Page 1

POR EL RETORNO DE LA CONSTITUCIÓN DEL 79

Los últimos días de Víctor Raúl V Edición

CÉLULA

HAYA - VIVE VENCERÁ Año 2 Nº 12 Junio - 2008

: Wilbert Bendezú Carpio

Pronto en las principales librerías y kioskos del Perú

Lima - Perú


La Lealtad se llama:

JORGE IDIAQUEZ JORGE Wilbert Bendezú Carpio. • Trabajó al lado de Víctor Raúl Haya de la Torre • Secretario Nacional de la Juventud Aprista Peruana (JAP) 1972-1974 • Secretario General de la Célula Sindical Arturo Sabroso Montoya 1974-1976 • Secretario Nacional de Sindicatos del PAP 1976-1982 • Congresista de la República 1985-1990 / 19901992 • Fundó la Casa Central de los Pueblos jóvenes 1986 • Jefe de la campaña electoral del APRA años 1985 (Lima), 1986, 1989, 1990, 2001, 2002 y 2003 • Fundó la Célula Alan Vuelve (1999) • Parlamentario Andino electo con 333.092 votos (2006-2011) • Vicepresidente del Parlamento Andino (20072009) Fundó y editó las revistas • Frente Único (1976-1980) • El Matador (1974-1978) • Sí Podemos (2000) • Matices (2001) • Haya Vive y Vencerá (2007) • Indoamérica (2007) Publicó los siguientes libros • Los últimos días de Víctor Raúl • 130 artículos y una solo idea sobre el APRA • Víctor Raúl: Un nombre para la Historia • La última década Ha editado 2 libros del presidente Alan García • El Mundo de Maquiavelo • Modernidad y Política en el siglo XXI

Solo unas palabras

Haya Vive

En Diciembre de 1979, 4 meses después de la muerte de Haya de la Torre, Jorge Idiáquez concedió esta entrevista a la revista Frente ÚNICO. Pese al tiempo transcurrido lo dicho por Jorge Idiáquez mantiene su vigencia. La entrevista fue realizada por Wilbert Bendezú Carpio.

reproduce la

entrevista realizada por nuestro director Wilbert Bendezú Carpio a Jorge Idiáquez en Diciembre de 1979 para la revista Frente Unico. Hoy que ha pasado casi 29 años de esta conversación, y en homenaje a su onomástico (14 de junio de 1907) de quien supo estar durante toda su vida al lado de Haya de la Torre y defenderlo con bravura y heroísmo, es que reproducimos esta entrevista, la misma que el lector debe ubicarla en las circunstancias, dimensión y contexto en que fueron dichas.

Por primera vez, desde la muerte de Víctor Raúl Haya de la Torre, Jorge Idiáquez rompe su silencio que mantuvo por casi cuatro meses. Hoy, desde Frente ÚNICO, revela algunos pasajes inéditos de la historia que pasó junto al hombre que conmovió a las multitudes e hizo de su oratoria la mejor arma en defensa del pueblo trabajador. Jorge Idiáquez, sin lugar a dudas, es la persona que con más nitidez e intensidad puede interpretar los momentos finales del gran genio indoamericano y es, también, el aprista que guarda de Haya de la Torre los secretos más grandes. Empero, tenemos un compromiso contraído con Jorge: Es revelar, solo en forma somera, algunos puntos ya que él contará con mayor profundidad otros aspectos en la obra que está preparando y que muy pronto estará al alcance de nuestros lectores. Es justamente su autobiografía, en el que curiosamente el protagonista principal, por primera vez en esta clase de literatura, no es el autor sino aquel hombre que vive en la memoria de todos los peruanos: Víctor Raúl Haya de la Torre. De modo tal, que los lectores encontrarán en este reportaje algunos aspectos inéditos pero, también, el complemento a algunos hechos que sólo en forma parcial les llegaron.

