Page 1

noviembre, 2015

Desastres ambientales en México

Castañeda, Bowling y Mutua: sobre desarrollo sustentable

Entrevista con Álvaro Oliver energías renovables


Editorial Hace unos meses, en la mesa de redacción de LivingUp, leímos sobre el escándalo sucedido por el uso de un software que manipula las emisiones de gases contaminantes de los motores a diesel de algunos millones de autos de la marca alemana Volkswagen, y diseñamos una investigación para entregar un número especial. Durante las lecturas y la recolección de información encontramos lo que a nuestro parecer son las preguntas de fondo por el escándalo de la empresa automotriz: ¿cuál es el punto de equilibrio que debe existir entre el desarrollo económico y el cuidado de la naturaleza? y, ¿por qué hemos privilegiado el margen de ganancias en detrimento del ambiente social y natural? Así como encontramos una duda fundamental, descubrimos que nuestra premisa quedaba corta; te que presentamos este especial sobre “Desarrollo sustentable”, y sus implicaciones en el ambiente. Creemos que no sólo debemos cambiar nuestra manera de “procurar” el ambiente, sino revolucionar la forma de entender nuestro entorno y nuestro papel dentro de él; la naturaleza no es un afuera, estamos dentro de ella. No existen causas-consecuencias lineales, sino una red multidireccional en la que las más pequeñas acciones repercuten de manera global. Es en esa red en la que los emprendedores juegan un papel muy importante y sus acciones son indispensables para aspirar a un cambio, ya que son ellos, los micro, pequeños y medianos empresarios, los que generan la mayor cantidad de empleos, además de ser, un motor de crecimiento, las empresas pequeñas pueden cambiar el paradigma del consumo: precios justos, respeto al trabajo y responsabilidad ambiental, como los tres ejes transversales de toda posibilidad de desarrollo. En esta edición de LivingUp Desarrollo Sustentable, Coral Quintero, en su Escritorio (4), nos cuenta acerca de la importancia de los nuevos empresarios y la urgencia de dotar a los pequeños productores. En La Entrevista (12), Álvaro Oliver, director general de Gemex, nos platica sobre las energías renovables y sus beneficios globales. Los economistas Fernando Bowling (6) y Diego Castañeda (7) escriben los sustentos políticos, económicos e históricos del giro a otro tipo de desarrollo. Nuestros amigos de Mutua (16), nos dan la pauta: ¿Cuáles son los beneficios de ser una empresa socialmente responsable? En nuestro Conversatorio (10), Ana Pulido, Ana Leben y Enrique Ortiz nos otorgan tres matices de la responsabilidad ambiental. También encontrarás los Consejos Financieros (20) sobre cómo ahorrar energía y el libro acerca de la Economía azul (22). Además de las imperdibles columnas de Daniela Chávez, Comer Bien (18), Luis Castillo, Cultura (19 ) y Xaviera Ramírez, Sensualidad y tacones (21). Esperamos que disfrutes este número que te invita a reflexionar sobre la economía verde.

Directorio

Coral Quintero Dir. General • Zarina Ortíz Comercialización • Diego Mejía Dir. Editorial • Diego Cabral Contenidos • Avril Olachea Arte Comercialización: ventas@livingup.com.mx tel: 50057061 LIVINGUP, Año 1, No.5, 2015, es una publicación mensual editada y distribuida JUNTA LETRAS, Av, Palmas 830 interior 202 AB colonia Lomas de Chapultpec, Código Postal 11000 delegación Miguel Hidalgo. correo electrónico contacto juntaletras@gmail.com. Editor responsable: Diego Mejía, Diseño de portada: Avril Olachea. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo: 04-2015-082511373100-102, de fecha 25 de agosto de 2015; otorgado por la DIRECCIÓN DE RESERVAS DE DERECHOS DEL INSTITUTO NACIONAL DEL DERECHO DE AUTOR. Impreso porA&E Herencia Gráfica SA de CV. Trabajo y Previsión Social #419 Col. Federal C.p. 15700. México, Distrito Federal. Este número se terminó de imprimir en octubre de 2015, con un tiraje de 5000 ejemplares. Las opiniones expresadas por los autores no reflejan necesariamente la postura del editor de la publicación. Queda estrictamente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes sin previa autorización del Instituto Nacional del Derecho de Autor.


4

el escritorio de coral

NÚMEROS

verdes Por: Coral Quintero

En países como México, las micros, pequeñas y medianas empresas son las que más personas emplean. Los que pertenecemos a este sector, tenemos un gran abanico de oportunidades para cumplir con nuestra obligación ambiental. Sí, es cierto, las grandes industrias son las que más contaminan, pero somos nosotros los que compramos. Cambiar nuestra manera de producir debe ir de la mano de nuestra manera de comprar.

clase”, muchas veces el acceso al “comercio justo” y productos orgánicos, es exclusivo de los que más ganan.

No se trata de modas ni publicidad, tampoco de campañas para “cumplir” con los requisitos morales o administrativos, o de una medida para reducir impuestos ni de tomar ventaja en un nivel discursivo: ¡tener responsabilidad ecológica es una obligación, y un modo de vida!

Hace unas semanas, en un viaje por carretera al estado de Veracruz, conviví con pequeños productores de café que invierten mucho dinero y esfuerzo para mantener sus hectáreas con productos libres de químicos innecesarios, y así respetar los ciclos naturales de cosecha. Su principal queja fue la falta de apoyos institucionales, los costos y la baja demanda de su producto, pues no pueden competir con los precios de los grandes productores, quienes utilizan indiscriminadamente productos artificiales para potenciar sus ganancias, sin reparar en la salud de la tierra. Sin embargo, la calidad de sus alimentos es mejor que muchos de los que consumimos en las ciudades. Quizá, si invertimos estratégicamente y dotamos a estos productores de las herramientas necesarias para la siembra, cosecha y venta de sus productos; además de campañas de reeducación para “comprar mejor”, sus precios serán cada vez más bajos, la demanda es sus productos crecería, y más campesinos decidirían trabajar sus tierras y no sólo tenerlas para el autoconsumo. Los compradores tendrían acceso a mejores alimentos, a un precio justo y al alcance de la mayoría.

Cuando vemos las noticias en la televisión sobre los terribles efectos del cambio climático, como tormentas tropicales, huracanes, sequías, ventarrones (que, aunque parezca farsa, muchos sectores públicos y privados aún niegan), nos invade una especie de parálisis colectiva; o eso parece. Creemos que los únicos responsables y capaces de realizar acciones de contención son los gobiernos o las grandes empresas: nada más equivocado. Según la encuesta GlobalScan and Sustaintability 2013, en la que par ticiparon más de 1,100 exper tos de 53 países, los emprendedores sociales, los líderes sociales y la comunidad científica fueron los que obtuvieron mejores resultados y aprobación de su trabajo en el desarrollo sustentable. Los gobiernos y las empresas multinacionales ocuparon los últimos lugares de la tabla; el sector gubernamental apenas llegó a 3 por ciento. Como consumidores y generadores de empleo podemos tener mejor perspectiva, reducir costos y maximizar ganancias, y exigir que queremos mejores productos a precio justo. Quizá este sea el quid del asunto: rediseñar nuestro modelo de consumo para llegar a comercio más justo, con productos más ecológicos (debemos incluir el sector de servicios, por supuesto) y al alcance de todos, pues ya sea por moda o por “cuestión de

Tomar medidas de responsabilidad ecológica como el consumo de luz, agua, gas y papel, pueden representarnos un ahorro cercano a 30 por ciento del gasto corriente en una oficina. Cambiar hábitos reduce gastos.

Todo lo anterior en el marco del comercio justo y sustentable. En columnas pasadas escribí sobre las ventajas de pagar impuestos y de la generación de empleos formales bien pagados que debemos tener los emprendedores; a esas ventajas/responsabilidades debemos sumar las ideas ecológicas y sustentables. Tenemos que cambiar nuestra dirección comercial; apuntar al desarrollo sustentable no sólo es una responsabilidad ambiental, también social y económica. Este mundo es responsabilidad nuestra, que todo humano tenga acceso al alimento y servicios de calidad, también.


