Page 1

negocio editorial

Dios habla hoy. Eso lo saben los empleados del Apostolado Bíblico Católico que fue fundado en 1974 por el padre salesiano Gustavo García con la idea de distribuir Biblias al menor costo. En una bodega de tres pisos ubicada en el barrio 20 de julio —de la que cada día salen envíos para todo el país, incluidas sus cuatro mil quinientas parroquias—, están varias de las veinte presentaciones de la Biblia que el Apostolado compra a editoriales como la Sociedad Bíblica para luego vender más baratas. En el catálogo de promociones de septiembre —el mes de la Biblia para los católicos— se lee en letra roja: Biblia Dios habla hoy: once mil setecientos y Biblia Buen pastor: nueve mil. “Estamos en un sector popular donde la gente no puede comprar una Biblia de treinta mil pesos. Por eso tenemos Biblias desde siete mil”, dice uno de los asistentes del Apostolado. El fuerte de esta editorial es, además, la llamada religiosidad popular: novenas, estampas, afiches y oraciones que suelen comprar las ciento cincuenta mil personas que cada domingo visitan el Santuario del 20 de julio. Se consiguen cien estampas por cinco mil setecientos pesos y seis oraciones por seiscientos. Pero, sin duda, el gran éxito del Apostolado es la Novena al Divino Niño Jesús que en treinta y cuatro ediciones ha vendido cinco millones de ejemplares. Cuesta dos mil pesos. La autoayuda Además de las Biblias y la religiosidad popular, una buena porción del mercado editorial religioso está destinada a los libros de espiritualidad, superación personal y autoayuda. En esto, la delantera la llevan los Centros de Literatura Cristiana y la comunidad paulina, cuyo trabajo editorial se reparte entre Paulinas y San Pablo. Cualquier tema imaginable ha sido publicado por ellas: consejos para enfrentar un divorcio o para ser buena madre. Fórmulas para encontrar el amor y el éxito laboral, trucos para adelgazar y manuales de lectura de Harry Potter. Como era de esperarse, acá las cifras son también enormes: Una pausa en tu vida de Pablo Martini, editado por los Centros de Literatura Cristiana, ha vendido veintitrés mil ejemplares. “Minuto de sabiduría —recuerda el padre Albino Buitrago, director de San Pablo— ha vendido más de un millón de ejemplares”. Y es solo uno de los trescientos títulos que San Pablo publica al año. En las librerías de las tres editoriales —en Colombia Paulinas tiene quince y San Pablo veinti-

cuatro— es común encontrar libros de autoayuda mezclados con las consabidas Biblias, discos, películas y una amplia gama de suvenires religiosos. En una librería de los Centros Cristianos de Literatura, por ejemplo, al lado de El poder de la oración, que ha vendido diez millones de ejemplares en el mundo está Cómo ser una mujer de excelencia, publicado por la editorial estadounidense Nelson que cuesta trece mil pesos y en su contraportada enseña algunas de las características que la mujer debe tener: “Entrega, discreción, obediencia, disciplina, sabiduría, pureza y un espíritu gentil y apacible”. Un poco más allá, están las Varitas, unas varas de madera pintadas de colores con ilustraciones infantiles, utilizadas para castigar a los niños. En el reverso se lee: “Corregir a tu hijo te dará descanso y alegrará tu alma”. Cada una cuesta seis mil pesos. “Vivimos en un mundo donde la religión es casi cualquier cosa —dice el padre Durán—. Pero la religión no es psicología, medicina o autoayuda. En torno a este tipo de literatura soy muy crítico porque se venden libros de pésima calidad espiritual que confunden lo religioso con las ciencias esotéricas, el mundo misterioso o milagrero y la superficialidad sentimentalista. Y eso ha hecho mucho daño”.

dueño de la vida del padre Linero, doscientos mensuales. De Oasis del padre Gonzalo Gallo hay reposiciones de hasta cien ejemplares cada dos meses. La mano de Dios Los insufribles trancones en Bogotá han hecho que el número de asistentes a los lanzamientos de libros de las grandes editoriales sea cada vez menor. A veces no suman las diez personas. Mientras esto

El éxito de editorial Planeta ¿Por qué le pasan cosas malas a la gente buena? salió del Minuto de Dios. ocurre, Blanca Lilia Garzón, editora de los Centros de Literatura Cristiana, recuerda que a principios de julio estuvo en Colombia el escritor evangélico estadounidense Josh McDowell, autor de ciento quince libros. “En Bogotá —dice Garzón— reunimos ochocientas personas en una noche con una entrada que costaba ciento cincuenta mil pesos. En Cali reunimos dos mil personas y en Medellín otro tanto”.

