Issuu on Google+

cumpli sencill naturalmen

Año 55 de la Revolución

DICIÓN ÚNICA

IERRE: 10:30 P.M.

AÑO 49 No. 49 20 ctvs

ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Declaración del Ministerio Bicicletas “Muerto podránAmericanas cogerme, de Relaciones Exteriores

27 DE FEBRERO DE 1874

pero prisionero ¡nunca!”

E

N LO intrincado de la Sierra Maestra, a la orilla derecha de un brazo del Río Contramaestre, se hallaba la prefectura de San Lorenzo, que solo disponía de un reducido número de hombres para los servicios y la vigilancia. Allí habían encontrado refugio algunas familias campesinas. La vida era dura, pero gozaban de un gran privilegio: entre ellos vivía el hombre que con un gesto había roto dos yugos ominosos: el de la colonia y el de la esclavitud. Había sido el primer Presidente de la República de Cuba en armas. Depuesto por la Cámara después de cinco años en que probara su patriotismo y su abnegación, aquel hombre eminente —que había conocido los refinamientos de la cultura en viajes de placer y de estudio por Europa— aceptó la decisión de sus conciudadanos y se retiró, con la humildad conmovedora del que ha cumplido su tarea, al bohío que iba a ser su último hogar. Por séquito y escolta solo tenía a un hijo y a un cuñado. “Mi casita es bastante grande: de guano pero bien cobijada y con buenas maderas. Tiene dos cuartos capaces forrados de tablas de palma y cedro…” —escribía a su esposa. “En mi cuarto tengo la hamaca, una mesita-escritorio, un banquito para ella (todo de cedro), mis maletas, armas y otros utensilios”. Como había pasado su niñez en el campo y había crecido atravesando ríos, penetrando bosques y escalando montañas, la vida agreste le era no solo familiar, sino querida. Y aquel hombre, aficionado a los libros y para quien la acción física y espiritual eran una necesidad orgánica, se hizo

Por eso cumplía esta con la misma gravedad que había desempeñado sus funciones presidenciales. “Raro es el día que no hacemos o recibimos visitas…Todo el vecindario nos muestra mucho cariño” —escribía. Veneración, seguramente era lo que inspiraba a los cubanos. Y miedo, aun en su inseguro retiro, a los que había desafiado. Por eso rastrearon su paradero los españoles y esquivando a los centinelas de Lacret Morlot, dieron con aquel caserío. Iba solo el que había engendrado la Revolución de Yara. Se dirigía a una casa vecina. Cuatro días antes había concluido la última carta a su esposa, comenzada el 11. En ella le decía: “Aunque soy hombre y como tal expuesto a todas las flaquezas de la humanidad, haré los mayores esfuerzos para que si el mundo, como tú dices, tiene la vista fija en mí (que lo dudo) nada halle que vituperar bajo ningún concepto. Ni sé si lo conseguiré, pero debe hacérseme un mérito del mismo intento”. Cuando sale del bohío, de pronto se da cuenta el Padre de la Patria que está rodeado de enemigos. Se defendió heroicamente. Como aseguró una vez: “Yo no sé cómo moriré si tengo la desgracia de caer prisionero: Lo que sí puedo asegurar es que ruego a Díos que me dé el valor suficiente para morir con la dignidad con que debe morir un cubano; aunque creo que ese caso no llegará, porque mi revólver tiene seis tiros, cinco para los españoles y uno para mí. Muerto podrán cogerme, pero prisionero ¡nunca!” Pudo solo disparar dos tiros de su

Nuevo atropello contra uno de los Cinco Héroes El Departamento de Estado deniega reiteradamente los accesos consulares a René González