4 de cada 10 jóvenes mexicanos se interesa por este tipo de productos

datos duros Puma y Patagonia son las dos empresas transacionales mejor calificadas por GlobalScan de 2013

De 2008 a 2013, la producción “responsable” creció 150 por ciento

El consumo de productos orgánicos crece 20 por ciento anual

5


6

nota del mes

SUSTENTANDO LA SUSTENTABILIDAD Por: Fernando Bowling

El origen del término desarrollo sustentable o sustentabilidad procede del histórico documento “Nuestro Futuro Común”, de 1987 –también conocido como Informe Brundtland en reconocimiento a la ministra noruega que encabezó la comisión de la ONU encargada de su elaboración– y significó una legítima propuesta global para encarar el paradigma que enfrenta la humanidad, toda, por revertir el grave deterioro planetario provocado por el sistema económico prevaleciente desde la Revolución Industrial y por el modo de organización capitalista de los negocios, en aras de la producción de los bienes y servicios indispensables. En síntesis, además de otros factores, después de más de 250 años de llevar a cabo irracionales formas de explotación de los recursos naturales, de polución por todo tipo de contaminantes y de una forma inequitativa del reparto de la riqueza generada por ese modelo, integrantes de las más altas esferas del poder mayormente beneficiarias expresaron con toda nitidez su preocupación por visualizar que los retos ambientales y sociales alcanzan ya características insostenibles, por lo que es necesario atender y modificar las contradicciones más severas como la prioridad para dar continuidad al propio sistema. Es por ello que, por primera vez, se plantea la inclusión de los seres que aún no habitan el planeta y se proclama al desarrollo sustentable como la única vía para lograr la satisfacción de las generaciones presentes, sin comprometer las auténticas posibilidades de supervivencia de las generaciones futuras. Esa es la propuesta, que no teoría, ni mucho menos receta panfletaria para recomponer la vida en la Tierra. Cabe reflexionar que hoy día muchos interlocutores usan el término inadecuadamente, más como si fuera una moda, e ignoran que los pilares de dicha aspiración son: a) impulsar el crecimiento económico acorde con las demandas de bienes y servicios, conforme con las necesidades sociales y de la producción misma; b) lograr una distribución más equitativa del ingreso, en reconocimiento a que la pobreza es un mal crónico, factor primordial por atender, toda vez que es fuente de injusticias, deterioro y motor de los conflictos sociales, y c) impulsar prácticas que respeten al medio ambiente, evitando el colapso del delicado equilibrio ecológico y las nefastas consecuencias irreparables que amenazan contra la permanencia de todas las especies que compartimos esta casa, la única habitable con la que contamos hasta ahora.

Desde entonces, sin duda, han ocurrido muchos y valiosos esfuerzos, así como avances en la materia, involucrando estructuras institucionales, patrones individuales de consumo y aprecio por la naturaleza; sin embargo, la cuestión ambiental, lejos de haber mejorado observa su agravamiento, profundizando terribles consecuencias para millones de seres y especies, motivo de irremediables pérdidas y sufrimiento humano, sobre todo entre los grupos más vulnerables. Queda claro, pues, que no se trata solamente de un asunto tecnológico, sino también de modificar estructuras sociales, lo que conlleva la afectación de poderosos intereses en cada sociedad: en la industria, la agricultura, los transportes, la minería, el comercio, el turismo, etcétera y, desde luego, en la política, la justicia y la educación. El tema es muy amplio, complejo y apasionante, con tantas aristas que resulta imposible abordarlo en un espacio tan breve como éste. En todo caso, el propósito es despertar el interés y la conciencia, colectiva y personal, para sumar esfuerzos, revertir los procesos y reavivar la esperanza de una vida digna para nuestros nietos. La tarea de todos por cuidar el medio ambiente comienza en la casa y el negocio: modificar los hábitos de consumo en nuestra vida cotidiana es una pequeña aportación para contribuir al cuidado del medio ambiente, que repercutirá en medida que involucremos a los que nos rodean. Las buenas noticias al respecto son bastante halagadoras, ya que a casi tres décadas de distancia, en las cuales ha habido más ruido que nueces y muy lamentables tragedias que pudieron evitarse con una visión congruente, ahora, por fin, en el presente año dos representaciones de gran trascendencia han manifestado su compromiso y acciones en favor de la sustentabilidad. Una, del máximo exponente de la iglesia católica, el progresista papa Francisco, quien en su encíclica “Alabado seas. Sobre el cuidado de la casa común” (24 de mayo, 2015) resaltó la obligación moral de todos los católicos por combatir el cambio climático, la otra, del presidente del país más poderoso, Barack Obama, que está cimentando firmes bases para enfrentar retos tan importantes como la emisión de bióxido de carbono a la atmósfera y otros gases de efecto invernadero, así como para impulsar fuentes alternativas de energía ambientalmente amigables. Bienvenidas ambas. Sucesos históricos que pueden lograr cambios trascendentes. Bien vale congratularse porque esperamos cosas muy positivas al respecto.


colaboración

7

DESARROLLO SUSTENTABLE Por: Diego Castañeda @diegocastaneda

El desarrollo sustentable, tal como se le definió en el reporte Brundtland, lo hace de la siguiente forma: El desarrollo que resuelve las necesidades del presente sin comprometer la habilidad de futuras generaciones para resolver sus necesidades. Dentro de esta definición incorpora un par de conceptos importantes: • El concepto de necesidad se refiere en particular a las necesidades de las personas en situación de pobreza en el mundo a las cuales se les debe dar prioridad. • La idea de limitaciones, impuestas por el estado de la tecnología y la organización social sobre la habilidad del ambiente para resolver necesidades presentes y futuras.

Si pensamos en los mismos términos que el reporte Brundatland la relación de la pobreza y el medio ambiente se vuelve fundamental, las personas en situación de pobreza son aquellas que más sufren los impactos negativos del cambio climático y por las características de sus fuentes de sustento (agricultura de subsistencia, trabajo manual y autoempleo) hacen que estas actividades de baja productividad se vuelvan a su vez fuentes significativas de deterioro ambiental. En México, esta realidad en su aspecto urbano se ve reflejada en la continua generación de autoempleos por medio de pequeños comercios. Estos negocios suelen caracterizarse por su falta de tec-

nología, de capital y, como consecuencia, de productividad. Sin embargo, es en este tipo de negocios uno de los puntos donde mayor incidencia se puede tener en aspectos de sustentabilidad. La falta de acceso a servicios y bienes públicos que pone a muchas de estas personas en vulnerabilidad se ven reflejadas en sus medios de vida, si es posible producir su acceso al mercado e incrementar su eficiencia y productividad, implicaría, a su vez, mejorar sus condiciones de vida y el uso racional de los recursos a su disposición. En este sentido, existe un rol muy importante por parte de las autoridades, el de incentivar la formalidad, producir una regulación adecuada que tenga en cuenta el impacto ambiental de las actividades que se desempeñan en el mercado, para esto también es necesario producir una serie de indicadores que vayan más allá de las mediciones tradicionales como el Producto Interno Bruto (PIB).

Fotografía: Shutterstock

La importancia de hablar de sustentabilidad cuando tratamos asuntos de carácter económico es evidente. Frente a la realidad del cambio climático antropogénico, la necesidad de crecimiento económico y de mejorar la calidad de vida, sobre todo en el combate a la pobreza.


8

colaboración

Para realmente diseñar intervenciones que procuren la sustentabilidad, y a su vez tengan un enfoque claro en la calidad de vida, es necesario incorporar mediciones más completas de bienestar subjetivo. Es necesario entender que el individuo no sólo requiere de un buen ingreso para estar bien, sino que requiere de seguridad, bienes públicos, oportunidades, vida social y un medio ambiente amistoso a su desarrollo. Proyectos como el de “¿Cómo va la vida?, de la Organización para la Economía y el Desarrollo Económico (OCDE) [Better Life Index], tratan de apuntarnos justo en esta dirección, incorporando indicadores de satisfacción no sólo en el plano puramente monetario. Dentro de estas mediciones es importante tener en cuenta el desgaste ambiental que las actividades de consumo y producción tienen sobre la calidad ambiental y de esta forma sobre la calidad de vida de las personas. Cuando pensamos en estas pequeñas empresas que emplean a más de dos terceras partes de la población ocupada, debemos tomar en cuenta que estas millones de unidades de producción tienen una serie de impactos ambientales pero que en muchos casos es imposible solventar sus necesidades de otra forma. Desafortunadamente, la mayoría de las iniciativas de sustentabilidad están enfocadas a las grandes empresas, con regulaciones laxas y mecanismos de cuotas, como la propuesta de elaboración de un mercado para bonos de carbono. El pequeño productor es olvidado y peor aun es olvidado también en términos de esfuerzos de adaptación. Debemos recordar que los más pobres son los que más afectaciones sufren por el cambio climático y, por lo tanto, los que deberían recibir un mayor apoyo en medidas de adaptación. Un país como México, con problemáticas sociales muy serias, debe prestar más atención en este campo, la lucha contra el cambio climático no se da sólo en cumbres internacionales, ni prometiendo cuotas de reducción; se da de mucha mejor forma cuando se combinan los esfuerzos en todas las partes. Sustentabilidad también implica generar suficiente capital en la sociedad para reponer aquel recurso que se agota en los procesos productivos, por lo tanto un esfuerzo más comprensible también pasa por desarrollar más capital humano y, sobre todo, por asegurar que la distribución del mismo sea más equitativa.

