Issuu on Google+

un film de Silvio Caiozzi


“¡Qué daría yo por creer en algo! ¡Por recuperar la fe! La religión me traiciona aunque trato de tomarla en serio. Puras frases. Frases mentirosas para no asustarse con la muerte. Dios está loco ¿cómo se le ocurre darle consciencia a los hombres para que se den cuenta de su horror y desorden? Parece que el único orden es la locura”.


Sintiendo vergüenza por sus impulsos y sentimientos hacia Estela, el protagonista hace lo imposible por ocultarlo, así es como adopta como confidente de copas a su amigo Carlos, quien es un hombre de mundo pero igual de perdido, solitario y vacío. Estela , al mismo tiempo, se enamora de Mario, un soldador de barrio que la lleva a conocer Santiago. René, el hermano mayor de Mario, es un pícaro y oportunista delincuente que tras artimañas y manipulaciones echará abajo lo que queda de la mansión Ábalos, incluida la integridad de su dueño. Basada en la novela homónima de José Donoso escrita en 1958, Silvio Caiozzi emplea una adaptación pensada en la ausencia de incentivos, creencias e ideales de la sociedad chilena contemporánea, la cual refleja metafóricamente en la obra literaria el conflicto de clases sociales en Chile. El resultado fue el reconocimiento a la obra de Caiozzi, como la película más importante estrenada en el año 2000.

R E S E Ñ A

A

ndrés Ábalos, un hombre soltero que bordea los 60 años, interpretado por Julio Jung, pertenece a la clase burguesa chilena. Es heredero de una mansión, tiene una abuela al borde de la demencia y dos empleadas que lo miman como su fuese un niño, mientras él se siente vacío. Todo este panorama cambia de perspectiva al aparecer Estela, una ingenua joven pueblerina de diecisiete años que viene a hacerse cargo de misia Elisa, la abuela de Andrés.


C O N T E X T O H I S T Ó R I C O A

demás de ser el comienzo de un nuevo milenio, el 2000 marcó el inicio de varios ciclos en Chile. En aspectos políticos, Augusto Pinochet dejó de estar a la cabeza del ejército y luego estuvo detenido en Londres por 503 días. Comenzó el primer gobierno socialista, a cargo de

Ricardo Lagos, después de la dictadura. Al mismo tiempo, el crecimiento económico del país en los noventa fue del 6% en promedio y la apertura de Chile al mercado internacional comenzaba a tener frutos. Chile venía desarrollándose cada vez con más libertades y la conmoción


política, si bien remecía a todo el territorio nacional, no quitaba que la cultura pop se desarrollara más que nunca y los medios de comunicación se diversificaran con la llegada de Internet. Fue allí que Silvio Caiozzi estrenó Coronación. A estas alturas el país estaba listo para asumir nuevas responsabilidades en democracia, y así fue. En la semana del debut de la película, comenzó el juicio de desafuero contra el ex general Pinochet, donde los temas que se discutieron fueron: si se iba a considerar su estado de salud (condición que lo salvó del juicio en Europa) y si le iban a quitar el fuero como senador vitalicio. La efervescencia política en esos días se reflejó en los diarios que hacían notas sobre la pérdida de poder de éste y describían el tenso escenario entre los partidos políticos, el gobierno y el ejército. El entonces Presidente Lagos declaró en los medios: “Nadie está intranquilo en Chile hoy. En este país todos, humildes o poderosos, estamos sujetos a los tribunales de justicia”, mientras tanto, el Comandante en Jefe del Ejército de la época, Ricardo Izurieta, pidió prudencia frente al caso. Afuera de los tribunales se agolparon partidarios y detractores

de Pinochet para reclamar su inocencia o culpabilidad en 19 casos de secuestro calificado que se le acusaban. Las manifestaciones denunciaron en varios incidentes, entre los que figura el del humorista Juan Carlos Palta Meléndez que recibió una patada en el trasero por promocionar su obra The London Clinic, el paciente inglés, caracterizando a Pinochet. El comediante se defendió: “Esta es una manifestación artística, no contestataria” y la imagen de cómo era atacado por los adherentes a Pinochet dio la vuelta al mundo. En esta época, las circunstancias políticas no interferían rígidamente con las tendencias sociales, ni con las actividades culturales. Expertos como Jacqueline Mouseca, postulan que el cine chileno del siglo XX estuvo marcado por un destape en cuanto a contenidos, que se traslucían en el reencuentro del espectador con su cine nacional. La película más importante en 2000 mostró un regreso a lo donosiano: el contraste de la modernidad con la decadencia. Coronación se destacó por la ambientación y adaptación a la novela, pero también por marcar pauta como una obra audiovisual apegada a los cánones clásicos nacionales.


