Issuu on Google+

GRテ:ICA

VISITAMOS LA IMRENTA LOYSE

EL INTERIOR DE UNA IMPRENTA


VISITA A LA IMPRENTA LOYSE Dentro de la programación del curso “Grafista – Maquetista” que cursamos 14 alumnos en la Academia Fleming, nuestro profesor Toni Ferrá programó una visita a la imprenta LOYSE de Palma para que pudiéramos ver desde dentro un proceso de impresión. A nuestra llegada nos atiende el encargado de la empresa y nos explica que básicamente hay tres tipos de imprenta: pequeñas (con una máquina, es decir un cuerpo de impresión), las medianas (con ya varios cuerpos), y las grandes (con rotativas). La imprenta LOYSE se cataloga entre las medianas y se considera autosuficiente para desarrollar desde el diseño hasta la encuadernación (a excepción del cosido). PREIMPRESIÓN DISEÑO Tienen un departamento de diseño en el que Dani (diseñador) se ocupa también de los trabajos de preimpresión. Es decir, desde el diseño (si se solicita) hasta la insolación de las planchas de impresión. En los picos de trabajo contratan a personas freelance. No obstante procuran hacer el trabajo en la imprenta por considerar que el día a día con el cliente es muy importante. Se enfrentan con trabajos pequeños como pueden ser unas tarjetas de visita hasta ediciones de libros.

En cuanto al tema informático nos explican que trabajan con Mac todo el proceso, pero también tienen PC/Windows porque reciben trabajos de clientes en este formato y necesitan traducirlo. Ahora mismo tiene entre manos un trabajo que le ha llegado ya hecho de “Projecte Home” para el que tiene que preparar los fotolitos y las planchas de impresión. Nos explica que hace trabajos en cuatricromía o a 1 ó 2 tintas en cuyo caso utiliza tintas PANTONE. También que el diseño que vemos en el ordenador no es nunca el mismo en la impresión. Los colores cambian muchísimo dependiendo de la base en la que se imprima, p.e. el papel mate apaga mucho el color, muere y sin embargo sobre papel brillante o estucado se reaviva y resulta más parecido al que vemos en pantalla. Para que veamos la diferencia nos enseña una “pantonera” (catálogo de colores PANTONE) en la que vemos la diferencia entre una base y otra. Es básico utilizar “pantoneras” para hablar con el cliente y nos enseña otra en la que hay una comparativa entre las tintas PANTONE y su símil en cuatricomía. La utiliza para el caso de que haya un color corporativo y se pueda evitar el proceso 4+1 o 4+2, que encarece la impresión al tener que hacer una o dos pasadas extra por la máquina y que en cada cambio de

tinta hay que limpiarla para evitar residuos de tinta indeseados. En cuanto a las propuestas de diseño para el cliente, optan por no dar más de una o dos y es el comercial el que luego trabaja este tema. No es como en las agencias de publicidad o diseñadores que cobran por el diseño, en la imprenta no lo hacen porque no serían competitivos. Necesitan ser muy ágiles y crear un p.e. un folleto en ’30 minutos y debe ser perfecto. “Todo esto va por dinero, por coste única y exclusivamente”. El encargado de la Imprenta Loyse explicando el proceso

El trabajo del freelance es muy importante, porque lo que se entrega, se imprime. El archivo óptimo de entrega es en PDF cerrado porque si hay algún fallo, se puede determinar de quién es. Normalmente no hay problema si él quiere controlar la impresión, pero va a su coste si la máquina tiene que estar parada o quisiera pruebas de impresión. El diseñador tendría que intentar comprender y entender el final del trabajo, pensar que no solamente su creatividad está en el ordenador, que puede verse alterada con todo el proceso de pre y post-impresión. Se puede dar el caso que un proyecto muy bonito, durante su gestión en imprenta del mismo, sufra un deterioro involuntario. Hay una serie de reglas que los diseñadores que llevan muchos años trabajando con imprentas las van aprendiendo porque los impresores se lo transmiten. En una impresión todo se puede hacer pero hay cosas que salen mejor y otras peor. Un aspecto importante es el tratamiento de los fondos. Quieren hacernos entender que hay problemas cuando negativamos o nos excedemos con los fondos de color. Cuando observamos un trabajo en el que hay un fondo o macizo de color, realmente lo que vemos si utilizamos un cuentahílos son puntos de los colores básicos (cyan, magenta, amarillo y negro – CMYK).

Catálogos Pantone

Pág. 2

Las máquinas van tan rápidas que no pueden tirar la suficiente tinta por todo


Dani, diseñador de la Imprenta Loyse

al 100% y produce variaciones (aguas). Los diseñadores que lo saben intentan evitar que haya mucho macizo. Otro problema común es el plegado. Las máquinas, aunque precisas, tienen un margen de error, sobre todo las de plegado. Cuando hay un cambio de color en la zona de doblado, lo más probable es que los ejemplares no queden igual y eso deteriora el trabajo. También afecta a la máquina que retiene tinta, se empasta y la tipografía se reduce. Hay parar la máquina y en este proceso las 25 páginas últimas y primeras se desechan. FILMACIÓN FOTOLITOS – PLANCHAS DE IMPRESIÓN Una vez montado el trabajo se pasa a la filmación de los fotolitos en un proceso similar al fotográfico. Con ellos se insolan las planchas de impresión por medio de una luz especial y calor.

Para poner a punto una máquina para la impresión, se van haciendo pruebas (máculas) que luego se desechan. El impresor (figura importante e imprescindible en una imprenta) va sacando impresiones y las lleva a la mesa de control. La mesa de control sirve para calibrar la máquina de impresión. En la impresión se imprime una barra calibradora de color que el maquinista ajusta sirviéndose de un cuentahílos, subiendo o bajando la intensidad de la tinta por segmentos verticales. El papel de impresión siempre tiene un tamaño A+ para albergar la barra calibradora de color, las marcas de corte y demás referencias, que luego con la guillotina se desechan.

MANIPULACIÓN Una vez lista la impresión y después del corte con la guillotina, puede ir directo al cliente o necesita ir a la manipulación, es decir al plegado, taladro (p.e. talonarios), troquelado (p.e. posavasos), grapado (p.e. revistas pequeñas), grapado manual ( “Bardolet”), etc. Finalmente nos explican que durante todo el proceso de preimpresión e impresión se generan una serie de residuos que la empresa está obligada a reciclar. Por las tintas, líquidos y otros materiales debe pagar para su reciclaje, sin embargo por las planchas de impresión, que son de aluminio recibe un dinero a cambio.

Obtenidas las planchas, se las trata con un líquido fijador, similar al jabón, con el objetivo de que la tinta no se quede adherida a la plancha y pueda ser utilizada en muchas tiradas. IMPRESIÓN Básicamente hay máquinas off-set que pueden imprimir un solo color o cuatricromía dependiendo de los cuerpos que tengan, es decir para cada cuerpo un color.

Maquinista en la mesa de control

Pág. 3



IMPRENTA LOYSE