GALERÍA DE AMBIENTAL

Por: Diego Cabral

México es un país megadiverso, vasto en recursos naturales en distintos ámbitos, ya que en nuestro territorio se concentra 12 por ciento de la biodiversidad terrestre del planeta, esto debido, en parte, a las diferentes regiones geográficas: montañosas, de clima templado y frío, tropicales de climas cálidos, secos y húmedos. En cuanto a la riqueza mineral también contamos con una amplia gama de recursos que impactan en la actividad productiva, como la minería y la petrolera: somos el primer productor de plata a nivel internacional y uno de los más importantes en cuanto a cobre. Respecto de la producción de petróleo crudo ocupamos el décimo lugar mundial. Sin embargo, la explotación de estos recursos no renovables sin la correcta planeación, regulación, prevención y vigilancia han ocasionado desastres ambientales muy importantes. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), organismo descentralizado de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), es la encargada de atender y controlar el creciente deterioro ambiental, entre sus funciones destaca la normatividad ambiental en temas como los residuos peligrosos y la contaminación atmosférica, entre otros. El 7 de julio de 2013 entró en vigor la Ley Federal de Responsabilidad Ambiental (LFRA), la cual establece que “toda persona física o moral que con su acción u omisión ocasione directa o indirectamente un daño al entorno natural estará obligada a la reparación de los daños o a la compensación ambiental, y a realizar las acciones necesarias para evitar el incrementos de los efectos”. De esta manera, se habla de una responsabilidad independiente de la civil, penal o administrativa; la ambiental implica hacerse cargo de los daños ocasionados al entorno por medio de la reparación y compensación de dichos deterioros. Esto representa un avance en cuanto a normativa, sin embargo, la aplicación de esta ley en la práctica ha sido muy laxa, en relación a los diferentes desastres ambientales que han ocurrido desde su implementación. A partir de que entró en vigor la LFRA se ha hecho pública únicamente la sanción impuesta a la Minera México por el derrame al río Sonora y Bacanuchi de 40 mil metros cúbicos de sulfato de cobre mezclados con ácido sulfúrico y altas concentraciones de metales pesados, provenientes de la mina Buenavista del Cobre, operada por Grupo México. Sin embargo, se desconoce si ha habido otras personas físicas o morales sancionadas que han cometido infracciones a dicha normativa, ya que “los procedimiento


nota del mes

9

LA TRAGEDIA 2014: 2015 Sonora: El peor desastre ambiental minero 7 de agosto de 2014. Un derrame de 40 mil metros cúbicos de ácidos y minerales sumamente dañinos afecta a más de 22 mil personas en siete municipios. El desastre se ocasionó por una falla en el contendor de la minera Grupo México.

Durango: 13 de agosto de 2014, emergencia ambiental por el derrame de dos mil metros cúbicos de solución cianurada en la mina Proyecto Magistral, el líquido alcanzó el arroyo La Cruz.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua, 70% de las aguas fluviales presentan algún grado de contaminación. Los ríos más contaminados son el Atoyac que abarca a Puebla, Tlaxcala y Oaxaca. El río Lerma, que va del Estado de México, Guanajuato, Michoacán, Jalisco y Nayarit.

derivados de la Ley Federal de Responsabilidad Ambiental se encuentran reservados en virtud de que, en tanto no se resuelva el asunto, no se puede dar a conocer información al respecto”, como señala el diputado Enrique Aubry. Otra cuestión muy importante que abre la LFRA, lo pone de relieve el periodista Luis Miguel Gonzáles, es que “abre la puerta para la cuantificación de intangibles, ¿cómo valorar la afectación a la interacción de los habitantes de las comunidades afectadas?; ¿qué valor se adjudica a la pérdida de la normalidad, suspensión de clases o trastornos de salud, aunque sean leves?”

Nuevo León: 16 de agosto 2014, en el río San Juan de Nuevo León, se reportó un derrame de cuatro mil barriles de crudo, provocado por una toma clandestina de Pemex. Esto afectó el cultivo de cuatro mil pobladores.

Jalisco: 15 de junio de 2015. El derrame de lixiviados en un tiradero cerca de Zapopan daña ganado, peces y cultivos.

Se calcula que hay 1.3 derrames petroleros diarios: Puebla, Veracruz y Guanajuato son las entidades más afectadas. De enero de 2013 a octubre de 2014 Pemex ocasionó 439 emergencias ambientales.

El mapa que se muestra a continuación es sólo un ejemplo de las más de 1,100 emergencias ambientales que se han suscitado en nuestro país de enero de 2013 a octubre del año pasado. Urgen medidas preventivas más sólidas para evitar que estos desastres continúen perjudicando el entorno social y ecológico, además se recomienda impulsar otros procesos para la producción de energéticos que promuevan la sustentabilidad, mientras tanto seguiremos creyendo que estos daños pueden resarcirse o compensarse por medio de multas económicas, a pesar de saber que no hay marcha atrás y los perjuicios ocasionados afectarán severamente el futuro


10

conversatorio

TRES MATICES DE VERDE Adriana Pulido, socia fundadora Grupo Suatentarse, con más de 14 años de experiencia en temas de Responsabilidad Social.

Enrique Ortiz, Biólogo y candidato a doctor en Ciencias Biomédicas por la UNAM, y director del Centro de Educación Ambiental Acuexcomatl

Ana Leben, propietaria de Hongos Leben, empresa mexicana, y profesora de Yoga.

El desastre ya no es inminente, lo habitamos. Es innegable, aunque algunos se resistan a verlo, el desbalance ambiental provocado por el desarrollo económico. Replantearnos es volver a crear un pacto. Ante la crisis, convocamos a tres amigos de esta revista para que nos compartieran su punto de vista; tres visiones y propuestas sobre el tema. Más allá de las diferencias de matiz y tono, las coincidencias son claras: la humanidad ha cometido muchos errores, pero siempre está posibilidad para enmendar las pifias. Acá les compartimos este conversatorio con Adriana Pulido, Enrique Ortiz y Ana Leben.

¿DEBEMOS CAMBIAR NUESTRA MANERA DE INTERACTUAR CON EL MEDIO AMBIENTE?

1

Definitivamente sí. Los hábitos y costumbres que tenemos están más basados en cosas materiales y en el consumismo, y si no integramos el factor medioambiental no vamos a poder cambiar la cultura en la que estamos viviendo y cómo estás impactando en el ambiente. Al final tiene un impacto social importante porque cuando sucede un desastre natural, no sólo se trata de un tema ambiental, también hay destrucción, pérdidas de empleo, de calidad de vida, y eso impacta en nuestra manera de vivir y en nuestros niveles de estrés y productividad.

2

La manera que interactuamos entre las personas y con la naturaleza, si es que la vemos como recursos, porque hay muchas maneras de verla.

3

Por supuesto, la forma en la que las empresas trasnacionales, las que han acaparado el mercado, ven por su propia conveniencia y se olvidan de que están explotando la tierra y sus recursos, no están pensando en el bienestar del planeta y eso nos está causando problemas a todos. Parecemos nuestros propios verdugos. No acatamos la vía que la naturaleza nos indica.

¿EL DESARROLLO SUSTENTABLE DEBE SER LA MEJOR OPCIÓN PARA EMPRENDER UN NEGOCIO? La mejor opción depende de qué punto de vista lo veas. Es una nueva forma de hacer negocio que más que sea la mejor comienza a ser la única opción. Ya no es rentable hacerlo de otra manera, ya no es fácil vender productos sin tener un valor agregado, los consumidores te piden que hagas cosas en beneficio social o ambiental. Es una nueva forma de emprender, más que una buena idea, es una necesidad.

Lo que pasa es que estamos bajo una lógica de hacer negocios y dinero, y esa no es una lógica sana para la naturaleza, es decir, si a fuerza la única manera de vivir es sobre negocios y dinero, yo te diría que no es la única. No sé si sea esa la manera más adecuada, no está mal tener negocios pero a final de cuentas no es correcto seguir con ese esquema en este sistema. En Occidente se cosifican las cosas, el consumo es parte de esos problemas, además de la homogenización de todo.

Estoy totalmente convencida. Al apoyar a la naturaleza, ella nos ayudará a nosotros, entonces estaremos en sintonía con el Universo, la naturaleza, y vamos a generar más abundancia y salud para nosotros y el planeta. Es el futuro de las empresas.


conversatorio

11

¿LA SUSTENTABILIDAD ES UN MEJOR CAMINO AL COMERCIO JUSTO? Para nosotros, el desarrollo sustentable está hasta arriba de la pirámide de desarrollo, que se basa en lo económico, social y ambiental. Las empresas deben hacer sus negocios con esa visión. Definitivamente esto nos lleva a un mejor comercio, porque si consideras que los negocios deben tomar en cuenta los temas éticos sociales y ambientales de sus productos, que al final son una cadena de valor en la que vas consumiendo productos con ese valor agregado.

La sustentabilidad es la mejor respuesta a la manera en la que vivimos, más que el desarrollo sustentable, porque él implica la idea de crecimiento económico, y el crecimiento no necesariamente sucede en la sustentabilidad, que apela a un equilibrio de los humanos en el tiempo, con una perspectiva de calidad de vida, pero no vista desde el crecimiento. La idea no es que todos tengamos cada vez más dinero, sino que vivamos mejor.

