Issuu on Google+

TALLER PARA PROMOVER LOS TEXTOS POETICOS O LITERARIOS EN 1ERO DE PRIMARIA

PRESENTADO POR:

YULIETH GÓMEZ MARRUGO MARÍA LÓPEZ LICONA LEYDIS MARRUGO CLIVAN SALGADO LINDA TATIS ARZUZA PRESENTADO AL LICENCIADO ROLANDO SÉNIOR RODRÍGUEZ COMO REQUISITO AL MODULO FUNCIONES Y RELACIONES DE LA LITERATURA

UNIVERSIDAD DE CARTAGENA LICENCIATURA CON ÉNFASIS EN CASTELLANO CARTAGENA 2011


INTRODUCCIĂ“N

El siguiente taller tiene como objetivo principal fomentar el interes

por los textos poeticos o literario con el fin que los

estudiantes de grado 1 de basica primaria puedan comprender y producir textos tanto narrativos como poeticos.


Erase una viejecita sin nadita que

Y

al

mirarse

comer sino carnes, frutas, dulces,

espantaba siempre allí otra vieja de

tortas, huevos, pan y pez.

antiparras, papalina y peluquín.

Bebía caldo, chocolate, leche, vino,

Y esta pobre viejecita no tenía qué

té y café, y la pobre no encontraba

vestir sino trajes de mil cortes y de

qué comer ni qué beber.

telas mil y mil.

Y esta vieja no tenía ni un ranchito

Y a no ser por sus zapatos chanclas,

en qué vivir fuera de una casa

botas y escarpín, descalcita por el

grande con su huerta y su jardín.

suelo anduviera la infeliz.

Nadie, nadie la cuidaba sino Andrés

Apetito nunca tuvo acabando de

y Juan y Gil y ocho criadas y dos

comer,

pajes de librea y corbatín.

cuando no se hallaba bien.

Nunca tuvo en qué sentarse sino

Se murió de mal de arrugas, ya

sillas y sofás con banquitos y cojines

encorvada como un 3, y jamás volvió

y resorte al espaldar.

a quejarse ni de hambre ni de sed.

Ni otra cama que una grande más

Y esta pobre viejecita al morir no

dorada que un altar, con colchón de

dejó más que onzas, joyas, tierras,

blanda pluma, mucha seda y mucho

casas, ocho gatos y un turpial.

holán.

Duerma en paz, y Dios permita que

Y esta pobre viejecita cada año

logremos disfrutar las pobrezas de

hasta su fin, tuvo un año más de

esta pobre

vieja y uno menos que vivir.

Y morir del mismo mal.

ni

gozó

en

el

espejo

salud

la

completa


TALLER DE APLICACIÓN 1. Colorea la respuesta correcta: a) ¿Donde vivía la pobre viejecita?

b) ¿Dónde dormía esta pobre viejecita?


c) 多Cuantos gatos tenia la pobre viejecita?

2. Busca las siguientes palabras en las siguiente sopa de letra: Tierra, pobre, cojines, Huerta, joya, pluma, casa, trajes, frutas, dulces, criadas, gato T

W

H

C

O

J

I

N

E

S

X

I

U

W

E

O

T

T

M

O

P

V

E

A

R

Y

T

Q

N

P

O

R

R

R

F

A

F

Q

I

C

B

H

T

C

R

I

A

D

A

S

R

C

A

S

A

A

G

X

S

V

E

S

A

P

L

U

M

A

A

S

D

U

L

C

E

S

F

Z

T

O


3. Son frases partidas Ăşnelas con una flecha:

Una viejecita

Nunca tuvo acabando de comer

Nadie la cuidaba

De mal de arrugas

Se muriĂł

Sin nada que comer

Apetito

Sino AndrĂŠs, Juan, gil y ocho criadas y dos pajes

4. Propongo otro final para la pobre viejita: _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ 5. Ordeno las siguientes para palabras y construyo una frase: Viejecita

Nada

Que

Pobre

No

Tenia

La

_____________________________________________________________________


El hijo de Rana, Rinrín Renacuajo,

"¿Está usted en casa?" –"Sí, señor, sí

salió esta mañana, muy tieso y muy

estoy:

majo.

y celebro mucho ver a ustedes hoy;

Con pantalón corto, corbata a la

estaba en mi oficio, hilando algodón.

moda, sombrero encintado y chupa

―Pero

de boda.

bienvenidos son".

