Page 1


Un monográfico dedicado a la figura de

G. F. Händel «Händel es el compositor mas grande que ha existido jamás, me descubro ante él, y me arrodillaría ante su tumba.» (Ludwig van Beethoven, 1824)

G

rande, fuerte, lleno de fuego, impetuoso, perentorio, a veces brutal, pero de una extrema bondad y de una generosidad constante, Händel se mostró indomable y trabajador incansable. Dejó una obra inmensa, capital, tanto en el plano de la diversidad como en el de la espiritualidad...

F

recuentó a lo largo de diferentes épocas de su vida la élite intelectual y social de su tiempo y apareció como un poderoso organizador, como un maravilloso instrumento de síntesis del arte europeo. Alemania le inculcó la solidez de los planes, la amplitud de los ritmos, una cierta piedad interior, jamás desmentida. Italia desarrolló sus dones de melodista, su lozanía, su ingeniosidad, su gusto aristocrático, su sensualidad hacia los colores y las sonoridades. De Francia recibió las lecciones de claridad, elegancia y equilibrio. Finalmente, Inglaterra le enseñó la poesía de los virginalistas, la espontaneidad de Purcell, sus ambigüedades modales y sus audacias rítmicas...

Presentación del Programa

T

oda la música de Händel, en especial su producción vocal, se caracteriza por su tono poderoso y triunfante, por resultar monumental y solemne. Quizás, esta serie de connotaciones, nos han llevado con entusiasmo a preparar este monográfico entorno a su figura. on este programa, que genéricamente hemos titulado "Händel Forever", queremos mostrar una serie de pinceladas de la vasta producción del gran maestro germanobritánico, expresadas en diferentes arias, dúos, coros y partes orquestales de algunas de sus obras más emblemáticas. Así, de sus oratorios sacros, hemos incluido partes de Joshua, El Mesías, Solomon, Judas Macabeo, Theodora y Samson, y de sus oratorios profanos la famosísima marcha de Hércules. De su catálogo operístico figuran partes de Rinaldo, Giulio Cesare y Xerxes. Entre sus himnos religiosos hemos seleccionado el espectacular fragmento inicial del Dettingen Te Deum y el primero de los Cuatro Himnos de Coronación, en concreto el conocidísimo Zadok The Priest. Pero tampoco nos hemos querido olvidar de los concerti, y para ello hemos incluido dos movimientos de otras tantas de sus composiciones para instrumento solista y orquesta. n definitiva, un programa monográfico de "amplio espectro" que -estamos seguroshará las delicias del más exigente melómano y de todo tipo de público.

C

E

Fernando Calleja Rosique Presidente de la Sociedad Lírica Complutense


"Händel Forever" Programa de Concierto JOSHUA (HWV 64)

Marcha Solemne DETTINGEN TE DEUM (HWV 283)

Coro: "We praise thee, O God" SERSE (HWV 40)

Aria: "Ombra mai fù" MESSIAH (HWV 56)

Aria: "Rejoice greatly o daugther of Zion" SOLOMON (HWV 67)

Coro: "May no rash intruder disturb" CONCIERTO Nº 13 EN FA MAYOR PARA ÓRGANO (HWV 295)

Larghetto-Allegro GIULIO CESARE (HWV 17)

Aria: "Va tacito e nascosto" JUDAS MACCABAEUS (HWV 63)

Coro: "For Sion lamentation make" THEODORA (HWV 68)

Duetto: "To thee, thou glorious son of worth HERCULES (HWV 60)

Marcha SAMSON (HWV 57)

Coro: "Awake the trumpet's lofty sound" RINALDO (HWV 7)

Aria: "Lascia ch'io pianga" CONCERTO GROSSO OP. 3 Nº 2 (HWV 313)

Largo MESSIAH (HWV 56)

Coro: "For unto us a Child is born" SOLOMON (HWV 67)

Sinfonía (Llegada de la Reina de Saba) THE FOUR CORONATION ANTHEMS (HWV 258)