Sí, porque estamos generando una justicia entre nosotros, el proveedor, entre la empresa, la naturaleza y las leyes del Universo.

¿CÓMO PUEDE AYUDARNOS A GENERAR EMPLEO MEJOR PAGADO? No sé si un empleo mejor pagado, pero sí mejores empleos y mejores oportunidades, porque el tema de la sustentabilidad no necesariamente quiere decir que te va a redituar a ti como colaborador, pero lo que sí te dará como empresario, colaborador o consumidor es un valor en lo que haces, ya sea mejor calidad de vida, valor de marca, con nuevas líneas de negocio y el acceso a nuevos productos en los que tengas la conciencia de no estar impactando ambientalmente. No sé si sean, al final, empleos mejor pagados, pero sí sé que con mejores empleos con mejor calidad de vida laboral.

Por ejemplo, existe el greenwashing que es cuando una empresa se presenta como verde para vender más, tratando de lavar su imagen, lo que casi siempre es un disfraz. El comercio justo es válido si lo llevas al límite y a lo real. Tiene que ver con quitar intermediarios, comprarle a los productores agrícolas antes que a Walmart, eso está bien, pero debe ser más radical: que se nos pague por las habilidades que tenemos y por la cantidad de personas que quieran hacer ese trabajo.

Es muy importante, porque la misma explotación [del planeta] también se va contra la gente. El sistema que muchas empresas practican no considera el factor humano y explotan a sus empleados, sólo por su propio beneficio. La gente se siente explotada, maltratada, no se siente motivada y no hace bien su trabajo. La productividad se ve afectada. Gente mejor pagada produce con mejor calidad.

¿DEBEMOS, TAMBIÉN, CAMBIAR NUESTRA MANERA DE CONSUMIR? ¡Totalmente! para mí es como una sándwich: en la parte de abajo estamos los consumidores, la parte de arriba empresas, altas direcciones, las pocas personas que tienen el poder de tomar decisiones, y entre los dos hay una brecha en la que no se entiende qué es desarrollo sustentable, comercio justo o que los productos que tienen menor impacto ambiental son, a veces, más caros, estamos en un momento de transición en el que tenemos que cerrar la brecha entre las exigencias de los consumidores que piden productos de mejor calidad, y la voluntad de los empresarios y accionistas para cambiar la forma de hacer negocios. Debemos ser mejores consumidores y empresarios.

Debemos reeducar la manera de consumir. Educar implica no solamente reflexionar sobre la manera en la que consumimos, sino también cambiar hábitos y actitudes cotidianas, tenemos que modificarlas; ser mucho más responsables. Una de las cuestiones, desde la sustentabilidad, es satisfacer nuestras necesidades sin comprometer al ambiente, por ejemplo, un traje Armani puede ser una necesidad para un ejecutivo, pero quizás para otras personas no lo es.

Tenemos que hacerlo con mayor conciencia. Productos que sean buenos para la salud, que no nos intoxiquen, que nos nutran, y también al medio ambiente. Que sean ecológicos: sustentables y reciclables. Con la sintonía de no dañar y sanar.

AL FINAL, ¿EL CAMBIO DEBE SER SOCIAL, ES DECIR, UNA MANERA DIFERENTE DE RELACIONARNOS SOCIALMENTE DERIVARÁ EN UN CAMBIO DE RELACIÓN CON EL AMBIENTE? Hay unas gráficas que explican muy bien lo que sucede: en la parte de arriba de la pirámide está el hombre, no la humanidad, después viene la mujer y le siguen las diferentes especies, hasta llegar a las amebas, esta es una manera antropocéntrica. Lo que se debe buscar es una visión ecocéntrica, en la que todos somos parte de todo, no es piramidal es esférica. Todos estamos conectados y todos los actos repercuten en el sistema.

Muchos autores no sólo hablan de una crisis ambiental, sino de una crisis de civilización, porque nuestro desarrollo está desfasado de la naturaleza. ¿Por qué? Por la cosificación y el consumo. Se necesita tener mayor autoconocimiento, ser más responsables. El medio ambiente es complejo, no complicado, quiere decir que no es lineal, no hay causa efecto, hay muchas relaciones que afectan, que intervienen.

Si compartimos la conciencia lo podemos lograr. Uno solo no puede, cada quien debe poner su granito de arena para que esto sea algo trascendental; uno solo no, todos; si no, no es real.


12

entrevista

ENERGÍA VERDE

EN MÉXICO

Fotografía: shutterstock

Álvaro Oliver

LA ENERGÍA ELÉCTRICA ES EL ALMA DE LA INDUSTRIA. Un país con independencia energética es más vigoroso industrialmente y tiene mejor rango de acción ante las crisis mundiales. México, país con una economía dependiente de los hidrocarburos, se encuentra en un momento crucial para su futuro: seguir en la dependencia petrolera o apuntar por energías verdes que diversifiquen la manera de producir y sean más amigables con el ambiente, y que permitan mayor participación de empresas medianas.

Ante la diversidad de climas y fuentes primarias, el país debe invertir recursos e imaginación. Empresa que desde hace años hace del viento un switch on al crecimiento. ¿Por qué la ecología es la mejor inversión para las micros, pequeñas y medianas empresas? Es parte de la responsabilidad social que cada uno como persona debe tener con el mundo que nos rodea, al final es algo que, además, está muy bien valorado: hacer las cosas de un modo responsable; digámoslo, nos ayuda a tener un modelo de negocio ganador, sustentable en el que a largo plazo y que cuida el medio ambiente. Debemos hacer negocios con conciencia ecológica, ya que el planeta es como una papelera, si nada más la llenamos habrá un momento en el que acabe por rebasarse Venimos de una Revolución Industrial en la que no importaba el daño, sólo la plusvalía... Muchos de los modelos tradicionales se van agotando, el problema es que la Tierra sólo gira en un sentido. Ahora mismo estamos acabando con ella y en el momento en que nos demos cuenta, y queramos dar

marcha atrás, será imposible. Los modelos de negocios del futuro van a tener una conciencia ecológica, y aquéllos que propongan generación de riqueza de forma sustentable van a tener un plus frente a los demás. La sustentabilidad será una ventaja competitiva para aquellas empresas que lleven años trabajando de esa manera. ¿Lo recomiendas para emprendedores? Cien por cien, la ecología es una forma de vida, que además te hace estar más a gusto contigo mismo, y con el planeta que tanto nos ofrece. Crea un vínculo entre personas que viven la vida de la misma manera. ¿Cómo ves a México en energías renovables? México comenzó veinte años más tarde que otros países más desarrollados como Estados Unidos, España y Alemania, que eran los que, a principios de los años noventa, estaban más avanzados en este sentido. Costó un poquito porque, al final, México es un país con muchos recursos y fuentes de energía, todas las fuentes convencionales, petróleo barato, gasolina barata, gas. En otros países, como España, que no poseemos recursos naturales para la generación de energía eléctrica, no tuvimos de otra para lograr nuestra independencia energética que el desarrollo de las energías renovables. España genera en determinados momentos más de 60 por ciento de su energía a través de energía eólica. México va entrando poco a poco en este tipo de sistemas, porque al final son objetivos globales, de regiones como Europa o Estados Unidos. Los recursos eólico o solar tienen una enorme ventaja frente al combustible fósil: es renovable, no tiene límite, no se agota; es un recurso gratuito que nosotros podemos utilizar para la generación de energía sin contaminar y sin tener que preocuparnos porque al país se le esté acabando el recurso.


entrevista

13

LA ENERGÍA ELÉCTRICA ES EL ALMA DE LA INDUSTRIA. con ella y en el momento en que nos demos cuenta, y queramos dar Un país con independencia energética es más vigoroso industrialmente y tiene mejor rango de acción ante las crisis mundiales. México, país con una economía dependiente de los hidrocarburos, se encuentra en un momento crucial para su futuro: seguir en la dependencia petrolera o apuntar por energías verdes que diversifiquen la manera de producir y sean más amigables con el ambiente, y que permitan mayor participación de empresas medianas.

Fotografía: shutterstock

Ante la diversidad de climas y fuentes primarias, el país debe invertir recursos e imaginación. Empresa que desde hace años hace del viento un switch on al crecimiento. ¿Por qué la ecología es la mejor inversión para las micros, pequeñas y medianas empresas? Es parte de la responsabilidad social que cada uno como persona debe tener con el mundo que nos rodea, al final es algo que, además, está muy bien valorado: hacer las cosas de un modo responsable; digámoslo, nos ayuda a tener un modelo de negocio ganador, sustentable en el que a largo plazo y que cuida el medio ambiente. Debemos hacer negocios con conciencia ecológica, ya que el planeta es como una papelera, si nada más la llenamos habrá un momento en el que acabe por rebasarse Venimos de una Revolución Industrial en la que no importaba el daño, sólo la plusvalía... Muchos de los modelos tradicionales se van agotando, el problema es que la Tierra sólo gira en un sentido. Ahora mismo estamos acabando

marcha atrás, será imposible. Los modelos de negocios del futuro van a tener una conciencia ecológica, y aquéllos que propongan generación de riqueza de forma sustentable van a tener un plus frente a los demás. La sustentabilidad será una ventaja competitiva para aquellas empresas que lleven años trabajando de esa manera.