"¡Muchacho, no salgas!" Le grita

Se hicieron la venia, se dieron la

mamá.

mano, y dice Ratico, que es más

Pero él hace un gesto y orondo se va.

veterano: "Mi amigo el de verde

Halló en el camino a un ratón

rabia de calor, démele cerveza,

vecino.

hágame el favor". Y en tanto que el

Y le dijo: "¡Amigo! venga, usted

pillo consume la jarra mandó la

conmigo.

señora

Visitemos juntos a doña Ratona

Renacuajito

y

versitos alegres, tonada elegante. "–

habrá

francachela

y

habrá

eso

no

traer

la le

importante;

guitarra

pide

que

y

a

cante

comilona".

¡Ay! de mil amores lo hiciera,

A poco llegaron, y avanza Ratón.

señora, pero es imposible darle

Estirase el cuello, coge el aldabón.

gusto ahora, que tengo el gaznate

Da dos o tres golpes, preguntan:

más seco que estopa y me aprieta

"¿Quién es?"

mucho esta nueva ropa". "–Lo siento

"–Yo, doña Ratona, beso a usted los

infinito, responde tía Rata, aflójese

pies".

un poco chaleco y corbata, y yo mientras tanto les voy


a

cantar

una

cancioncita

muy

particular". Mas

Y así concluyeron, uno, dos y tres,

estando

en

esta

brillante

ratón y Ratona, y el Rana después;

función.

los gatos comieron y el Pato cenó.

De baile y cerveza, guitarra y

¡Y mamá Ranita solita quedó!

canción, la Gata y sus Gatos salvan el umbral, y vuélvase aquello el juicio final. Doña Gata vieja trinchó por la oreja al niño Ratico maullándole: "Hola" y los niños Gatos a la vieja Ratauno por la pata y otro por la cola. Don

Renacuajito

mirando

este

asalto Tomó su sombrero, dio un tremendo salto, y abriendo la puerta con mano y narices,

se

fue

dando

a

todos

"noches muy felices". Y siguió saltando tan alto y aprisa, que perdió el sombrero, rasgó la camisa, se coló en la boca de un pato tragón y éste se lo embucha de un solo estirón.


TALLER DE APLICACIÓN 1º. Busca la rana del mismo color y construye los seis primeros versos del poema Rin Rin Renacuajo:

Con pantalón corto

¡Muchacho!

El hijo de Rana

no salgas

Corbata a la moda

Pero el hace un gesto

y chupa de moda

salió esta mañana

rin rin renacuajo

le grita mamá

y orondo se va

y muy majo

sombrero encintado

muy tieso

2.- En las siguientes palabras aparecen escondidos los nombres de algunos personajes de este verso. Descúbrelos. Granada - maratón – aparatico – zapato – malandrín – collarín – cegata 3.-ubica cada palabra en el crucigrama a. Pato tragón b. Rana c. Renacuajo e. Ratona f.. Gata

R R

P

G


Simón el bobito llamó al pastelero:

Y dijo: -¡qué bueno! las voy a coger.

¡A ver los pasteles, los quiero

Pero peor que agujas y puntas de

probar!

espuelas

-Sí, repuso el otro, pero antes yo

Le hicieron brincar y silbar y

quiero ver ese cuartillo con que has

morder.

de pagar.

Se lavó con negro de embolar

Buscó en los bolsillos el buen

zapatos

Simoncito y dijo: ¡de veras! no tengo

Porque su mamita no le dio jabón,

ni unito.

Y cuando cazaban ratones los gatos

A Simón el bobito le gusta el

Espantaba al gato gritando: ¡ratón!

pescado

Ordeñando un día la vaca pintada

Y quiere volverse también pescador,

Le apretó la cola en vez del pezón;

Y pasa las horas sentado, sentado,

Y ¡aquí de la vaca! le dio tal patada

Pescando en el balde de mamá

Que como un trompito bailó don

Leonor.

Simón.

Hizo Simoncito un pastel de nieve

Y cayó montado sobre la ternera

Y a asar en las brasas hambriento lo

Y doña ternera se enojó también

echó,

Y

Pero el pastelito se deshizo en breve,

pateadera

Y apagó las brasas y nada comió.

Y dos revolcadas en un santiamén.

Simón vio unos cardos cargando

Se montó en un burro que halló en

viruelas

el mercado

ahí

va

otro

brinco

y

otra


Y a cazar venados alegre partió,

Ve un pato, le apunta, descarga el

Voló por las calles sin ver un

trabuco:

venado,

Y volviendo a casa le dijo a papá:

Rodó por las piedras y el asno se

Taita yo no puedo matar pajaruco

huyó.