El Héroe de la República de Cuba, René González Sehwerert, ha sido objeto de una nueva arbitrariedad por parte del Gobierno de los Estados Unidos, que endurece las condiciones de su libertad supervisada y hace que estas se asemejan cada vez más a las de una prisión, con el propósito de seguirlo castigando después de tantos años de trato injusto y cruel. Desde septiembre de 2012, el Departamento de Estado ha denegado todas las solicitudes de la Sección de Intereses de Cuba en Washington para que los funcionarios diplomáticos cubanos realicen visitas consulares a René, las cuales había autorizado permanentemente durante los 13 años en que estuvo encarcelado y en los primeros meses de su libertad supervisada, a su salida de prisión. Hasta ahora, nuestra Misión Diplomática en los Estados Unidos ha presentado al Departamento de Estado, infructuosamente, varias alternativas para continuar las visitas consulares regulares a René, las cuales han sido rechazadas. Este hecho constituye una violación flagrante de las obligaciones del Gobierno de los Estados Unidos bajo la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares de 1963, que ampara el

ALVARO HERRERA

Toda Cuba de Feria Amelia Duarte de la Rosa La vigésimo segunda edición de la Feria Internacional del Libro, tras concluir su etapa habanera el pasado domingo, se traslada a partir de hoy a

derecho de René González a com carse libremente con los funcionario la Sección de Intereses de Cuba Washington y de estos a hacer lo mi y a visitarlo. Esta decisión deliberada y cruel re senta también un castigo adicional, se suma a las ya estrictas condicio de la libertad supervisada de Ren quien se le obliga a permanecer otros tres años en los Estados Uni separado de su familia, tras haber c plido hasta el último día su larga e in ta sanción. Cuba denuncia enérgicamente decisión arbitraria de las autoridade los Estados Unidos, que viola los d chos de René, a la vez que respons liza al gobierno norteamericano po seguridad e integridad física del lu dor antiterrorista. Cuba no cesará de denunciar ant mundo estos abusos y no cejará en esfuerzos para lograr el regreso Patria de René y de Gerardo Hernán Nordelo, Ramón Labañino Sala Antonio Guerrero Rodríguez y Ferna González Llort, encarcelados inju mente en los Estados Unidos por cas años.

La Habana, 27 de febrero de 201


C ontenido

BICICLETAS AMERICANAS Un proyecto de ALVARO HERRERA PARA LA BIENAL DE LA HABANA 2006 Dise帽ado por Lina Marcela Matta Rinc贸n 2013


yP

roc

eso

s

Bicitaxis

29 as

Biciclet

44 las

ja d Ho

60

eV ida

i贸n sic po

52

Ex

C

io arr

, Cuba

18

a

abana do la H

ca

No

s

cni

de

na

T茅

ra

ca

16

eri Am

he

as

nc

let

Po

ic Bic

14

L a Ha b a n a

n Habita

11

9

6


La Habana, Cuba

6


La Habana es uno de esos lugares, que en innumerables ocasiones ha sido reseñado desde la literatura, la música, las agencias de noticias, la historia oficial y las múltiples historias de otras voces que cada vez quieren ser más escuchadas. Para el año 2005 con la invitación de la Bienal, esos imaginarios y planes de posibles viajes fueron tomando un espacio concreto en mis lecturas y en mis tiempos.

Los barrios y las calles que había escuchado en canciones eran desde ese momento, los posibles lugares de mi propia producción como artista, las historias de revoluciones pasadas y presentes, se convertirían en referentes de conversaciones diarias, las imágenes de espacios como la Cabaña, el Capitolio o el cementerio Cristóbal Colón, dejarían de ser las simples postales, que vemos en las enciclopedias, para ser piezas claves de una ciudad que podía vivir en lo cotidiano. 7


8


Habitando la Habana Quizás el aspecto cotidiano que resulta más interesante y vital para entender Cuba, sea el de la doble economía. Por una lado el CUC, la divisa, la moneda del turismo, los productos importados, los restaurantes caros, el Ron y los habanos, y por el otro el peso Cubano, el dinero del cubano común y corriente, el del salario mínimo, el de la pizza, la tortica, el boniato y el congrí. Para habitar la Habana, es necesario caminarla entre sus barrios, separado del tour del peso convertible y poder comer un arroz en una esquina del Barrio Chino o un Helado del Copelia, luego de hacer una hora de fila.

