Issuu on Google+

Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

La pobreza en Bogotá Presentación Bogotá se ha transformado en la última década y una constatación de ello es el mayor acceso de la generalidad de la población de la ciudad a más y mejores bienes y servicios básicos. Sin embargo, este mejoramiento no ha sido suficiente para elevar los índices de bienestar de la población bogotana que se ha visto afectada por el deterioro de la economía familiar, como consecuencia del creciente desempleo de los últimos años. De igual forma, y a pesar de las altas tasas de cobertura, los servicios aún no llegan a poblaciones locales y desplazadas que a penas empiezan a ser identificadas y que, en su mayoría se asientan, en zonas de la ciudad de carácter ilegal. Esto significa que, si bien la ciudad presenta resultados meritorios en su oferta institucional, aún es necesario reforzar acciones para llegar a esa población pobre que carece de los bienes y servicios básicos y no cuenta con oportunidades de realización personal. En este momento en el que la ciudad da ejemplo a otras ciudades colombianas y del mundo, Bogotá está en capacidad de asumir una estrategia integral de reducción de la pobreza y para ello es necesario que fortalezca su información así como la institucionalidad requerida para este propósito. La llegada a esta población exige de nuevas formas de acercamiento porque no se trata solamente de ampliar la oferta de bienes y servicios sino de saber llegar hasta donde están los pobres y, si es preciso, reubicarlos en zonas donde puedan tener una vida digna. Se debe reconocer que Bogotá ya ha tenido experiencias importantes como el programa de Desmarginalización de Barrios de la Administración Peñalosa, el cual hace parte del Plan de Ordenamiento Territorial y que ha venido ejecutando la actual Administración Mockus, a través del Proyecto Mejoremos nuestro Barrio y nuestra Casa. Retomar estas iniciativas y fortalecerlas con una institucionalidad más clara debe ser uno de los compromisos del próximo gobierno y concejo de la ciudad, ya que el tema prioritario en la agenda programática debe ser la inversión social para las poblaciones pobres. Así lo cree el Proyecto Bogotá Cómo Vamos y es por esta razón que se ha dado a la tarea de realizar una recopilación de información sobre el tema como una herramienta más de reflexión para la toma de decisiones sobre esta problemática.

1


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

I. Bogotá y su Población A. Cuántos Somos De acuerdo con las proyecciones del Departamento Administrativo de Planeación Distrital – DAPD – con base en el Censo de 1993, la población de Bogotá ascendió a 6.635.960 personas, en el año 2002. Su crecimiento, entre 1993 y 2002, ha sido de 21,9%. Al considerar una proyección más desagregada por localidad, se estima que podrían habitar 51.160 personas más para un total de 6.687.120 en 2002. Para el 2005, se calcula que la población será de 7.104.145 y para el 2010 cerca de 7.786.462 . Población Total de Bogotá por Localidad Localidad 1993 2002 2005 2010 Usaquén 384.852 439.341 468.489 504.756 Chapinero 122.991 122.991 122.991 122.991 Santa Fé 107.044 107.044 107.044 107.044 San Cristóbal 439.559 457.726 464.004 470.355 Usme 200.892 259.189 282.858 323.571 Tunjuelito 204.367 204.367 204.367 204.367 Bosa 215.816 450.468 519.424 585.237 Kennedy 758.870 951.330 1.013.700 1.090.004 Fontibón 201.610 300.352 335.217 384.049 Engativá 671.360 769.259 802.518 846.016 Suba 564.658 753.593 829.427 954.507 Barrios Unidos 176.552 176.552 176.552 176.552 Teusaquillo 126.125 126.125 126.125 126.125 Los Mártires 95.541 95.541 95.541 95.541 Antonio Nariño 98.355 98.355 98.355 98.355 Puente Aranda 282.491 282.491 282.491 282.491 La Candelaria 27.450 27.450 27.450 27.450 Rafael Uribe Uribe 379.259 385.114 385.903 386.329 Ciudad Bolívar 418.609 628.672 713.763 855.259 Total Cabecera 5.444.401 6.635.960 7.056.219 7.640.999 Fuente: DAPD, Subdirección de Desarrollo Social con base en Censo 1993 del DANE.

En cuanto a rango de edades, la población de Bogotá es en su mayoría joven, ya que un 36,9% de la población se encuentra entre 0 y 18 años. Un 35,9% corresponde al rango de edad entre 20 y 39 años y un 20,5% agrupa a los de 40 a 59 años. Por su parte, el 6,7% de la población son mayores de 60 años. En materia de género, cerca del 47,9% son hombres y el 52,1% mujeres, de acuerdo con las proyecciones del DANE para el año 2002. B. Cómo nos distribuimos por Localidades La localidad con mayor población en la ciudad, con datos proyectados a 2002, es Kennedy con el 14,3% de la población, seguida por Engativá con el 11,6%; Suba con el 11,4%; Ciudad Bolívar con el 9,5% y por San Cristóbal por 6,9%. Bosa y Usaquén presentan también un porcentaje cercano a esta última.

2


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

A este grupo le siguen las intermedias como Rafael Uribe Uribe con 5,8% de la población, Fontibón con 4,53%, Puente Aranda con 4,26%, Usme con 3,91%, Tunjuelito con 3,8% y Barrios Unidos con 2,7%. Finalmente, están las localidades más pequeñas: Teusaquillo con 1,9%, Chapinero con 1,85%, Santa Fé con 1,61%, Antonio Nariño con 1,48%, los Mártires con 1,44% y La Candelaria con 0,41%. Bosa es la localidad que más creció en la última década, dado que su población se incrementó en 108,7% entre 1993 y el 2002; Ciudad Bolívar en 50,2%, mientras que Fontibón en 48,9%, Suba en 33,5%, Usme en 29% y Kennedy 25,4%. Las demás localidades crecieron poco o se mantuvieron con la misma población y por ello se consideran de carácter estacionario. Con la expedición del Plan de Ordenamiento Territorial, las localidades fueron dividas en 112 Unidades de Planeación Zonal – UPZ – como un instrumento para fortalecer la planeación y la gestión en zonas homogéneas y focalizar más eficientemente la inversión, de acuerdo con las condiciones específicas de cada zona. ▪

Las Localidades y la Estratificación

La estratificación es una herramienta que permite identificar territorialmente a la población pobre de la ciudad, de acuerdo con criterios relativos a la vivienda y su entorno, con el fin de focalizar la inversión desde el punto de vista geográfico.

Población de Bogotá en el 2002 por Estrato y Localidad Localidad N.R. Estrato 1 Estrato 2 Estrato 3 Estrato 4 Estrato 5 Estrato 6 Total Usaquén 10.801 12.927 43.044 123.246 109.236 61.203 78.884 439.341 Chapinero 1.587 5.680 10.638 9.899 32.759 14.007 48.422 122.991 Santa Fé 1.349 2.408 72.690 26.213 3.393 992 0 107.044 San Cristóbal 4.490 34.960 350.441 67.836 0 0 0 457.726 Usme 2.412 68.518 188.258 0 0 0 0 259.189 Tunjuelito 2.745 26 130.014 71.582 0 0 0 204.367 Bosa 2.295 3.973 414.275 29.926 0 0 0 450.468 Kennedy 6.721 14.615 370.717 550.456 8.822 0 0 951.330 Fontibón 3.179 0 21.787 224.826 50.559 0 0 300.352 Engativá 9.060 4.701 81.325 643.936 30.237 0 0 769.259 Suba 7.413 2.123 256.888 265.184 93.970 115.041 12.973 753.593 Barrios Unidos 2.196 11 0 112.634 57.744 3.966 0 176.552 Teusaquillo 613 0 18 22.291 95.299 7.905 0 126.125 Los Mártires 510 0 5.185 85.405 4.441 0 0 95.541 Antonio Nariño 98 0 7.833 90.424 0 0 0 98.355 Puente Aranda 2.422 32 709 279.329 0 0 0 282.492 La Candelaria 980 0 18.190 8.280 0 0 0 27.450 Rafael Uribe Uribe 3.650 18.690 167.082 195.692 0 0 0 385.114 Ciudad Bolívar 6.809 292.482 301.707 27.674 0 0 0 628.672 Total Cabecera 69.327 461.144 2.440.802 2.834.834 486.459 203.114 140.279 6.635.960 Fuente: DAPD, Area de Estratificación y Monitoreo. Actualización de Estudio de Estratificación Socio-económica del D.C.

De acuerdo con la estratificación de la ciudad para el 2002 se observa que la mayoría de la población bogotana hace parte de los estratos 2 y 3. Los Estratos 1 y 2 tienen un peso de 43,73% con una población de 2.901.946, el 3 de 42,72% con 2.834.834 personas, el 4 de 7,3% con 486.459 y los estratos 5 y 6 de 5,2% con 343.393.

3


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

Las localidades con mayor población en el estrato 1 son Ciudad Bolívar y Usme, mientras que las de mayor concentración en estrato 2 son San Cristóbal, Ciudad Bolívar, Bosa, Santa Fé, Usme y la Candelaria. Por su parte, en Fontibón, Engativá, Barrios Unidos, Los Mártires, Antonio Nariño y Puente Aranda predomina el estrato 3. Rafael Uribe Uribe y Kennedy presentan población importante en los estratos 3 y 2, Usaquén en los estratos 3 y 4, mientras que Chapinero en los estratos 6 y 4. ▪

Las Localidades y la clasificación por SISBEN

El Sistema de Información para la Identificación y Clasificación de los Potenciales Beneficiarios de los Servicios Sociales – SISBEN – permite identificar los hogares o individuos que deben recibir beneficios directos de los programas que incorporan el componente de subsidio a la demanda, de acuerdo con los criterios de: vivienda, servicios, capital humano y demografía. Población de Bogotá 2002 Clasificada en SISBEN por Nivel y Localidad Localidad Nivel 1 Nivel 2 Nivel 3 Nivel 4 Nivel 5 Nivel 6 Total Usaquén 5.182 84.281 32.552 35.861 7.339 213 165.428 Chapinero 1.995 18.261 5.623 4.715 597 17 31.208 Santa Fé 5.545 85.632 25.603 23.357 2.722 47 142.906 San Cristóbal 7.214 158.578 60.456 78.780 13.020 97 318.145 Usme 19.948 210.297 67.189 72.726 9.517 41 379.718 Tunjuelito 825 70.990 37.491 47.129 9.543 139 166.117 Bosa 5.627 187.701 77.468 98.436 17.234 134 386.600 Kennedy 7.724 172.934 82.716 120.773 33.333 638 418.118 Fontibón 881 48.803 29.704 39.806 8.972 220 128.386 Engativá 1.676 115.096 67.978 96.306 26.627 444 308.127 Suba 4.831 182.895 80.836 101.498 27.244 745 398.049 Barrios Unidos 1.146 29.087 17.890 27.927 10.299 317 86.666 Teusaquillo 85 1.719 1.058 1.624 716 35 5.237 Los Mártires 1.291 25.463 11.372 18.359 6.027 219 62.731 Antonio Nariño 199 14.687 8.247 9.462 2.048 55 34.698 Puente Aranda 1.442 29.757 17.388 25.355 7.507 125 81.574 La Candelaria 457 12.494 3.816 4.492 905 24 22.188 Rafael Uribe Uribe 5.993 136.724 53.315 62.396 9.761 99 268.288 Ciudad Bolívar 38.782 332.394 97.139 100.972 12.489 90 581.866 Sumapaz 2.847 442 66 48 34 0 3.437 Sin localidad 2.221 36.714 24.580 38.529 12.684 322 115.050 Total Cabecera 115.911 1.954.949 802.487 1.008.551 218.618 4.021 4.104.537 Fuente: DAPD, Subdirección de Desarrollo Social, Archivo SISBEN. Clasificación según Acuerdo 005 de 1999 para la SSD.

