Page 1

VIVE ARTE

Junio de 2013 Edición Nº1

“Mi sueño se convirtió en la única salida para sobrevivir” Pág. 12 EDITORIAL: ¿Qué es el teatro? Pág. 3 “El malabarismo es todo un arte” Julián Giraldo Pág. 10

“Desde el útero me apasiona la actuación”, afirma Farley Velázquez


Por: Lina Valencia


EDITORIAL ¿Qué es el teatro? El teatro no es simple comunicación, es convivencia, un convenio pautado entre múltiples vertientes que comulgan en una obra teatral, dice Jorge Dubatti. ¿Qué es el público en esa convivencia del teatro? Sin público todo está roto. Y en ese sentido aprendemos que es cierto aquella frase de Eduardo Pavlovsky, “el teatro se teatra”. Este, en su ciclo casi infinito, que va del dramaturgo a los espectadores, y de los espectadores vuelve al dramaturgo, se conjuga, se transforma, como la vida misma. Proyecta un ciclo casi perfecto, un procedimiento poético, filosófico, rozando el misticismo, ese número áureo que se va sumando. ¿Cuál es entonces la razón fundamental del teatro? ¿Qué es el teatro?, para muchos el teatro son vivencias de los diversos entes que conforman el convenio teatral: técnicos, actores, directores, dramaturgos, espectadores, etc. Y para otros es la vida misma, lo importante es saber que el espectador es una parte fundamental, y nos referimos a espectador a todo aquel que construye el sentido de una obra. El espectador no puede ser visto solamente como la persona que se especializa en ir al teatro constantemente, con una periodicidad fija y un pensamiento crítico o un espectador que va una vez cada año a una obra por diversos motivos, y con una sola vez que vaya ya no puede ser más que un espectador, un

Los actores hacen teatro para el público, para sus compañeros de escena y, más que eso, para la vida de ellos mismos.

Todo esto es necesario ya que hay que hablar, debatir, por parte de los actores y de diversos sectores teatrales; la única respuesta de un actor es el amor por su arte, por ende en cualquier ciudad, país, pueblo, tenemos a los artistas teatrales, siempre los hemos tenido, con un público inmerso en el afán de entretenerse, en ocasiones con pasión, placidez y eficacia. En suma el teatro son sueños armados de valor para enfrentarse al poder de la escena.

Por: Camila Parra

VIVE ARTE

3


EQUIPO DE TRABAJO Directora Lina María Valencia Salazar tiene 19 años de edad, es directora de la revista Vive Arte desde el 2012, entre sus experiencias se encuentra ser directora de Bitácora, revista digital de Comunicación Social de la Univesidad Eafit, actualmente es estudiante de quinto semestre de Comunicación Social en EAFIT.

Editora Maria Camila Parra Rodríguez tiene 20 años de edad, es editora de la revista Vive Arte desde el 2011, entre sus experiencias se encuentra ser directora de Nexos, periódico estudiantil de la Univesidad Eafit, actualmente es estudiante de quinto semestre de Comunicación Social en EAFIT.

4


INDICE 3

Editorial

7

Pasión es lo Yeiner refleja en su rostro al hablar de la actuación

8

“Desde el útero me apasiona la actuación”, afirma Farley Velázquez

10

“El malabarismo es todo un arte” Julián Giraldo

12

“Mi sueño se convirtió en la única salida para sobrevivir”

14

Música y labor social, pasiones en la vida de Gabriel Caro

16

Una revolución en busca de amor, libertad y paz

VIVE ARTE

5


CONOCIENDO A

Pasión es lo Yeiner refleja en su rostro al hablar de la actuación

El fascinante mundo de la actuación ha sido el principal escenario de Yeiner Arnobis Marín, quien con tan solo 5 años de edad inicio su formación en dicha expresión artística, hoy en día, después de interminables esfuerzos se encuentra disfrutando de uno de los grandes placeres que siempre quiso conseguir. Al relatar las experiencias más representativas de su vida, su rostro refleja pasión, sus ojos se iluminan, y ríe satisfactoriamente Estudio en el Liceo departamental Alfredo Cock Arango ubicado en la ciudad de Medellín, donde se graduó como bachiller en 1996, al año siguiente se presento en la escuela popular de arte en donde estudio cuatro años y por ultimo ingreso a la Universidad de Antioquia donde se licencio en educación artística y artes representativas. Todo comenzó desde su niñez, sin embargo, fue mediante el grupo juvenil al que pertenecía en el colegio donde en realidad comenzó a progresar y enfocarse definitivamente en el campo de la actuación, gracias a esto tuvo la oportunidad de presentarse a una audición en la Escuela Popular de Arte a sus 17 años de edad.