S i l v io

C aio z z i

D I R E C TO R La madurez

Uno nunca termina de aprender, uno puede aprender una serie de oficios como fotografiar bien, como ubicar bien la cámara, como dirigir actores, pero narrar cinematográficamente es mucho más difícil. Eso toma mucho tiempo, a menos que tú nazcas genio, que no es mi caso. Yo sentí, cuando empecé a afrontar el guión de Coronación, que ya había logrado desarrollarme para narrar con lenguaje cinematográfico. Nunca me había atrevido a hacer un guión prácticamente solo, en este me ayudó Nelson Fuentes, que es un director de fotografía, porque necesitaba un pinponeo con alguien que entendiese de cine, pero fue la primera vez que no tuve la necesidad de tener a un literato al lado mío. En el aprendizaje uno siente que por fin tiene una base, que puede resultar bien o mal,pero uno siente la madurez de poder afrontar cualquier proyecto. Los personajes

Son fundamentales, cuando me meto a hacer una película estoy totalmente apasionado con ellos ¿Por qué he hecho tantas veces

cosas sobre novelas? Porque justamente en una novela están practicamente desarrollados los personajes, el escritor ha trabajado años desarrollando eso y después yo vuelvo a trabajar otros años sobre lo mismo. Me gusta mucho tener grandes personajes y desarrollarlos a fondo. La novela me encantó siempre, me encantaron sus personajes. Los tenía muy claros y agregué a otros que en la novela sólo están mencionados, como el médico por ejemplo. Tenía que desarrollar ese personaje como representante del nuevo millonario de hoy. La adaptación

Decidimos no hacerla de época porque no tenía ninguna lógica. Donoso la escribió el año ‘58 describiendo ese presente, que es prácticamente el mismo que hoy. Si él lo hubiese escrito en una época anterior, por cierto contenido y necesidades narrativas, yo hubiera mantenido esa época, pero no era el caso. La lógica de la película es la descripción de la sociedad chilena, de determinados personajes, de distintas clases sociales y también los cambios de poder de estas. Hay una clase social imperante que se va deteriorando, como los latifundistas y los grandes industriales,


qué pasa con esa pérdida de poder, con su deterioro espantoso del concho de una casta de poder. “Eso fue una de las cosas que más me gustó de la novela y lo enfaticé en la película, los dos mundos: el externo y el interno. Son mundos que se van desarrollando en sentidos totalmente opuestos, uno que se va encerrando dentro de un mausoleo y va muriendo con las ventanas cerradas, a oscuras; y otro que avanza supuestamente hacia la vida moderna. La misma cinta una y otra vez

Yo creo que uno toca temas que a uno lo atraen sin pensarlo. Uno termina haciendo una sola película, la misma siempre y son las cosas que a uno lo conmueven, que uno puede haber vivido o visto de chico y está metido en el cerebro. Uno ve una historia y dice: “¡Ay qué genial!” y es porque a uno lo está identificando. Pienso yo que eso es lo que le tiene que pasar a cualquier creador, si se identifica es muy probable que esa obra le resulte bien, porque sabe de lo que está hablando. La identificación

Yo viví un encierro muy fuerte y son elementos de los cuales después uno se da cuenta. El encierro está metido en La Luna en el Espejo y en Coronación. Tuve un hermano que murió

enfermo, entonces terminé siendo hijo único en una época en que los padres tenían muchos sustos, principalmente a la parálisis infantil, que te daba igual que un resfriado y te lo podías contagiar en cualquier parte, podías morir o quedar paralítico para el resto de su vida. Entonces a mí me tenían bastante encerrado para que no me pasara nada, me permitían juntarme con muy pocos, una fiestoca, ni pensarlo. Lo que vive Andresito de alguna forma me identifica. Donoso

Yo me sentí escribiendo junto a Donoso, como si estuviese vivo, más aún, se me apareció un par de veces. Yo creo que a uno la cabeza también se le va ¡estaba tan metido! Me acuerdo de que estábamos escribiendo en una pequeña parcela por Curacaví, salí en el auto a buscar algo para comer por un camino de tierra, en la oscuridad y soledad total. Iba enfilando hacia una curva y te juro que los veo claritos: Donoso y su mujer de la mano caminando. Cuando me fui acercando vi y obviamente no eran ellos, pero eran iguales, la sensación de que estaban ahí era muy fuerte. Me sentí súper aliviado porque fue como su hubiese estado conmigo, me hubiesen estado ayudando. Me pasó como tres veces la misma historia en distintos momentos, esa sensación de que estaba Donoso.


A ndr é s N a z ara l a p eriodista

y

El director

“Caiozzi es un cineasta emblemático del viejo orden cinematográfico chileno y junto con otros directores es pionero de cierto cine nacional, son artistas heroicos que hicieron cine frente a toda adversidad. Este cine tiene varias características: es teatral en términos de la representación; es estilizado y preocupado de la forma; es de clases súper concretas como del realismo italiano, que es de donde surgen muchos directores de esa época; y es de maniqueo: cae en describir retratos de buenos y malos, lo que limita el peso que puede tener este fresco social, porque las cosas no son tan rígidas. Caiozzi está marcado por estas influencias y no tiene por qué ser otra cosa, es honesto”. La película