Zadok the Priest


Elenco Artístico Solistas MARINA MAKHMOUTOVA (alto) PALOMA CHISBERT (soprano) Coro & Orquesta TITULAR DE LA SOCIEDAD LÍRICA COMPLUTENSE Oboe solista IÑAKI URBINA Trompeta solista JUAN R. DE SANTIAGO Órgano / Clavicembalo LIUDMILA MATSYURA Dirección Musical VICENTE ARIÑO PELLICER


G. F. Händel (1685-1759) Biografía Cuatro semanas antes que Juan Sebastián Bach, el lunes 21 de febrero de 1685, nació en Halle-an-der-Salle, Jorge Federico Händel. Desde pequeño dio muestras de poseer facultades musicales. No obstante sus dotes musicales, su padre, que era barbero y cirujano de la corte, pensaba destinarlo al estudio de Derecho, y sólo a instancias del príncipe de Sajonia, accedió a dedicarlo a la música. El 10 de febrero de 1702, se inscribió en la Universidad de Halle, pero el 13 de marzo de este mismo año ocupó el puesto de organista en la Domkirche, dedicándose exclusivamente a la música. En 1704 compuso la "Pasión según San Juan". "Almira", la primera ópera de Händel, fue estrenada con éxito el 8 de enero de 1705. En 1706 emprende un viaje a Italia. En Florencia estrena su ópera "Lucrecia". Llegó a Roma al año siguiente, admirando en toda su grandeza el canto de la Iglesia Católica. De regreso a Florencia hizo representar su ópera "Rodrigo". Con una gran popularidad vuelve a Roma en 1708, y el marqués Rúspoli lo relaciona con lo mejor de la aristocracia y de la intelectualidad. En 1710 fue nombrado maestro de capilla de Hannover, pero su inquietud lo obligó a pedir una licencia para ir a Londres, donde fue presentado a la reina Ana. De inmediato se le encargó la composición de una ópera, "Rinaldo", que estuvo terminada en catorce días y llevada a escena el 14 de febrero de 1711, con gran éxito. De regreso a Hannover escribió sus conciertos para oboe, sonatas para flauta, lieder y Cantatas alemanas con poesías de Brakes. En 1712 vuelve a Inglaterra, pero en 1714 murió la reina Ana y para sucederle fue designado Eduardo de Hannover, con quien Händel estaba distanciado; emprende entonces una lucha para conquistar el favor real: aqui encaja la leyenda de que su "Música Acuática" fue escrita precisamente con ese objeto. En 1720 toma la dirección de la "Academia de la Opera Italiana" y comienza una nueva fase de su vida. Como empresario, desarrolla una actividad llena de dinamismo, inmune al cansancio, al desaliento y a la adversidad; desbarata intrigas, lucha con "castrados", "prima donne" (entre ellas la famosa Faustina y la Cuzzoni, poseedoras de una prodigiosa técnica vocal), todo ello sin dejar de componer con asombrosa rapidez, calidad y maestría. Inauguró el teatro el 20 de abril con su ópera "Radamisto", dedicada al rey. La noche del 12 al 13 de abril de 1734 sufrió un ataque de parálisis, su empresa quebró, su estado general era deplorable. Estaba afectado del costado derecho, con el cerebro lesionado y con la mano derecha paralizada. Su depresión era tan grande, acosado por las deudas y el sufrimiento, que se negaba a curarse; al fin, algunos de sus amigos consiguieron mandarlo a las termas de Aix-Chapelle: se recuperó y, dice uno de sus biógrafos, "de inmediato el gigante resucitado reanudó su lucha". Se entrega al trabajo con febril dedicación. Pero las contrariedades no cesan: sus acreedores lo amenazan con meterlo en la cárcel y para solventar sus más apremientes cuentas se ve obligado a aceptar un Concerto de Beneficio (mayo de 1728), con una gran tristeza. Pero al mes siguiente recibe el reconocimiento público en los jardines del VauxHall, sobre el Támesis, lugar de cita de la sociedad de Londres, donde se le levanta una estatua. En 1741, combatido y desalentado, decide alejarse de Inglaterra. El Lord-teniente de Irlanda lo invitó a dirigir unos conciertos en Dublín, y Händel "con el objeto de ofrecer a esa generosa nación algo nuevo" compuso, del 23 de agosto al 14 de septiembre, su extraoridinario oratorio "El Mesías", que fue estrenado el 12 de abril de 1742. Hay que hacer notar que Händel se entregó a la composición de esta obra con un afán desmesurado: dormía y comía apenas lo indispensable y toda su atención estaba dedicada a ella. El éxito lo acompaño desde su primera audición. Su actividad no conocía reposo. Pero en 1745 nuevamente estuvo al borde de la ruina y cayó en una postración semejante a la de 1734 que le duró ocho meses. En 1750 hace un viaje a su tierra natal: Halle. Allí se hallaba cuando recibió la noticia de la muerte de su gran contemporáneo Juan Sebastián Bach. 1751 es un año malo para Händel. El 30 de agosto habia perdido la vista. El 6 de abril de 1759 aún tenía fuerzas para prestarse a tocar la parte de órgano de "El Mesías", pero sufre un desmayo a la mitad de la ejecución. Murió el Sábado Santo 14 de abril de ese mismo año. Fue enterrado en la abadía de Westminster el 20 de abril de 1759.


