Issuu on Google+

Considere si comprenderán el lenguaje, la trama, y los conceptos del texto.

LA LECTURA

1. Recomendaciones para hacer una lectura en voz alta

La lectura en voz alta es una de las mejores estrategias para formar lectores. El objetivo es contagiar el gusto por la lectura y los libros, más que buscar una lectura de comprensión, sin embargo es casi seguro que cuando se proyecta esa emoción en los oyentes, la comprensión vendrá como un agregado. Estas recomendaciones son útiles para que las madres o padres de familia les lean a sus hijos, o para profesoras y profesores que deseen hacer una lectura gratuita a sus alumnos. Estas recomendaciones se refieren a la lectura de relatos, pero algunas de ellas también pueden seguirse para leer poesía.

Antes de hacer conveniente:

la

lectura

es

- Establecer un diálogo entre usted y el libro. Si la narración realmente lo motiva, le gusta, concuerda con sus valores y desea realmente compartirlo con otras personas. - Piense en los destinatarios. Reflexione si le gustará a sus destinatarios de acuerdo a su edad e intereses.

- Planeación del tiempo de lectura. Si el relato abarca el tiempo que va a destinar para leer en voz alta. Es preferible leer un texto breve completo cada vez, y si es más largo, dividirlo en partes que abarquen cada lapso de lectura. Esta planeación es aproximada. - Practique varias veces la lectura de la narración que eligió. Puede ser a solas, en silencio: imagine el lugar y los acontecimientos de la historia, las características de los personajes (diversos estados de ánimo que reflejará en su voz). Perciba cuando el relato es lento y cuando es rápido.

Durante la lectura es recomendable: - Marcar señales que indiquen el tiempo de la lectura. Acomodar las bancas en semicírculo (usted se situará al frente), poner una caja enfrente de todos, de la que se sacará el libro; u otras señales personales que a usted se le ocurran. Es conveniente que sean las mismas con la idea de marcar un tiempo especial, que rompe con el tiempo cotidiano. - Hacer una pequeña introducción. Platicar por qué le gustó esa narración en particular, cómo llegó a sus manos, qué le hizo sentir esa lectura. Anticipar algún dato que pueda servir de “gancho” para interesar a quienes les va a leer.


- Leer sin prisa. - Marcar de una manera natural las expresiones corporales o faciales que tengan que ver con la trama. Hacer silencios cortos en una parte tenebrosa, o antes del final, si es sorpresivo. - Desplazarse caminado, no estar en un solo lugar, y de cuando en cuando mirar a cada uno de los oyentes (cada vez a diferentes), como diciéndo: “Te leo a ti”. Al mirarlos también uno se da cuenta si están interesados o aburridos. - No interrumpir la lectura con asuntos fuera de ella. Si se hace, será para enriquecerla: motivando a los oyentes para que interactuén con la lectura, como preguntar si alguien sabe el significado de alguna palabra realmente dudosa, o preguntar ante una situación de expectación: “¿Qué creen que pasará ahora?”, “¿Qué opinan de determinado personaje?, simplemente escuchar comentarios al vuelo, sin que usted emita juicios o que en medio de la lectura se desarrolle un debate. - Al término de la lectura preguntar, si gusta, qué despertó la lectura en los oyentes. Recuerde que buscamos contacto con el aspecto emocional de cada quién, con sus vivencias particulares.

Recomendaciones mejor

para

poder

leer

La visión baja a menudo hace de la lectura una tarea difícil en las siguientes situaciones: - Cuando una cantidad reducida de luz puede entrar en los ojos - Cuando la imagen en la retina está empañada - Cuando la porción central en la retina (la mácula) necesaria para leer está defectuosa El contraste de la impresión en su fondo es afectado por la luz reducida y el empañamiento. El daño a la retina central interfiere con la habilidad de ver las letras de imprenta pequeñas, y el hacer necesario los movimientos de los ojos involucrados en la lectura. Las guías siguientes hacen más legible la impresión para las personas con problemas de la vista y también para el público en general. Por lo tanto, son importantes para el diseño universal. Tamaño de la impresión El tipo de impresión grande debe ser, preferentemente, de 18 puntos a un mínimo de 16 puntos. Los tipos escalonados en la computadora facilitan hacer esto.