Según los resultados de la aplicación de este Sistema, acogiendo el Acuerdo 005 de 1999, mediante el cual se modifican los rangos para la gestión propia de la Secretaría de Salud del Distrito para la selección de beneficiarios que deben ser afiliados al régimen subsidiado, la población total de los Niveles 1 y 2, es de 2.070.860 personas. Las localidades de Ciudad Bolívar, Usme, Bosa, Suba, Kennedy, San Cristóbal, Rafael Uribe y Engativá son las que reúnen el mayor número de personas clasificadas en los Niveles I y II del SISBEN y, que por lo tanto, deben ser beneficiarias con los subsidios a la demanda para su acceso a los servicios sociales. La mayoría de estas localidades son también las que concentran la mayoría de su población en estratos 1 y 2, por lo que requieren prioridad en su atención.

4


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

C. La Población en Situación de Pobreza Para aproximarse a la población con falta de acceso a los bienes y servicios básicos, a una vivienda digna, a la canasta básica de alimentos o al ingreso mínimo para adquirirla, así como a otras características sobre el capital social, se ha hecho uso de diversos indicadores fundamentados en distintos criterios. Entre estos indicadores aplicados a la ciudad se encuentran: el Indice de calidad de Vida – ICV -, el Indice de Necesidades Básicas Insatisfechas, las línea de pobreza y de miseria, el Indice de Desarrollo Humano y el Indice de concentración del ingreso o Coeficiente Gini. Todos ellos son útiles porque permiten evaluar la situación de la ciudad frente al resto del país, e incluso frente a otros centros urbanos de otras latitudes. Sin embargo, dado que las fuentes de alimentación de estos indicadores son los censos de población, así como las encuestas de hogares del DANE, su desagregación a nivel de localidad no es posible en la mayoría de los casos, como sería lo deseable a la hora de utilizarlas como herramientas de focalización de la inversión. Sólo se ha realizado un ejercicio en tal sentido con el NBI y está pendiente la tarea de realizar con los demás indicadores, lo cual implica mejorar la disponibilidad de la información por cada una de las localidades. ▪

El Indice de Calidad de Vida

Este indicador es una medida de bienestar, que varía de 0 a 100, y que combina cuatro elementos: i) el nivel educativo de los jefes de hogar y el acceso a la educación de la población joven; ii) las características de la vivienda o acumulación de bienes materiales; iii) el acceso a los servicios públicos domiciliarios o el entorno de la infraestructura; iv) la composición de la familia y su nivel de hacinamiento o capital social básico. Indice de calidad de Vida en Bogotá – ICV Factor y Variables del Año Año Año Indice de Calidad de Vida en Bogotá 1996 1997 1998 Factor: Acumulación de Potencial Humano Educación del Jefe de Hogar 8,31 8,47 8,75 Educación personas 12 años y más 9,51 9,82 10,07 Asistencia 12 – 18 años secundaria y universitaria 5,20 5,25 5,33 Asistencia 5 – 11 años a primaria 8,37 8,33 8,38 Factor: Acumulación de Bienes Materiales Material de las Pisos 5,97 5,95 5,83 Material de los Paredes 5,95 5,80 6,08 Factor: Entorno de la Infraestructura Servicio Sanitario 7,08 7,05 7,11 Abastecimiento de Agua 6,97 6,96 6,94 Con que cocinan 6,54 6,51 6,55 Recolección de Basuras 6,56 6,58 6,58 Factor: Capital Social Básico Niños de 6 o menos años en el hogar 5,32 5,30 5,50 Personas por cuarto 11,09 11,06 11,40 Total ICV para Bogotá 86,19 86,79 88,7 Fuente: DNP – Misión Social con base en la Encuestas Nacional de Hogares del DANE.

5

Año 1999

Año 2000

Puntaje Posible

8,55 9,84 5,19 8,31

8,5 9,6 5,2 8,2

11,52 12,31 5,66 9,95

6,06 6,04

5,9 6,1

6,11 6,79

7,07 6,93 6,48 6,57

7,1 7,0 6,5 6,6

7,14 6,99 6.67 6,62

5,52 11,26 86,85

5,3 11,0 86,9

7,45 12,80 100


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

Según este Indicador, Bogotá tiene el nivel de vida más alto del país. Aunque entre 1993 y 1998, éste pasó de 84,4 a 88,7, en 1999 se vio afectado por la reducción de la escolaridad y el aumento del hacinamiento en los hogares, como consecuencia del creciente desempleo y de la disminución de los ingresos de la población. No obstante, para el año 2000, este indicador presentó una mejoría dado un menor hacinamiento y las mejores condiciones de las paredes vivienda. Este Indicador también permite verificar, en cada uno de los factores, qué tan lejos está la ciudad de unos niveles ideales, reflejados en los puntajes posibles de cada variables. De acuerdo con la comparación entre estos puntajes y los resultados del año 2000, las áreas que revisten de más atención en la ciudad se relacionan con la acumulación del potencial humano (relativo a la educación cursada por el jefe de hogar y los mayores de 12 años así como al acceso a la misma por parte de la población en edad escolar), así como del capital social básico (que hace referencia al número de niños de 6 o menos años en el hogar, así como el número de personas por habitación en cada hogar). ▪

El Indice de Necesidades Básicas Insatisfechas

Este indicador es otra medida de la población pobre, sobre la base de un conjunto de criterios entre los que tiene un peso fundamental las características de la vivienda como materiales utilizados en su construcción, la disponibilidad de servicos básicos y el nivel de hacinamiento. Los otros componentes se relacionan con el grado de dependencia económica y el ausentismo escolar. % Población Bogotana con Necesidades Básicas Insatisfechas –NBI Localidad 1993 1999 Ciudad Bolívar 35,3 29,2 Usme 34,6 26,9 San Cristóbal 25,9 20,0 Bosa 24,2 19,3 Santa Fé 24,7 18,4 Rafael Uribe Uribe 21,0 16,0 Tunjuelito 18,6 14,2 Kennedy 14,3 13,3 Candelaria 17,4 13,3 Fontibón 13,9 12,5 Usaquén 11,9 11,8 Suba 13,8 11,1 Engativá 11,0 8,8 Los Mártires 10,6 8,8 Antonio Nariño 10,0 8,2 Puente Aranda 9,1 7,7 Barrios Unidos 8,8 7,4 Chapinero 7,2 6,3 Teusaquillo 4,2 4,2 Total Cabecera 17,2 14,5 Fuente: NBI por localidades. DABS, proyecciones de Necesidades Básicas Insatisfechas, 1997, con base en DANE. Cálculos: SHD, Dirección de Estudios Económicos.

2001 26,2 23,8 17,8 17,1 16,3 14,3 12,8 12,6 12,0 11,7 11,4 10,1 8,1 8,1 7,6 7,2 6,9 5,9 4,2 13,4

De acuerdo con este indicador, entre 1993 y el año 2001, el porcentaje de población con necesidades básicas insatisfechas ha disminuido en 3,9 puntos porcentuales pues pasó de 17,2% a 13,4% correspondiente 870.855 personas. Aunque se refleja una leve mejoría en

6


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

la satisfacción de necesidades para el promedio de la ciudad, aún hay localidades que distan mucho de esta media. Las localidades que se encuentran por encima del promedio de la ciudad son: Ciudad Bolívar que casi duplica el promedio de Bogotá, seguida por Usme, San Cristóbal, Bosa, Santa Fé y Rafael Uribe Uribe. Por debajo del promedio pero en un nivel cercano a éste se encuentran: Tunjuelito, Kennedy y La Candelaria; mientras que las localidades con los menores niveles de necesidades insatisfechas son Barrios Unidos, Chapinero y Teusaquillo. Otra vez coinciden la mayoría de las localidades con mayor NBI con las mayores tasas de crecimiento, mayor población en estratos 1 y 2 así como en los niveles SISBEN I y II. ▪

El Indice de Desarrollo Humano

Esta medida compuesta propuesta por el PNUD desde hace 12 años para evaluar el progreso de las sociedades, está constituida por tres indicadores: longevidad o esperanza de vida al nacer; conocimiento que considera la alfabetización de los adultos así como la tasa de matrícula por nivel educativo; y el nivel de vida en el que se toman en cuenta aspectos como el PIB per cápita (en dólares) y su capacidad de adquisición de bienes y servicios. Indice de Desarrollo Humano – IDH – en Bogotá IDH por Componente 1996 1997 1998 1999 2000 2001 Esperanza de Vida (años) 71,50 71,80 72,10 72,40 72,65 72,90 Población Analfabeta (%) 2,00 2,00 2,00 2,00 2,00 2,03 Escolaridad Combinada (Tasa) 0,773 0,772 0,790 0,760 0,726 0,725 Indice Logro Educativo 0,911 0,911 0,917 0,908 0,895 0,895 Indice Esperanza de Vida 0,775 0,780 0,785 0,790 0,794 0,799 Indice PIB Ajustado 0,822 0,792 0,775 0,735 0,749 0,759 IDH 0,836 0,828 0,826 0,811 0,813 0,817 Fuente: Cálculos DNP – Programa Nacional de Desarrollo Humano, con base en DANE, Censos de Población, Encuestas de Hogares y Cuentas Nacionales. Tomado de Boletín No. 9 de la Veeduría Distrital, Diciembre de 2002.

De acuerdo con este indicador, la ciudad ha presentado un deterioro en su desarrollo humano entre 1996 y 1999, en particular por el comportamiento del PIB per cápita, dado que para dicho período cayó en 11,8% el ingreso de los bogotanos. No obstante para el 2000 y 2001 se presenta una mejoría en el mismo, por el incremento de 3,26% en el PIB y la esperanza de vida que aumentó en 0,5 años. No obstante, la tasa de escolaridad de los tres niveles educativos que presentó una mejoría en 1998 cayó de manera notoria entre 1999 y el año 2000, a pesar de los importantes esfuerzos que ha hecho la Administración Distrital para la creación de cupos educativos durante los últimos años. Por su parte, el Indice de Desarrollo de Género, que se deriva del Indice de Desarrollo Humano y mide el avance en la equidad de género, presenta para la ciudad un continuo deterioro desde 1997, ya que pasó de 0,825 en el mismo año a 0,816 para el 2001. Esto se traduce en mayores diferencias en las oportunidades para las mujeres, con relación a las de los hombres, sobre todo en materia de asistencia escolar y niveles de ingreso.

7


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

Las Líneas de Pobreza y de Indigencia

Estos dos indicadores se fundamentan en criterios relativos a la suficiencia del ingreso del hogar frente a una canasta normativa de bienes y alimentos (Línea de Pobreza) o frente a los requisitos nutricionales mínimos o gastos esenciales de sobrevivencia (Línea de Indigencia o nivel de miseria).

Línea de Pobreza e Indigencia en Bogotá Línea 1991 1993 1995 1997 Línea de Pobreza 37,4 42,4 40,0 35,08 Línea de Indigencia n.d. 7,7 7,6 6,83 Fuente: DNP-UDS-DIOGS, con base en Encuesta Nacional de Hogares de DANE.