9


10


Bicicletas Americanas El objetivo principal de este proyecto consistía en insertar el arte en el transcurrir cotidiano real de la Ciudad de la Habana, usando como plataforma el marco de referencia de la Novena Bienal, cuyo tema principal eran las dinámicas de la cultura urbana. Dentro del análisis de diversos factores de movilidad asociados a la gente común, los medios de transporte económico, como la bicicleta, o el bici taxi, se convirtieron en esos puntos de contacto que me permitirían por una parte el dialogo directo con un grupo especifico de personas y por otro lado eran el espacio o soporte para intervenciones artísticas que reforzaran mi interés en un arte, que circula de manera real, por distintos espacios públicos. Siguiendo el proceso del trabajo, este implicaba la convocatoria personal a cada dueño de bicicletas, de tal manera que a partir de la confianza y la ayuda mutua se obtuviera una personalización del objeto, generando elementos decorativos, funcionales, o distintivos personales que al final creaban afectos nuevos por el objeto e ideas distintas del papel del arte y los artistas, en relación con la gente y su cotidianidad. 11


El Morro Plaza de la Revolución En un aspecto anexo, se proponía registrar el desarrollo y fundamentalmente el resultado final, de tal manera que se conformara una galería de imágenes de bicicletas personalizadas, junto con sus respectivos dueños o usuarios.

12

Capitolio Nacional


Universidad de la Habana

Este proceso además de servir como mecanismo de transporte y exhibición de la idea en contextos diferentes a las calles y al grupo de participantes, creaba un nuevo espacio de reconocimiento e identificación, que junto con la diferente visibilidad de su bicicleta, producía una serie de sentimientos que tienen que ver con una mejor calidad de vida, con la modificación de las condiciones de trabajo, así como también con asuntos de disfrute personal.

13


Ponchera de Noa

14


Gracias a Noa, un cubano trabajador grande y fuerte, de bigote oscuro, venido de provincia y experto en arreglos a llantas de bicicletas, este proyecto logr贸 el alcance que se necesitaba. Su lugar de trabajo y su casa, me fueron brindados como un espacio para exponer los avances del proyecto y para recibir toda la hospitalidad y solidaridad cubana. 15


Técnica y Procesos El proyecto inició con la realización de varios recorridos por barrios y zonas de la ciudad, montando una primera bicicleta pintada por mÍ, que recibió el nombre de Habana I. En esas rutas comencé ofreciendo mis servicios de intervención para las bicicletas de tal manera que cada esquina era un posible lugar para el encuentro con el otro. En una segunda aproximación, me dirigí a los lugares claves donde sabÍa que se concentrarían estos vehículos, con lo que detecté paraderos especiales para buses y ferris en donde las transportan y locales en donde les “sacan el ponche”.

16


El material de intervención fue el vinilo adhesivo en distintos colores, letras previamente cortadas, reflectivos plásticos, forros de sillín y calcomanías con el distintivo del proyecto. Cada dueño, podía escoger los colores y los textos que más le agradaban, algunos participaban en la misma intervención pegando letras y colores, hasta decidir en común acuerdo, cuando estaba terminada.

17


18

Bicitaxis


n n e e ú u com el q el y d u ue , m a, f rrollo ron e t r n a a spo Haba e des brind e se n a r o u d e t entro ipal o sol or q d c b n C o n a , edi eja y io pri tores la l m i a V ac uc te Es ana l esp cond iento b Ha eró e . Sus tendim gen yecto io en l pro amp un

rea l par izó de ad sde rea i lme fundir el ar do con te, a nte mis una impo sus sino q pe d ma r u ciu e las taba: daleo e fue dad din r ám Lleva s diar on cl . ave r e ica i o s l sp arti arte , lo qu s cul are asocia e s d e la

Sé que años después de terminada mi labor, aun circulan bicitaxis con las “pinturas” de colores y las letras que fueron puestas desde el 2006. Sin pretender abarcar a toda una comunidad o gremio del transporte, si se creó un vinculo entre las personas que amablemente compartieron conmigo su tiempo y sus espacios. 19


Santi - Hijo de Noa.

