Page 1

Ací, en aquest instant, en aquest moment i en aquest rengló, comença el blog de quart de l’ E.S.O A. El nostre grup està conformat per cinc persones, les quals han exposat els seus valors en aquest contes que podeu llegir més baix. Cadascuna de les persones integrants del grup indicarà la seua funció al final del seu conte, que representa a ell i els seus valors... sense més que dir, ens presentem:


Hubo una vez, en un día soleado, un niño que empezó ha hablar con un desconocido en un autobús. Su padre, viendo que el desconocido era un inmigrante pobre, hizo a su hijo apartarse de él, alegando que su condición de extranjero que no viene ha dejarse dinero, vamos, su condición de inmigrante le convertía en peligroso. Un rato después, otro niño se puso ha hablar con el inmigrante, preguntándole por si profesión, y su padre, al igual que el otro, le apartó del inmigrante, diciéndole que una conversación con un inmigrante no daba frutos, a no ser que llevase un traje y las llaves de un Roll’s Royce en el bolsillo. Pasados unos minutos, el autobús dio un giro brusco y volcó. Cuando los padres se despertaron en el hospital, vieron a sus hijos jugando con un extraño inmigrante, pero no desconocido. A pesar de las preguntas de los padres, el inmigrante no dijo nada, y siguió jugando. Unas horas después, el médico les dijo que el inmigrante les había salvado la vida, ya que en Perú, su país, él era médico.

Víctor del Moral.


La mariposilla y el pescador.

Érase una vez, un pescador llamado Juan que vivía en un pequeño bosque. Juan, trabajaba muy duro todos los días, se pasaba horas y horas sentado en su barquito, intentando pescar algo que poder vender, y llevarse a la boca. Pero apenas pescaba 4 peces por día, y la cosa, fue empeorando. Cuando Juan ya se había dado por vencido, decidió ir a pasear por el bosque, se sentó, y comenzó a mirar las nubes. Fue entonces, cuando apareció una mariposa muy pequeñita. El pescador, la miraba muy entretenidamente, esta, revoloteaba por la hierva y entre las flores, hasta que se acercó al pescador, se posó sobre su hombro, y le dijo: He observado tu mala suerte, pero sígueme, y te llevaré a un lugar donde se pescan muchos peces. El pescador, muy sorprendido y emocionado, aceptó inmediatamente la oferta de aquella mariposilla azul y beige. La mariposa guió al pescador por medio de aquel bosque encantado. Pero pasaban las horas y empezó a oscurecer. El pescador, preguntaba que porqué iban por allí, pero la mariposa no le hacía caso y pasaba de él. El pescador asustado y extrañado, seguía insistiéndole a la mariposilla, pero ella no le contestaba. Cuando de pronto, en un claro, salieron muchos lobos y muchos seres fantásticos y se lo comieron...

Cristina Ballesteros.


Erase una vegada una dona que es deia Aitana. Ella havia passat per molts problemes. Però ella no va estar sola en ningun moment ja que Nora, la seua amiga la va ajudar en tot. Un dia Aitana li va dir a Nora que es casava. Les dos es ficaren molt contentes, però la alegria de Nora va ser més gran quan Aitana li va dir que volia que ella fora la seua dama de honor. Nora va acceptar amb molt de gust. Però va anar passant el temps i Aitana no va tronar a sacar el tema de la dama de honor a Nora, i ella no volia dir-li res perquè Aitana ja li diria algo. Però no va ser ací, de fet el dia de la boda de Aitana no va complir amb la seua promesa i duia una altra dama de honor, Nora va quedar-se molt dolida de fet Aitana era l’única amiga verdadera que havia tingut, i ella ara l’havia traicionat. Des de eixe moment Nora no volia tindre més amigues ja que totes les que havia tingut l’havien fallat d’alguna manera. Així que es passava hores i hores plorant. De fet va prometre no tindre mai més amigues perquè després es sentia molt mal quan la deixaven sola. Però un bon dia va aparèixer ella, si es deia Yolanda era la millor persona del món, tenia molt bones qualitats, era treballadora, respectuosa, amable i molt humilde. Mai s’ havien enfadat, sinó que sempre estaven rient y divertint-se. Prompte es varen fer molt bones amigues encara que Nora, tenia por de perdre-la, com a les altres. Però no va ser així, de fet, encara que Yolanda es va tenir que anar a viure a un altre poble es seguien veient i parlaven constantment. Nora va aprendre que en la vida, hi ha molts problemes i que portes moltes desil·lusions. Però no tot allò que és bo, com tindre una bona amistat, té que acabar, ja que sempre hi hauran altres persones que al igual que tu, et comprendran i t’ ajudaran en els moment més difícils de la vida. I una proba d’ açò, es que Yolanda mai va fallar a Nora, ni Nora tampoc va fallar a Yolanda i varen continuant sent amigues per sempre.