Muy temprano concurrimos a la casa de Jorge Idiáquez y esta vez si tuvimos suerte para hablar sobre el motivo de nuestra visita y hoy estamos contentos de haber logrado este empeño. Jorge, como todos saben, no es

El lector encontrará la carta enviada por Haya de la Torre a Jorge Idiáquez en Diciembre de 1965 y que finalmente se convirtió en su testamento.

de las personas que le gusta mucho las entrevistas, de ahí que se hace difícil tratar de lograr una con él. Pero, él como ninguno sabe el cariño inmenso que sentía Víctor Raúl por nuestra joven revista FRENTE ÚNICO de cuya publicación fue su auténtico forjador. Comenzar una conversación con Jorge es entrar a una etapa que no se sabe cuando va a terminar. De ahí que, como él mismo lo ha manifestado, escribir sobre la historia del APRA es hacer un libro con varios tomos. Nacido en la ciudad de Trujillo el 14 de Junio de 1907, sus padres se llamaron don Aristides Idiáquez y doña María Ríos.

A Jorge Idiáquez cuya vida entregó al aprismo y juró como Seoane luchar, “hasta que seamos polvo en viaje a las estrellas,” le dedicamos este homenaje.

Haya Vive 3


ALFREDO TELLO ENVIÓ LA CARTA A VÍCTOR RAÚL

Estoy con Víctor Raúl, prácticamente, desde el día

Las circunstancias del asalto fueron tremendas,

¿Cómo se puso en contacto con Haya de la Torre

carta que el comité de Trujillo le remitió sugiriendo

que Benavides ordenó su libertad y no le he abando-

porque nosotros habíamos salido un mes antes de

luego de su participación en la revolución de Trujillo

que sea yo quien esté a su lado. Firmaba esta carta

nado hasta el último momento de su vida. Fuimos a la

esa base creyendo que la zona estaba vigilada y

en 1932?

de recomendación nuestro actual secretario de

casa del coronel Pardo donde un grupo de trujillanos

para más seguridad nos fuimos a esconder entre los

Víctor Raúl, había salido del panóptico el 11 de

Disciplina, y en ese tiempo jefe de la revolución de

hacíamos guardia hasta que llegó el momento en

límites de Barranco y Chorrillos. Esa era la casa de

agosto de 1933 y tuvo como acompañantes a dos

Trujillo, Alfredo Tello Salavarria. Así me acerqué

que cada uno debía volver a su sitio. Cuando llega la

una compañera que es madre de nuestra actual

personas que eran de Lima, y a la hora que la situa-

definitivamente a Víctor Raúl hasta sus últimos

carta que Tello remite de Trujillo me quedo junto al

secretaria Nacional de Capacitación Política de la

ción se puso tensa ellos dejaron sin resguardo seguro

momentos.

Jefe.

Mujer Hilda Urizar de Arias. Ahí nos cobijamos;

al Jefe. El tuvo que recurrir a unos familiares. Luego Víctor Raúl envía una carta a Trujillo pidiendo que le envíen a una persona valiente que con la experiencia

todavía Hilda no existía por supuesto; pero la mamá

MI NOMBRE VERDADERO ERA CARLOS ELISEO ARÍSTIDES

se fue presa y gracias a su arrojo escapamos por los techos y volvimos a la otra base de Barranco que

de la revolución de Trujillo fuera capaz de estar a su

para sorpresa nuestra ya había sido detectado por

lado. En esos instantes me aprestaba a volver a

los soplones. En esa feroz lucha es donde caí preso y

Trujillo, luego que Haya ya había sido liberado del panóctico e inclusive mis maletas lo tenía listo en

Cuando llegué de Trujillo a Lima nadie me conocía,

herido, pero para suerte nuestra Víctor logra esca-

en consecuencia yo hacía labor libre era enlace de

par encañonando a un taxista que se encontraba

Víctor con todos los compañeros. Me cambiaron de

cerca. Yo caí recién a las ocho de la mañana; la

nombre y me llamaron Jorge; para ellos Víctor era

batalla había comenzado a las seis. Me encontraba muy bien armado. De ningún modo me iba a entregar a los soplones que tenían la consigna de matarnos y a todos los tuve a raya hasta que llegó la Guardia Civil de Barranco a quienes recién me entregué.

Ellos me enviaron a la intendencia.

Desde luego que hay detalles que faltan pero es precisamente lo que estoy escribiendo.