1998 36,57 7,75

1999 43,5 11,3

2000 49,6 14,9

Estos indicadores muestran que, de acuerdo con el nivel de ingresos de las familias del Distrito Capital, la situación de pobreza se ha incrementado dado que el nivel de ingreso no alcanza el nivel suficiente en el 49,6% de los casos para adquirir la canasta normativa y el 14,9% para adquirir los nutrientes y bienes esenciales. A diferencia de los anteriores indicadores que denotan una situación más alentadora, estas medidas reflejan el impacto del deterioro de la economía de los hogares bogotanos, en particular por el desempleo y la crisis económica de la década de los 90. En términos absolutos, las personas pobres de Bogotá para el 2000 se estimaron en 3.190.170, mientras que las personas en condiciones de indigencia en 959.238. ▪

El Coeficiente de Gini

Este indicador es una medida que toma en cuenta la participación del ingreso de todos los grupos poblacionales y cuantifica la porción del ingreso que cada persona recibiría, si los ingresos se repartieran en forma equitativa. Un coeficiente de GINI de cero, indica que hay una perfecta distribución, mientras que 1 significa que hay total concentración de los ingresos en una persona. Coeficiente de GINI en Bogotá 1997 1998 1999 2000 2001 0,519 0,559 0,564 0,564 0,561 Fuente: DNP-UDS-DIOGS, con base DANE – Encuesta Nacional de Hogares 2000.

De acuerdo con los resultados para Bogotá, la concentración del ingreso es creciente, lo que se traduce en que cada vez es más reducido el número de personas que cuentan con la mayoría de las oportunidades de acceso a bienes y servicios porque concentran más ingreso, a diferencia de la cada vez creciente mayoría que no cuenta con los ingresos necesarios para su subsistencia. El coeficiente de 0,56 significa que los más ricos tienen un ingreso promedio 56 veces más alto que el de los pobres.

8


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

La Población sin Empleo

Uno de las causas determinantes del empobrecimiento de la población bogotana es el alto nivel de desempleo de los últimos años. Hay que recordar que a finales del 2002, la tasa de desempleo llegó a 20,3%, la cual se redujo en 2001 con 17,07% y volvió a repuntar en diciembre de 2002 con 18,2%. Tasa de Desempleo Año

Prin. Ciudades

Bogotá

1995

11,2

7,6

1996

13,1

9,1

1997

13,2

10,6

1998

15,9

15,3

1999

18,9

16,9

2000

19,2

20,3

2001

16,5

17,1

2002

15,8

18,2

2003 18,2 Fuente: Dane, Encuesta de Hogares. Cálculos: DEE, SHD.

17,4

Mientras que la demanda por empleo ha sido creciente, dado el incremento de la población en edad de trabajar y, sobretodo, de la población económicamente activa que, entre el 2002 y 2003 creció en un 4%, así como del crecimiento de otras poblaciones como las desplazadas, la oferta de empleo no creció. Por el contrario, durante varios años se deterioró como consecuencia de la crisis de los 90, que afectó la productividad del 60% de los sectores en Bogotá y llevó a un crecimiento del PIB de la ciudad en 1999 de – 5,7%.

Mercado Laboral en Bogotá – Bimestre Enero – febrero (en miles) 2002

2003

Variación

Crec. %

Población Total (PT)

Concepto

6.638.871

6.786.282

147.411

2,2

Población en Edad de Trabajar (PET)

5.128.561

5.260.696

132.135

2,6

Población Económicamente Activa (PEA)

3.359.353

3.494.382

135.029

4,0

Ocupados (O)

2.652.134

2.885.284

233.150

8,8

707.219

609.098

-98.121

-13,9

Abiertos/1

641.340

578.022

-63.318

-9,9

Ocultos/2

65.879

31.076

-34.803

-52,8

Inactivos

1.769.208

1.766.314

-2.894

-0,2

Subempleados (S)/3

1.080.373

1.174.883

94.510

8,7

Insuficiencia de Horas

502.213

535.138

32.925

6,6

Empleo Inadecuado por Competencias

171.348

147.612

-23.736

-13,9

777.569

894.919

117.350

15,1

Desocupados (D)

Empleo Inadecuado por Ingresos Fuente: Dane, Encuesta Continua de Hogares

9


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

Esta situación se ve agravada, si se considera que aún las economías de Bogotá y Cundinamarca exportan menos del 10% de su producción y aunque en el 2000 y 2001, las exportaciones crecieron en 17,5% y 22%, respectivamente, para el 2002 estas registraron un crecimiento negativo de –32%. Además, la economía bogotana se viene especializando en sectores poco dinámicos y aún es mínima la necesaria articulación que debería existir entre los sectores de servicios y los productivos. Dado el rezago en la generación de empleo formal, la actividad económica de tipo informal sigue creciendo, al punto que para el año 2002 ya alcanza un alto porcentaje de 61,3%, sin que se haya avanzado en estrategias de organización o incorporación al sector formal de buena parte de esta población.

Porcentaje de Población Informal Ocupada Junio

Tasa de Informalidad Bogotá

7 Ciudades

1992

50,6%

53,8%

1994

50,2%

52,8%

1996

48,9%

52,7%

1998

49,7%

54,7%

2000(1)

57,3%

60,0%

2001(2)

55,0%

60,5%

2002(2) 55,4% (1) 1.484.000 informales en junio de 2000 (2) Para el 2001 y 2002: 13 áreas. Fuente: Dane, Encuesta de Hogares.

61,3%

De acuerdo con la Encuesta Anual de Bogotá Cómo Vamos, las razones del deterioro de la economía familiar, en el último año, se relacionan con la pérdida de empleo de algún miembro de la familia así como con el incremento de las tarifas de servicios públicos. Según la misma encuesta, para cerca de la mitad de los hogares bogotanos la situación económica de la familia ha empeorado, mientras que para el 37% ha permanecido igual y para el 16% ha mejorado. De acuerdo con la información por estratos, el nivel bajo es el más afectado, así como las zonas centro y sur-oriental correspondientes a las localidades de: Santa Fé, Los Mártires, Puente Aranda y Candelaria; y de San Cristóbal, Usme, Antonio Nariño y Rafael Uribe.

Cambios de la Situación Económica de las Familias según Estrato Cambio registrado en 2002 Con relación a 2001

Total Ciudad

Grupos de Estratos Alto

Medio

Bajo

Mejoró

16%

24%

15%

16%

Continuó igual

37%

33%

36%

38%

Empeoró 48% 43% 50% Grupos de Estratos: Alto: 6 y 5; Medio: 4 y 3; Bajo: 2 y 1. Fuente: Encuesta Anual de Percepción Ciudadana Bogotá Cómo Vamos.

10

45%


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

D. Poblaciones en Condiciones de Pobreza y Vulnerabilidad Otra forma de aproximarse a la pobreza en la ciudad es tomar en cuenta aquellas poblaciones en condiciones de vulnerabilidad que, de acuerdo con diferentes análisis, también se clasifican como pobres por carecer de acceso a los bienes y servicios básicos y que, en consecuencia, requieren la atención de prioritaria del Estado. Entre estas poblaciones cabe mencionar a la niñez en condiciones de pobreza, a la vejez pobre y a los habitantes de la calle. De igual forma, es preciso mencionar a la creciente población desplazada en la ciudad que en vista de que llega a Bogotá sin los bienes básicos y sin acceso a los servicios, se constituye en población pobre. En su mayoría, estas poblaciones se ubican en las localidades de Ciudad Bolívar, Kennedy, San Cristóbal, Suba, Bosa, Usme, Engativá y Rafael Uribe Uribe, las cuales, como se ha venido subrayando a lo largo del texto, corresponden a las de mayor crecimiento poblacional, mayor población en estratos 1 y 2 y en Niveles del SISBEN I y II, así como mayor NBI. ▪

La Niñez Pobre en Bogotá

La mayoría de la población de Bogotá es joven. En particular, para el año 2002, se calcula que la población menor de 18 años alcanzó los 2.243.718 de personas, equivalente al 33% de la población total de la ciudad. De éstos el 49,7% son niñas y el 50,3%, niños. Del total de población menor de 18 años, de acuerdo con los criterios del Indice de Necesidades Básicas Insatisfechas, 910.961 niños y niñas (21%) se encuentra en condiciones de pobreza y 181.584 (4%) en situación de miseria1. Estos se ubican principalmente en las localidades de Ciudad Bolívar, Kennedy, San Cristóbal, Suba, Bosa y Usme. Mientras que según la clasificación del SISBEN a diciembre de 2002, 775.000 niños y niñas se encuentran en los niveles 1 y 22. Ellos corresponden al 60% de la población menor de 18 años encuestada y se consideran estructuralmente pobres. Según la Encuesta del DANE de mayo de 2002 sobre la Caracterización de la Población entre 5 y 17 años, en Bogotá trabajan 46.523 niños y niñas pertenecientes a estratos 1 y 2, correspondientes al 9,6% de un total de 483.990 encuestados. La misma encuesta señala que el 53% de los jóvenes entre 15 y 17 años son los que más buscan trabajo, seguido por el 25% de quienes están entre los 12 y 14 años de los cuales buscan empleo el 25%; el 13% del grupo entre 10 y 11 años y el 9% de menores entre 5 y 9 años. Es de anotar, que cerca del 10% de los encuestados en Bogotá se encontraban por fuera del sistema educativo así como el 27% de quienes efectivamente se encontraban trabajando en el momento de realizar la encuesta.

1

Proyecciones del Departamento Administrativo de Bienestar Social – DABS – para 2002, con base en proyecciones y cálculos del NBI. 2 DABS, Informe de Seguimiento de Plan de Acción a Diciembre de 2002. Versión Abril 2003. Fotocopia.

11


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

Por otra parte, según la encuesta de Profamilia del 2000, el 5.4% de los menores de 5 años presentan desnutrición global con relación al peso que deben tener para su edad, mientras que el 14,4% está en condiciones de desnutrición crónica, es decir que su talla no corresponde la de su edad y sexo y 0,5% de desnutrición aguda lo que equivale a que su peso difiere del esperado con su talla y sexo, por deterioro en la alimentación. Sobre la niñez en condiciones de pobreza, el DABS advierte sobre la gravedad de su situación dado el cuadro familiar de maltrato y su alto riesgo de abandono, desvinculación temprana del hogar, maternidad precoz, consumo de alcohol y drogas y mendicidad. ▪

La Vejez

La población mayor de 60 años en Bogotá es de 431.337 personas, correspondiente al 6,7% del total de la población de la ciudad, de acuerdo con las proyecciones poblacionales para el año 2002. Según éstas, hay 655.928 personas mayores de 55 años. Del total de mayores de 55 años, hay 55.0523 personas que se encuentran en situación de pobreza y 8.398 en condiciones de miseria, de acuerdo con las proyecciones del Indice de Necesidades Básicas Insatisfechas para el 2002. Estas personas se ubican en las localidades de Kennedy, Ciudad Bolívar, San Cristóbal, Suba, Engativá y Rafael Uribe Uribe. Por otra parte, a diciembre de 2002 se calcularon cerca de 354.418 adultos mayores de 60 años, de los cuales 246.533 se encuentran en los niveles 1, 2 y 3 del SISBEN, así como 18.968 ancianos discapacitados en los mismos niveles de clasificación. ▪

Los Habitantes de la Calle

En el año 2001, de acuerdo con el Censo Sectorial de Habitantes de la Calle4, se identificaron 10.477 habitantes de la calle; 85% de los cuales son hombres y el 15% restantes, mujeres. En el 53,9% de los casos, estas personas provienen de otras partes del país. El 40,7% de esta población en mayor de 39 años, mientras que el 36,5% presentan edades que oscilan entre los 28 y 39 años y el 22,7% entre 22 y 27 años. No se consideran los menores de 17 quienes, según la Fundación los Niños de los Andes, pueden llegar a 5.000. En general, la mayoría de estas personas lleva entre 5 años o más viviendo en la calle, mientras que el 34% de las mujeres y el 27% de los hombres llevan menos de 4 años en ella. Las causas más frecuentes para optar por la calle como alternativa, se relacionan con conflictos familiares como maltrato y abandono, en el 49,6% de los casos y por influencia de malas amistades en el 23% de los casos.