20

Luis G贸mez Zuleta - Taller de Noa.


Rosario Nabal贸n- Taller de Noa.

Eddie - Taller de Noa.

21


Urbano Taquechel - Taller de Noa.

22

Taller de Noa.


Taller de Noa. Alfredo Crespo Acosta - Taller de Noa.

23


Daniel y Elvis MĂŠndez.

24

Maikel Blanco - Taller de Noa.


Willian Lopez - Taller de Noa.

Taller de Noa.

25


Coche de Felo.

26

Taller de Noa.


Rinquinbill de Noa.

27


28


29

Bicicletas


30


El señor Silvio fue uno de los trabajadores de la Bienal en la sede de la Cabaña. Su temprana colaboración con “Bicicletas Americanas”, permitió que el proyecto circulará en esa sede, y seguramente en las bienales posteriores.

La Cabaña

31


32


Orlando y compañía, eran en esos días de abril de 2006, los jardineros de la famosa Heladería Copelia, uno de los sitios más clásicos de la ciudad. Las intervenciones fueron realizadas en el parqueadero del lugar, y luego, a cambio de mi trabajo, Orlando me invitó a la famosa ensalada y cake con helado.

33


El รšnico - Parque Ahorcado. Yasmany Sรกnchez - Parque Ahorcado.

34


El Capitรกn - Parque Ahorcado. El Van Van - Parque Ahorcado.

35


36


Yaima Le贸n - Parque Ahorcado.

37


Richard y la bicicleta de su hijo.

38

MoisĂŠs y la bicicleta de su nieto.


Ni単o en la ponchera de Noa.

En la casa de la Se単ora Dora.

39


40


Orlando Naranjo.

41


42


43


s a l o i Carr

44

Desde las escaleras del Capitolio, una tarde de abril, vi pasar a un grupo de niños que utilizaban como patineta, un extraño hibridó construido con el marco de una bicicleta y las ruedas tomadas

de los contenedores de basura de los barrios. Este vehículo se llama en el contexto cubano, una carriola. Por su condición “transgresora”, es usualmente decomisada por la policía.


Al contactar al grupo de niĂąos, logrĂŠ una cita para el dĂ­a siguiente, donde pude intervenir, varios de estos artefactos. Calle Monte. Centro Habana.

45


46


El trabajo con este grupo de colaboradores fue muy importante, tal vez fue uno de los grupos que mas activamente ayud贸 en el proceso. Escogieron colores, letras, pidieron banderas y logos de marcas reconocidas.

47


Alberto - Calle Monte.

48

Ismanol - Calle Monte.


Mario - Calle Monte.

49


Denis - Parque la Normal.

50

Yordy - Parque la Normal.


Yordany - Parque la Normal.

51


Bicicletas Americanas

Exposici贸n del proyecto en la sede de la Bienal del Pabell贸n Cuba. 52


53


54


Las fotografĂ­as se fueron montando en la medida en que avanzaba el trabajo de campo.

55


D铆a de la inauguraci贸n en Pabell贸n Cuba.

56

Bicicleta de Pillo Chocolate. (Famoso perro que act煤a en las calles de Habana Vieja.)


57


58


59


Alvaro Herrera ESTUDIOS EN ARTES 1996 -2000 2002- 2004 2011- 2013

ARTES PLÁSTICAS, Universidad de los Andes, Bogotá. (Opción en Literatura). MAESTRÍA EN ARTES VISUALES. Arte urbano. ENAP-UNAM, México D.F. MAESTRÍA INTERDISCIPLINAR EN TEATRO Y ARTES VIVAS. Universidad Nacional de Colombia, Bogotá.