Jorge Idiáquez y Nury Zevallos en una de sus últimas fotos

Nosotros durante la clandestinidad tuvimos

EDUARDO. Cuando vino en el año 1945 la libertad, Alfredo Tello

después de una feroz persecusión todo el mundo me conocía como Jorge, entonces tuve que ir a Trujillo y

SOLO ME SEPARE DE VÍCTOR RAÚL 4

en el municipio presenté un oficio para legalizar el

MESES

casa de un familiar; cuando vuelvo a la casa me

nombre que usaba. Mi nombre verdadero era Carlos

Durante la persecusión hemos estado unidos todos

infor-man que me estaban buscando todo el día

Eliseo Aristides. Como no podía estar diciendo a

esos años duros, solamente nos separamos cuatro

porque Haya de la Torre quería verme. Esa noche no

todos los compañeros que mi nombre no es Jorge,

meses cuando yo caí preso en noviembre de 1939 a

pude concurrir por algunos motivos explicables ya

durante los trámites que cumplía me di cuenta, Víctor

raíz de un asalto a la casa de Víctor en Barranco.

que yo me despedía de muchos familiares que nos

después, que la persona que había garantizado mi

Estuve preso hasta el 2 de febrero de 1940 y me

atendieron con mucha gentileza. Me bañé y me

partida de nacimiento se reafirmó con más entrega

incorpore de nuevo a la lucha.

acosté temprano. Al día siguiente a las 9 de la maña-

por la causa que él enarboló.

na estuve frente a Víctor Raúl quien me mostró la

Haya Vive 4

Haya Vive 5


que hacer nuestros trabajos domésticos, es decir: cocinar, lavar, preparar la casa de las bases, etc. y nuestro trabajo de agitación y propaganda, con Víctor Raúl a la cabeza, se realizaba en las noches. Casi siempre desde las siete de la noche hasta las cuatro de la mañana. El martirologio de la clandestinidad es una cosa grandiosa, muchos hemos tenido suerte otros han caído para gloria del aprismo.

hijo de Nita, ha sido un discípulo de Víctor quien le dijo que haga lo imposible por viajar a Europa. Como tú mismo lo has visto él se fue por casi cuatro años y volvió nuevamente a ponerse a órdenes del partido. Ahí está también, Luis Alva Castro a quien el jefe lo hizo llamar a Houston y lo nombró Presidente del Congreso del Partido.

Amador Ríos Idiáquez que es mi sobrino, ha muerto mi hermano Ismael, mi hermano Gregorio a consecuencia de las torturas que luego se les exteriorizaron en enfermedades graves. LA BONDAD DE HAYA ES INIGUALABLE

DE LA JUVENTUD FAJISTA SALIERON LOS ACTUALES DIRIGENTES El partido siempre ha sido el sitio preferido por la juventud. Siempre hemos estado acompañados por la juventud y de ahí vienen todos los líderes del partido como Armando Villanueva, Nico Mujica, Luis Rodriguez, Andrés Towsend y otros. Casi todos los hijos de los apristas están en nuestras filas, ahí tienes el caso de Alan García, nuestro actual secretario de Organización. Su madre ha sido la mejor oradora femenina que ha tenido el partido, según Haya de la Torre y Antenor Orrego. Alan García,

Armando Villanueva

Haya Vive 6

Ramiro Prialé

Todos mis hermanos han estado presos, mi familia íntegra es aprista y todos tienen en su cuenta prisiones, destierro y muertes.

RAMIRO PRIALE Y ARMANDO VILLANUEVA Armando es el más entusiasta en que aparezca la obra que estoy escribiendo, porque él toma parte, mucha parte en éstas cosas. Es el líder actual que más ha tenido que ver con Haya de la Torre en esta larga historia de lucha. Es uno de los dirigentes que junto a Ramiro Prialé, que es el primero, soportaron los embates de la tiranía. Ellos recién cuando han sido vencidos por la fuerza de la dictadura o han caído presos o fueron deportados y han estado fuera del Perú, pero después nunca. Siempre como dirigentes estuvieron con Víctor Raúl al frente del combate. Pero no hay que olvidar que Ramiro Prialé y mi hermano Oscar, actual secretario de Organización de Trujillo, son los apristas que mayor cantidad de años han estado presos.