Porque cuando tiro se espanta y se

A comprar un lomo lo envió taita

va.

Lucio,

Viendo una salsera llena de mostaza

Y él lo trajo a casa con gran

Se tomó un buen trago creyéndola

precaución

miel,

Colgado del rabo de un caballo rucio

Y estuvo rabiando y echando babaza

Para que llegase limpio y sabrosón.

Con tamaña lengua y ojos de clavel.

Empezando apenas a cuajarse el

Vio

hielo

estorbaba el paso

Simón el bobito se fue a patinar,

Y unos preguntaban ¿qué haremos

Cuando de repente se le rompe el

aquí?

suelo

Bobos dijo el niño resolviendo el

Y grita: ¡me ahogo! ¡Vénganme a

caso;

sacar!

Que abran un grande hoyo y la

Trepándose a un árbol a robarse un

echen allí

nido,

Lo enviaron por agua, y él fue

La pobre casita de un mirlo cantor,

volandito

Desgajase el árbol, Simón da un

Llevando el cedazo para echarla en

chillido,

él

Y cayó en un pozo de pésimo olor

Así que la traiga el buen Simoncito

un

montón

de

tierra

que

Seguirá su historia pintoresca y fiel


TALLER DE APLICACIÓN 1. Encuentra el camino que conduce al personaje:

2. Descubre el mensaje secreto. Remplaza cada dibujo por la letra que corresponda según la clave:

O

I

S

M

N

T

B

E

3. Encierra la palabra que signifique lo mismo que la destacada en cada recuadro: Cuajarse Bobito Precaución

Liquido Aguado Solido Malo Alegre Tonto Distraído Atención Imprudencia

L


4. En la oración: Seguirá su historia pintoresca y fiel. La palabra destacada significa ______________________________. 5. ¿Qué es lo que más le gusta a Simón el bobito para comer? Encuéntralo y coloréalos.

6. Dibuja a Simón el bobito:


EL GATO CON BOTAS Había una vez...

—No te aflijas en lo absoluto, mi

...Un molinero que tenía tres hijos.

amo, no tienes más que darme un saco y hacerme un par de botas para

A su muerte, el pobre molinero les

ir por los zarzales, y ya verás que tu

dejó a sus hijos, como únicos bienes:

herencia no es tan poca cosa como tú

su molino, su burro y su gato. Muy

crees.

pronto se hizo el reparto, para el cual no se necesitó notario ni otra autoridad; nada sobró del pobre patrimonio. El hijo mayor se quedó con el molino, el segundo recibió el burro y el menor sólo se quedó con el Gato; estaba desconsolado por tener tan poco.

Aunque el amo del Gato no hizo mucho caso al oírlo, lo había visto actuar con tanta

agilidad para

atrapar ratas y ratones, y cuando se colgaba de sus patas traseras o cuando se escondía en la harina haciéndose el muerto, que no perdió la esperanza de que lo socorriera en

—Mis hermanos —decía— podrán

su miseria. En cuanto el Gato tuvo

ganarse

honradamente

lo que había solicitado, se calzó

trabajando juntos; en cambio yo, en

rápidamente las botas, se colocó el

cuanto me haya comido mi gato y

saco al cuello tomando los cordones

haya hecho una bufanda con su piel,

con sus patas delanteras y se dirigió

moriré de hambre.

hacia un conejal en donde había

la

vida

El Gato, al oír este discurso, le dijo con un aire comedido y grave:

muchos conejos. Puso salvado y


hierbas dentro del saco, y se tendió

En otra ocasión, fue a esconderse en

en

estuviese

un trigal dejando también el saco

muerto; esperó que un tierno conejo

abierto; en cuanto dos perdices

poco conocedor de las tretas de este

entraron en él, tiró de los cordones y

mundo viniera a meterse en el saco

capturó a ambas. Enseguida se fue a

para comer lo que en él había.

regalárselas al rey, tal como había

Apenas se hubo acostado tuvo un

hecho con el conejo de campo. Una

gran regocijo; un tierno y aturdido

vez más, el Rey se sintió halagado al

conejo entró en el saco. El Gato tiró

recibir las dos perdices, y ordenó

de los cordones para atraparlo y

que le dieran de beber. Durante dos

luego lo mató sin misericordia.

o tres meses el Gato continuó

Orgulloso de su proeza, se dirigió

llevando al Rey las piezas que

hacia donde vivía el Rey y pidió que

cazaba y le decía que su amo lo

lo dejaran entrar para hablar con él.

