Issuu on Google+

Técnica y proyecto

Un hábito – Una arquitectura

Casos que enseñan a proyectar Unidad-Materializar una idea - 2010/II


Técnica y proyecto

Un hábito - una arquitectura Casos que enseñana a proyectar UNIDAD TÉCNICA Materializar una idea ARQU-3505 Créditos 5 Profesores Francisco Bohórquez Andrés Pinzón Juan carlos Rojas Claudia Villate Asistente David Peñaloza

Noviembre de 2010 Universidad de los Andes Departamento de Arquitectura Carrera 1a Este no 18 A - 70, Bloque K, piso 2 Tel.: (571)332 4511 - 339 4949 Ext. 2485 Bogotá, D.C. (Colombia) http://arquitectura.uniandes.edu.co

Universidad de los Andes Carlos Angulo Galvis - Rector

Estudiantes Isaac Ramírez Marín Juliana Díaz Castellanos Miguel Ángel Casadiego Julian Fernández Jaramillo Gabriela Dávila Juan Pablo Castro León Mariana Orozco José Pablo Rubio Alejandro Mora Diego Castro Posada Diego Duque Esteban Márquéz Santiago Pinilla Sebastián Camacho Federico Tisnés Catalina Díaz Sebastián Gaona María Angélica León

Facultad de Arquitectura y Diseño Alberto Miani Uribe - Decano

Diagramación Taller de Medios / Facultad de Arquitectura y Diseño

Departamento de Arquitectura Rafael Villazón Godoy - Director Cristina Albornoz - Coordinadora Académica

Impresión Auros Copias Ltda


“El construir como el habitar — es decir, estar en la tierra, para la experiencia cotidiana del ser humano — es desde siempre, como lo dice tan bellamente la lengua, lo «habitual». De ahí que se retire detrás de las múltiples maneras en las que se lleva a cabo el habitar; detrás de las actividades del cuidar y edificar. Luego, estas actividades reivindican el nombre de construir y con él la cosa que este nombre designa. El sentido propio del construir — a saber: el habitar — cae en el olvido.” Martin Heidegger – Construir, habitar, pensar. 1951


Técnica y proyecto

Un hábito – Una arquitectura Casos que enseñan a proyectar

El taller Técnica y Proyecto: Casos que enseñan a proyectar: Aprender de lo sencillo, trata de transmitir al estudiante la importancia de evitar al máximo el fraccionamiento del conocimiento arquitectónico. Para eso proponen ejercicios, que permitan profundizar en la gran cantidad de variables que supone proyectar arquitectura. Controlar la materia, por medio de la técnica, es una de las responsabilidades claras de un arquitecto; la materia aparece en diferentes contextos, escalas y momentos del proyecto, por lo cual el planteamiento del taller de aprender a partir de pequeñas situaciones, que tienen la capacidad de invocar principios generales, es un enfoque innovador para los estudiantes, acostumbrados a desarrollar proyectos con alcances más ambiciosos. Siguiendo con el enfoque del taller y de la unidad temática a la que pertenece, el trabajo aquí presentado, se centra en el problema de materializar una idea. Los casos de búsqueda real tienen como objetivo llevar al estudiante a identificar situaciones de la realidad, que son susceptibles de ser resueltas, desde un punto de vista específico. Es determinante que el estudiante conozca profundamente el contexto y el tema dentro del cual ocurre la situación, con lo que se garantiza que el acceso a la información sea relativamente sencillo. Es un ejercicio que se desarrolla de manera individual, debido al componente autobiográfico que supone el caso. Siguiendo con el enfoque del taller y de la unidad temática a la que pertenece, el trabajo se centra en el problema de materializar una idea. Controlar la materia, por medio de la técnica, es una de las responsabilidades claras de un arquitecto; la materia aparece en diferentes contextos, escalas y momentos del proyecto, por lo cual el planteamiento del taller de aprender a partir de “pequeñas situaciones”, que tienen la capacidad de invocar principios generales, es innovador para los estudiantes, acostumbrados a desarrollar proyectos con alcances más ambiciosos.