MI PADRE NOS HIZO JURAR PARA LUCHAR HASTA EL FINAL Todos mis hermanos ya estaban inscritos en el partido y como trabajaba viajando a la Sierra, a la vuelta de un viaje me inscribí en el partido que nunca he abandonado. Al enterarse de esto mi padre hizo una reunión de familia donde nos advirtió: "Ustedes van a sufrir mucho porque el civilismo es un partido muy fuerte y tiene mucho dinero. Ellos no van a soltar así nomás el poder. En consecuencia yo les pido a ustedes que si se han metido a esta lucha vayan hasta el final o si no están a tiempo para retirarse". Como ustedes ven todos estamos luchando hasta el final, otros han muerto en el camino, pero siempre con nuestras ideas en alto. Hemos perdido a

Víctor Raúl sobre todo cuando hablaba con los jóvenes sentía un apasionamiento que sólo se produce en los grandes hombres ya que su bondad era inigualable y tú también lo has conocido en la intimidad le dice a Bendezú - porque contigo ha tenido largas conversaciones, te ha aconsejado bastante, y te ha formado hasta convertirte en un secretario Nacional. A los jóvenes les tenía en largas y largas conversaciones de estudio y de trabajo, hasta hacer de ellos grandes dirigentes. El partido va a ser de ustedes los jóvenes. MI VIDA ES EL PARTIDO Mi juventud ha sido de entrega a nuestros ideales. Desde los 22 años que vine a Lima me entregué a esta causa de Haya de la Torre y a su lado he luchado y sigo luchan-

Haya Vive 7


dad ha sido una gran prueba para todos los apristas.

Costa Rica donde junto con Andrés Towsend organizaron mi retorno.

Antes de viajar a Houston Haya de la Torre reunió a un grupo de compañeros en Vitarte y les dijo: "Dejo a cargo de la conducción del Partido al compañero Armando Villanueva hasta que regrese a morir o a seguir luchando".

VIVO CON EL RECUERDO DE HAYA

frentar a cañones y a hombres preparados para la guerra. Hay que preguntarse cuántos dorados cayeron en la revolución de Trujillo y cuántos cayeron después. De manera que un partido tan fuerte y tan organizado no puede dejar de tener su defensa.

Hago todo lo posible por llevar adelante porque la casa de Vitarte se convierta en una casa museo, ya tengo casi el terreno comprado. Leído el testamento veo que Víctor deja todas sus pertenencias al parti-

EL DIA QUE MURIO VICTOR RAUL SE DESPIDIO DE MI CON LA SEÑAL APRISTA

Estas fueron las palabras y es por eso también, que viendo algunos actos que no me parecían correctos me animé a hacer campaña por Armando. Y tu te acuerdas dirigiéndose a Bendezú - que cuando Víctor Raúl vuelve les reúne a todos ustedes y les dice lo mismo que a los otros compañeros antes de viajar. Es así que Víctor decide que Armando no participe en la Asamblea Constituyente porque tenía la seguridad que estaba enfermo, y como es lógico, tenía que preparar a una persona que se quede al frente del partido y ese fue Armando. Creo que Víctor Raúl tuvo el convencimiento de dejar a Armando al frente del partido porque es el dirigente, junto a Ramiro Prialé, que más ha estado a su lado.

carguen de los libros y hacer ahí una gran os. VICTOR tiene dos bibliotecas la que trabajaba siempre y la que le quitaron durante la persecusión. La recuperé recién en la época de Belaúnde. El señor Villegas, a quien le decían "burro grande", se quedó con todas las vajillas de plata de Gonzáles Prada que le había dejado a Víctor.