Clase y estilo de los tipos La meta en la selección de tipos es usar caracteres fáciles de reconocer, ya sea el Romano corriente o los tipos Sans Serif. El Arial es una buena elección. - Evite los tipos decorativos. - Use el tipo en negrita (bold) porque el grosor de las letras hace que la impresión sea más legible. - Evite usar itálicas o todas las letras en mayúsculas. Estas dos formas de impresión dificultan la diferenciación entre las letras.

El uso del color El uso de diferentes letras de colores para los títulos y por énfasis es difícil de leer para muchas personas con visión baja. Cuando se usan, los colores más eficaces son los azules y los verdes oscuros. Contraste El contraste es uno de los factores más críticos para realzar el funcionamiento visual, tanto para los materiales impresos como para el diseño ambiental. El texto debe imprimirse con el mejor contraste posible. Para muchas personas mayores, las letras claras tanto en blanco como en amarillo suave, sobre un fondo oscuro usualmente negro, resultan más fáciles de leer que

las letras negras sobre un fondo blanco o amarillo claro. Calidad del papel Evite usar el papel de acabado lustroso, típicamente empleado en revistas y algunos diarios. Las páginas lustrosas crean un brillo excesivo, que dificulta aún más la lectura entre las personas con visión baja. Guía-(Espacio texto)

entre

las

líneas

del

El espacio recomendado entre las líneas del texto es de un espacio y medio (1.5), en vez de un espacio solamente. Muchas personas que son visualmente incapacitadas, tienen dificultad en encontrar el comienzo de la siguiente línea, cuando se usa sólo un espacio. Rastreo-(Espacio entre las letras) El texto con letras muy juntas dificulta la lectura para muchas de las personas que son visualmente incapacitadas, en particular para aquellas que tienen defectos en el campo visual, tales como las personas mayores con degeneración macular. El espacio entre las letras debe ser más amplio—por ejemplo, un tipo como Curier que incluye la misma cantidad de espacio para cada letra— haciéndolo muy fácil de leer. Márgenes Muchos auxiliares para la baja visión, tales como las lupas de pie y los


televisores de circuito cerrado (CCTVs) son más fáciles de usar en una superficie plana. Un margen extra amplio hace más fácil sostener el material de lectura aplanado. El ancho mínimo es de 2.540 cm (una pulgada), aunque el ancho preferible es de 3.810 cm (una pulgada y media). El hacer que el texto sea más legible para las personas con visión limitada sigue siendo motivo de una investigación en progreso. Leer y escribir Alfabetización—la habilidad de leer y escribir—es vital para una educación exitosa, una carrera y calidad de vida en el mundo actual. Ya sea poniéndose cómodo para leer un buen libro, anotando un número de teléfono, haciendo la lista para el mercado o escribiendo un informe, saber leer y escribir significa participar eficazmente en el hogar y en la sociedad. Aunque aprender a leer y a escribir en los modos tradicionales no sea posible cuando usted no puede ver las palabras impresas en un papel, hay muchos otros caminos para seguir con su educación. Aprender a leer y escribir en braille puede hacer una extraordinaria diferencia en la vida de un niño o adulto visualmente incapacitado. Cuando usted toca por primera vez algo escrito en braille, probablemente lo sentirá como un torbellino de puntos.

Sin embargo, al igual que otro código, braille está basado en un sistema lógico. Una vez que lo entienda, usted podrá leer y escribir en braille con facilidad. Esto se debe a que braille no es un lenguaje, es sólo otra manera de leer y escribir español o cualquier otro idioma, como el inglés o el japonés, por ejemplo. Aprenda más en la sección Braille (en inglés) del sitio web de la AFB. Aprender a usar artefactos como lupas y computadoras equipadas con "software" que imitan una voz humana leyendo lo que aparece en la pantalla, también pueden abrir el mundo de la alfabetización para alguien con un impedimento visual. La instrucción en destrezas de alfabetización es un esfuerzo crítico. Pero la escasez nacional de maestros capacitados, es un obstáculo en el estímulo de la alfabetización entre las personas que son visualmente incapacitadas. Para ayudar a promover la alfabetización y proporcionar recursos útiles, los materiales en este sitio web incluyen sugerencias para maestros, padres, familiares e individuos visualmente incapacitados.


Trabajo la lectura