Issuu on Google+

CREADO POR: ISABEL CRISTINA LÓPEZ M. LUZ ESTELA VELÁSQUEZ O. LINA MARÍA ZULETA S.


Para el neuropsicólogo Howard Gardner, la inteligencia es un potencial psicobiológico para procesar información, que puede ser activado en un entorno cultural, para resolver problemas o crear productos que son valorados en una o más culturas. La inteligencia se puede desarrollar si se da un acompañamiento pedagógico pertinente y preciso que permitan desarrollar los talentos y estimular aquellas habilidades que puedan ser un área de oportunidad; al definir la inteligencia como una capacidad, Gardner la convierte en una destreza que se puede desarrollar. No niega el componente genético. No todos nacemos con unas potencialidades marcadas por la genética. Esas potencialidades se van a desarrollar de una u otra manera dependiendo del medio ambiente, nuestras experiencias, la educación recibida, entre otros. Howard Gardner trató de desarrollar métodos de aprendizaje con niños que sufrían diversos tipos de “anormalidades”, estudiantes que en numerosas instituciones eran considerados como “material de descarte”, fue así como Gardner reconoció las diferentes etapas del conocimiento y desarrollo su teoría de inteligencias múltiples, con las que ha identificado junto con el equipo de la universidad de Harvard ocho tipos distintos de inteligencia; con dicha teoría Howard Gardner revolucionó la educación en los Estados Unidos. Las inteligencias son potenciales que serán o no activadas dependiendo de los valores de una determinada cultura, las oportunidades disponibles en dicha cultura y las decisiones personales realizadas por individuos y/o sus familias o docentes. Cada persona tiene un perfil de inteligencia, posee un grado distinto en la intensidad de cada una de las inteligencias. Tradicionalmente nuestro sistema educativo se ha basado en habilidades cognitivas verballingüística y lógico-matemática, es decir utilizando casi con exclusividad el lado izquierdo del cerebro, olvidándonos del lado derecho donde residen todas las habilidades para la creatividad y la iniciativa, es el campo de las inteligencias múltiples, como la cinético corporal, musical, visual-espacial, interpersonal, intrapersonal y la naturalista, cuya aplicación y desarrollo nos permitirá entonces decir que educamos integralmente a nuestros estudiantes. Según Gardner las inteligencias múltiples son las siguientes:


Inteligencia Verbal-Lingüística: Es la habilidad para utilizar el lenguaje oral y escrito, para informar, comunicar, persuadir, entretener y adquirir nuevos conocimientos; hace un buen uso de la sintaxis, la fonética, la semántica y dimensiones pragmáticas del lenguaje; en esta habilidad está el aprender idiomas, entender el significado de las palabras, usar palabras y explicar eficazmente, el memorizar y recordar, el desarrollo del sentido del humor. En esta inteligencia se utilizan ambos hemisferios del cerebro. Los escritores, los poetas, los periodistas, los oradores, locutores presentan niveles altos de esta inteligencia. Las actividades que podemos desarrollar con nuestros estudiantes para potencializar esta inteligencia pueden ser: los diálogos, los debates, las composiciones, las lecturas, las rimas, los cuentos, las poesías, las narraciones, los trabalenguas. Inteligencia Lógico-Matemática: Es la capacidad de manejar números, relaciones y patrones lógicos de forma efectiva, para calcular, medir, evaluar hipótesis y proposiciones y efectuar operaciones matemáticas complejas. Esta inteligencia le permite al estudiante pensar críticamente, ejecutar cálculos complejos, razonar científicamente, establecer relaciones entre diversos aspectos, abstraer y operar con imágenes mentales. Los científicos, matemáticos, contadores, ingenieros y analistas de sistemas presentan estas capacidades. Las actividades que podemos desarrollar con nuestros estudiantes para potencializar esta inteligencia pueden ser: el uso de laberintos, los crucigramas, las sopas de letras, las operaciones matemáticas, interpretar gráficas o esquemas y resolver problemas numéricos. Inteligencia Visual-Espacial: Consiste en la habilidad de pensar y formar un modelo visual del mundo en tres dimensiones. Permite al estudiante percibir la realidad, hacer reproducciones mentales, reconocer objetos en diferentes circunstancias, anticipar consecuencias, comparar objetos, ser sensibles al color, la línea, la forma, la figura y el espacio y las relaciones que existen entre estos tres elementos. Es también, la capacidad de visualizar, de representar de manera gráfica ideas visuales y de orientarse de manera adecuada en una matriz espacial. Los pilotos, los marinos, ingenieros, cirujanos, los artistas plásticos, arquitectos o decoradores, son ejemplos de personas que tienen desarrollada esta inteligencia.


