Issuu on Google+

Helen Gurley Brown y Cosmopolitan ESPECIAL MUJERES Cuerpos apropiados

WALTER DARAN / GETTY IMAGES

Para el feminismo ortodoxo es casi un pecado el elogio del cuerpo femenino y la voluntad de usarlo, decorarlo y exhibirlo. Como reacción a la explotación machista de la imagen femenina, el cliché ha dictado que para afirmar el derecho a la inteligencia, hay que negar el cuerpo y su gozosa frivolidad. Pero el cuerpo puede y debe ser un templo de ironía, de diversión, de belleza, de atrevimiento y de educada gestualidad. Seis mujeres muy distintas entre sí encuentran misteriosos vasos comunicantes en este especial: una celebración del cuerpo como instrumento, como percha o como lienzo. Como espejo de mentes audaces. En una caprichosa lectura histórica, hemos escogido a Helen Gurley Brown como la feminista que abrió las puertas para que este cambio pudiera darse. El mensaje en el fondo no es otro que una invitación a amar con furia el propio cuerpo y a celebrarlo escribiendo en él la propia biografía. Solo así saldremos de la abulia de la uniformidad que define el paisaje de las ciudades colombianas. Hay que apropiarse del cuerpo; hay que tener el cuerpo apropiado.

Consejos de una chica mala

14


5 Consejos de una chica mala