enviaba. Un día se enteró que el Rey

Le hicieron pasar a las habitaciones

iría de paseo por la ribera del río con

de Su Majestad; después de hacer

su hija, la princesa más bella del

una gran reverencia al Rey, le dijo:

mundo,. y le dijo a su amo:

—He aquí, Señor, un conejo de

—Si sigues mi consejo podrás hacer

campo que el Señor Marqués de

fortuna; no tienes más que meterte

Carabás (que es el nombre que se le

en el río en el lugar que yo te

ocurrió dar a su amo) me ha

indique y después dejarme actuar.

el

suelo

como

si

encargado ofrecerle de su parte.

El Marqués de Carabás hizo lo que

—Dile a tu amo —contestó el Rey—,

su Gato le aconsejaba, sin saber con

que se lo agradezco, y que me

qué fines lo hacía. Mientras se

halaga en gran medida.

bañaba, pasó por ahí el Rey, y el


Gato se puso a gritar con todas sus

El Rey le hizo mil halagos, y como

fuerzas:

los hermosos ropajes que acababan

—¡Socorro! ¡Auxilio! ¡Que se ahoga el Marqués de Carabás!

de darle realzaban su figura (pues era guapo y de buen porte), la hija del rey lo encontró muy de su

Al oír los gritos el Rey se asomó por

agrado; además, como el Marqués

la ventanilla y al reconocer al Gato

de Carabás le dirigió dos o tres

que tantas piezas de caza le había

miradas, muy respetuosas y un poco

entregado, ordenó a sus guardias

tiernas, ella se enamoró enseguida

que fueran prestos al auxilio del

de él. El rey quiso que subiera a su

Marqués

Mientras

carroza y que los acompañara en su

sacaban del río al pobre Marqués, el

paseo. El gato, encantado al ver que

Gato se acercó a la carroza y le dijo

su plan empezaba a dar resultado,

al Rey que durante el baño de su

se

amo unos ladrones habían llegado y

encontró a unos campesinos que

se llevaron sus ropas, a pesar de que

segaban un campo les dijo:

de

Carabás.

él les gritó con toda su fuerza; el Gato las había escondido tras una enorme piedra. Al instante, el Rey ordenó

a

los

oficiales

de

su

guardarropa que fueran a buscar uno de sus más bellos trajes para dárselo al Marqués de Carabás.

adelantó

a

ellos,

y

cuando

—Buena gente, si no decías al rey que el campo que estáis segando pertenece al Marqués de Carabás, seréis

hechos

picadillos

y

convertidos en paté. Al pasar por ahí, el rey no olvidó preguntar a los segadores de quién era el campo que segaban.


-Estos

campos

Marqués

de

respondieron

pertenecen Carabás,

los

al

Señor.-

labriegos-

Al

marqués de Carabás, al Marqués de Carabás. El rey, al ver tantas riquezas del Marqués de carabas, decidió casar a su hija con el hijo menor del molinero,

mientras

el

gato

le

presentaba todos los respetos y se había convertido en el gato más famoso de toda la comarca. Y su Señor, el marqués de Carabás, en un joven príncipe, y las puertas reales se abrieron para dar paso a la feliz pareja. y allí vivieron felices, y el gato con botas, como recompensa de su amo, vivió también en aquel castillo tan bonito.


TALLER DE APLICACIÓN

.1.- Escribe una historia corta con el título de ―EL BURRO CON BOTAS‖. _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________

2.- Inventa un poema con los personajes del cuento ―El Gato con botas‖ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ ______________________________________________________________________


CENICIENTA Hubo una vez una joven muy bella

- ¿Por qué seré tan desgraciada? -

que

exclamó-. De pronto se le apareció

no

tenía

padres,

sino

madrastra, una viuda impertinente

su Hada Madrina.

con dos hijas a cual más fea. Era ella quien hacía los trabajos más

- No te preocupes -exclamó el Hada-.

duros de la casa y como sus vestidos

Tú también podrás ir al baile, pero

estaban siempre tan manchados de

con una condición, que cuando el

ceniza,

reloj

todos

la

llamaban

de

Palacio

las

doce

campanadas tendrás que regresar

Cenicienta.

sin falta. Y tocándola con su varita

Un día el Rey de aquel país anunció

mágica

que iba a dar una gran fiesta a la

maravillosa joven.

que invitaba a todas las jóvenes casaderas del reino.

la

transformó

en

una

La llegada de Cenicienta al Palacio causó honda admiración. Al entrar

- Tú Cenicienta, no irás -dijo la

en la sala de baile, el Rey quedó tan

madrastra-. Te quedarás en casa

prendado de su belleza que bailó con

fregando el suelo y preparando la

ella

cena para cuando volvamos. Llegó

hermanastras no la reconocieron y

el

Cenicienta

se preguntaban quién sería aquella

apesadumbrada vio partir a sus

joven. En medio de tanta felicidad

hermanastras hacia el Palacio Real.