ENTRE CLANDESTINAMENTE

LA BRIGADA ES GARANTÍA DEL PARTIDO

Fui deportado por Velasco en setiembre de 1972 y volví clandestinamente en febrero de 1973. Precisamente cuando Víctor Raúl daba su mensaje al país en la avenida Alfonso Ugarte, escuché su magistral discruso desde muy cerca. Luego fui a Vitarte y me escondí hasta julio que salí a raíz de haber ganado el Habeas Corpus. Mi esposa Nury cumplió un gran papel para mi ingreso al Perú. Ella se fue hasta

Haya Vive 8

Jorge Idiáquez y los líderes del APRA en el último adiós a Victor Raúl

do y como la administración va a estar a cargo de la fundación y como pertenezco a ella me han nombrado también encargado de las cosas. Creo que este mes que viene va a ser muy bueno para la casa de Víctor porque vamos a finalizar el contrato de compra. Los ingenieros van a delinear todo lo concerniente para estructurar del mejor modo la casa. Asimismo se tendrá que contar con técnicos para que se en-

Mucha gente siempre ha querido que desaparezca la brigada, pero ella ha sido formada por el Jefe del Partido y tiene historia muy larga y muy heroica que ninguno puede desconocer. Han caído tantos en la lucha. Pero nunca la brigada se ha excedido de 100 hombres y fue formada para defender al partido de nuestros enemigos. Nunca para enfrentarla a la Fuerza Armada. Esto es una tontera, una brigada de 100 hombres no se puede en-

Víctor siempre había recordado a los compañeros que yo podía interpretar su pensamiento, y eso es cierto. El día que murió ya estaban las enfermeras cuidándolo. Sólo me limitaba a ayudarles a ellas y a los médicos. En su último día me llamaron las enfermeras a las 6 de la mañana para que las ayudara y Víctor al sentir que estaba ahí abrió los ojos, me agarró el brazo y me ajustó tres veces - era el saludo aprista -. Ese final lo recordaré toda mi vida y por eso lucharé hasta el fin. Esa fue la última vez que él se comunicó conmigo. Fue nuestro último entendimiento …". Con Víctor que pasamos casi cuarenta años juntos supimos entendernos y respetarnos. El fue todo un ejemplo de sacrificio y bondad. Nunca le interesó el dinero ni tuvo noción de ello. Todos los gastos lo manejé siempre yo. Fué un padre, un hermano y un amigo. Es nuestro jefe.

(FIN)

Haya Vive 9


"ESPERO QUE MI MUERTE SIRVA PARA UNIR MAS A LOS APRISTAS…” Jorge Idiáquez fué sin lugar a dudas el aprista que más cerca estuvo a Víctor Raúl Haya de la Torre, motivo por el cual fue nombrado el albacea principal del jefe del aprismo. La carta que se publica es expresión de esa cercanía que tiene el nombre de lealtad.

Pero escribo esta carta para decirte ante todo cuanto agradezco tu sacrificada compañía por más de treinta años; ejemplo de lealtad histórica que en muchas horas de peligro me salvó la vida. V. R.

Hamburgo, Diciembre 6/1965

Mi querido Jorge Idiáquez: Si la operación a la que me voy a someter causara mi fallecimiento, esta carta te será remitida por mi amigo el doctor Víctor Manchego, que es la única persona del Perú que ha estado cerca de mi en estas circunstancias y a quien, como a ti, recomendé no informar a nadie de mi estado de salud. Pero escribo esta carta para decirte ante todo cuanto agradezco tu sacrificada compañía por más de treinta años; ejemplo de lealtad histórica que en muchas horas de peligro me salvó la vida. Y cuando agradezco, asimismo, a tu esposa, a tu madre y hermanos que hayan siempre sido para mí, fieles seguidores de tu línea de conducta. Como la noticia inesperada de mi muerte hará que muchas personas te pregunten por que mantuviste en reserva las

(En 1965 el jefe del Partido, c. Víctor Raúl Haya de la Torre, escribió dos mensajes ológrafos, uno de los cuales hago público con el fin de que todos los apristas, y en general el pueblo peruano, dispongan de estos documentos históricos, donde el Maestro y Guía formula consideraciones que alumbran la vía que conducirá al Aprismo a cumplir el destino para el que fue creado.