“Es correcta, es profesional, pero se mete en un tema complicado: el matrimonio entre literatura y cine. Me parece que Caiozzi hizo una adaptación correcta y poco jugada de la novela, que se reduce a la fracción de algunas escenas sin una impronta personal. Pero eso

cr í tico

de

cine

quiere decir que él responde a un viejo orden, porque hay estereotipos que son súper noventeros como el personaje de Julio Jung. Hay elementos propios de los noventa, que explotaron ahí y, de alguna manera, el universo de Donoso calzaba con esa imagen”. El estreno e influencia

“Cuando salió Coronación hubo un reconocimiento general de que era profesional, porque el fantasma del cine chileno es su precariedad. Esta película estaba salvando el panorama, pero lo que vino después fue un cambio muy fuerte: se terminó con el academisismo, se soltó la mano, se atrevieron a trabajar con actores no profesionales. Vino la antítesis de Coronación”. Cinta internacional

“El cine que se hizo en los noventas, y que se sigue haciendo ahora, tiene un concepto que los gringos llaman glocal, que son películas para la exportación. Coronación comulga muy bien con otros países, especialmente con el


cine latinoamericano, porque la temática de la lucha de clases está muy presente: lo puede entender un boliviano o un mexicano. Hay festivales en donde a estas películas les va muy bien como el Festival del Cine de Viña del Mar. En Europa funciona en círculos donde valoran estos retratos, gente que es de la misma generación y marcada por los conflictos políticos de una época, cosa que va más allá del cine”.

Cine chileno de los noventa

“Responde a un destape que derivó en una explotación del sexo como recurso, eso después pasó a la televisión y se convirtió en una fórmula. Creo que Silvio coquetea con esos elementos, pero lo hace de una manera honesta, no como un oportunismo para llevar gente a las salas”.


p rensa “Creo que mi padre habría quedado feliz con Coronación, Silvio se

tomó varias licencias creativas, como adaptar la historia a la época actual e inventarle toda esa ascendencia española a la abuela de Andrés, por ejemplo. Y aún así logra lo más importante, que es abordar con precisión los temas que a mi padre le interesaban en la novela: ese ambiente encerrado y toda la decadencia de sus personajes”.

Pilar Donoso, hija de José Donoso, El Mercurio, 29 de abril de 2000.

“Caiozzi toma los elementos esenciales de la obra de Donoso para realizar un relato pleno de detalles y espacios en los que abundan los recuerdos”. Revista Primera Fila de Las Últimas Noticias, 28 de abril de 2000.

“El filme tiene escenas notables, capturadas por los manierismos de una cámara viva. Pero su ritmo irregular hace que la película parezca más lenta que contemplativa. Los espejos que duplican las miradas y los viejos muebles congelados en el tiempo (un fuerte aplauso a la directora de arte) otorgan a la película esa exquisitez tan propia de Caiozzi”. Revista Wikén de El Mercurio, 28 de abril de 2000.

“Detallista, Caiozzi se esmera en la creación de atmósferas y ambientes, privilegiando planos limpios, exactos, con una fotografía demasiado cuidada que a veces enfrían la historia y le restan fuerza. Esta prolijidad visual y la contención dramática, no siempre parecen la ecuación más adecuada. Pero cuando los personajes dan rienda suelta a sus sentimientos y la cámara los sigue más preocupada de sus acciones que de la perfección formal, el filme logra momentos brillantes, como la escena de Julio Jung y Jaime Vadell en el baño de la casa de este”. Revista Estreno de La Tercera, 27 de abril de 2000.


datos || Las películas Un domingo cualquiera y Quieres ser John Malkovich se estrenaron el mismo día que Coronación. Además estaban en cartelera Belleza Americana, El Coleccionista de Huesos, Proyecto de la Bruja de Blair, Erin Brokovich, Juana de Arco y Magnolia, entre otras. || Silvio Caiozzi y José Donoso mantuvieron una amistad de años. Incluso la película La Luna en el Espejo fue escrita entre los dos. || José Donoso tuvo una frustrada carrera cinematográfica a nivel internacional. Luis Buñuel y Michelangelo Antonioni estuvieron interesados en adaptar alguna de sus obras, pero nunca pudo concretarse. || La avant premiere de la cinta se realizó el lunes 24 abril del 2000 en el Teatro Municipal de Santiago y contó con la presencia del entonces Presidente de la República, Ricardo Lagos. || Silvio Caiozzi recibió cuatro premios por su dirección en el film en festivales alrededor del mundo, además obtuvo dos por mejor película y una mención especial. || Julio Jung recibió premios por su rol en tres festivales, entre ellos en el Havana Film Festival.

e f e m Érides || El día del estreno se produjo la reelección presidencial de José María Aznar en España. || Chile empató a 1 con Perú en un partido para las eliminatorias Corea Japón 2002. Las críticas apuntaban a Nelson Acosta, el mismo DT que había llevado a la selección nacional al Mundial de Francia ‘98. Ni siquiera se llenó el estadio. || Esa semana, Manu Chao se presentó en el Teatro Providencia para promocionar su primer disco como solista Clandestino. || Los programas más vistos de la televisión eran Romané (35.3), De Pe a Pá (29.5) y Viva el lunes (25.8)


“Necesito poesía“.


Coronación