Cenicienta oyó sonar en el reloj de

Cuando se encontró sola en la cocina

Palacio las doce.

día

del

baile

y

no pudo reprimir sus sollozos.

toda

la

noche.

Sus


- ¡Oh, Dios mío! ¡Tengo que irme! -

Y así sucedió que el Príncipe se casó

exclamó-.

con la joven y vivieron muy felices.

Como una exhalación atravesó el salón y bajó la escalinata perdiendo en su huída un zapato, que el Rey recogió asombrado. Para encontrar a la bella joven, el Rey ideó un plan. Se casaría con aquella que pudiera calzarse el zapato. Envió a sus heraldos a recorrer todo el Reino. Las doncellas se lo probaban en vano, pues no había ni una a quien le fuera bien el zapatito. Al

fin

llegaron

a

casa

de

Cenicienta, y claro está que sus hermanastras no pudieron calzar el zapato, pero cuando se lo puso Cenicienta vieron con estupor que le estaba perfecto.


TALLER DE APLICACIĂ“N 1. Escribe el nombre de cada uno de los personajes:

_______________________

_____________________

________________________

______________________


2. completa las siguientes oraciones: a) cenicienta vive con su _________________ y ___________________. b) El pr铆ncipe invito a todas las jovencitas a una ___________________. c) Cenicienta se quedo sola en casa preparando la cena pero se puso muy __________________. d) A cenicienta se le apareci贸 una ______________________. e) Cenicienta fue al baile con una condici贸n que cuando fueran las ____ tenia que regresar. f) Ella perdi贸 un_____________________. 3. Colorea la escena del cuento que mas te gusto:


LOS TRES DESEOS Había una vez un hombre, que no

Cuando el hada desapareció, aquel

era muy rico, que se casó con una

hombre y aquella mujer se hallaron

bella mujer. Una noche de invierno,

muy confusos: -Para mí, que soy el

sentados junto al fuego, comentaban

ama de casa -dijo la mujer- sé muy

la felicidad de sus vecinos que eran

bien cuál sería mi deseo: no lo deseo

más

ellos.

aún formalmente, pero creo que no

-¡Oh! -decía la mujer- si pudiera

hay nada mejor que ser bella, rica y

disponer de todo lo que yo quisiera,

fina.

sería muy pronto mucho más feliz

-Pero, -contestó el marido- aún

que

teniendo

ricos

que

todas

estas

personas.

todas

esas

cosas,

uno

-Y yo -dijo el marido-. Me gustaría

puede estar enfermo, triste o incluso

vivir en el tiempo de las hadas y que

puede

hubiera

prudente desear salud, alegría y

una

lo

suficientemente

morir

joven:

sería

buena como para concederme todo lo

una

que

quisiera.

-¿De qué serviría una larga vida, si

En ese preciso instante, vieron en su

se es pobre? -dijo la mujer-. Eso sólo

cocina a una dama muy hermosa,

serviría

que les dijo: -Soy un hada; prometo

durante más tiempo. En realidad, el

concederles las tres primeras cosas

hada

que deseen; pero tengan cuidado:

concedernos una docena de deseos,

después

pues hay por lo menos una docena

yo

de

haber

deseado

tres

cosas, no les concederé nada más.

larga

más

para habría

ser

vida.

desgraciado

debido

de cosas que yo necesitaría.

prometer


Eso es cierto -dijo el marido- pero

Y, al instante, el hombre se percató

démonos tiempo, pensemos de aquí

de que era más tonto aún que su

a mañana por la mañana, las tres

mujer, pues, por ese segundo deseo,

cosas que nos son más necesarias, y

la morcilla saltó a la punta de la

luego

nariz de aquella pobre mujer que no

las

pediremos.

-Puedo pensar en ello toda la noche -

podía

dijo

tanto,

-¡Qué desgraciada soy! -exclamó-

frío.