Ha tenido la posibilidad de abrir varias puertas, desde el momento en que se dedico a la profesión que lo apasiona, es docente y ha trabajado con alumnos de todas las edades, en este momento se encuentra orientando a jóvenes, es director en el grupo minor teatro Hoy en día lleva 17 años ejer- en el cual han tenido un ciendo su profesión, en un periodo de recesión con principio dictando talleres y el grupo arte tomate. ahora como docente y actor. Hoy en día, y a pesar de haber pasado por un sin número de dificultades Hoy se encuentra .. para conseguir su sueño, Trabajando como docente en se levanta cada día con la academia Talentos Efrain una sonrisa en el rostro, Arce Aragon, en la cual ha es- se dispone a ejercer diatado satisfecho pues asegura riamente lo que tanto le que desde que comenzó a la- apasiona, pues los esfuerborar allí sus alumnos le han zos realizados valieron la dado un buen trato lo que le pena y hoy se ha conha permitido entenderse muy vertido en un gran actor. bien con cada uno de ellos. Por: Camila Parra .

VIVE ARTE

7


“Desde el útero me apasiona la actuación”, afirma Farley Velázquez El fascinante mundo de la actuación ha sido el principal gusto de Farley Velázquez desde que posee memoria, pues reconoce que los primeros recuerdos de su niñez van encaminados hacia la actuación, por lo cual afirma, “Desde el útero me dedico a la actuación, desde el cordón umbilical el teatro me ha enfermado y voy a morir en un escenario siendo otro o siendo yo mismo” hoy en día, después de innumerables esfuerzos se encuentra disfrutando de aquella expresión artística que siempre soñó realizar. Es egresado de La Escuela Popular de Arte ubicada en la ciudad de Medellín en la cual comenzó su camino artístico, ha hecho innumerables talleres con un gran número de hombres creadores, dramaturgos e importantes del mundo y ha realizado estudios en España, sin embargo, todo comenzó desde su niñez, pues desde pequeño inicio la práctica de su mayor pasión y con el tiempo ha ido escalando hasta llegar a convertirse en lo que es hoy en día. A lo largo de su vida ha estado totalmente dedicado a la actuación, pues jamás dudo de su profesión y por más obstáculos que se le presentaran siempre estuvo firme en conseguir lo que deseo para su vida desde niño, pues por más oportunidades de empleo que se le presentaran jamás desistió de su gran pasión.

8


Foto: vía internet

Es el director del grupo escénico de la Universidad Eafit hace 19 años y el director del teatro La Obra 25, ha tenido la oportunidad de trabajar con personajes representativos en este campo como Eugenio Barba, los maestros Santiago García, Michel Azama y José Manuel Freidel.

Por: Camila Parra Foto: vía internet

VIVE ARTE

9


Fotos: Lina Valencia

“El malabarismo es todo un arte” Julián Giraldo

Las rutinas para su trabajo Julián nunca las prepara con anterioridad, los trucos surgen libremente, es la forma como su cuerpo se expresa y la tranquilidad que siente al realizar esta actividad.

10

Julián Giraldo con 14 años de edad, trabaja de malabarista en los semáforos de Medellín hace aproximadamente 8 meses. Aunque reconoce que es difícil, pues muchas veces no tiene una aceptación positiva por parte de la gente que lo ve, manifiesta que esto es lo que ama y que disfruta totalmente de este arte, que aunque muchos creen fácil de realizar no todos tienen el coraje de pararse en un semáforo a mostrarle a todos lo que hacen y recibir criticas tanto negativas como positivas.

Julián con 1.68 de altura, cabello castaño y sin peinar, ojos café claro, nariz aguileña y labios delgados, siempre llama la atención donde va, y no quizás por su belleza, sino por su forma de vestir; tranquila, desorganizada, relajada, que en ocasiones puede dar la impresión de ser una persona peligrosa, pues es muy común que se juzgue a las personas por las apariencias. Él espera conseguir los recursos necesarios para viajar por todo el país mostrando a los lugares donde vaya este oficio que realiza y que lo llena de orgullo.


Lo más importante para él no es sólo que le paguen, es mostrarle a las personas el arte que es el malabarismo y que admiren este talento que como él tiene muchos jóvenes.

Julián dice que prácticar malabarismo se convierte en un estilo de vida para él, el cual quiere prácticar por el resto de su vida.