PRINCIPALES EXPOSICIONES INDIVIDUALES 1999 2001 2002 2005 2007

60

“Primer viaje a Sur América”. Fundación Alzate Avendaño. Bogotá. “4 Estaciones”. Alianza Colombo Francesa. Bogotá. “Pinturas y Proyectos”. Sala de Proyectos Uniandes. Bogotá. “Noches de Cartagena”. Museo de Arte Moderno de Cartagena. “ELENCO 85” Galería Espacio Alterno. Uniandinos, Bogotá.


2008 2009 2010 2011

“36 VISTAS DEL RIO BOGOTÁ”. Fundación Universitaria Agraria de Colombia, Bogotá. “Bogotá – Shanghai. Transformaciones”. Asociación de la Amistad Colombo China. “CULTURA ECONÓMICA”. Centro Cultural Gabriel García Márquez, Bogotá. “Ciudad Alabastro”. British Council, Bogotá, Colombia. “MOVILIDAD”. LA Galería. Bogotá, Colombia. “PHOTO PROJECTS” Centro Colombo Americano, Pereira, Colombia. “PINTURAS ANÓNIMAS”. Museo de Arte de Pereira, Colombia.

PROYECTOS URBANOS y PERFORMANCE 1999-2000 “Campos Minados”. Intervenciones urbanas. Antiguos CAI. Bogotá. 2002 “Pintor de puertas”. Proyecto permanente de Arte Urbano. Bogotá. 2003 “MACXA”. Xalapa, Veracruz, México (Trabajo colectivo). 2005 “LA CALACA – XOCONOSTLE”. Cámara de Comercio de Bogotá, Sede Cazucá. 2006 “BICICLETAS AMERICANAS”. Novena Bienal de La Habana, Cuba. 2006 “BARRIO CHINO”. Sexta Bienal de Arte del Barrio Venecia, Bogotá. 2008 “Club de Mototaxistas de Cartagena”. Camina 08, Cartagena. 2009 “Ensayo General”. ArtBo 2009. Bogotá, Colombia. 2010 “I like Armenia and Armenia likes me”. Primer Festival de performance, Armenia. “PELANGA”. ArtBo 2010. Bogotá, Colombia. Día de la Inauguración. 2011 “Estado del Arte”. ARTBO 2011. En Artecamara. Dia de la inauguración. Bogotá. 2012 “Como un Rayo #3”. Festival de Performance de Cali. Vía Rodanillo – Cali.

OBRA EN COLECCIONES

Museo de Bogotá. Museo de Arte Moderno de Cartagena. Fundación Gilberto Alzate Avendaño, Bogotá. Centro Colombo Americano, Bogotá. Centro Colombo Americano, Pereira. Museo de Arte de la Universidad Nacional. Museo de Arte de Pereira.

http://www.alvaro-herrera.com/. 61


Ciudad de la Habana, 12 de diciembre del 2005.

Sr. Álvaro Ricardo Herrera

Estimado Herrera: En nombre del Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam, tengo el placer de informarte que su proyecto ha sido seleccionado para participar en la Novena Bienal de la Habana, que se celebrará entre el 27 de marzo y el 27 de abril de 2006. La próxima edición se convoca bajo el lema Dinámicas de la Cultura Urbana. Este tópico funcionará como eje curatorial de las exposiciones, proyectos especiales e intervenciones urbanas. Asimismo orientará la realización de talleres y el desarrollo del evento teórico que tendrá lugar en nuestra ciudad. Estamos seguros que la presentación de este proyecto en nuestro evento enriquecerá la calidad del mismo.

Cordialmente,

Rubén del Valle Lantarón Director Novena Bienal de la Habana Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam

San Ignacio y Empedrado, Plaza de La Catedral, La Habana Vieja, Ciudad de La Habana, Teléfonos: 537-8612096 8613419 8639781 Fax: 537 8668477 E-mail: wlam@cubarte.cult.cu


G

racias a mi madre, quien con sus gestiones y sus costuras, fue parte importante de la logística de este proyecto y a todos los cubanos que me ayudaron, a la organización de la Bienal, a Noa, Daniel y Moisés, a Dorita, la Señora Dora, Tía y los muchachos.


Libro bicicletas americanas