¡eres un malvado por haber deseado

Mientras hablaba, la mujer cogió

que la morcilla se situara en la

unas tenazas y atizó el fuego; y

punta

cuando vio que había bastantes

-Te juro, esposa querida, que no he

carbones

pensado en que pudiera ocurrir -dijo

la

mujer-

calentémonos

mientras

pues

encendidos,

hace

dijo

sin

arrancársela.

de

mi

nariz!

reflexionar:

el marido-. ¿Qué podemos hacer?

-He aquí un buen fuego, me gustaría

Voy a desear grandes riquezas y te

tener un alna de morcilla para

haré un estuche de oro para tapar la

cenar, podríamos asarla fácilmente.

morcilla.

Tan

de

-¡Cuídate

mucho

pronunciar esas palabras, cayó por

prosiguió

la

la chimenea un alna de morcilla.

suicidaría si tuviera que vivir con

-¡Maldita sea la tragona con su

esta morcilla en mi nariz, te lo

morcilla! -dijo el marido-; no es un

aseguro. Sólo nos queda un deseo,

hermoso deseo, y sólo nos quedan

cédemelo o me arrojaré por la

dos que formular; por lo que a mí

ventana.

respecta, me gustaría que llevaras

Mientras pronunciaba estas frases

la morcilla en la punta de la nariz.

corrió a abrir la ventana y su

pronto

como

terminó

de

mujer-

hacerlo! pues

marido, que la amaba, gritó:

me


Detente mi querida esposa, te doy permiso para que pidas lo que quieras. -Muy bien, -dijo la mujer- deseo que esta

morcilla

caiga

al

suelo.

Y al instante, la morcilla cayó. La mujer, que era inteligente, dijo a su marido: -El hada se ha burlado de nosotros, y

ha

tenido

razón.

Tal

vez

hubiéramos sido más desgraciados siendo más ricos de lo que somos en este momento. Créeme, amigo mío, no deseemos nada y tomemos las cosas como

Dios tenga

mandárnoslas;

mientras

a bien tanto,

comámonos la morcilla, puesto que es lo único que nos queda de los tres deseos. El marido pensó que su mujer tenía razón, y cenaron alegremente, sin volver a preocuparse por las cosas que habrían podido desear.


TALLER DE APLICACIÓN Leo para obtener información: 1. Responde: a) ¿Por qué deseaban un hada los esposos? ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ b) ¿Cuáles fueron los tres deseos? ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ c) ¿Qué fue lo que deseo la mujer? ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ d) ¿Qué fue lo que deseo el marido? ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________ ___________________________________________________________________


2. Completa la tabla de acuerdo con las características de los personajes: personaje La hada La esposa El esposo

Lo positivo

Lo negativo

3. Ordena la historia escribiendo en el circulo el número que le corresponde: a) Y al instante, el hombre se percató de que era más tonto aún que su mujer pues, la morcilla salto a la punta de la nariz de su esposa. b) El marido pensó que su mujer tenía razón y cenaron alegremente, sin volver a preocuparse por las cosas que habrían podido desear. c) Soy un hada; prometo concederles las tres primeras cosas que desean.

4. Con ayuda de tu profesora realiza una obra de teatro, llevando la historia a tu contexto.


.

BIBLIOGRAFÍA . Título: Poesía infantil / Gabriela Mistral ; ilustraciones de Marta Carrasco. Número Topográfico: I861.5 M47p10 Autor: Mistral, Gabriela, 1889-1957 Edición: 5a. ed. Editorial: Santiago de Chile : Editorial Andrés Bello, 1994. Autores: Carrasco, Marta, il Título: Poemas para niños / Jorge Emilio Sierra Montoya ; ilustraciones Ignacio Consuegra Bolívar. Número Topográfico: I861.6 S43p Autor: Sierra Montoya, Jorge Emilio, 1955Editorial: Barranquilla : Editorial Mejoras, 1999. Autores: Consuegra Bolívar, Ignacio . Título: Los cuentos de Perrault / contados por Betriz Ferro ; ilustraciones de Roberto Cubillas. Número Topográfico: I863.6 F37c12 Autor: Ferro, Beatriz Editorial: Buenos Aires : Editorial Estrada, 2008. Contenido completo: Biografía de Charles Perrault ; Los cuentos maravillosos ; La autora de estas versiones ; El Gato con Botas ; Cenicienta ; Los tres deseos ; Autores: Cubillas, Roberto, 1968-, il. Perrault, Charles, 1628-1703.


Taller de Relacione y Funciones