor 2, (noviembre 2013). Así se pueden citar cada una de las películas de Marvel, en las que los actores principales se volvieron actores reconocidos gracias a sus participaciones en estas cintas e importantes, en un futuro, para las secuelas

o,

se

pueden

mencionar

actores

con

una

larga

trayectoria que le dan cierto status a la película, cuyo caso fue el de Iron Man (2008) con Robert Downey Jr. en el papel principal, Gwyneth Paltrow como Papper Potts y Jeffrey Bridges (protagonista de la primera película de Tron, 1982) como Obadiah Stane. ¿Quiénes actuarán en Iron Man 3? Además de los anteriormente mencionados, se une al reparto Ben Kingsley conocido últimamente por interpretar a Georges Méliès en Hugo (2011), Guy Pearce en The Time Machine (2002), Rebecca Hall en Dorian Grey (2009) y Don Cheadle que ya había interpretado a Rhodey en Iron Man 2. Entonces, ¿a quiénes vamos a ver? ¿A un Robert Downey Jr. o a un Tony Stark? ¿A un Ben Kingsley o a un Mandarín (papel que interpreta en esta película)? El star system en Hollywood no es nuevo, tiene su origen desde sus inicios, aproximadamente, en 1920. Por lo que ha sido, en su mayoría,

20


una fórmula para el éxito de las películas. Éste se caracterizó, en aquella época y también en esta, por crear historias sin problemáticas sociales y finales felices, producir los famosos estereotipos y las “estrellas”, quienes representan lo más importante de una película. ¿Será este el caso de Iron Man 3, Thor 2 o The Wolverine? Definitivamente sí, pero nunca se debe perder de vista el arte de la película:

fotografía,

montaje,

vestuario,

efectos

especiales,

escenografía, guión o actuación, entre otras. El cine en sí debe apreciarse como un conjunto, fuera de “malos”, “buenos”, “guapos” o “premiados” actores; además, eso no impide que muchos vayan a las salas de cine para ver plasmado en un lenguaje audiovisual a sus súper héroes favoritos, aquellos con los que crecieron en papel y ahora hasta en 3D pueden disfrutar.

21


*********************************************** EL SABOR AGRIDULCE DE LA CIUDAD *********************************************** Interminable

construcción

estacionamiento

subterráneo

del en

el

Monumento a la Revolución Por Ivette Cruz Méndez

Hoy retomaremos un tema olvidado por los medios de comunicación, pero no por la gente: la construcción del estacionamiento subterráneo del Monumento a la Revolución, el cual no ha sido terminado tras tres años de su construcción. ¿Será que el Gobierno del Distrito Federal no piensa finalizar este proyecto? A poco más de tres años, la construcción del estacionamiento subterráneo de la Plaza de la República sigue sin finalizar. Desde aquel 12 de noviembre del 2009 cuando el Gobierno del Distrito Federal (GDF) anunció la remodelación del Monumento a la Revolución y la construcción de dicho estacionamiento hasta el día de hoy, la obra continua inconclusa y al parecer seguirá así otro año más.

22


El inmueble con capacidad para 1,200 vehículos, estaba planeado para ser inaugurado el 20 de noviembre de 2010, según anunció la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI) al inicio de ese mismo año; sin embargo, lo único que quedó más o menos terminado para esas fechas fueron las fuentes de luces de colores, el museo del Monumento y el nuevo elevador de cristal añadido al recinto, para subir al mirador. Para mediados del 2011 y hasta hoy en día, las áreas de acceso al estacionamiento subterráneo al nivel de la superficie se observan llenas de basura y material de construcción abandonado, sobre todo afuera de las dos entradas del lugar, principalmente la calle de Ramos Arizpe ubicada en la parte norte de la explanada de Plaza, donde se encuentra el antiguo edificio del Frontón México. Sin omitir que la calle está cerrada al paso vehicular. No obstante, en el sitio web del Monumento se menciona que el estacionamiento “está en proceso de ser terminado y que su demora se debe a que se están empleando técnicas de ingeniería de alta tecnología con la finalidad de no alterar el entorno”. Lo cual es totalmente falso, pues el lugar está lleno de tierra, basura, agua estancada y hoyos por doquier, además de que se cimbra cada vez que pasa un camión pesado o el propio Metrobús de la línea 4. INVERSIóN PúBLICA – PRIVADA La construcción de estacionamientos subterráneos, fue una iniciativa del GDF apoyada por empresas españolas y mexicanas de índole

23


privada como la empresa Calidad de Vida, Progreso y Desarrollo para la Ciudad de México, S.A. de C.V., conocida como Capital en Crecimiento. Estos consocios crearon el proyecto del Estacionamiento Plaza de la República Siglo XXI, inversión público – privada, en el cual, plantearon junto con la Secretaría de Transporte y Vialidad (Setravi) que el estacionamiento subterráneo contaría con 700 cajones y que para la primera etapa de su construcción se gastarían 200 millones de pesos. No obstante, en lo que va del año, la inversión total asciende a 364 millones de pesos, los cuales siguen siendo insuficientes para terminar por lo menos, la mitad de la obra. Además según una nota del año 2011 del periódico Excélsior, se invirtieron 3.5 millones de pesos en plantar palmeras y pulir las banquetas del Monumento y aledañas.