¿Lo recomiendas para emprendedores? Cien por cien, la ecología es una forma de vida, que además te hace estar más a gusto contigo mismo, y con el planeta que tanto nos ofrece. Crea un vínculo entre personas que viven la vida de la misma manera. ¿Cómo ves a México en energías renovables? México comenzó veinte años más tarde que otros países más desarrollados como Estados Unidos, España y Alemania, que eran los que, a principios de los años noventa, estaban más avanzados en este sentido. Costó un poquito porque, al final, México es un país con muchos recursos y fuentes de energía, todas las fuentes convencionales, petróleo barato, gasolina barata, gas. En otros países, como España, que no poseemos recursos naturales para la generación de energía eléctrica, no tuvimos de otra para lograr nuestra independencia energética que el desarrollo de las energías renovables. España genera en determinados momentos más de 60 por ciento de su energía a través de energía eólica. México va entrando poco a poco en este tipo de


14

entrevista

COCINA TU BELLEZA:

A D I VA

letyqn@gmail.com

Desde chica la cocina siempre me gustó. Mi abuela me enseñó a cocinar y, sobre todo, me gustaba compartir la comida con la familia. Estudié Ingeniería en Alimentos y me maravilló descubrir el laboratorio que todos tenemos en casa, donde se llevan a cabo tantas reacciones químicas todos los días, en la cocina. Además estudié Nutrición, eso me hizo descubrir cómo en los alimentos tenemos todo lo necesario para tener una piel radiante, sana y joven. Recuerdo a una tía abuela que preparaba una crema para la cara a base de pepino. Ella y todas sus hermanas y familia cercana presumían siempre su rostro sin arrugas.

Fotografía: Lola estudio

Cuando pensé en iniciar mi propio negocio me di cuenta que hacer productos cosméticos, en mi cocina y con productos derivados de los alimentos, era lo que me apasionaba. Ya hemos escuchado de Cleopatra y sus famosos baños en leche. Hoy sabemos que los ácidos de ésta mejoran la apariencia de la piel porque eliminan las células muertas, dando a la piel un aspecto más joven. Si bien el uso de alimentos en cosmética es casi tan viejo como la humanidad, los avances tecnológicos han hecho que sean más fáciles de obtener y utilizar con sus mismas propiedades pero potencializadas. Por ejemplo, los extractos herbolarios nos ofrecen propiedades maravillosas que no sólo nos ayudan, sino que además nos son tóxicos ni contaminantes. Tenemos, por ejemplo, extractos que inhiben las contracciones musculares de manera similar al Botox, pero sin sus riesgos. También hay plantas que tienen gran capacidad de retener agua haciendo una función similar a la que hace el ácido hialurónico en nuestra piel. ¡La naturaleza tiene todo lo que requerimos! Empecé así, “cocinando” shampoos y cremas para consumo únicamente familiar. Mientras me iban diciendo que los productos les gustaban empecé a ganar confianza invitando a mis amigas a probarlos. Cada vez tenía más opiniones y sugerencias para mejorar,

ampliar mi línea o descontinuar algunos productos. Empecé a creer que éste era un negocio con futuro. Muchas veces leí o escuché a personas hablando de sus historias de éxito y cómo decían estar dispuestos a vencer todos los obstáculos que se les iban presentando para poder realizar todos sus sueños. Yo, muy motivada, me decía a mi misma que nadie me iba a detener, que igual que ellos saltaría las dificultades. Así, me fui dando cuenta que lo que más me detenía no eran otras personas si no yo misma, mis propios miedos: luchar contra ellos, superarme a mi misma, me ha dado más satisfacciones de las que pensé que podría alcanzar sólo por tener un negocio. Poco a poco se va “cocinando” este negocio, como también mi desarrollo personal. He ido probando con diferentes productos. Los que más aceptación han tenido son: Serum facial: contiene células madre extraídas de la manzana Malus doméstica que conservan la apariencia juvenil y la vitalidad de la piel. Retarda el envejecimiento de las células. Esta crema rica en vitamina E, colágeno y elastina ayuda a mantener la humectación de la piel y deja una sensación de suavidad. Estimula la formación de fibras elásticas jóvenes. Crema antiarrugas: contiene un tensor vegetal con efecto lifting que alisa localmente las líneas de expresión al relajar los músculos sin debilitarlos ni paralizarlos. Cuenta con propiedades emolientes y antioxidantes que dan un aspecto joven a la piel. Su efecto de 24 horas lo vuelve seguro incluso a largo plazo, convirtiéndolo en la mejor solución tópica contra las arrugas. Gel contorno de ojos: mejora la microcirculación y fortalece los capilares. Es antiinflamatorio, lo que ocasiona una disminución en las bolsas de los ojos y las ojeras. Intensifica la humectación y reduce las líneas de expresión, patas de gallo y resequedad. Da una apariencia joven y saludable.


emprendedores

15

BICI Y VEGETALES La comida sobrerruedas no sólo es motorizada, desde hace tres años, y quizá imbuida por la tradición chilanga de las bicicletas de los tacos de canasta, Ceredisae Herrera inició un proyecto que conjunta la bici y el veganismo, dos posturas políticas, como apunta en entrevista para LivingUp. Herrera, actriz y promotora cultural, abandonó el consumo de productos de origen animal por las implicaciones éticas que significan su consumo, señala con vehemencia: “cuando inicié en el veganismo me preguntaba por qué toda la comida tenía que ser tan monótona y poco variada –sólo encontraba soya y cosas por el estilo– si existe una gran cantidad de vegetales”. Su inquietud por encontrar nuevos sabores, y al no encontrar una oferta sólida en la ciudad de México, decidió crear su propio negocio de comida a domicilio. “Bike and Food, está donde estoy yo, esa fue la premisa. Quería involucrar a más personas en esto, difundir la cultura vegana entre la mayor cantidad de gente y quitarle el estigma de ser algo sólo para personas del sector Roma-Condesa”. Es cierto que la comida vegana ha sido vista por mucha gente como una moda o un signo de clase, sin embargo, más allá del prestigio social, algunas personas han encontrado en el veganismo un estilo de vida. “Había veces en las que decía ‘está bien manifestarse, sobre los derechos de los animales pero, ¿qué más haces para realmente impactar en el mundo?’ Entonces pensé en llegar por la comida, la comida es política, quería que la gente dijera ‘qué rico’, que viera que hay alternativas deliciosas que van de la mano del activismo”. Bike and Food no sólo se convirtió en una alternativa para los veganos, sino en una experiencia para las personas que tienen un repertorio omnívoro. Además, se ha vuelto un negocio más que rentable, que llevó a la promotora cultural a asociarse con el chef Alberto Sánchez para fundar el restaurante Vegetal, primera sede de este proyecto empresarial, “nos reunimos para cubrir las necesidades de cada uno, yo tenía muchas deficiencias en mi etapa empresarial en la que Beto me apoya y viceversa”.

Para la fundadora de Vegetal “crecer en grupo es la única manera de pelear contra las grandes empresas, solos no se puede; yo invito a todos los emprendedores a que generen su red con los distintos giros empresariales, el intercambio de productos y servicios es una manera de ahorrar”. Ceredisae precisa que uno de las mejores ideas que han implementado es la de “Cero Residuos”, campaña con la cual han reducido los efectos de su impacto ambiental y han incrementado su beneficio, “compramos de mejor forma, lo que evita merma del producto, antes se nos echaban a perder los vegetales, ahora somos más cuidadosos; cuando lo implementas de manera adecuada te das cuenta de todo el dinero que literalmente estabas echando a la basura”.

Fotografía: Shutterstock

Quizá la cooperación es el segundo gesto distintivo de esta empresa, que al día de hoy da empleo a siete personas. “Creemos en la cultura de red, de apoyo con lugares de nuestro tamaño o productores y distribuidores de productos de comercio justo, con algunos hacemos intercambios. Por ejemplo, el aceite que desechamos lo damos a una empresa que produce jabones, a su vez, ellos nos proporcionan jabones gratuitamente y los vendemos en el restaurante, es ganar-ganar”.