3 4

DABS, Ibidem. DABS, Ibidem.

12


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

En materia educativa, se sabe por la misma encuesta que el 48,2% de esta población cuenta con algún estudio en nivel primaria, mientras que el 36,3% de educación secundaria. Un 11,4% dice no contar con estudio alguno y el 4,2% afirma haber cursado estudios superiores. De acuerdo con la variación poblacional de los habitantes de la calle de 34%, entre 1999 y 2000, es posible que el número de ellos sea mucho más alto en el 2003 sobre todo si se tiene en cuenta el incremento en los casos de maltrato intrafamiliar, la difícil situación de la economía familiar y el conflicto armado del país. ▪

La Población Desplazada en Bogotá

De acuerdo con las cifras del sistema de información de la Unidad de Atención Integral a la Población Desplazada del Distrito Capital – UAID -, entre mayo de 1999 y agosto de 2002, en Bogotá se ha orientado y atendido a 8.362 familias desplazadas, equivalentes a 35 mil personas aproximadamente5.

Ubicación de las Familias por Localidad Localidad Ciudad Bolívar

No. Familias

Porcentaje

2.190

26,2 %

958

11,5 %

Bosa

863

10,3 %

Usme

704

8,4 %

Rafael Uribe Uribe

452

5,4 %

San Cristóbal

447

5,3 %

Kennedy

Sin información

440

5,3 %

Suba

384

4,6 %

Engativá

384

4,6 %

Tunjuelito

281

3,4 %

Santa Fe

276

3,3 %

Fontibón

181

2,2 %

Puente Aranda

150

1,8 %

Usaquén

138

1,7 %

Chapinero

109

1,3 %

Fuera de Bogotá

97

1,2 %

Antonio Nariño

82

1,0 %

Los Mártires

75

0,9 %

Barrios Unidos

57

0,7 %

Teusaquillo

53

0,6 %

La Candelaria

38

0,5 %

Sumapáz

3

0,0 %

Total 8.362 100,0 % Fuente: Unidad de Atención Integral a Población Desplazada. Datos: Mayo de 1999 a Agosto de 2002.

5

Las cifras citadas a lo lago de este capítulo tienen como fuente a la Unidad de Atención Integral a la Población Desplazada – UAID – del Distrito Capital, entidad que facilitó datos más actualizados a los que se presentaron en el Foro de Bogotá Cómo Vamos y ACNUR. Las Cifras del CODHES se obtuvieron de la ponencia “Desplazamiento en Bogotá: un drama que crece” presentada en el mencionado Foro.

13


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

Sin embargo, según los registros de la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento – CODHES – que datan de 1985, para agosto de 2002 se estima que son 480.000 personas (el 23% del total de la población desplazada del país), las personas desplazadas en Bogotá. Según la UAID, son las localidades de Ciudad Bolívar, Kennedy, Bosa y Usme las que más reciben población desplazada, zonas que presentan altos porcentajes de población en condiciones de pobreza y de miseria. Por su parte, un 1,2% de los registrados en la ciudad se ubica en las cercanías de Bogotá, mientras que un 5,3% prefiere no dar información sobre su ubicación. La población desplazada en Bogotá presenta una proporción similar de mujeres y hombres. Según los registros de la UAID, los hombres son mayoría ya que alcanzan el 56,9% de la población. No obstante, considerando los datos del CODHES, las mujeres alcanzarían el 55%. Del total de las 2.701 mujeres que contabiliza la UAID, el 48% de la población femenina son cabezas de familia, lo que las coloca en una situación de mayor vulnerabilidad dado que, además de velar por la protección de los miembros de la unidad familiar, deben hacerse cargo de su sostenimiento económico. Otro factor de vulnerabilidad de la población desplazada, pero que a la vez se considera como su potencial, es que la gran mayoría es joven ya que cerca del 80% está por debajo de los 26 años: el 65,5% es menor de edad y el 14,9% corresponde a jóvenes que están entre los 18 y los 26 años. El 16,6% está en edad adulta y sólo el 3,0% corresponde a mayores de 60 años o más. La mayoría de la población desplazada es mestiza (92,2%). Aunque en el registro oficial no se tiene en cuenta la característica específica por grupo étnico, se sabe que de las personas que reciben atención sólo el 1,6% hace parte de alguna comunidad indígena y el 6,1% corresponde a población afrocolombiana. Según el CODHES, cerca del 77% proviene de áreas rurales.

II. Acceso y Oportunidades de la Población en Bogotá A. Cobertura de los Servicios Básicos ▪

Educación

La población en edad escolar en Bogotá, estimada para el año 2002, es de 1.540.798 niños y jóvenes; es decir que están entre los 5 y 17 años de edad. Las localidades que concentran esta población son: Kennedy con el (13,9%), Engativá (11,2%), Suba (11%), Ciudad Bolívar (10,7%) y San Cristóbal (8,3%)6. 6

La información sobre la situación del sector educativo tiene como fuente los Perfiles de la Educación por Localidad, suministrados por la SED.

14


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

Por estratos, los niveles 1 y 2 concentran el 46,1% de la población en edad escolar, correspondientes a 710.615 y se ubican principalmente en las localidades de Ciudad Bolívar con e 21,8%, San Cristóbal con el 15.1%, Bosa con el 12,8%, Kennedy con el 12,2%, Usme con el 10,1%y Suba con el 8,2%. Por su parte, el estrato 3 presenta el 41,4% de esta población y los restantes, el 12,5%.

Población en Edad Escolar 2002 por Localidad PEE Total Localidad

PEE Estratos 1 y 2

Número

Porcentaje

Número

Porcentaje

Usaquén

98.666

6,4%

12.570

12,7%

Chapinero

20.442

1,3%

2.713

13,3%

Santa Fé

27.444

1,8%

19.505

71,1%

San Cristóbal

127.837

8,3%

107.639

84,2%

Usme

72.137

4,7%

71.466

99,1%

Tunjuelito

50.865

3,3%

32.365

63,6%

Bosa

98.172

6,4%

91.153

92,8%

Kennedy

213.644

13,9%

86.526

40,5%

Fontibón

67.460

4,4%

4.891*

7,3%

Engativá

172.749

11,2%

19.313

11,2%

Suba

169.252

11,0%

58.172

34,4%

Barrios Unidos

36.566

2,4%

0

0,0%

Teusaquillo

22.494

1,5%

0

0,0%

Los Mártires

21.150

1,4%

1.148

5,4% 8,0%

Antonio Nariño

22.546

1,5%

1.795*

Puente Aranda

62.278

4,0%

193

0,3%

La Candelaria

6.389

0,4%

4.234

66,3%

Rafael Uribe Uribe

86.506

5,6%

41.730

48,2%

Ciudad Bolívar

164.200

10,7%

155.202

94,5%

Sumapaz Total Fuente: SED.

s.i.

s.i.

s.i.

s.i.

1.540.798

100%

710.616

-

La cobertura del sistema educativo ha crecido en los últimos años, según las tasas de cobertura bruta y neta, a pesar del leve retroceso de las mismas en 2002, por cuenta del aumento de la población en edad escolar por encima del incremento en la generación de cupos. La matrícula oficial ha presentado un crecimiento del 30% entre 1998 y 2002, ya que pasó de 629.238 a 817.492, lo que significa un crecimiento anual del 6,8%. Sin embargo, la matrícula no oficial presentó un decrecimiento en el mismo período, ya que pasó de 735.804 en 1998 a 695.836 en 2003. Tasa de Cobertura y Número de Matrículas en el Sector Educativo Cobertura y Matrícula Tasa Global de Cobertura Bruta Tasa Global de Cobertura Neta Matrícula Oficial Matrícula No Oficial Matrícula Total Fuente: SED, DDP – SHD.

1998 1999 2000 2001 2002 94,3% 95,3% 97,1% 97,7% 98,2% 88,0% 88,7% 88,4% 90,8% 89,9% 629.238 681.489 719.298 773.230 817.492 735.804 714.266 720.054 702.617 695.836 1.365.042 1.395.755 1.439.352 1.475.847 1.513.328

15


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

El aumento de cobertura se dio a través de las estrategias de: subsidios a través de convenios con instituciones privadas y la construcción y dotación de centros educativos en zonas marginales, así como por la mejor utilización de la capacidad instalada. En general la inversión en el sector pasó de $748.715 millones (pesos constantes de 2003) en 1998 a $978.402 millones (pesos constantes de 2003) en 2003 y los aportes del Distrito, de 11,6% a 25,6%, para los mismos años. Se estima que el sistema educativo de la ciudad está en capacidad de atender a la totalidad de la población en edad escolar; no obstante, el fenómeno de extraedad derivado de la repitencia y deserción, reduce las posibilidades de renovación de cupos disponibles, por los rezagos generados en el trayecto de los estudiantes en el sistema. Y el problema es que las tasas de reprobación y deserción de las instituciones oficiales se han incrementado, en los últimos años. Tasas de Reprobación y Deserción por Sector 1998 - 2000 Tipo de Institución Instituciones Oficiales Instituciones No Oficiales Fuente: SED, DDP – SHD.

1998 10,0 4,7

Tasa de Reprobación 1999 2000 10,7 11,7 4,5 4,6

1998 3,9 3,1

Tasa de Deserción 1999 2000 4,3 4,4 3,3 3,2

De acuerdo con la SED, la cobertura del estrato 1 y 2 llega al 70% y los mayores déficit de cupos educativos se presentan en las localidades de Bosa, Ciudad Bolívar, Suba, Kennedy y Usme, las cuales hay que recordar concentran la mayor cantidad de población en edad escolar y presentan las mayores tasas de incremento poblacional, por lo cual, se presume un desfase mayor entre la oferta de cupos y la demanda por éstos. Según el Proyecto “Marco de Gasto de Mediano Plazo” que viene adelantando la Secretaría de Hacienda del Distrito7, se requiere crear 361.681 cupos para satisfacer la demanda de los próximos 10 años, lo cual implica la construcción de 193 colegios y costaría cerca de $ 441.259 millones (pesos de 2003). También se ha planteado la alternativa de atender esta demanda a través de subsidios que cuesta $325.513, o combinar la construcción de colegios con los subsidios, lo que exigiría la construcción de 127 colegios y costaría $401.900. De igual forma se requiere adelantar el mantenimiento y la adecuación de la infraestructura existente, para sostener la oferta actual, lo cual equivale a una inversión de $404.854 millones, para el período de 2004 –2013. De igual forma, se busca reducir a lo mínimo el desfase geográfico o de localización que se presenta entre la oferta y la demanda, ya que el 52,2% de los nuevos estudiantes inscritos se les asignó cupo a una distancia mayor de 2 kilómetros de su residencia. En materia de educación inicial, es el Departamento Administrativo de Bienestar Social el que tiene a su cargo la prestación del servicio. En el momento actual, se vienen 7

El Proyecto Marco de Gasto de Mediano Plazo es un esfuerzo que viene realizando la Secretaría de Hacienda del Distrito para proyectar las necesidades de inversión de la ciudad, en un plazo de 20 años, como una herramienta de fortalecimiento de la asignación de los recursos y su administración a través del Presupuesto por Resultados o Presupuesto Inteligente.

16


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

desarrollando los proyectos de Jardines Infantiles, Casas Vecinales, Alianzas Amigas de la Niñez y Acciones Solidarias con los Niños y Niñas, que significan 31.395 cupos de atención, correspondiente al 77% de la demanda efectiva y al 20% de la demanda potencial estimada según NBI.

