Issuu on Google+

 

Instituto  Caro  y  Cuervo   Taller    sobre  diccionarios   para  funcionarios          

Nancy  Rozo  Melo   Noviembre  14-­‐diciembre  6  de  2012   Miércoles:  Casa  de  Cuervo.  Hora:  9:00-­‐11:00  

     


Jueves:  Hacienda  Yerbabuena.  Hora:  9:00-­‐11:00  

               


¿Qué  es  la  palabra?  Un  signo  arbitrario.   Pero  vivimos  en  las  palabras.   Nuestra  realidad,  entre  palabras,  no  entre  cosas.   No  existe  cosa  tal  como  una  cosa,  de  cualquier  modo;  una  forma  en  la   mente.   Entidad…  sensación  de  sustancia.  Una  ilusión.   La  palabra  es  más  real  que  el  objeto  que  representa.   La  palabra  no  representa  la  realidad.   La  palabra  es  la  realidad.   Para  nosotros,  de  cualquier  modo.   Philip  K.  Dick                  


“No quisiera pecar de exagerado si comienzo mi exposición con una afirmación tan sorprendente como real: la mayoría de la gente —incluyo con estudios universitarios, y hasta a veces de filología— no saben utilizar el diccionario; quiero decir que no saben manejarlo adecuadamente y sacarle así todo el partido posible. La realidad es que existe en este país una generalizada ignorancia en materia lexicográfica, propiciada ya desde los primeros años de la enseñanza, en la que apenas se le dedica atención al uso del diccionario. Y así sorprende, por ejemplo, la habilidad de un niño de ocho o diez años para manejar un ordenador, frente a su proverbial torpeza para buscar información sobre una palabra en su pequeño diccionario escolar: dice que no la encuentra o que no la entiende. Y es que para muchos —incluso docentes— enseñar el manejo del diccionario casi no tendría sentido y representaría al final una verdadera pérdida de tiempo, ya que — piensan— ¿quién no va a saber buscar las palabras en un diccionario, si se hallan ordenadas alfabéticamente? Creen que saber manejar un diccionario se reduce al puro y simple dominio del orden alfabético, como si todas las informaciones que éste es capaz de ofrecer respondieran únicamente a ese tipo de ordenación y, sobre todo, como si todos los diccionarios fueran iguales y, por lo tanto, diera lo mismo la utilización de uno u otro a la hora de resolver cualquier duda sobre las palabras. En estas condiciones, no es de extrañar la exagerada frecuencia con que la gente confunde, por ejemplo, un diccionario con una enciclopedia, o piensa que un diccionario es tanto mejor cuantas más entradas contenga o, aunque parezca mentira, que un diccionario histórico del español no es otra cosa que la historia de España escrita por orden alfabético”. JoséÀlvaro Porto Dapena. Conferencia leída en el Primer foro hispánico de ortotipografía y Entorno de la escritura, Universidad de Málaga, 15 de diciembre de 1999. http://cvc.cervantes.es/lengua/mmoliner/diccionario_introduccion.htm


PROGRAMA   1. Diccionario  de  la  lengua  española.  Real  Academia  Española.  Vigésima  segunda  edición.   Edición  en  CD-­‐Rom.   1.1 Estructura  del  artículo  lexicográfico.   1.2  Cómo  consultar  el  diccionario.   1.3 Cómo  navegar  en  el  hipertexto  del  diccionario.   1.3.1 Diccionario  inverso   1.3.2 Semejanza  fonética  ortográfica   1.3.3 Índice  de  formas   1.3.4 Índice  de  abreviaturas  y  marcas   1.3.5 Índice  de  lemas   1.3.6 Árbol  de  lenguas   1.3.7 Árbol  de  ámbito  cronológico   1.3.8 Árbol  de  ámbito  geográfico   1.3.9 Árbol  de  categorías  gramaticales   1.3.10 Árbol  de  marcas  técnicas   1.3.11 Árbol  de  transición  semántica   1.3.12 Árbol  de  uso  lingüístico.                            


2. Diccionario  panhispánico  de  dudas   2.1 ¿Qué  es  el  Diccionario  Panhispánico  de  dudas?   2.2 ¿Qué  contiene  el  Diccionario  Panhispánico  de  dudas?   2.3 Artículos  temáticos   2.4 Apéndices          

                           

 


3. Diccionario  Clave  SM   3.1 Básico   3.2 Avanzado   3.3 Bachillerato   3.4 DICO   3.5 My  World  Learner’s  Dictionary    

                                           

 


4. Diccionarios  del  español  de  Colombia  y  regionales     4.1 Gunther  Haensch,  Nuevo  diccionario  de  colombianismos.  Instituto  Caro  y  Cuervo,   Santafé  de  Bogotá,  1993.  