Modificación de la topografía del suelo para alojar un hábito

Los elementos modificables…… donde ocurren


Este ejercicio, tiene como objetivo enfrentar al estudiante a una reflexión sobre la importancia de los hábitos personales, que define una aproximación a la dimensión de lo doméstico. Es determinante que un arquitecto sea sensible a esta realidad humana, para que un proyecto tenga un grado de definición espacial que respete esta particularidad. Los profesores esperamos que después de este ejercicio, un estudiante aborde la compresión de un espacio a partir de una reflexión profunda, que supere la ubicación “en planta” de unos muros, una puerta y una ventana. La compresión profunda de los hábitos humanos demanda conectar la realidad de los materiales con la vida diaria; para esto le proponemos a los estudiantes detectar de forma pseudocientífica (como fue bautizada por el señor David Ayala, estudiante del taller) los hábitos de amigos o familiares, compartirlos con sus compañeros y profesores, materializarlos como parte integral de la arquitectura, no como un objeto ajeno y finamente, aceptar la limitante presupuestal acordada de forma colectiva en el curso. Aprender que entre la idea y la realidad existe un presupuesto y una viabilidad técnica, es una lección clave para el pensamiento proyectual.

8

Para la entrega final se propone un esfuerzo editorial colectivo, que va en la dirección de mostrarle a los estudiantes otras herramientas para explicar un proyecto de arquitectura, diferente a los planos, que permite mostrar que el taller y en general esta unidad temática puede generar avances, tremendamente modestos, pero con una reflexión potente, que les demuestra su gran capacidad para producir, en este caso, una pequeña publicación de varias páginas. Durante el proceso de este ejercicio, los estudiantes deben superar la equivocación de pensar que un hábito es un problema o que es algo negativo; es una realidad autobiográfica y si se quiere ver así, anecdótico de casa persona. El ejemplo que siempre será pertinente para entender el enfoque del ejercicio es que el estudiante piense que le han encargado el diseño de un parque, como muchas zonas verdes; en el proceso de diseño se encuentra con el problema de no saber por dónde trazar los senderos. En un momento de máxima inspiración, trata de hacer trazos geométricos complejos, recurriendo a teorías fractales, homotecias y todo tipo de artilugios geométrico para que el parque se vea “interesante” al menos en planta. Finalmente en un momento de máxima lucidez, el estudiante decide no trazar los caminos, y propone construir las zonas duras y de uso recreativo y dejar que las personas usen el parque y que caminen por donde ellos quieran. Seguramente en seis meses, los hábitos humanos habrán dejado huella sobre el suelo y el arquitecto, sólo tendrá que materializarlos, sin necesidad de recurrir a complejidades geométricas y mucho menos a analogías: Sólo fue necesario hacer visible un hábito invisible. Seguramente la vivienda está llena de estas huellas y sólo es necesario materializarlas para hacerlas visibles. Los estudiantes deben superar el problema del objeto autónomo y lograr incorporar el hábito a la arquitectura; el ejercicio no es hacer un objeto suelto, carente de contexto, es construir una pequeña arquitectura (¿microarquitectura?) que da forma material a un hábito específico. Materializar ese hábito, supone enfrentarse a una reflexión sobre lo que significa un material que permita por sus características intrínsecas que el hábito ocurra; esto, una vez más se supone, los debe introducir en el problema de lo doméstico. ¿Cuál es el material adecuado para acoger un hábito doméstico?


Este trabajo tiene como antecedente los ejercicios propuestos por algunos profesores de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, en donde ellos se dieron a la tarea de detectar, estudiar y posteriormente, materializar algunos de sus hábitos personales. Los resultados de este trabajo se encuentran publicados en la revista Quaderns d´arquitectura i urbanisme. 256 (hivern 2007) .