Las actividades que podemos desarrollar con nuestros estudiantes para potencializar esta inteligencia pueden ser: el uso de la tecnología, lecturas de mapas, collages, esquemas y gráficas, laberintos, rompecabezas, elaboración de maquetas, de carteles o esculturas. Inteligencia Kinestésica: Es la habilidad para usar perfectamente el cuerpo, nuestra principal herramienta para transformarnos a nosotros mismos y al mundo que nos rodea, para realizar actividades o resolver problemas. Se desarrollan habilidades físicas específicas como la coordinación, el equilibrio, la destreza, la fuerza, la flexibilidad y la velocidad, además de las capacidades auto-perceptivas, las táctiles, la percepción de medidas y volúmenes. Está relacionada con el aprendizaje, mediante la realización de movimientos, deportes y teatro; permite utilizar el cuerpo para expresar ideas y sentimientos, controlar movimientos programados o involuntarios. Son ejemplos de personas con esta inteligencia los deportistas, los bailarines, los cirujanos, los mimos y los artesanos. Las actividades que podemos desarrollar con nuestros estudiantes para potencializar esta inteligencia pueden ser: las dramatizaciones, los bailes, las coreografías, los deportes, las personificaciones, los juegos y las mímicas. Inteligencia Musical: Es la capacidad para entender o comunicar emociones e ideas a través de la música en composiciones y en su ejecución. También se relaciona con la sensibilidad al ritmo, el tono, la medida, el timbre o el color tonal de una pieza musical, crea melodías y ritmos. También está orientada a los distintos estados de ánimo que produce la música. Esta inteligencia permite desenvolverse adecuadamente a los cantantes, los compositores, los críticos musicales, los músicos en general, los bailarines y los directores de orquesta. Las actividades que podemos desarrollar con nuestros estudiantes para potencializar esta inteligencia pueden ser: los juegos rítmicos, la discriminación de sonidos, el canto y tarareo, la ejecución instrumental, se pueden usar patrones rítmicos, entre otras. Inteligencia Naturalista: Es la habilidad para interactuar con la naturaleza, se especializa en identificar, observar y clasificar miembros de grupos o especies, siendo el campo de estudio el mundo natural. En esta inteligencia encontramos la sensibilidad al medio natural, el reconocimiento de los fenómenos climáticos y atmosféricos y la admiración por los fenómenos naturales. Esta habilidad permite adaptarse a diversos ambientes, relacionarse con la naturaleza, manifestar conciencia ambiental, identificarse y amar la naturaleza, observar e investigar. Tienen estas capacidades los botánicos, los biólogos, los oceanógrafos, los geólogos, los agricultores, los ecologistas, los cazadores y los paisajistas.


Las actividades que podemos desarrollar con nuestros estudiantes para potencializar esta inteligencia pueden ser: observaciones al aire libre, las colecciones, los estudios de campo, los cultivos, el cuidado de animales, la recopilación de materiales, los proyectos de reciclaje. Inteligencia Interpersonal: Es la habilidad que permite entender a los demás e interactuar eficazmente con ellos, permite captar los sentimientos y necesidades de otros. Es también ser sensibles a los estados de ánimo, modos y humores del otro. Esta habilidad permite captar los sentimientos y necesidades de los otros, establecer relaciones, ejercer destrezas de liderazgo, trabajar cooperativamente en forma efectiva, establecer comunicación verbal y no verbal y desarrollar empatía con otras personas. Son ejemplos de esta inteligencia los buenos vendedores, los terapeutas, los docentes, actores, políticos y los trabajadores sociales. Las actividades que podemos desarrollar con nuestros estudiantes para potencializar esta inteligencia pueden ser: los proyectos en equipo, la solución de conflictos, las entrevistas, la discusión en grupo, las tutorías, el trabajo y la evaluación en pares Inteligencia Intrapersonal: Es la habilidad para tomar conciencia de uno mismo, conocer las aspiraciones, metas, emociones, ideas, preferencias, fortalezas y debilidades. Este conocimiento es utilizado para planificar y dirigir la propia vida. Esta inteligencia permite la autodisciplina, el autoevaluarse, concentrarse, reconocer y expresarse, reflexionar, establecer metas. Es la que poseen los teólogos, psicólogos y filósofos. Las actividades que podemos desarrollar con nuestros estudiantes para potencializar esta inteligencia pueden ser: la preparación de autobiografías, cuestionarios, historias personales, reflexiones, diarios reflexivos, análisis subjetivos y las proyecciones personales. Años después el psicólogo Daniel Goleman añade otra inteligencia: la emocional.