16

colaboración

IMPACTO SOCIAL EN EMPRESAS RESPONSABLES Innovación y responsabilidad son un binomio que no siempre ha aparecido junto en la historia moderna de nuestras sociedades. En el siglo XIX, durante las primeras décadas de la Revolución Industrial, parteaguas de la cultura empresarial tal como la conocemos hoy en día, abundaron contraejemplos de empresas que crecieron vertiginosamente, pero a expensas de un sensible deterioro social y ambiental. Este efecto se prolongó durante el siglo XX y aun durante el XXI. Para distinguir hoy en día esta tensión entre industria y cuidado social y ambiental, no hace falta voltear hasta China, en Latinoamérica podemos notarlo en casi todos los cinturones industriales de nuestras ciudades. Afortunadamente, hoy existen iniciativas importantes para aumentar nuestra capacidad de usar responsablemente los recursos ambientales y con estándares éticos para las personas que trabajan en ello y que los consumen. A la par que se ha buscado construir modelos de políticas económicas más sustentables, ha ido tomando fuerza en el ámbito de las empresas la responsabilidad social empresarial. Podemos decir que estas iniciativas surgen de tres preguntas: ¿cuál es el papel social de las empresas privadas?, ¿cómo se pueden disminuir los inevitables efectos que el crecimiento económico genera? Y finalmente, ¿cuál es el retorno positivo que se obtiene cuando una empresa tiene buenas prácticas?

Los efectos de rebote

Las empresas sociales tienen un compromiso irrenunciable con el medio ambiente y con la sociedad. Podemos incluso decir que el medio ambiente de la empresa es la sociedad, y de la sociedad, a su vez, el medio ambiente. ¿Suena confuso? Existen efectos que los economistas ecológicos llaman “externalidades” entre el ámbito empresarial y el social, esto es, ¿cómo afecta a otras personas la actividad económica que nosotros realizamos? De la misma manera, existen afectaciones del ámbito empresarial al medio ambiente. Unos y otros tienen cosas en común. Cuando afectamos a la sociedad, minamos los recursos humanos, y cuando atentamos contra el medio ambiente deterioramos los recursos ambientales ¡Los dos son los componentes básicos de toda economía!

Por Mutua Investigación e Innovación Social www.mutuamx.org @mutuamx

Un cambio climático positivo: el laboral

El clima es el promedio del estado del tiempo atmosférico de un lugar; tomando prestada esta metáfora, podemos decir que el clima laboral es el estándar de calidad, ánimo y competencia-cooperación en una empresa. Pensemos en los elementos que hacen percibir como sociedad que una empresa tiene calidad. Aquí se involucra no solamente el producto o servicio final que ofrece dicha empresa, sino la percepción de todos aquellos involucrados en el proceso de su producto o servicio. Además de la derrama justa de ganancias, cuando se promueven conductas adecuadas a largo plazo, entre los empleados y con los clientes, la imagen de la empresa se consolida. Los estándares de honestidad, responsabilidad y calidad en nuestros procesos de producción atraen a nuevos consumidores, preocupados por esta marca intangible de la empresa, su imagen. La razón de ello es que los consumidores proyectan aspectos significativos de su propia imagen a través de los productos que consumen y casi todo el mundo quiere proyectar cosas positivas.

¿Qué significa ser ambientalmente responsable?

Toda actividad humana deja huella. Es un hecho que aceptamos como sociedad, pero lo realmente importante está en los detalles: ¿cuál es la forma, intensidad y duración de esa huella? Aunque aceptamos que la actividad primaria, industrial y los servicios son el motor de la economía, debemos estar atentos de sus efectos a corto, mediano y largo plazos en el ambiente. La promoción de la responsabilidad social ambiental en cada empresa tiene la intención de disminuir los efectos potencialmente negativos de su propia actividad, planificar los riesgos e instrumentar políticas de resarcimiento de las afectaciones. Aunque, muchas veces, esta última opción es demasiado costosa para la mayoría de las empresas pequeñas y medianas, tomar el camino de una planificación responsable puede resultar más adecuado para los mismos fines. A menudo es más viable poner atención en los procesos: en el manejo los residuos vertidos al aire, suelo y agua, y en el uso responsable de los recursos disponibles como la energía y el espacio.


colaboración

Un buen ejemplo de empresa social que en los últimos años ha cambiado la manera en que gozamos de nuestras vastas maravillas naturales en México son las empresas de ecoturismo. El ecoturismo surge internacionalmente como idea en el informe “Nuestro futuro Común”, publicado en el marco de la Comisión Mundial Para el Medio Ambiente y el Desarrollo de la ONU en 1987, pero es hasta el año 2002 en la Cumbre Mundial de Ecoturismo de Quebec que esta actividad se reglamenta y se sustenta. De estos foros se definió al ecoturismo como una práctica de desarrollo sostenible que conserva la biodiversidad, beneficia a poblaciones locales y desarrolla su potencial emprendedor; educa al visitante, convoca a tomar acciones responsables con el medio ambiente y prima la pequeña escala y el bajo consumo de recursos no renovables. En México, la Secretaría de Turismo (Sectur) define al ecoturismo como “aquellos viajes que tienen como propósito principal la interacción, conocimiento y contemplación de la naturaleza y la participación en su conservación”. México ofrece un escenario ideal para el florecimiento de esta actividad debido, sobre todo, a su condición de país megadiverso cultural y naturalmente. El ecoturismo en el país representa una oportunidad para comunidades de gran arraigo cultural para desarrollar su potencial emprendedor y beneficiarse de su herencia histórica y natural. En Mutua, consultora de impacto social, hemos visto de cerca y evaluado los resultados a nivel comunitario de dos proyectos exitosos de ecoturismo: la Empresa de Ecoturismo de Calpulalpam, en la Sierra Norte de Oaxaca (http://turismocapulalpam.com.mx/) y el proyecto Maya Kahn, en la reserva de la biosfera de Sian Ka’an, en Quintana Roo (http://www.mayakaan.travel/), ambos financiados por la Fundación del Empresariado en México y Microsoft. Lo que ha hecho exitosos a ambos proyectos es que han sido gestionados y administrados por personas de la misma comunidad y tienen como prioridad contratar a jóvenes de estas zonas, con lo cual se

17

contribuye al fortalecimiento económico e inserción laboral joven a nivel local. En el aspecto educativo sobre conservación ecológica y de patrimonio histórico, han sabido instaurar actividades lúdicas como el senderismo interpretativo con mensajes de conservación y contemplación responsable; visitas a pequeñas localidades donde se puede conocer la historia del lugar o aprender a preparar alimentos a la usanza tradicional de manera ecológica. Ambos proyectos también ejercen la repartición equitativa de utilidades entre sus socios anualmente y promueven el turismo de bajo impacto, es decir, con una huella mínima del hombre en su entorno. Cabe destacar que los dos proyectos hacen un uso de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) que les beneficia como empresas; promocionan sus destinos ellos mismos con mercadotecnia digital (redes sociales), conservan un sitio web actualizado y utilizan dispositivos móviles en su quehacer diario; como catálogos, reservaciones en línea, pagos con tarjeta bancaria y comunicación entre el staff, entre otros usos productivos de estas nuevas tecnologías. El resultado de la evaluación elaborada por Mutua permitió que ambos proyectos pudieran seguir contando con el capital semilla de Fundemex, Microsoft y otros agentes financiadores, para así asegurar su sostenibilidad. Contar con esos datos les permitió reforzar buenas prácticas al interior de esas dos organizaciones e identificar áreas de oportunidad para apuntalar el éxito de estos proyectos a futuro. En Mutua creemos firmemente que la inversión en empresas de ecoturismo fomentan la conservación ambiental y cultural que benefician a visitantes, fondeadores y a las comunidades mismas, cumpliendo con ello los objetivos de las empresas sociales. Acércate a nosotros para obtener un diagnóstico integral sobre tu proyecto de empresa social y desarrolla inteligentemente su potencial de impacto social.


18

COMER BIEN

NUTRICIÓN Y ECOLOGÍA Por: Daniela Chávez Barajas

¿Sin gluten? ¿Orgánico? ¿Light? ¿Bajo en sodio? ¿Sin grasa? ¿Con edulcorante? ¿Cero calorías? … y podría seguir con más y más atributos que nos bombardean cada que entramos al súper o a una tienda especializada. ¿Pero qué es lo que debería de realmente importarme? ¿En serio necesito llenar mi día de super foods y dejar todos los cárnicos porque ya hasta la OMS dice que provocan cáncer?