¿Cuáles son las claves del éxito de la industria editorial religiosa en Colombia? La primera es que el dinero es circular. A la vez que publican, las editoriales son entidades sin ánimo de lucro que hacen labor social y evangelizadora, casi siempre relacionada con la formación bíblica, por lo que las ganancias que recogen con la venta de libros son reinvertidas. A esto se suman las donaciones que reciben de los fieles. Segundo, la mayoría de los autores pertenece a la comunidad religiosa que publica. Así sucede, por ejemplo, con las Obras completas del padre García Herreros en el Minuto de Dios o con el padre García del Apostolado Bíblico. Tercero, tienen un público cautivo. A diferencia de un lector ocasional de literatura, la feligresía compra constantemente libros y productos religiosos.“La gente tiene necesidad de imágenes. Quiere oler, sentir y ver una representación de Dios”, dice el padre Durán. Quinto, los canales de distribución. Como es un hecho que entre más creyentes, más consumo religioso habrá, las editoriales se esfuerzan en llegar a todos los rincones del país. Según la Sociedad Bíblica Colombiana, las Biblias que aparecían en los videos de los policías y militares secuestrados por las

Farc habían sido editadas por ellos. Desde presencia en librerías, hasta puntos de ventas propios y vendedores dispersos por toda Colombia, la idea es vender al menor costo posible cuanto más se pueda. A esto se suma que editoriales como la Sociedad Bíblica Colombiana o el Consejo Episcopal Latinoamericano se han dado a la tarea de hacer sus propias traducciones de la Biblia. Los primeros están traduciéndola para el pueblo nasa en el Cauca y wayuu en la Guajira, con un costo de dos mil millones de pesos. Sexto, en palabras del padre Durán: “La gente busca eso y mientras pase y la gente esté en capacidad de pagar habrá una industria al servicio”. El padre Durán, sin embargo, señala una diferencia interesante: “Nuestro pueblo es tremendamente religioso pero muy ignorante en materia teológica”. Por eso, mientras al mundo editorial religioso le va tan bien, las librerías de teología son pocas. Una de esas es Verbo Divino, especializada en libros de estudio bíblico, cuyo título más exitoso, Fenomenología de la revelación del padre jesuita Alberto Baena, ha vendido setecientos ejemplares en seis meses. Ese tipo de libros, desde luego, no se multiplica milagrosamente. |

El man está vivo El megaéxito de editorial Planeta del año pasado ¿Por qué le pasan cosas malas a la gente buena?, escrito por el colombiano Iván Gutiérrez, salió del Minuto de Dios. Así lo recuerda Julio César Vargas, director de la librería del Minuto, cuya editorial publica siete títulos al mes y puede llegar a vender quince mil ejemplares de un solo libro. Hoy el best-seller del Minuto de Dios es El man está vivo, una revista mensual escrita por el padre eudista Alberto Linero con oraciones, reflexiones y tareas para todos los días, que publica ciento ochenta mil ejemplares cada mes. Planeta acaba de comprar los derechos del padre Linero, que ha publicado treinta títulos. Aunque según varios editores, librerías laicas como el Fondo de Cultura Económica se niegan a comprarles libros religiosos, otras como Panamericana compran hasta dieciocho mil ejemplares de El man está vivo. Felipe Ossa, gerente de la Librería Nacional, dice que el treinta por ciento de sus ventas es de libros religiosos y enumera algunos de los títulos más vendidos: ¿Por qué le pasan cosas malas a la gente buena? ha vendido ocho mil ejemplares. Oraciones al 21

Un milagro editorial  

Mientras en el mundo editorial de las élites intelectuales vender 2.000 ejemplares de una novela es motivo de celebración, las ventas de la...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you