Por: Lina Valencia

VIVE ARTE

11


AL SON DE ... “Mi sueño se convirtió en la única salida para sobrevivir” Carlos Alfredo Higuita, víctima del desplazamiento de Urrao Antioquia, se gana la vida en las calles interpretando música popular y parrandera. Diariamente permanece en el Parque Berrío de Medellín en donde atrae a un buen número de personas con las melodías que interpreta con su guitarra, donde disfruta su talento y pasión por la música. Desde muy pequeño ha sido su actividad favorita pero no tenía en sus planes convertirla en su salida para sobrevivir.

Foto: Camila Parra

Trabaja en el Parque Berrío de lunes a viernes de 10:30 de la mañana a 9:00 de la noche. Tiene un horario extenso y permanece la mayor parte del tiempo de pie interpretando sus melodías de música popular y parrandera. Toma aproximadamente media hora diaria para almorzar o comer algo que le dé fuerzas para seguir con su jornada laboral. Los fines de semana Carlos trabaja en los buses de la ciudad ejecutando sus piezas musicales por medio de un aparato de pistas, la mayoría de ellas de vallenato.

En la semana gana aproximadamente entre 15.000 y 20.000 pesos diarios, y los fines de semana adquiere alrededor de Carlos Alfredo Higuita, lucha en las calles 40.000 pesos. La cantidad de dinero varía del Parque Berrío para sacar adelante a dependiendo del público, algunas veces es amplio y la mayoría de ellos le colaboran, su esposa y sus dos hijos. pero en algunas ocasiones las ganancias son pocas. Interpreta melodías con algunos compañeros que, al igual que él, sobreviven de la música, por tanto, se unen y ganan aproximadamente 20.000 pesos diarios, que se dividen entre cuatro personas. Es víctima del desplazamiento de Urrao, Antioquia, por lo que se vio obligado a trasladarse junto a su esposa y sus dos hijos a la ciudad de Medellín en busca de trabajo y una mejor vida para su familia. Viene de una familia de pocos recursos por lo que sus padres no pudieron darle estudio. Lo único que tiene para sobrevivir es su talento en la música.

12


Hace cuatro años tiene la misma rutina. En semana madruga al Parque Berrío y los fines de semana en los buses donde muestra su gran habilidad en la música deleitando a los espectadores. Desde muy pequeño se apasionó por ella aunque no había encontrado la oportunidad de ejercer su talento hasta que se trasladó a Medellín y convirtió la interpretación de melodías en su trabajo. Carlos expresó que, aunque le apasiona la música, no tenía en sus planes convertirla en su salida para sobrevivir. Desde su llegada a Medellín estuvo buscando más opciones de trabajo que le posibiliten más estabilidad económica; ha presentado hojas de vida en diferentes sitios, sin respuesta alguna.

Foto: Camila Parra

Hoy en día, y a pesar de tener una vida difícil y de enfrentarse al duro trabajo en la calle, se levanta con una sonrisa en el rostro, permanece con su familia en las horas de la mañana, se despide para disponerse a trabajar y en la noche, después de una larga jornada de trabajo, regresa a su hogar con la misma sonrisa.

El Parque Berrío, un lugar donde se disfruta de buena música.

Por: Camila Parra

VIVE ARTE

13


UN DÍA CON Música y labor social, pasiones en la vida de Gabriel Caro

Una de las 27 escuelas de la Red de Música de Medellín las cuales se encuentran ubicadas en 23 barrios y 3 corregimientos, funciona en un lugar inesperado; un garaje de rejas cafés, frente de piedra y jardín que carece de color, situado en la calle 6 del barrio Campo Amor sur de Medellín. Es la escuela de música Santa Fé, su director es Gabriel Caro, quien también es profesor de ésta, él dice que ama su profesión, pues además de enseñar música a jóvenes ve su oficio como una labor social, ya que este programa busca incentivar en los jóvenes hábitos de responsabilidad, disciplina y evitar que se vean involucrados o tentados por el conflicto armado, las drogas y todas los peligros por los que se ven seducidos los adolescentes. Son las 8 am del 29 de febrero de 2012, en el fondo de la casa que está acondicionada como escuela se encuentra Gabriel Caro, organizando todo para comenzar su clase, sus alumnos se encuentran afuera, algunos con sus mamás, otros tocando sus instrumentos haciendo del lugar algo caótico, ya que cada uno toca partituras diferentes y no se logra percibir armonía alguna, el profesor luego de unos 5 minutos les pides a sus estudiantes que pasen al salón de ensayos para dar inicio a las actividades que tiene programadas para el día.