Fotografía: Daniela Chavez

Estoy convencida de que cada persona tendrá su propio punto de vista, incluso quienes nos dedicamos a la nutrición solemos tenerlo. Cada quien habla en función de lo que nosotros creemos, influenciados por los libros o doctores de cabecera, los artículos, blogs y revistas que leemos constantemente y que hacen difícil tener una opinión sobre cada uno de los productos que hay en el mercado hoy en día o cada nueva tendencia. Supongo que el surgimiento de tantas productos, algunos con ingredientes para enriquecer y hacerlo un “mejor producto” pero por otro lado, aquéllos a los que les quitan lo que hoy está de moda que es malo (ingrediente que probablemente será malo en unos años, por cierto) y lo sustituyen por otro ingrediente, es resultado de la búsqueda constante de algo más saludable. Sin embargo, me resulta complicado juzgar si siempre son mejores, lo que sé, es que en la dosis está el veneno. No está bien satanizar una sustancia, incluso sabiendo que algunas causan daños graves, porque no pasa absolutamente nada si se consumen con moderación, lo grave es el abuso. Desafortunadamente, hemos descubierto los últimos años que hablar de consumo moderado puede ser interpretado de forma muy distinta de persona a persona, lo que para mí es mucha azúcar, quizá para otra persona, sea lo mínimo que le pone a su café de la mañana y convencerlo de que eso es un exceso puede ser una hazaña bastante complicada, que requiera mucho tiempo. Aunque se tienen lineamientos generales de cantidades sugeridas o recomendadas, creo que nos falta crear consciencia y eso es algo que no puede hacerse de manera general. Estamos tan preocupados por seguir las tendencias del mercado, hacer la dieta que nos promete la mejor salud, desintoxicarnos con jugos o alimentarnos con polvos que prometen nutrirnos de manera adecuada, que hemos olvidado buscar lo más natural que nos ofrece el planeta. Insisto, no se si en efecto esos productos son los mejores, pero si estoy segura de que lo que la naturaleza nos ofrece si es más natural y genera desperdicios que no tardarán siglos en descomponerse. Y no digo que los fertilizantes que usan para los cultivos no puedan causar daño o que esté segura de que la carne que compro no tenga alguna sustancia nociva, resultado de su producción, simplemente, confío en que consumir alimentos naturales en mayor proporción, disminuir el consumo de productos procesados, acompañado de buenos hábitos de vida como hacer ejercicio, no fumar, no tener sobrepeso, contribuye a una vida más sana y equilibrada. No estoy recomendando eliminar de la dieta todo lo creado de manera industrial, o consumir únicamente lo que esté marcado como orgánico, simplemente aprender a tomar decisiones entre diferentes alimentos en función de sus ingredientes, beneficios, proceso y calidad, porque a fin de cuentas, entre productos similares, esto puede variar significativamente. Esta vez te propongo dos recetas con ingredientes naturales, en las que no sacrificas salud por sabor.

SOPA DE FLOR DE CALABAZA: 2 manojos de flor de calabaza, lavados 1 elote 1 chile verde de árbol ½ cebolla 1 ajo Caldo de pollo casero Epazote Necesitas desgranar el elote y quitarle los tallos a las flores de calabaza. En una olla coloca el caldo de pollo, la flor de calabaza, los granos de elote, la cebolla, el ajo y el epazote, calienta hasta que las verduras estén suaves. Sazona con sal y pimienta. Puedes agregarle pollo para tener algo que proteína o tiras de tortilla tostadas en sartén.

ENSALADA DE ARÚGULA, FRESAS Y CROUTONES INTEGRALES Arúgula 10 fresas 1 pan integral o de centeno de panadería Aceite de oliva Vinagre balsámico Pepitas de calabaza En un tazón coloca la arúgula, las fresas y las pepitas de calabaza. Corta el pan en trozos pequeños, acomódalos en una charola para horno y báñalos con un poco aceite de oliva, sazona con sal y pimienta. Hornea de 8 a 10 minutos, revisando constantemente para evitar que se quemen. Deja enfriar unos minutos y agrégalo al tazón. Te sugerimos aderezar con aceite de oliva, vinagre, sal y pimienta.


música

19

STOP MAKING SENSE: DAVID BYRNE Por: Luis Castillo @luisicastillo

Siempre he creído firmemente que todos mis amigos tienen algo de David Byrne. No lo digo porque todos tengan inquietudes artísticas, en realidad lo menciono porque no hay nada a lo que Byrne no le haya entrado a estas alturas del partido: música, cine, libros, instalaciones, ballet, diseño, conferencias y, últimamente (de unos años para acá), al ciclismo. Dueño de una de las mentes más inquietas que han pisado este planeta, Byrne lleva ya unos 40 años en el medio artístico rompiendo casi cualquier molde previamente establecido, riéndose de todo y ajustando siempre el mundo a su punto de vista, sin concesión alguna. Va observando, anotando, reflexionando y pasando todo bajo ese filtro de locura que, a veces, es tan brillante que pareciera alcanzar a ver el futuro. Ese es David Byrne, el cuate al que le dio tiempo para grabar un disco de salsas y cumbias; otro que relata la vida de Imelda Marcos (a dueto con Fatboy Slim); uno más con Brian Eno, donde decidió usar el audio de un exorcismo real, y otro súper conceptual que está destinado a que el escucha llore y baile al mismo tiempo (entre muchos más, ¡igual de conceptuales!, ¡igual de macizos!). Pero,

sobre todo, lleva cuatro décadas en el medio sin dejar de ser una de esas singularidades que se ven cada vez menos y que, sin embargo, ha dejado a su paso un montón de referencias y ejemplos que casi todo músico ha retomado, de manera directa o indirecta. Y si creen que ahí termina esta historia, les cuento: hace poco la editorial Sexto Piso se dio el lujo de publicar sus libros. Cómo funciona la música, es una colección de ensayos en los que descubre todos los engranajes y caminos de tan fino arte. Previo a ello, la editorial mexicana presentó Diarios de bicicleta (2011), en el que, como rutas de viaje, nos cuenta con lujo de detalle en sus crónicas que acompaña con imágenes (fotos, dibujitos, etcétera) su experiencia al transitar por las grandes urbes mundiales con su bicicleta plegable. Así que vayan, tomen su bici, compren uno de sus discos, uno de sus libros (uno de cada uno) y dejen que los absorba su contenido. Luego salgan a ver el mundo con otra perspectiva: en la que nada tenga sentido aparente, donde podamos encontrar la novedad en lo cotidiano, en lo raro, en lo absurdo; en la que puedan descubrir belleza hasta en un estacionamiento o un 7 Eleven, si así lo deciden.

Porque en el fondo, les mentí… todos tenemos algo de David Byrne dentro de nosotros ; )

Servicios Editoriales • Comunicación interna • Revistas • Boletines • Manuales corporativos • Reportes anuales • Libros especializados •

contactojuntaletras@gmail.com


20

consejos financieros

AHORRA ENERGÍA, CUIDA EL MEDIO AMBIENTE

NO TE QUEDES EN STAND BY

Ahorra en energía eléctrica. ¿Eres de aquellos que salen dejando los aparatos eléctricos con el foco rojo prendido y crees que están apagados? Los equipos que se encuentran en “stand-by” como computadoras, televisiones, aparatos de reproducción, consolas de videojuego, hornos de microondas, cafeteras y demás aparatos electrodomésticos, gastan energía por mantenerse a la espera de que los utilices. Un estudio que realizó el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, en España, estima que 11 por ciento del consumo eléctrico de una casa corresponde a ese rubro. Además, según la Agencia Internacional de Energía (IEA), también son los causantes del gasto energético que produce los gases de efecto invernadero en uno por ciento. Una alternativa es poner eliminadores en donde se conecten distintos electrodomésticos, uno en la cocina, otro en la sala y uno más los cuartos, que es donde más se ocupan; así cuando requieras utilizar algún aparato o un conjunto de ellos, sólo enciendes el interruptor. Si terminaste de ocuparlos apaga el interruptor, de esa manera evitarás el consumo excesivo de energía, además de proteger tus aparatos de posibles descargas. El truco para que no se te olvide es recordar que antes de salir de casa verifiques que estén prendidas las lamparitas del eliminador, así estarás seguro de no gastar energía cuando no lo necesitas.

“Casi la mitad de todas las emisiones de gases de efecto invernadero en Estados Unidos provienen de la energía que utilizan los ciudadanos para alimentar sus casas y coches” Diane Atwood

CAMBIA DE FOCOS

En nuestro país se estima que 40 por ciento del consumo promedio de energía eléctrica en un hogar corresponde a iluminación, según datos de la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía, ya que muchas familias siguen haciendo uso de los focos tradicionales o incandescentes, que gastan lo equivalente a cinco focos de bajo consumo o doce de leds. Con el cambio de tecnología el ahorro es significativo A pesar de que un foco de bajo consumo puede costarte cuatro veces más y los de led hasta 15 veces más que una bombilla incandescente, se calcula que para iluminar una habitación es necesario un foco incandescente de 100 watts, uno de bajo consumo de 23 watts o uno de seis de leds y su respectiva duración hace la diferencia ya que los focos incandescentes duran mil horas, mientras que los fluorescentes rinden ocho veces más y hasta 70 mil horas los de led, ¡setenta veces más! Así que la próxima vez que cambies tus focos te recomendamos que elijas aquellos que te dan la misma iluminación con menor consumo de energía, los de leds son la mejor opción. Hazlo por ayudar al planeta y también piensa en tu siguiente pago de luz.


colaboración

21

SEDUCCIÓN Y TACONES Por Xaviera Ramírez Espinosa @yoxaviera averiguacionesprevias.blogspot.mx