Inteligencia Emocional: Es la formada por la inteligencia intrapersonal y la interpersonal, y juntas determinan la capacidad de dirigir la propia vida de manera satisfactoria. Se basa en el control de las emociones, tanto a nivel intrapersonal, como interpersonal, permite la sensibilidad y el manejo de habilidades que nos ayudan a lograr objetivos específicos y a maximizar la felicidad a largo plazo, además permite el entusiasmo, la perseverancia, la empatía, el control de los impulsos, la espiritualidad, la agilidad mental, la autoconciencia y la motivación. Las actividades que podemos desarrollar con nuestros estudiantes para potencializar esta inteligencia pueden ser: los ejercicios de autocontrol, las competencias, las dinámicas de ayuda en parejas, los trabajos en equipo, la meditación, la oración y los servicios a la comunidad (voluntarismo). Para Gardner es evidente que sabiendo lo que se sabe sobre estilos de aprendizaje, tipos de inteligencia y estilos de enseñanza se siga insistiendo que todos los estudiantes aprenden de la misma manera. Tendría que plantearse si una educación centrada en solo dos tipos de inteligencia es la más adecuada para preparar a los estudiantes para vivir en un mundo cada vez más complejo. Al definir, entonces la inteligencia como una capacidad Gardner la convierte en una destreza que se puede desarrollar. Las inteligencias múltiples nos permite entender de una manera más detallada al ser humano, como las distintas formas que tiene para aprender y manifestar sus conocimientos intelectuales y sociales; lo cual permite mejorar las prácticas educativas, métodos pedagógicos y modelos educacionales, buscando el mejor desarrollo de cada una de las inteligencias, en otras palabras nos ayuda a educar para la vida. La teoría de las inteligencias múltiples es una teoría del funcionamiento cognitivo y propone que cada persona tiene capacidades en todas las inteligencias. Cada inteligencia funciona en forma particular en cada persona. La mayoría de las personas nos ubicamos entre dos polos, siendo altamente desarrollados en algunas de las inteligencias, de manera modesta en otras y relativamente subdesarrollados en las demás. Los nuevos avances tecnológicos: tabletas, computadores, tableros digitales, entre otros; significa que ya no tenemos que enseñar la misma cosa del mismo modo. Se debe descubrir como aprende una persona, cuáles son sus pasiones. Los maestros deben cambiar, convertirse en guías; hay cosas que todos debemos aprender, pero no hay ninguna razón para que aprendamos de la misma manera, ahora todo consiste en trabajar en equipo donde las personas tengan habilidades, intereses y pasiones complementarias y que todos puedan sumar.


La teoría de las inteligencias múltiples un nuevo modelo de escuela y enseñanza, ya que no todos tenemos los mismos intereses y capacidades, ni aprendemos de la misma manera y nadie puede aprender exacta y específicamente todo lo que tiene que aprender; por tal razón el maestro de hoy debe adoptar un nuevo rol en el que evalúe los intereses y capacidades de los estudiantes, sea intermediario entre el estudiante y el currículo y la escuela y la comunidad, sea coordinador de procesos y el supervisor del equilibrio entre estudianteevaluación-currículo y comunidad. Se puede decir que el ofrecer actividades agradables y pertinentes de acuerdo a las habilidades, intereses e inteligencias desarrolladas en los estudiantes, le permitirá motivarse a descubrir su propio conocimiento, mejorando así el proceso de enseñanza y aprendizaje y también mejorará el trabajo del maestro(a). Si se exploran las capacidades, puntos fuertes y como maestros buscamos la inteligencia más desarrollada en nuestros estudiantes, podremos mejorar nuestros planes y rutinas diarias y de esta forma el estudiante aprenderá mejor, con más efectividad y tendrá más motivación ya que sentirá que la educación impartida por el maestro se acomoda a sus necesidades, preferencias y gustos; todo esto porque nuestra meta como maestros es educar niños felices y capaces.


INTELIGENCIAS MULTIPLES