Nerea Herraiz.


La abuela y el millón de dólares. Érase una vez, una viejita con mucho dinero, pero muy enferma, que vivía en una casa en el bosque. La pobre ancianita, tenía dos hijas. La mayor, vivía cerca del bosque, y la pequeña, en el centro de la ciudad, aunque le era más complicado ir a visitarla, era ella, la que la cuidaba. Un desafortunado día, la abuelita falleció. Las dos hijas, apenadas, tenían que repartir los bienes desacuerdo al testamento de su madre. Toda la herencia, era para la hija menor, la mayor enfadada, pregunto porqué, y la pequeña, le contestó: “¿Cómo te atreves a reclamar las pertenencias de tu madre, cuando tu nunca le llevaste ni un baso de agua?!” La otra, iba a excusarse, cuando su hermana le dijo: “Pero no te preocupes, yo te daré la mitad de todo si realmente estas arrepentida de ello.” La hermana mayor aceptó. La pequeña, confiando en la palabra de su hermana mayor, le dio su cuenta bancaria, y le dijo que cogiera su mitad. La otra, se aprovechó, y pensando que no se daría cuenta, cogió más de lo que le correspondía. La pequeña, se percató del engaño, y le dijo: “Que me quites el dinero, es lo de menos. Lo que me ha hecho daño, ha sido tu traición.”

Abigail Dombrowski.


Hace mucho, había dos reinos, que desde el principio de los tiempos, se tenían envidia los unos de los otros, pero nunca se habían enfrentado. En el reino del sur reinaba un rey que era bondadoso y pacífico mientras que en el del norte reinaba el rey Imad, una persona codiciosa y avara; su mayor sueño siempre había sido invadir el otro reinado, pero sabía de muy buena letra que militarmente era inferior. En el poblado norte vivía un ingeniero llamado Loriste, que diseñaba grúas, edificios, barcos pesqueros…, pero siempre andaba escaso de dinero y casi no podía alimentar a su familia. Un día el rey Imad se percató de la habilidad del ingeniero e intentó convencerle de que le construyera la máquina bélica mas poderosa jamás vista, al principio no consiguió convencerle, pero al ofrecerle una gran suma de dinero Loriste no pudo rechazar la idea. Loriste tardó seis meses en construir la máquina, era el peor monstruo de hierro jamás creado por el hombre, capaz de arrasar una legión entera sin sufrir daños, “es el soldado invencible” decía Loriste. El rey Imad no tardó mucho en probar la máquina, y uno a uno iban cayendo los poblados del sur, el rey del sur se rindió al poco tiempo, pero Imad, no satisfecho con la redición, arrasó todos los poblados del sur, mataba familias enteras, saqueaba tesoros, mató al rey del sur, y sometió a todos los habitantes del sur; su locura no conocía límites e iba creciendo. Cuando Loriste se enteró de la destrucción genocida que se estaba cometiendo gracias a su maquina, intentó convencer al rey Imad para que cesara en su locura, pero este se negó y además, viendo lo fácil que había sido conquistar el reino del sur, quería conquistar otros poblados, otros reinos, otros continentes, y finalmente el mundo; Loriste insistió, pero el rey, enfurecido, le ordenó que a la mañana siguiente se largara de la ciudad. A mitad de la noche, Loriste decidió desconectar para siempre su creación, ya que el era el único que sabía como hacerlo, y así lo hizo. Por la mañana los soldados comunicaron que el robot no arrancaba, el rey les ordenó que lo arreglaran, pero no lograban que se pusiera en marcha y el mismísimo rey Imad decidió arreglarlo; el rey consiguió que arrancara, pero el robot se volvió loco y ahora perseguía al rey Imad. Este intentó escapar en una baraca, pero el robot seguía persiguiéndole incluso por el mar, cuando dio alcance al rey, este lo desconectó como pudo, pero ya era demasiado tarde, ya que el robot ya inmóvil sujetaba la capa del rey, arrastrándole hasta las profundidades del mar. Daniel Rodriguez.


Bé, com heu observat, el grup està format per:

- Un sociòleg: Víctor del Moral. - Un encarregat de recursos gràfics: Nerea Herraiz. - Un informàtic: Cristina Ballesteros. - Un filòsof: Daniel Rodriguez. - Un expert: Abigail Dombrowski.

Presentació  

El nostre grup està conformat per cinc persones, les quals han exposat els seus valors en uns contes. Cadascuna de les persones integrants...