Los zapatos de tacón son un objeto de seducción, se les asocia con la feminidad, la coquetería y el encanto, pero más allá de esto, también representan un símbolo de poder. Independientemente de la moda o de las reglas sociales, que en algunos casos exigen el uso de éstos, los tacones son símbolo de una dualidad femenina que construimos socialmente: la que empodera a la mujer y la que la crea como una entidad superficial o sólo seductora. Aunque desde hace mucho tiempo son un accesorio que representa un estatus, la verdad es que no fueron creados para caminar, se trataba de un calzado hecho especialmente para los jinetes persas, pues el taco se amarraba mucho mejor al caballo y esto les brindaba no sólo soporte y seguridad, sino que les ayudaba a tener más estabilidad para disparar sus flechas. En 1599 los europeos se interesaron por todo lo que tenía que ver con Persia y sí, los zapatos que fueron usados por los guerreros fueron adoptados por los hombres aristócratas en busca de una apariencia viril y muy masculina. Cuando los tacones fueron utilizados también por las clases bajas, los que tenía poder adquisitivo respondieron alargando innecesariamente el tamaño de los tacones, ¿práctico? No, para nada, pero justamente de eso se trataba, de hacer que los vestuarios fueran incómodos y lujosos, al fin de cuentas no era que caminaran mucho y por largo tiempo. Los tacones eran objeto de deseo por parte de los hombres, los hacía sentir más fuertes, y quizá uno que otro se imaginaba siendo un gran guerrero de Abás el Grande, pero la moda no es estática ni tiene exclusividades; las mujeres en 1630 buscaron masculinizar sus vestimentas y fue así como llegaron a usarlos, con el tiempo se volvieron un artículo unisex que después fueron diferenciados: los hombres utilizaban un tacón más cuadrado, chato y bajo, ellas comenzaron a utilizarlos altos y estilizados.

Si bien los tacones representaron poder, estatus y masculinidad, después de la Ilustración comenzaron a ser vistos como una prenda hecha para mujeres, que socialmente eran tildadas como poco prácticas y suponían que el deseo femenino gustaba de una moda irracional, para mujeres frívolas, además. Actualmente, muchos secundan esta idea debido a que el uso de zapatillas altas no es recomendable para la salud, hay quien dice que la moda duele y en nombre de una apariencia más “grácil” es que se sufren dolores de espalda, ampollas y juanetes. ¿Vale la pena? Los ortopedistas y podólogos dicen que no, sin embargo, la mayoría afirma que muchas de sus clientas no dejarán de usarlos, pues los tacones estilizan el cuerpo, levantan las nalgas 25 por ciento y los senos se vuelven más voluptuosos debido a la postura de la espalda. Se cuestiona si el uso de estos zapatos ejerce un poder de dominación sexual sobre los otros, y es posible que sea cierto, científicos de la Universidad de Bretagne-Sud, en Francia, realizaron experimentos que mostraron que los hombres se comportan de manera muy diferente ante mujeres con tacones altos, los resultados concluyeron que una mujer con tacones tiene dos veces más probabilidades de convencer a los hombres para detenerse en la calle. ¡Ay! Si bien, no se puede dejar de lado el asunto sexista que revela éste experimento y que pone en desventaja a todas aquéllas que prefieran andar en zapatos cómodos de piso Flexi, el juego de la seducción consiste más en actitudes, comportamientos y personalidad que en lo que utilizamos para ser o no objeto de deseo. En México, 70 por ciento de las mujeres en edades de entre 20 y 60 años utiliza tacones que van por encima de los tres centímetros recomendados y no creo que sea para parar hombres en la calle. Para mí, un par de tacones rojos siempre hacen la diferencia en cualquier lugar; no existe un objeto más seductor que un par de stilettos altos, creo que no importa la combinación, sino la actitud con la que se portan.


22

libro

Fotografía: librosyeditores.com

LA ECONOMÍA AZUL

A grandes males, grandes remedios. Sin duda, hoy día, en las primeras décadas de este siglo XXI, la problemática global que enfrenta la Tierra es muy inquietante y requiere de una atención integral planetaria, porque como nunca antes los efectos perjudiciales de distintas acciones humanas tienen consecuencias impensadas. Así, la deforestación en una región del mundo repercute de manera desastrosa sobre la desertificación de otras; la lluvia ácida, por ejemplo, provocada por la concentración de contaminantes generados en zonas urbanas ocasiona la pérdida de bosques y cuerpos de agua en zonas rurales y es causa de enfermedades para núcleos de población que se encuentran a enormes distancias del foco de infección.

pueden generar modos de vida sostenibles y satisfacer las necesidades básicas de todos”.

De esa magnitud son los problemas: locales, nacionales, regionales y mundiales. No resulta nada sencillo proponer alternativas viables ante la necesidad de continuar los procesos que dan marcha a las actividades productivas globales para satisfacer los múltiples requerimientos de una población que supera ya la cifra de los siete mil millones de habitantes.

Este estudio, patrocinado y avalado por el prestigioso grupo de científicos, empresarios y líderes relevantes del Club de Roma, fue publicado por Tusquets Editores España, en 2011 y ahora va en su cuarta reimpresión. Representa una fantástica propuesta para invertir en 100 diferentes proyectos, por demás amigables con el medio ambiente, y elaborados con todo el rigor científico y absoluta seriedad en sus aspectos económicos, financieros y de impacto social que conviene retomar, no sólo como iniciativas privadas sino, incluso, desde las más altas esferas institucionales, de gobiernos y de organizaciones no gubernamentales. El libro es dinámico y con la exposición muy clara de propuestas viables, es un ejemplo para generar proyectos sustentables que no necesariamente requieren de grandes inversiones.

Por todo ello, resulta muy alentador que surjan propuestas como la del economista, empresario y ambientalista belga Gunter Pauli, quien en su libro La economía azul: 10 años, 100 innovaciones, 100 millones de empleos propone una serie de alternativas de inversión en proyectos absolutamente sustentables, bajo el criterio de aplicar “la lógica ecosistémica a los modelos económicos [que]

La economía azul se basa en imitar la trayectoria evolutiva de la naturaleza sin perjudicar al medio ambiente a un costo más accesible para los consumidores y empresas. Busca lograr un aprovechamiento saludable de los recursos, sin el deterioro que ocasionan la utilización de combustibles fósiles y la propagación de todo tipo de sustancias dañinas al ser humano y la naturaleza.

Impresione a sus clientes con una imagen de impacto

Haga que su empresa tenga presencia en cualquier lugar con una Oficina Virtual de Regus y que su imagen corporativa le permita llegar hasta donde usted quiera. Elija una Oficina Virtual en cualquiera de nuestras ubicaciones, con direcciones de negocios de prestigio. Nos encargaremos de su correspondencia. Le asignaremos un número local y contestaremos llamadas a nombre de su empresa. Pague sólo por lo que necesita.

32 Centros en D.F., Monterrey, Guadalajara y Puebla.

Llámenos. Hablemos de negocios.

01800 801 1048


top

23

inversiones hipotecarias

Los remates hipotecarios son una gran oportunidad para invertir su dinero y obtener altos rendimientos con una garantía hipotecaria, en cesión de derechos. Lo atractivo de una cesión de derechos es que la plusvalía de la garantía, en este caso de una propiedad, incrementa con el tiempo. En UpTown tenemos opciones en toda la República. Contactános y te ayudamos a elegir la mejor inversión acorde a tus necesidades. uptown.com.mx / Teléfono: 2000-1200 / ventas@uptown.com.mx

INVERSIÓN DE BAJO COSTO

INVERSIÓN COSTO MEDIO

INVERSIÓN DE ALTO COSTO

VALOR UP TOWN® mediación de derechos: Desde $180,000 hasta $350,000

VALOR UP TOWN® mediación de derechos: Desde $500,000 hasta $900,000

VALOR UP TOWN® mediación de derechos: Desde $1,000,000 en adelante

VALOR COMERCIAL del inmueble que garantiza el crédito objeto del contrato: Entre $350,000 y $650,000

VALOR COMERCIAL del inmueble que garantiza el crédito objeto del contrato: Entre $750,000 y $1,700,000

VALOR COMERCIAL del inmueble que garantiza el crédito objeto del contrato: Entre $750,000 y $1,700,000

Contamos con opciones en toda la República * Imágenes representativas, sólo de muestra


INVERTIR ES FÁCIL con el respaldo adecuado.

En Up Town nos especializamos en inversiones con garantía hipotecaria. Conoce nuestros Remates Hipotecarios e invierte de forma inteligente, para obtener mejores resultados. No son casas baratas, son OPORTUNIDADES.

ventas@uptown.com.mx (55) 2000 1200 UpTownmx Palmas

www.uptown.com.mx @UPTOWNmexico

·

Satélite

·

WTC

Profile for LivingUp

LivingUp 6 Desarrollo Sustentable  

#YaVan6

LivingUp 6 Desarrollo Sustentable  

#YaVan6

Profile for livingup4
Advertisement