El arte de Händel

E

l estilo de Händel es una extradionaria síntesis de los principales estilos nacionales musicales de su epoca, cogiendo los mejores elementos y caraterísticas de cada uno de ellos y superándolos por separado, como sus contemporáneos Bach y Telemann, donde además se añade el estilo inglés de Purcell, al que Händel da un nuevo y vigoroso empuje, siendo su verdadero continuador. Todo ello fruto de sus estancias en Inglaterra, Alemania e Italia, dando prueba de que Händel era un auténtico cosmopolita de su tiempo.

S

u estilo tiene la solidez y el contrapunto de la música alemana, la melodía y el enfoque vocal del bel canto de la italiana, la elegancia y solemnidad francesa y la audacia, sencillez y fuerza inglesas. Händel es un fiel continuador de estos estilos y técnicas. Su música, especialmente en operas y oratorios, adquiere un nuevo y especial sentido dramático, y adquiere un tono monumental, truinfante, poderoso y solemne que la hace única entre la música de su tiempo.

G

eneralmente su producción tiene una estructura empírica y simple, de lenguaje vocal en la linea del bel canto, sencillo y amable, y conteniendo un pudor expresivo que recuerda a Purcell (cualidades que cautivan rápidamente al auditorio) en donde domina la melodía y la homofonía, y en esencia, de corte mayormente italiano, que es el estilo mas presente en su música y el que más ha influenciado en todos los aspectos en su estilo personal.

Obra musical

L

a vasta y abundante obra de Händel -muy prolífico como era la norma de la época- se compone de más de 600 obras y se divide en 7 grandes grupos, reunidos en dos grandes bloques: en música vocal (dramática, oratorios, profana y religiosa) y musical instrumental (orquestal, música de cámara y para clave) en donde abarca, prácticamente como Bach, todos los géneros de su época.

E

n musica vocal, los géneros y obras que el compositor escribió y ha cultivado, que suman 286 piezas en total, son 43 óperas en lengua italiana, alemana e inglesa, 2 músicas incidentales para espectáculos en inglés, 26 oratorios en italiano, alemán e inglés, 4 odas y serenatas en italiano e inglés, 100 cantatas en italiano y español, 21 dúos, 2 tríos, 26 arias sueltas, 16 obras para conciertos espirituales, 41 himnos (anthems), 5 Te Deum, un Exultate Jubilate y 3 himnos ingleses.

E

n música instrumental, 78 en el ámbito orquestal: 34 conciertos para solistas, 23 concerti grossi, 4 oberturas, 7 suites, 2 sinfonías, 6 movimientos de danzas y conciertos sueltos y 2 marchas. 68 en el ámbito de cámara: 22 sonatas para un instrumento solista y bajo continuo, 25 sonatas en trío y 19 movimientos sueltos de danzas, marchas y sonatas. Y 186 en el ámbito del clavicembalo: 30 suites y oberturas y 156 movimientos de suite sueltas.


Fotos del Estreno Catedral-Magistral de Alcalรก de Henares 22-XII-2007


Entidades Patrocinadoras

Händel Forever (Dossier)  

Dossier de presentación del programa de concierto 'Händel Forever' estrenado por la Sociedad Lírica Complutense en diciembre de 2007.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you