4.2 Academia  Colombiana  de  la  Lengua.  Breve  diccionario  de  colombianismos,  Bogotá,   D.C.  2007.  

  4.3 Diccionario  de  colombianismos.  HUMOR.  Eduardo  Arias.   http://www.soho.com.co/humor/articulo/diccionario-­‐de-­‐colombianismos/4032         4.4 El  parlache.  Vocabulario  de  las  pandillas  de  Medellín.    

 


5. Diccionario  básico  de  la  lengua  de  señas  colombiana   5.1 Estructura  del  artículo  lexicográfico   5.2 Modelo  de  una  entrada    


6. Diccionarios  en  línea   6.1 Diccionario  por  la  imagen.  Bildworterbuch.  Diccionario  por  la  imagen.  Justo  Fernández   López.   http://hispanoteca.eu/Bildwoerterbuch/Bildw%C3%B6rterbuch/Bildw%C3%B6rterbuc h-­‐Index.htm  

         


6.2 Diccionarios  de  sinónimos  y  antónimos   http://www.elmundo.es/diccionarios/  

               


6.3 WordReference.com  (español  definición,  español  sinónimos….)   http://www.wordreference.com/es/translation.asp?tranword=look          

   

 


6.4 Sistema  Nacional  de  información  cultural   http://www.sinic.gov.co/SINIC/ColombiaCultural/PaginaColCultural.aspx?AREID=3&SE CID=8        

                     

 


6.5 bogotálogo   http://www.bogotalogo.com/wiki/index.php?title=Categor%C3%ADa:F  

    7. Fernando  Valadez.  El  diccionario.   http://www.youtube.com/watch?v=Pz_8eMmTSX0
%20%A0            


Oda al diccionario. Pablo Neruda http://www.youtube.com/watch?v=Pz_8eMmTSX0
%20%A0

Lomo de buey, pesado cargador, sistemático libro espeso: de joven te ignore, me vistió la suficiencia y me creí repleto, y orondo como un melancólico sapo dictaminé: "Recibo las palabras directamente del Sinaí bramante. Reduciré las formas a la alquimia. Soy mago". El gran mago callaba. El Diccionario, viejo y pesado, con su chaquetón de pellejo gastado, se quedó silencioso sin mostrar sus probetas. Pero un día, después de haberlo usado y desusado, después de declararlo inútil y anacrónico camello, cuando por largos meses, sin protesta, me sirvió de sillón y de almohada, se rebeló y plantándose en mi puerta creció, movió sus hojas y sus nidos, movió la elevación de su follaje: árbol era, natural, generoso manzano, manzanar o manzanero, y las palabras, brillaban en su copa inagotable, opacas o sonoras fecundas en la fronda del lenguaje, cargadas de verdad y de sonido. Aparto una sola de sus páginas: Caporal


Capuchón qué maravilla pronunciar estas sílabas con aire, y más abajo Cápsula hueca, esperando aceite o ambrosía, y junto a ellas Captura Capucete Capuchina Caprario Captatorio palabras que se deslizan como suaves uvas o que a la luz estallan como gérmenes ciegos que esperaron en las bodegas del vocabulario y viven otra vez y dan la vida: una vez más el corazón las quema. Diccionario, no eres tumba, sepulcro, féretro, túmulo, mausoleo, sino preservación, fuego escondido, plantación de rubíes, perpetuidad viviente de la esencia, granero del idioma. Y es hermoso recoger en tus filas la palabra de estirpe, la severa y olvidada sentencia, hija de España, endurecida como reja de arado, fija en su límite de anticuada herramienta, preservada con su hermosura exacta y su dureza de medalla. O la otra palabra que allí vimos perdida entre renglones y que de pronto se hizo sabrosa y lisa en nuestra boca como una almendra o tierna como un higo. Diccionario, una mano de tus mil manos, una de tus mil esmeraldas, una sola gota de tus vertientes virginales, un grano de tus


magnĂĄnimos graneros en el momento justo a mis labios conduce, al hilo de mi pluma, a mi tintero. De tu espesa y sonora profundidad de selva, dame, cuando lo necesite, un solo trino, el lujo de una abeja, un fragmento caĂ­do de tu antigua madera perfumada por una eternidad de jazmineros, una sĂ­laba, un temblor, un sonido, una semilla: de tierra soy y con palabras canto.

 


Taller sobre diccionarios