14

Luego de repetirles varias veces que es obligatoria la práctica procede a afinar uno a uno los instrumentos de sus alumnos, entre los cuales hay violines, cello, bajo, violas y Gabriel utiliza para él una organeta que está puesta sobre un tambor, después de esto empieza a indicarle a sus alumnos las partituras que tocarán, con qué intensidad y todo el caos que hace unos minutos se escuchaba fuera del salón se convierte en una melodía tranquila, ordenada y afinada. Ya es medio día y Gabriel luego de 4 horas de trabajo descansa y se dirige a almorzar en un restaurante cerca de la escuela, él tiene 31 años y afirma “que ha estado metido en el cuento de la música desde muy pequeño”, influenciado por su papá que aunque tenía un trabajo que no se relacionaba con la música, tocaba el tiple y de allí surgió el interés de Gabriel por este arte, además añade con un sonrisa que su padre se siente feliz que él se haya dedicado a este oficio.


Son las 3 pm y el tiempo de descanso se acabó para Gabriel, sus alumnos ya lo esperan en la escuela y de nuevo organiza el salón de clases que en realidad es la cocina, no tiene ningún implemento de culinaria pero sí todos los que tiene un aula de clases, tales como tablero, marcadores, sillas, libros, etc. Y comienza de nuevo a afinar uno a uno los instrumentos de sus aprendices, a recordarles que deben practicar y ante una que otra excusa de algunos de sus alumnos, con la tranquilidad que tiene desde que empezó la jornada laboral del día sólo les advierte como lo hizo ya en horas de la mañana “que no es un juego, que se tiene que tomar enserio el proceso de aprendizaje por el cual están pasando”. De nuevo indica a los jóvenes lo que va a realizar a lo largo de la clase, hace preguntas a cerca de notas musicales que escribe en el tablero con un marcador azul que se supone que es oscuro, pero por el uso ya está deteriorado y se dificulta leer lo escrito, algunos chicos hablan, otros se ríen, otros ensayan canciones de su interés y allí está Gabriel, sudando por el calor que hace en el salón donde hay aproximadamente 20 personas, pidiéndoles el favor que le coloquen atención y lo hacen después de la segunda vez como mínimo, pero él sigue con la serenidad con que está en todo momento.

Se emociona con cada ensayo de alguna canción que propone él o alguno de sus estudiantes, su mirada hay veces se pierde y da la impresión que estuviera visualizando e imaginándose todo un concierto de una orquesta sinfónica donde él es el director, guía a estos jóvenes con sus manos y la pasión se percibe en sus gestos. Después de más de una hora de ensayos el calor y quizás el cansancio empieza a desconcentrar a los integrantes de la clase y Gabriel les da un descanso, pero así él también esté cansado, su labor como profesor no termina, mientras algunos chicos toman aire, ingieren alguna bebida o alimento otros se acercan a el profesor a hacerle preguntas, sugerencia o a que le afine su instrumento. 10 minutos más tarde los llama nuevamente y continúa con su clase, la atención posiblemente no es la misma, están más distraídos y como él mismo dice “trabajar con jóvenes es muy difícil”, de alguna forma él consigue captar la atención de todos y finaliza su clase. Aunque haya tenido que llamarle la atención a sus estudiantes por lo menos 15 veces, Gabriel sigue con la misma paciencia con que se encontraba a las 8 de la mañana, se reafirma lo que dice Paula, una alumna de él, “Gabriel tiene mucha paciencia con tanta gente y alguna bien estresante”.

Por: Lina Valencia

VIVE ARTE

15


RECORDANDO Una revolución en busca de amor, libertad y paz

La Medellín conservadora y tradicional de 1970 se estremeció y escandalizó con las manifestaciones de una contracultura que empezaba a surgir para dicha época, influenciado por el Festival Woodstock llevado a cabo en Bethel, Nueva York, en 1969, Gonzalo Caro Maya conocido como “Carolo” realizó el Festival Ancón, el “Woodstock criollo” como algunas personas lo han llamado

16


“Eran días de agitación y transformaciones sociales. Medellín no fue la excepción. Influenciados por los vientos del norte, un grupo de jóvenes paisas, liderado por Gonzalo Caro, conocido como Carolo, tuvo la idea, en 1971, de organizar un festival similar al de Woodstock. Carolo, promotor de Ancón, se convirtió en el evangelizador del movimiento hippie en Medellín y, tras tres intentos fallidos, logró su fin: realizar el Festival”, cuenta Juan José García Villegas.

El Festival se celebró del 18 al 20 de julio de 1971, en el Parque de Ancón, localizado al sur de Medellín, en un gran lote del municipio de La Estrella con el lema de “Es cuestión de fe y nos uniremos todos en la música”.

Por: Lina Valencia

VIVE ARTE

17


Final  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you