Cobertura de Demanda Efectiva y Potencial de Educación Inicial por Localidad Nombre de la Localidad Usaquén Chapinero Santa Fé – Candelaria San Cristóbal Usme Tunjuelito Bosa Kennedy Fontibón Engativá Suba Barrios Unidos – Teusaquillo Los Mártires Antonio Nariño Puente Aranda Rafael Uribe Uribe Ciudad Bolívar Sumapaz Total Cabecera Fuente: DABS.

Total Cupos 2003 1.925 465 860 2.925 3.467 1.450 3.149 3.230 570 1.825 2.350 715 390 925 265 2.495 4.389 31.395

Demanda Efectiva Total Déficit 1.997 4% 505 8% 1.045 18% 3.195 8% 4.567 24% 1.713 15% 5.064 38% 3.959 18% 570 0% 2.820 35% 3.125 25% 819 13% 658 41% 1.020 9% 320 17% 3.100 20% 6.345 31% 40.822 23%

Demanda Potencial Total Déficit 9.503 80% 1.147 59% 3.505 75% 13.991 79% 11.384 70% 4.285 66% 14.023 78% 20.546 84% 6.001 91% 10.422 82% 13.303 82% 2.259 68% 1.169 67% 1.106 16% 2.949 91% 8.984 72% 30.178 85% 154.755 80%

De acuerdo con la demanda efectiva, el mayor faltante de cupos se encuentra en las localidades de Los Mártires, Bosa, Engativá, Ciudad Bolívar, Suba y Usme. De igual forma, según los mayores déficit potenciales, de acuerdo con el NBI, se localizan en Puente Aranda, Fontibón, Ciudad Bolívar, Kennedy, Engativá, Suba y Usaquén. Según el DABS, el ICBF Regional Bogotá cuenta con 111.099 cupos para educación inicial en Jardines y Hogares Comunitarios HOBIS, por lo que con éstos cupos y los que ofrece el DABS se estaría cubriendo el 92% de la demanda potencial. No obstante no se ofrece información sobre la ubicación por localidades de los cupos del ICBF. Además las estimaciones del NBI se realizaron sobre el Censo de 1993, por lo que no se tiene en cuenta el impacto de la crisis económica de la última década, ni las nuevas demandas generadas por la población desplazada por la violencia. Tampoco se considera en estas estimaciones a la población asentada en la Localidad de Sumapáz, la cual tiene los mismos derechos que el resto de los habitantes de la ciudad. De nuevo, las mayores inversiones en el sector educativo tanto en educación primaria y secundaria, como en educación inicial, deben realizarse de manera prioritaria en localidades como Ciudad Bolívar, Bosa, Suba, Kennedy y Usme, no sólo por el diagnóstico de este sector sino también porque sus cifras de pobreza y vulnerabilidad así lo exigen.

17


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

Salud

La cobertura del sistema general de seguridad social en Bogotá es de 72,1%, según información de la Secretaría de Salud, a diciembre de 2002. En el régimen contributivo se encuentran inscritos 5.762.834 personas, de los cuales se han verificado como afiliados efectivos compensados a 3.383.441; de estos son cotizantes 1.516.630 y el resto, beneficiarios. En el régimen subsidiado se registraron 1.314.079 a marzo de 2003, para un total aproximado de 4.697.520 personas afiliadas al sistema. Durante los últimos años, la Secretaría de Salud del Distrito se ha dado a la tarea de abrir nuevos cupos de acceso para el régimen, al punto que de 1998 a 2002 se ha logrado la afiliación de 376.757 personas adicionales. De igual forma, se han logrado importantes resultados en materia de calidad del servicio, si se tiene en cuenta la continua reducción de las tasas de mortalidad materna, así como de mortalidad de menores de cinco años por enfermedad diarreica aguda e infección respiratoria aguda.

Número de Afiliados al Régimen Subsidiado en Bogotá 1995 - 2002 1995 553.566 Fuente: SSD.

1996 577.729

1997 910.474

1998 915.502

1999 994.546

2000 1.043.968

2001 1.216.970

2002 1.292.259

Si se tiene en cuenta que la población que debe beneficiarse de los programas de subsidios es la correspondiente a los niveles I y II del SISBEN correspondiente a 2.070.860 personas y que se encuentran afiliados al Régimen Subsidiado cerca de 1.314.979 personas, la cobertura actual del mismo régimen alcanza el 63,45%. No obstante, por encuesta SISBEN se encuentran afiliados 1.141.597 por lo que la cobertura de la población del SISBEN llega a 55,1%. Del nivel I del SISBEN se encuentran afiliadas 65,8% del total de beneficiarias, mientras que del nivel II cerca del 54,0%. Por su parte, las localidades con menores porcentajes de coberturas, frente a la población clasificada en SISBEN I son las de Usaquén, Suba, Los Mártires, Puente Aranda y Santa Fé, mientras que las de menor cobertura del SISBEN II son las de Usaquén, Barrios Unidos, Teusaquillo, Engativá, Santa Fé y Usme; aunque, en general, los porcentajes de coberturas del SISBEN II son similares, con excepción de Suba que tiene una cobertura de 76,9% y Sumapaz cuya afiliación es mayor a la población identificada en este nivel. Aún no se cuenta con estimaciones precisas sobre el costo que significaría para el Distrito Capital llegar a toda la población identificada a través de la encuesta del SISBEN como posible beneficiaria de los subsidios a la demanda en este sector. Tampoco se cuenta con estimativos de los que significa la cobertura de las poblaciones desplazadas y de otras ya citadas como los habitantes de la calle así como la niñez y la vejez en condiciones de pobreza, tal como sucede en otros sectores.

18


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

Cobertura del Régimen Subsidiado de Salud por Nivel de SISBEN y Localidad Nombre Total Nivel SISBEN I Nivel SISBEN II Sin De Afiliados Total % de pob Total % de pob Clasificar Localidad en SISBEN en SISBEN Usaquén 30.750 2.867 55,3% 36.735 43,6% 148 Chapinero 10.487 1.445 72,4% 8.962 49,1% 80 Santa Fé 48.074 3.513 63,3% 44.158 51,6% 403 San Cristóbal 98.062 5.154 71,4% 92.592 58,4% 316 Usme 124.087 13.494 67,6% 110.072 52,3% 521 Tunjuelito 40.613 663 80,3% 39.801 56,1% 149 Bosa 110.387 3.774 67,1% 102.747 54,7% 3.866 Kennedy 103.652 4.782 61,9% 98.569 57,0% 301 Fontibón 26.446 577 65,5% 25.730 52,7% 139 Engativá 59.293 1.196 71,3% 57.973 50,36% 124 Suba 91.591 2.720 56,3% 88.559 76,9% 312 Barrios Unidos 15.083 488 42,6% 14.404 49,5% 191 Teusaquillo 911 54 63,5% 857 49,9% 0 Los Mártires 14.673 735 56,9% 13.915 54,7% 23 Antonio Nariño 8.952 144 72,4% 8.744 59,5% 64 Puente Aranda 17.093 824 57,1% 16.208 54,5% 61 La Candelaria 7.629 315 68,9% 7.313 58,5% 1 Rafael Uribe 88.423 4.467 74,5% 83.496 61,1% 460 Ciudad Bolívar 212.319 25.707 66,3% 184.723 55,6% 1.889 Sumapaz 2.701 1.870 65,7% 749 169% 82 Sin clasificar 21.371 1.470 19.419 482 Total Cabecera 1.141.597 76.259 65,8% 1.055.726 54,0% 9.612 Nota 1: Sólo se incluyen los afiliados con encuesta SISBEN y no poblaciones especiales. Nota 2: Los cálculos de % en SISBEN 2002 fueron realizados por Bogotá Cómo Vamos. Fuente Afiliados: SSD. Fuente Población en SISBEN: DAPD.

Desafortunadamente, la información sobre coberturas del régimen contributivo aún depende de la Superintendencia de Salud y, al parecer, la información de Bogotá se maneja con la de Cundinamarca por lo que no es posible contar con registros sobre la dinámica de este régimen, a nivel de cada una de las localidades. Sólo se sabe que, a raíz del desempleo de los últimos años, la afiliación a este régimen ha decrecido, por lo que muchas personas, no beneficiarias de subsidios, pueden estar sin cobertura del servicio de salud y que, por ello, requerirían una alternativa para contar con el servicio de salud. Aunque no sea de competencia del Distrito, es hora de que se avance en la tarea de contar con mejor información en est frente. Por otro lado, de acuerdo con un estimativo realizado por la Secretaría de Salud del Distrito sobre el estado global de la salud en 19998, en el que se consideran 14 aspectos relativos a las mujeres en edad fértil, la población en estratos 1 y 2 y las tasas de mortalidad, la inversión en el sector para el mejoramiento de las condiciones de salud deben focalizarse en las localidades de Ciudad Bolívar, Usme, San Cristóbal, Bosa, Santa Fé, Rafael Uribe y Kennedy.

8

El Indice Global de la Salud es un estimativo de la SSD, publicado en el Boletín de Vulnerabilidad Social en Bogotá 2002, de Noviembre de 2002, de la Veeduría Distrital.

19


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

Acceso a la Vivienda y a los Servicios Básicos

De acuerdo con los estimativos del DAPD, sobre la base del censo de 1993, para el año 2002, se estima que en la ciudad conviven 1.780.970 hogares, los cuales habitan en 1.203.489 viviendas. Esto significa que el índice de hogares por vivienda es de 1,5, en promedio y que el porcentaje de hogares con vivienda es de 67,6%, lo que significa que existe en la ciudad un déficit cercano a las 577 mil viviendas.

Situación de la Tenencia de Vivienda por Hogares según Localidad Nombre de la Número de Número de Déficit de Localidad Hogares Viviendas Vivienda Usaquén 129.025 107.896 21.129 Chapinero 39.078 35.064 4.014 Santa Fé 31.198 20.656 10.542 San Cristóbal 98.675 64.402 34.273 Usme 66.792 47.949 18.843 Tunjuelito 58.780 31.255 27.525 Bosa 228.185 84.864 143.321 Kennedy 177.616 141.775 35.841 Fontibón 83.191 53.709 29.482 Engativá 196.431 137.673 58.758 Suba 213.159 164.875 48.284 Barrios Unidos 50.154 34.167 15.987 Teusaquillo 39.232 33.838 5.394 Los Mártires 25.841 17.985 7.856 Antonio Nariño 26.871 16.240 10.631 Puente Aranda 68.265 41.715 26.550 La Candelaria 7.558 4.798 2.760 Rafael Uribe 95.664 55.959 39.705 Ciudad Bolívar 145.254 108.669 36.585 Sumapaz En áreas no residenciales 19.056 14.492 Total Cabecera 1.780.970 1.203.489 577.481 Fuente Hogares y Viviendas: DAPD. Cálculos: Proyecto Bogotá Cómo Vamos.