HISTORIAL DE ABANDONO Cabe mencionar, que no es la primera vez que el Monumento es abandonado, si recordamos un poco de su historia cuando comenzó su construcción en 1910 por órdenes de Porfirio Díaz, quien quería que allí fuera el Palacio Legislativo. Sin embargo, con el inicio de la Revolución Mexicana, la obra fue interrumpida por falta de fondos y tras años de abandono se consideró demolerla. No obstante, al arquitecto mexicano Carlos Obregón Santacilia propuso aprovechar una parte de la estructura edificada para levantar

24


el monumento que se construyó entre 1933 y 1938 y que hoy conocemos bajo el nombre del Monumento a la Revolución. Así pues, hoy en el año 2013 a pesar de que el recinto se encuentra en funcionamiento y más activo que nunca, sus alrededores vuelven a sucumbir el abandono. Es lamentable que se haya invertido tanto dinero en una remodelación que inició por “motivos de los festejos de los 200 años de Independencia y 100 de la Revolución Mexicana”, para que tres años después siga en obras negras, cause problemas viales y se encharque cada vez que llueve. Cuando el supuesto fin de la creación de estacionamientos subterráneos en varias áreas del DF, era el de recuperar los ejes viales y espacios públicos. En el caso de la colonia Tabacalera, el de recuperar la vialidad del Eje Urbano que enlaza la Plaza de la República, la Alameda Central y el Zócalo. Sin embargo, ninguno de los 13 estacionamientos planeados para de la Ciudad, como el Zona Rosa, el Centro Histórico, Polanco, entre otros, se han comenzado.

25


MÚSICA Abril comenzó con Jazz. El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA),

a través de la

Coordinación de Música y Opera del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), presenta el Festival “Por lo tanto…Jazz”.

En

él

participan

músicos

nacionales

e

internacionales. Los conciertos se han llevado a cabo

los fines de semana. Los

próximos serán en el Museo José Luis Cuevas. ¡La entrada es libre! Este sábado 20 de abril toca el turno al trío de Alex Mercado y el domingo a Polak Jazz Masters. No te pierdas la oportunidad de acercarte al género o, si ya te atrae, de conocer los estilos de diferentes jazzistas.

26


CINE La

Cineteca

presentando (2009)

Nacional

Vuelve

del

a

director

está

la

vida Carlos

Hagerman, documental mexicano que trata sobre el amor familiar dado

desde

cuando

los

una

años joven

setenta modelo

neoyorquina se va a vivir al puerto de Acapulco con su hijo pequeño y conoce al Perro Largo, pescador que les cambiará la vida. La puedes ver este domingo 21, martes 23, miércoles 24 o jueves 25 de abril a las 15.15 o 19:15 horas. ¡Aprovecha está oportunidad de acercarte al cine documental mexicano! Estudiantes, profesores y personas de tercera edad tienen el 50% de descuento

en

su

entrada

sólo

al

presentar

la

credencial

correspondiente.

27


LITERATURA “Los grandes amores siempre son clandestinos”. Mónica Lavín La casa chica se refiere a esas relaciones

fuera

del

matrimonio,

amores prohibidos que sólo tienen cabida en otra casa y familia. La

autora

envuelve

Mónica al

lector

Lavín en

narra

y

diferentes

historias de amoríos clandestinos, la peculiaridad se encuentra en que en el texto

se

encuentran

personajes

famosos y reconocidos: Frida Kahlo y el fotógrafo Nicolás Muray, Miroslava Stern y Luis Miguel González Lucasmejor conocido como Luis Miguel "Dominguín”-. ¿Quieres saber quién más? No dejes de leer los relatos aquí narrados que la autora califica como

ficción

documental,

es

decir,

historias

que

“proponen

situaciones basadas en información obtenida de diversas fuentes: libros, periódicos, revistas, conversaciones, Internet.”

28


EXPOSICIÓN XIPE TÓTEC DE THOMAS GLASSFORD,“UN FARO DE MÉXICO” Instalación lumínica del artista Thomas Glassford sobre el edificio del Centro Cultural Universitario Tlatelolco. Glassford decide

venerar

al

dios

azteca

o

mexica Xipe Tótec (“Nuestro Señor el Desollado” o “El Bebedor Nocturno”), quien se quitó su piel para alimentar a la humanidad. De la misma forma, Tlatelolco se viste con una nueva piel que resplandece para conmemorar una nueva vida como Centro Cultural, un faro visible desde cualquier punto estratégico de la Ciudad de México. *La obra se enciende durante todas las noches.

29


TEATRO Los Miserables, obra cumbre del escritor francés Víctor Hugo, cobra vida en una representación

teatral

a

cargo de Gerardo Rodríguez. Conformada por un elenco de estudiantes de la Escuela Mexicana Americana (EMA), la

puesta

en

escena

pretende ser un tributo al dramaturgo francés y a la obra que retrata la miseria de la sociedad reflejada en Jean Valjean y Fantiene, personajes centrales, que dan pie al desarrollo del drama. Una obra totalmente musical que se acompaña de música de Claude-Michel Schonberg y Alain Boublil. No pierdas la oportunidad de acercarte a esta adaptación teatral, que tendrá su última exhibición (entrada libre) este sábado 20 de abril en el centro cultural Félix Azuela, ubicado en la unidad habitacional Tlatelolco.

30


Andares. Un viaje cultural por la Ciudad de México