causales de mi último viaje y mi enfermedad, deseo aclarar aquí que por determinación mía, sólo tú y mi médico tuvieron conocimiento de lo que ocurría a fin de no alarmar y en espera de que la intervención quirúrgica tuviera feliz resultado. Para la vida del partido, para mi familia, compañeros y amigos ha sido mejor así. Te pido, a ti que conoces mi modo de pensar, que transmitas a todos los compañeros del partido mi declaración de que mi mayor, y acaso única preocupación al morir, es la de las consecuencias que pueda traer mi desaparición y, sobre

Víctor Raúl redactó de puño y letra estos documentos, en Hamburgo, Alemania, en circunstancias de ser sometido a una delicada intervención quirúrgica, que por fortuna resultó exitosa. Encargó al médico peruano Dr. Manchego, y desde entonces fueron guardadas celosamente, hasta tres días antes de su fallecimiento, cuando él mismo la puso en mis manos, como acto de fraternal confianza, con la que me abrumó durante gran parte de su vida.

todo y ante todo, la unidad del partido que ha sido, es y será garantía de su fuerza. El aprismo debe ser siempre el gran movimiento de la democracia y de la justicia social en el Perú y para que as í sea debe mantener firme e indestructible su fraternidad y disciplina. Y para que así sea, todos y cada uno deben cooperar a este gran propósito sacrificando todo individualismo e interés personal. El aprismo no debe repetir la historia de los partidos peruanos que han muerto con sus fundadores. Por fortuna nuestro movimiento mantiene siempre vigente su doctrina, su programa y su línea de acción. La evolu-

Han pasado 15 años desde el momento que Víctor Raúl escribió estos mensajes, en circunstancias dramáticas que les dan excepcionalidad. Al leerlas ahora, cuando él descanse en su sitial de gloria, podemos apreciar la lucidez con que avizoraba el porvenir del Perú y del partido, a la vez su preocupación permanente por ofrecer a los apristas, dirigentes y militantes, orientaciones sagaces para conservar y perfeccionar los valores que hacen ejemplar la conducta de los compañeros.

ción del mundo y el acontecer americano nos han dado la razón. Y esto es bastante garantía para la supervivencia del aprismo como el movimiento campeón de la gran transformación peruana y continental. Lo que importa es realizarla y esa es la misión histórica de cada aprista. Yo espero, y así muero tranquilo, que la línea política seguida se mantenga; que la coalición del pueblo continúe dando leyes a favor y defensa de la democracia social; del Perú provinciano, de los trabajadores, de nuestras masas indígenas y de nuestra juventud. Porque esos fueron y son los grandes objetivos del partido y para lograrlos se constituyó la coalición del pueblo.

En estos momentos, cuando la militancia aprista tiene que adoptar decisiones fundamentales en el seno del XIII Congreso del Partido, la lectura y reflexión de estos documentos ayudarán para que actuemos con mayor sabiduría y lealtad.

del partido, sus academias, sus escuelas, sus comedores, sus cooperativas, sus organismos infantiles y juveniles.

Trujillo, agosto de 1980

hemos visto y vemos el poder del aprismo.

En esta carta deseo también que recuerdes a los compañeros que cooperen a mantener e impulsar la acción social

Y que cada aprista sea un activo mantenedor de la unidad. De esa unidad que hemos defendido siempre y en la que

Y defender este principio; que formamos un partido de hombres libres en el cual su línea, su doctrina, su política, las

Jorge Idiáquez Ríos

señalan sus integrantes en sus Congresos y Convenciones. Quien quiere ser aprista debe adherirse democráticamente a estas normas. Esta carta lleva algo de mi única preocupación al morir: La de la continuidad de nuestra obra.

• Por el retorno de la Constitutión de Haya de la Torre • Por la Convocatoria al Congreso Nacional del PAP • Por la vigencia del pensamiento de Haya de la Torre • Por la integración de nuestros pueblos y naciones de latinoamérica

Haya Vive 10

Espero que mi muerte sirva para unir más a los apristas. Cierro esta carta con mi adiós para ti y para todos los tuyos. Así como para los compañeros que la conozcan.

VÍCTOR RAÚL

Haya Vive 11

Haya vive, vencera. Nro 12  

Haya vive, vencera. Nro 12