% de Hogares con Vivienda 83,6% 89,7% 66,2% 65,3% 71,8% 53,2% 37,2% 79,8% 64,6% 70,1% 77,3% 68,1% 86,2% 69,6% 60,4% 61,1% 63,5% 58,5% 74,8% 67,6%

No. de Hogares por vivienda 1,2 1,1 1,5 1,5 1,4 1,9 2,7 1,3 1,5 1,4 1,3 1,5 1,2 1,4 1,7 1,6 1,6 1,7 1,3 1,5

Según los mismos cálculos por localidades, se observa que Bosa es que registra un mayor déficit de vivienda cercana a las 143 mil, seguida en un nivel mucho menor por Tunjuelito, Antonio Nariño, Rafael Uribe Uribe, Puente Aranda y la Candelaria, localidades todas que están por encima del promedio de número de hogares por vivienda. Para contrarrestar el déficit de vivienda, en particular de la de interés prioritario y social, se conformó en 1999 la empresa Metrovivienda cuya misión es adelantar el urbanismo primario para grandes ciudadelas, en las zonas más deprimidas de la ciudad e incentivar la construcción de este tipo de vivienda por parte del sector privado, desmotivando la urbanización pirata. Desde su constitución, esta empresa ha adelantado los proyectos de: La Ciudadela El Recreo, en la localidad de Bosa con una oferta de 10.500 viviendas; la Ciudadela El Porvenir, también Bosa, con 12 mil viviendas; La Ciudadela Nuevo Usme con 6 mil

20


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

viviendas; y La Ciudadela Campo Verde, en Bosa. En 2001, se entregaron 1.869 unidades habitacionales prioritarias y en 2002 1.235, por parte de los promotores privados que adquirieron terrenos en los proyectos de Metrovivienda. Aunque se considera que Metrovivienda ha realizado una gestión importante, a través de un mecanismo novedoso, los resultados muestran que requiere de una política integral que complemente su acción para agilizar la generación de vivienda para los estratos bajos, sobretodo para los de menor poder adquisitivo que no llenan los requisitos mínimos para acceder a un crédito. Es decir, no se trata sólo de generar unidades habitacionales sino también de definir estrategias para incentivar la demanda, lo que exige de acciones complementarias en este frente que consideren no sólo aspectos de pobreza sino también de gobernabilidad de las políticas de generación de vivienda. En este punto es importante revisar con la Nación las políticas de asignación territorial de los subsidios, dado que éstos son insuficientes para Bogotá. Otro aspecto importante que se debe tener en cuenta es la promoción de arrendamientos de bajos costos para poblaciones pobres que, definitivamente no pueden adquirir vivienda, el cual ya empezó a ser utilizado a través de la Caja de Vivienda Popular para los exhabitantes de la zona de El Cartucho, hoy Parque Tercer Milenio. De igual forma, es importante que la ciudad estudie sus alternativas de crecimiento, dado que la redensificación es importante pero limitada y considerando los niveles de crecimiento de la ciudad, se hace necesario que defina su forma y posibilidades de expansión. Se considera que éste frente es uno de los más importantes por la dinámica creciente del faltante de viviendas y también por que de ésta depende el acceso de la gente a los servicios básicos domiciliarios. Además, aunque se han hecho muchos esfuerzos en materia de legalización de 490 barrios que se originaron en invasiones, para dotarlos de los servicios básicos, aún quedan por legalizar cerca de 146 desarrollos ilegales, la mayoría de los cuales se encuentra en Usme, Bosa, Ciudad Bolívar, Suba y Rafael Uribe, lo cual es bastante costoso para la ciudad. También está pendiente la reubicación de hogares asentados en zonas de alto riesgo que tiendes a crecer por el desplazamiento intraurbano por razones económicas así como interregional por causa de la violencia. Por otra parte, las coberturas de los servicios de acueducto y alcantarillado sanitario han alcanzado altos niveles en los últimos años, al punto de que ya llegan a 98,0% y 90,1, respectivamente, para el promedio de la ciudad. No obstante, aún las zonas 4 y 5, que agrupan a las localidades de San Cristóbal, Usme, Tunjuelito, Rafael Uribe Uribe, Ciudad Bolívar, Bosa y Kennedy, se encuentran por debajo del promedio de cobertura de la ciudad en materia de acueducto. Y, en cuanto al alcantarillado, la zona 4 es la de menor cobertura. En materia de otros servicios domiciliarios, se observa una dificultad en contar con información de tasas de cobertura, dado que cada empresa prestadora de servicios públicos, maneja una población a atender diferente, así como una zonificación diferencial de la ciudad por lo que no se cuenta con información por localidades. Por su parte, Gas Natural da cuenta de que el acceso al gas domiciliario llega al 73,6% de la población, mientras que la ETB afirma tener 1.717.034 líneas en toda la ciudad y Codensa dice contar con 1.449.325 usuarios. Aunque estas dos últimas cifras superan el

21


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

número de hogares de la ciudad que llega a 1.203.489, las empresas no discriminan entre usuarios residenciales y otros tipos de clientes y además hay casos en que una misma residencia cuenta con más de una línea telefónica, en el caso del servicio telefónico. También, es posible que estas estimaciones no estén contemplando la población total por cubrir, de las cuales hacen parte las poblaciones rurales de la ciudad así como las que se encuentran en condiciones de pobreza y que no cuentan con una vivienda fija. Cobertura de Acueducto y Alcantarillado por Zona Zona Zona 1

Localidad

Cobertura Residencial y legal Acueducto 98,4%

Cobertura Residencial y legal Alcantarillado 94,5%

Usaquén Suba Zona 2 Chapinero 99,1% 92,7% Engativá Barrios unidos Teusaquillo Zona 3 Santa Fé Fontibón 99,8% 99,4% Los Martires Antonio Nariño Puente Aranda La Candelaria Zona 4 San Cristóbal 94,1% 91,6% Usme Tunjuelito Rafael Uribe Uribe Ciudad Bolívar Zona 5 Bosa 96,3% 92,8% Kennedy Total Ciudad 98,0% 90,1% Nota: CALCULOS PRELIMINARES. Actualmente la EAAB está realizando el Censo por zonas. Fuente: EAAB.

Si se consideran los resultados de percepción de la encuesta de Bogotá Cómo Vamos en la que se indaga por la disponibilidad de servicios colectivos por parte de los hogares encuestados, las cobertura de los otros servicios reportan un alto nivel en las zonas residenciales pues, la energía eléctrica cuenta con un cubrimiento de 100%, el servicio de telefonía con 94%, la recolección de basuras con 99% y el gas domiciliario de 71%. No obstante, se debe considerar que estos resultados son de percepción y que la encuesta sólo se realiza a las personas que disponen de una vivienda, por lo que no es representativa de las poblaciones pobres ni desplazadas que no cuentan con una unidad habitacional fija. ▪

Acceso a los Servicios y Bienes del Barrio

La situación de los servicios y bienes de barrios ha presentado en los últimos años un mejoramiento en materia de disponibilidad de parques y zonas verdes, alumbrado público y espacio para la movilidad. En el sector de la movilidad, aunque se han hecho importantes esfuerzos, aún la situación de la malla vial local es grave si se considera que el 58% de ésta se encuentra en mal estado y el 25% en un nivel regular.

22


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

De acuerdo con las cifras del IDU, las localidades con vías locales y de acceso en peor estado son las de Usme, Bosa, Ciudad Bolívar, Engativá, Suba y Kennedy. Es común que en estas zonas, además de tener vías incluso sin pavimentar, carezcan también de andenes, con el agravante de que algunas urbanizaciones por ser de carácter ilegal no presentan el espacio adecuado para la construcción del espacio peatonal requerido. Según estimativos de la misma entidad con el apoyo de la Secretaría de Hacienda, se calcula que el déficit de recursos para poner al día la totalidad de la malla vial, asciende a $7.248.272 millones de pesos y, en particular, el faltante para la construcción y mantenimiento de vías locales llega a $3.490.044 millones de pesos de 2003, por lo que se considera necesario aumentar la sobretasa a la gasolina así como realizar el respectivo cobro por valorización. Estado de la Malla Vial Local por Localidad Localidad Usme Bosa Ciudad Bolívar Engativá Suba Kennedy Puente Aranda Usaquén Santa Fé Chapinero Teusaquillo Fontibón San Cristóbal Rafael Uribe Uribe Tunjuelito Candelaria Barrios Unidos Mártires Antonio Nariño Sumapáz Total Fuente: IDU.

% Buena 13,4 11,4 12,3 19,2 20,6 21,5 19,2 24,5 21,2 34,5 28,4 13,1 9,7 17,8 20,2 27,2 41,0 53,7 41,1 17%

% Regular 15,9 20,6 20,4 14,4 15,7 18,0 21,2 16,0 23,5 16,2 26,4 41,9 47,7 40,1 44,0 37,9 26,7 20,9 36,5 25%

% Mal 70,7 68,0 67,4 66,4 63,7 60,5 59,6 59,5 55,3 49,3 45,3 45,0 42,6 42,0 35,8 34,9 32,2 25,4 22,4 58%

Total Km- Carril 605,0 677,9 801,9 574,5 786,2 724,1 131,2 217,7 141,5 61,2 40,2 452,9 579,2 445,9 229,3 43,0 36,3 13,4 32,6 6.594

Según la Encuesta Anual de Bogotá Cómo Vamos, en 2002, mientras que el 97% de los de estrato alto manifestaron contar con vías de acceso pavimentadas, sólo el 69% del bajo hizo la misma afirmación. Igual situación se presenta en la disponibilidad de parques y zonas verdes, ya que el 96% del nivel alto dice contar con ellas, en contraste con el 71% del nivel bajo. Disponibilidad de Servicios Colectivos por Grupos de Estratos Servicio Colectivo

Total

Grupos de Estratos Alto

Medio

Bajo

Vías de acceso pavimentadas

82%

97%

91%

69%

Alumbrado Público

99%

99%

99%

98%

Parques y zonas verdes públicas 79% 96% 82% Grupos de Estratos: Alto: 6 y 5; Medio: 4 y 3; Bajo: 2 y 1. Fuente: Encuesta Anual de Percepción Ciudadana Bogotá Cómo Vamos.

23

71%


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

Según la misma encuesta, el déficit de vías pavimentadas se concentra en la zona suroccidental que comprende las localidades de Tunjuelito, Bosa y Ciudad Bolívar, seguida por la zona occidental donde se encuentra Kennedy, Fontibón y Engativá. En materia de parques y zonas verdes, los menores niveles de disponibilidad de ésta se encuentran en las zonas sur-occidental y centro. Disponibilidad de Servicios Colectivos por Zonas de la Ciudad 2002 Zonas Servicio Colectivo

Total

Occidental

SurOccidental

SurOriental

Centro

Chapinero

Norte

Vías de acceso pavimentadas

82%

83%

59%

86%

94%

91%

88%

Alumbrado Público

99%

99%

98%

100%

99%

98%

99%

Parques y zonas verdes 79% 81% 67% 78% 80% 96% 77% Fuente: Encuesta Anual de Percepción Ciudadana Bogotá Cómo Vamos 2002. Zonas: Occidental: Kennedy, Fontibón, Engativá; Sur-occ: Tunjuelito, Bosa, Ciudad Bolívar; Sur-or: San Cristóbal, Usme, Antonio Nariño, Rafael Uribe; Centro: Santa Fé, Los Mártires, Puente Aranda, Candelaria; Chapinero: Chapinero, Teusaquillo, Barrios Unidos; Norte: Usaquén y Suba.

En general, se observa que aunque la situación de bienes y servicios del barrio haya mejorado en los últimos años, aún hay sectores o localidades de la ciudad que no cuenta con los mismos niveles de acceso a las vías locales en buen estado, así como a parques y zonas verdes. Estas localidades no son distintas a las de menores coberturas en otros sectores y son Ciudad Bolívar, Usme, Bosa, Kennedy, Engativá, Suba y Fontibón. ▪

Seguridad Ciudadana

La seguridad en la ciudad ha mejorado, si se considera como uno de sus indicadores, la dinámica de la tasa de homicidios ya que pasó de 69,69 en 1994 a 28,6 en 2002, según los registros del Sistema Unificado de Información de Violencia y Delincuencia que lidera la Secretaría de Gobierno. De hecho, Bogotá se ha convertido en ejemplo nacional y mundial por sus resultados en la materia. No obstante, al revisar los resultados por localidad resulta alarmante lo distante que se encuentran algunas localidades de la tasa de la ciudad. Mientras que la tasa de homicidios promedio es de 28,6 para Bogotá, la localidad de Santa Fé reporta una tasa de 201,8, la de Sumapaz de 103,5, Mártires de 91,1 y La Candelaria de 65,6. Aunque no en las mismas proporciones, también es delicada la situación de localidades como Ciudad Bolívar, Usme, Rafael Uribe y Chapinero, algunas de las cuales presentan los déficit más altos en el acceso y disponibilidad a los servicios básicos. Según los registros de la Encuesta Anual de Bogotá Cómo Vamos, los delitos más frecuentes a nivel de barrio tienen que ver con el atraco callejero, el tráfico de drogas, la existencia de pandillas juveniles delincuentes, el asalto residencial así como el robo de carros. Este último delito se presenta en mayor medida en las zonas centro, chapinero y norte, mientras que las restantes se concentran en mayor medida en la zona sur – occidental, correspondiente a Tunjuelito, Bosa y Ciudad Bolívar.

24


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

Tasa de Homicidios en el 2002 por Localidad Usaquén Chapinero Santa Fé San Cristóbal Usme Tunjuelito Bosa Kennedy Fontibón Engativá Suba Barrios Unidos Teusaquillo Los Mártires Antonio Nariño Puente Aranda La Candelaria Rafael Uribe Ciudad Bolívar Sumapaz Total Cabecera

13,4 30,9 201,8 20,3 35,1 24,0 22,6 20,1 12,3 16,1 19,1 25,5 24,6 91,1 28,5 25,1 65,6 31,7 43,1 103,5 28,6

Fuente: Medicina Legal - SIUVD, SGOB.

Problemas más Graves con Relación a la Seguridad del Barrio por Zonas de la Ciudad 2002 Zonas Problema

Total

Occidental

SurOccidental

SurOriental

Centro

Chapinero

Norte

Atracos callejeros

56%

50%

78%

48%

69%

53%

53%

Tráfico de drogas

37%

43%

47%

36%

40%

20%

25%

Pandillas Juveniles

35%

32%

49%

44%

40%

19%

25%

Asalto a casas y aptos

35%

34%

42%

34%

37%

25%

33%

Robo de carros 28% 20% 31% 18% 40% 40% 39% Fuente: Encuesta Anual de Percepción Ciudadana Bogotá Cómo Vamos 2002. Zonas: Occidental: Kennedy, Fontibón, Engativá; Sur-occ: Tunjuelito, Bosa, Ciudad Bolívar; Sur-or: San Cristóbal, Usme, Antonio Nariño, Rafael Uribe; Centro: Santa Fé, Los Mártires, Puente Aranda, Candelaria; Chapinero: Chapinero, Teusaquillo, Barrios Unidos; Norte: Usaquén y Suba.

B. Acceso a los espacios de participación ciudadana ▪

Participación Ciudadana y Democrática

Se considera que la participación ciudadana en aspectos relacionados con el manejo público de los asuntos colectivos es necesaria para lograr una mayor articulación y correspondencia entre la oferta institucional de bienes y servicios y la demanda de los mismos por parte de los habitantes de la ciudad. Así lo estableció la Constitución de 1991 que reforzó los mecanismos de participación como un complemento a los espacios de representación.

25


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

No obstante, se considera que es un área aún muy precaria en desarrollo a pesar de los esfuerzos de la administración distrital por fortalecerla a través de mecanismos como los encuentros ciudadanos o los procesos de planeación local. De hecho, según un estudio reciente sobre la participación ciudadana en varias ciudades del país9, sólo el 9% de los bogotanos dijo pertenecer o haber pertenecido a algún organismo de participación ciudadana, de los cuales el 44% lo hizo a través de las juntas administradoras locales. De igual forma, el desconocimiento de organismos o mecanismos de participación ciudadana es bajo, ya que sólo el 24% dijo conocer entre 7 o 10 mecanismos, mientras que el 43% afirmó conocer 3 o menos. Además sólo el 20% manifestó haber asistido a algún evento relacionado con participación, mientras que el 73% dijo nunca haber sido convocado a participar ni a opinar. Según la Encuesta de Bogotá Cómo Vamos del 2000, sobre la convocatoria para la formulación de los planes de desarrollo local, sólo un 12% manifestó haber sido convocado y sólo un 17% dijo haber participado de los encuentros ciudadanos. Además sólo el 14% de los encuestados afirmó conocer el plan de desarrollo. Sin embargo, son muchos más los que participan en eventos electorales, si se consideran los resultados de las elecciones de 2000 y 2002. En 2002, por ejemplo, el porcentaje de participación en las elecciones presidenciales alcanzó un nivel de 67%, superior en más de 10 puntos porcentuales a los resultados obtenidos en las elecciones de alcalde, concejo y juntas administradoras locales.

Resultados Electorales por Localidad Nombre de Localidad

% Participación 2000 Alcalde Concejo JAL Usaquén 54,5% 53,4% 52,6% Chapinero 52,4% 51,0% 50,1% Santa Fé 47,2% 46,4% 45,6% San Cristóbal 55,7% 55,1% 55,4% Usme 59,1% 58,9% 58,8% Tunjuelito 52,3% 52,1% 51,8% Bosa 56,5% 56,3% 56,2% Kennedy 58,2% 57,6% 57,3% Fontibón 57,6% 57,3% 57,1% Engativá 58,6% 58,0% 57,6% Suba 58,8% 57,9% 57,4% Barrios Unidos 54,7% 53,8% 53,5% Teusaquillo 53,6% 52,5% 52,1% Los Mártires 49,8% 49,4% 49,7% Antonio Nariño 52,8% 52,0% 52,2% Puente Aranda 57,1% 56,6% 56,6% La Candelaria 54,1% 53,9% 53,5% Rafael Uribe 54,6% 54,0% 53,8% Ciudad Bolívar 57,1% 56,7% 56,7% Sumapaz 62,9% 62,8% 64,1% Total 56,0% 55,3% 55,02% Fuente: Registraduría Nacional del Estado Civil, SISE.

9

% Part. 2002 Presidente 69,3% 66,4% 58,5% 61,2% 67,3% 67,0% 67,4% 69,6% 69,7% 70,2% 72,7% 67,0% 63,3% 61,2% 59,2% 68,7% 57,5% 66,0% 65,9% 0,0% 67,6%

¿Qué ha pasado con la participación ciudadana en Colombia? Fundación Corona, Fundación Social, Foro Nacional por Colombia, Cider, Corporación Región, Viva la Ciudadanía y Transparencia por Colombia. Bogotá, Junio de 2003.

26


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

Por localidades, los registros de participación electoral son muy homogéneos, aunque Santa Fé y los Mártires son los de menor votación relativa, mientras que Sumapaz, Usme, Suba y Engativá presentan la mayor participación en las elecciones del 2000. Por su parte, Fontibón y Kennedy son las de mayor participación en la elección de presidente. Llama la atención que Sumapáz, ausente en muchas estadísticas incluso, sí juega un papel importante en el debate electoral a nivel del Distrito Capital. ▪

“Las Voces de los Pobres”

Para la realización del Informe sobre Desarrollo Mundial 2000 – 2001, el Banco Mundial se propuso presentar la voz de los pobres como uno de los elementos prioritarios a considerar en la promoción de estrategias de reducción de la pobreza10. Por esta razón se dio a la tarea de recopilar las opiniones, experiencias y aspiraciones de cerca de 60 mil personas pobres de 60 países del mundo, a través de métodos participativos y cualitativos de investigación para poder presentar directamente lo que dicen las personas pobres a cerca de su propia situación. Con este mismo propósito, el Banco Mundial realizó en la Vereda El Uval de la localidad de Usme y en Altos de Cazucá, del municipio de Soacha que colinda con Bogotá, este mismo ejercicio que presenta la mirada local y propia de la pobreza sobre si misma en dos lugares de la ciudad que aún no comparten su auge. Por considerarse de la mayor importancia contar con esta visión para la reflexión sobre la pobreza en Bogotá, se presentan algunas conclusiones del estudio realizado en Usme. La investigación realizada en el Uval, Usme, llama la atención sobre la necesidad de incorporar a las políticas públicas del Distrito la zona rural de la ciudad, cuya población es minoritaria pero igualmente importante a la del resto de Bogotá. Esta vereda que reúne a cerca de 140 familias que devengan su sustento de actividades agrícolas, no cuenta con acueducto ni alcantarillado, tampoco con alumbrado público, tiene poco acceso al servicio telefónico, sus vías de acceso son precarias y no existe un programa de recolección de basuras. Sólo cuenta con una escuela que ofrece 470 cupos educativos, de los cuales sólo 100 son utilizados por niños y niñas del Uval. Esta vereda fue seleccionada en los estudios del POT como objeto de intervención en el marco de las políticas de expansión del territorio de la ciudad, por lo que su intervención no es prioritaria y se ha pospuesto hasta que los planes de desarrollo urbano lleguen hasta la vereda y propicien la construcción de su infraestructura y la atención de su población. Sin embargo, debido a su alto nivel de necesidades básicas insatisfechas, su atención debería ser prioritaria y no lo es en la agenda señalada por el POT. Frente a su situación de pobreza, la población del Uval hizo referencia a dos aspectos: al de los factores afectivos y emocionales que implica el fortalecimiento de las relaciones y lazos familiares y vecinales y a los aspectos materiales requeridos para cubrir las necesidades de la familia que implican su acceso a los servicios básicos. 10

La Voz de los Pobres ¿Hay alguien que nos escuche? Deepa Narayan. Banco Mundial 2002. Monografías Altos de Cazucá y El Uval suministradas por Jairo Arboleda del Banco Mundial, Bogotá.

27


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

Frente al primero, dicen que las relaciones vecinales están rotas y que eso les impide organizarse y trabajar en comunidad en proyectos que beneficien a la colectividad; además hace falta liderazgo. Afirman: “estar mal es estar alejado de la comunidad, es que nos falta mucha comunicación” y también dicen “no contar con un líder que nos impulse a hacer cosas buenas por la comunidad”. Esta situación se ve agravada con el alto nivel de violencia intrafamiliar que se manifiesta con bastante frecuencia a lo largo del informe de resultados del estudio. Para los niños el bienestar es sinónimo de mejorar las relaciones y los problemas entre sus padres. Estar mal es “que los papás pelean, para que no pase esto que las madres dialoguen para que no hayan peleas, que seamos más obedientes”. Prevalece la violencia contra la mujer por “machismo”, “desconfianza” y “descuido del marido”. Las consecuencias de este tipo de relaciones intrafamiliares ha sido la causa del rompimiento de la célula familiar, por separaciones, pérdida del respeto de los hijos a los padres y el consumo de drogas por parte de los jóvenes. Aunque creen que se puede trabajar con apoyo de otros para el cambio de comportamientos familiar, saben que aún hay limitaciones por el alto consumo de alcohol y el machismo de los hombres. Por otra parte, la situación de inseguridad de la vereda se ha incrementado desde hace 10 años, lo cual le genera a su población “fuera de más pobreza, tristeza, deudas, rabia y temor”. No sólo se presenta el robo de casas sino también a los cultivos y ganados. Además ya hay presencia de guerrilla en la zona, aunque les da miedo hablar de ella. Ante la delincuencia común, la población veredal ha establecido una alarma de gritos o silbidos porque “protección no hay” “cuando silban o gritan salimos todos, ni los chinos se quedan en la cama”. Frente a la actividad economía dicen que en los últimos 10 años la situación ha empeorado porque mientras que los productos bajan de precio, los costos de producción siguen incrementándose así como la devaluación del dinero. Además, afirman que la actividad agropecuaria sigue afectándose por la falta de interés del gobierno en el campo y las zonas rurales. En todo caso se la siguen jugando, cuando pueden, con sus cosechas porque no tienen otra opción. Antes, los hombres iban a la ciudad a emplearse como obreros, pero ahora no hay tal demanda. A pesar de su difícil situación y de sentir que no cuentan con el apoyo ni de la alcaldía ni de los ediles “ni de las entidades que han venido a prometer”, la población de la vereda El Uval tienen estrategias que proponer. Una de ellas es la de organizar una asociación de agricultores, buscar un fondo como Finagro para que los apoye, capacitarse y reinvertir parte de los ingresos en insumos para la producción. Para poder trabajar, plantearon la necesidad de organizar un jardín infantil. Claro, en todo caso, saben que no sólo necesitan organizarse ellos mismos, sino contar con los apoyos requeridos de los niveles local, distrital y nacional. Frente a la situación de violencia doméstica, quieren contar con programas de orientación a la pareja así como de capacitación y asesoría profesional que se difunda a través de líderes. Saben que necesitan programas y actividades alternativos para la

28


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

utilización del tiempo de ocio, sobretodo para los hombres cuya única actividad es ingerir alcohol. En materia de violencia y delincuencia creen que parte de la solución es contar con el apoyo de la policía ya que sólo se aparecen cuando hay elecciones y no enfrentar a la guerrilla sino propiciar acuerdos de paz. Dicen que la comunidad veredal puede formar una brigada comunitaria para la instalación de alarmas a la central de la policía, pero que además esto debería hacerse mediante un compromiso con la policía para que ésta cumpla. Los niños sueñan con tener una casa en buenas condiciones, alimento, participación en eventos deportivos y tener dinero, pero antes de eso con la felicidad, la tranquilidad, el respeto a la naturaleza, el juego, los amigos y departir con los papás. Por su parte los mayores quieren empleo, salud, servicios públicos, capacitación, transporte, recreación y mejores ingresos y sobretodo fortalecer los lazos de solidaridad, tener relaciones intrafamiliares armónicas, “estar bien con Dios” y “estar bien con uno mismo”. Este estudio debe llamar a la reflexión sobre la forma en que el Distrito Capital está enfrentando la pobreza. Claramente un diagnóstico como el de El Uval amerita de una atención prioritaria en todos los frentes; sin embargo, el POT ha pospuesto su intervención hasta que empiecen a desarrollarse los proyectos de expansión y ha desviado la mirada de las instituciones sobre poblaciones como ésta. Por ello, es básico mejorar la información sobre esta problemática, de cara a tener una real priorización de la inversión social que no debe depender sólo de herramientas como el POT.

29


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

Reflexiones Generales sobre el Tema El avance de Bogotá, en la última década, en materia de aumento de cobertura en la generalidad de los bienes y servicios ha sido evidente. Sin embargo, aún existe un importante porcentaje de la población que no cuenta con las mismas oportunidades que la generalidad de los habitantes de la ciudad. Esta población, sin acceso a los bienes y servicios básicos y con pocas alternativas de realización familiar y personal, considerados como pobres, deben ser las poblaciones prioritarias de atención, por parte de las futuras administraciones de Bogotá. No obstante, resulta complejo adoptar una estrategia especial para su atención, dado que en todos los casos no se cuenta con la información pertinente y actualizada para su ubicación y caracterización. Los datos poblacionales tienen como fuente el muy discutido Censo de 1993 del DANE y además sus proyecciones no han tomado en cuenta los efectos de la crisis económica y de la situación de violencia del país, que ha presionado el crecimiento de la población de la ciudad, por encima de los promedios nacionales. Por otro lado, aún la información disponible es muy fragmentada y depende en gran medida del grado de fortalecimiento institucional de cada entidad o de la planeación de la prestación del respectivo servicio. Algunas entidades sí cuentan con información a nivel de localidades, aunque muchas de ellas dejan de lado a Sumapáz y la zona rural de la ciudad. La mayoría de las entidades sobre todo las de tipo sectorial sólo manejan información sobre las poblaciones objetivo de sus proyectos y servicios que pueden coincidir en algunos casos. Pero no existe un perfil poblacional de la pobreza a excepción de la realizada e DABS para las de tipo vulnerable. Por estas consideraciones es claro que una ciudad como Bogotá debe invertir en la generación de información oportuna y periódica para la toma de decisiones, que supere la mirada sectorial y tienda por un diagnóstico integral de la situación de su población, así como por la unificación de cifras poblacionales (se debe tener en cuenta que en el momento actual el Distrito Capital contrató con el DANE una encuesta sobre la calidad de vida en la ciudad, la cual se entregará a finales del año). Por otra parte se debe anotar que en este frente, la responsabilidad del nivel nacional de gobierno es grande, si se considera que mediciones como el censo de población, básico en la definición de políticas, no puede aplazarse por razones financieras o de otra índole. Por otra parte, de la revisión de información realizada en este informe, se deduce que las poblaciones más necesitadas por su carencia de acceso a los bienes y servicios básicos se ubican en las localidades de Ciudad Bolívar, Kennedy, Bosa, Usme, Rafael Uribe Uribe, San Cristobal, Santa Fé y Engativá. La mayoría de estas localidades no sólo presentan un mayor porcentaje poblacional sino que también su ritmo de crecimiento es superior al de otras zonas de la ciudad. La mayoría de estas localidades registran además la mayor población en estratos 1 y 2 y en los niveles I y II del Sisben, así como las tasas más altas de necesidades básicas insatisfechas, los déficit de educación inicial, primaria y secundaria, los más bajos

30


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

índices de estado global de la salud, los mayores porcentajes de vías en mal estado y la mayor carencia de espacio público peatonal. Además, algunas de ellas registran las tasas más altas de homicidio de la ciudad. Por todo ello, se amerita de la intervención integral y prioritaria de la administración distrital en estas localidades. El reto, inmediato, es la realización de perfiles integrales en cada una de sus UPZ. Aunque el POT ya estableció una priorización de atención de 15 de ellas ubicadas en las localidades de Ciudad Bolívar, Bosa, Suba, San Cristóbal, Usme, Rafael Uribe, Kennedy, Chapinero, Usaquén y Santa Fé y que ya se contrató un empréstito con el Banco Mundial para ejecutar el Programa de Mejoramiento Integral de Barrios, es preciso evaluar si se requiere de acciones complementarias encaminadas explícitamente a la reducción de la pobreza. De igual forma, es necesario que se revise el POT con el fin de considerar poblaciones como las de El Uval que a pesar de que requiere de una atención inmediata, no es prioritaria en este Plan. Este tipo de decisiones deben tomarse, previa la reflexión de si se requiere una estrategia para enfrentar la pobreza en Bogotá, con énfasis en las localidades con mayores necesidades, mucho más integral y directa de lo que ofrece el Programa Mejoramiento Integral de Barrios (que se originó con el Programa de Desmarginalización de Barrios) o de la acción sectorial de cada una de las entidades del Distrito. En cualquier caso es importante revisar la institucionalidad con que cuenta la ciudad para enfrentar este tipo de estrategias. En el gobierno de Peñalosa, se adelantó el Programa de Desmarginalización de Barrios, el cual llegó a un grupo de zonas deprimidas de la ciudad con inversión social y de infraestructura y fue ejecutado como un proyecto especial que coordinó la acción de las entidades sectoriales. A este proyecto se le dio continuidad en la presente administración con el nombre de Mejoremos nuestro Barrio y nuestra Casa, bajo la coordinación de la Caja de Vivienda Popular, el cual presenta menos componentes que el anterior y se ha concentrado en la legalización de barrios, reubicación de familias en alto riesgo, e infraestructura de agua potable y alcantarillado y vías, dejando de lado el componente de desarrollo social. Estos dos antecedentes aunque se consideran de la mayor importancia, lo que han hecho es coordinar la acción de las entidades distritales, en pos de un mismo objetivo: la desmarginalización o el mejoramiento de barrios y para ello han canalizado la inversión de varias entidades distritales a este mismo propósito y eso es bueno. Sin embargo, no corresponden exactamente a una estrategia de reducción de la pobreza, en la medida que deja de lado componentes como el económico y, por otra parte, su priorización no se ha basado en un diagnóstico de la pobreza en la ciudad, sino en criterios de desarrollo urbano. Además, en la medida de que cada entidad tiene su propia agenda, otras urgencias le restan importancia a la prioridad de enfrentar la pobreza. De hecho, el resultado de estos esfuerzos es que los temas de pobreza y desmarginalización sí hacen parte del quehacer de las entidades, pero como una de sus múltiples tareas. También se evidencia una gran dispersión de las entidades que trabajan en el tema, sin que cuenten siempre con la misma visión e información. Por una parte, el Departamento Administrativo de Planeación Distrital provee información

31


Bogotá Cómo Vamos

La Pobreza en Bogotá

poblacional de la ciudad y el tema lo estudia la Subdirección de Desarrollo Social sobretodo con énfasis en el SISBEN, mientras que la Secretaría de Hacienda dispone de buena información en estudios económicos así como la derivada del estudio de “Marco de Gasto de Mediano Plazo”. Por su parte, El DABS maneja los programas encaminados hacia poblaciones vulnerables, la Caja de Vivienda Popular coordina el mejoramiento de barrios en un conjunto de UPZ y las secretarías sectoriales administran sus respectivos programas de atención a sus poblaciones objetivos. Pero el tema de pobreza no lo coordina sólo una entidad, porque nunca ha sido un objetivo explícito en la agenda de las administraciones territoriales, con la visión y los componentes que amerita. La gestión gubernamental de las entidades del Distrito han hecho bien su tarea de aumentar la oferta, pero la mirada de la pobreza requiere de instrumentos que incentiven la demanda. Así las coberturas de servicios sean altas, aún queda por llegar a una fracción de la población que por sus características y situación no acceden muy fácilmente a la oferta y ello conlleva a la necesidad de considerar programas para la generalidad de los sectores como el de “Familias en Acción” del nivel nacional de gobierno que con aportes a los hogares facilitan el acceso de los niños a la educación, similar al proyecto de refrigerios de la Secretaría de Educación del Distrito. Otro de los componentes básicos debe ser también el tema de desarrollo económico de la ciudad, dado que uno de los determinantes de la pobreza en Bogotá es la falta de generación de empleos dignos y bien remunerados. Y aunque la ciudad tenga limitaciones en este frente por su dependencia de la economía nacional, sí puede empezar, como ha venido haciéndolo en los últimos años, a generar espacios y compromisos con el sector privado para la dinamización de determinados sectores que permitan contar, en el corto y mediano plazo, con más puestos de trabajo. Este tema conlleva a la necesaria definición por parte de la ciudad de su modelo de asociación con otras entidades distritales, no sólo para la planificación del desarrollo económico, sino también para la planificación de la oferta de servicios básicos. De igual forma, obliga a pensar en una agenda conjunta con la Nación para dinamizar la economía y generar empleo pero también para abordar, de manera coordinada, el tratamiento de la pobreza en Bogotá. Pero tal vez sea necesario mejorar el diagnóstico sobre el tema y la urgencia de la ciudad para atenderlo, de tal forma que el nivel nacional de gobierno cuente con más elementos para replantear sus decisiones de asignación de gasto interregional. Por ejemplo, casos como los de la vereda El Uval en Usme debe haber muchos en la ciudad y esos son los prioritarios.

32


Pobreza en Bogota