9

Una estantería, si no apoya su borde exterior en el suelo, debe soportar un vuelco importante. Para dar rigidez al empotramiento en la pared se regruesa el canto de cada balda y se insertan aparatosos anclajes. Pero todo se hace sencillo si esa balda, en vez de engordar, se pliega verticalmente. La greca así formada tienen todo el canto de su plegado vertical. Basta con anclar las partes altas y dejar que las bajas se apoyen en la pared. A partir de este principio tan simple, Carme Pinós ha diseñado una estanteria formada por una simple chapa de acero plegada en greca que se combina para dar lugar o dibujos diversos. El ancalje se resuelve con unos ingeniosos cubos atornilladosa la pared sobre los que se calza la greca. Carme Pinós, “Prestatge”, Quaderns d´arquitectura i urbanisme, 256 (hivern 2007). P. 44.


10 Abrir un agujero de 1 x 1 metros en el tabique de separación entre dos ámbitos. Presenta dos caras distintas; a un lado debe atender a la confortabilidad visual de los materiales de la sala de estar y, al otro, la austeridad del rincón para comer de la cocina. No se trata de un pasaplatos y aún menos de la posibilidad de ampliar cada uno de los espacios con el otro. Desde la sala de estar se observa cómo uno más de los objetos que viven en sus paredes es una foto de M. Peris enmarcada. Desde la cocina parecen las puertas de un armario de pared. Con sencillos movimientos, la fotografía desaparece del salón y se presenta deconstruida en las paredes de la cocina. Se logra así la conexión de ambos espacios y su prolongación visual hacia la terraza exterior y los árboles del parque. Esteve Bonell, “Finestra interior”, Quaderns d´arquitectura i urbanisme, 256 (hivern 2007). P.46.

Con el fin de realizar esta publicación sobre el significado de los hábitos en arquitectura, cada uno de los estudiantes ejecutó su trabajo en el siguiente formato: Página 1: Nombre del hábito, en una frase Página 2: Un texto de un párrafo, que explique el hábito, acompañado de una fotografía en blanco y negro. Página 3: Un análisis fotográfico y gráfico del hábito. Página 4: Una página en blanco donde, en clase, cada estudiante explicará con dibujos cómo le dan forma material al hábito. Página 5: ¿Cómo se construye? Página 6: Un texto de un párrafo, que explique la “nueva” arquitectura propuesta, acompañado de una fotografía en blanco y negro. Página 7: Secuencia de fotos en blanco y negro que explique el uso de la nueva arquitectura. Página 8: Una foto de antes y otra de después acompañada de una reflexión personal, sobre la responsabilidad del arquitecto con la compresión de los hábitos de las personas.


Caso 3: Un hábito – Una arquitectura

Pg

Isaac Ramírez Marín

13

Juliana Díaz Castellanos

18

Miguel Ángel Casadiego

23

Julian Fernández Jaramillo

28

Gabriela Dávila

33

Juan Pablo Castro León

37

Mariana Orozco

42

José Pablo Rubio

47

Alejandro Mora

52

Diego Castro Posada

57

Diego Duque

62

Esteban Márquéz

67

Santiago Pinilla

72

Sebastián Camacho

77

Federico Tisnés

82

Catalina Díaz

87

Sebastián Gaona

92

María Angélica León

98


Isaac Ramírez Marín 

13


Isaac Ramírez Marín  14


Isaac Ramírez Marín 

15


Isaac Ramírez Marín  16


Isaac Ramírez Marín 

17


Juliana Díaz Castellanos  18


Juliana Díaz Castellanos 

19


Juliana Díaz Castellanos  20


Juliana Díaz Castellanos 

21


Juliana Díaz Castellanos  22


Miguel Ángel Casadiego 

23


Miguel Ángel Casadiego  24


Miguel Ángel Casadiego 

25


Miguel Ángel Casadiego  26


Miguel Ángel Casadiego 

27


Julián Fernández Jaramillo  28


Julián Fernández Jaramillo 

29


Julián Fernández Jaramillo  30


Julián Fernández Jaramillo 

31


Julián Fernández Jaramillo  32


Gabriela Dávila 

33


Gabriela Dávila  34


Gabriela Dávila 

35


Gabriela Dávila  36


Juan Pablo Castro León 

37


Juan Pablo Castro León  38


Juan Pablo Castro León 

39


Juan Pablo Castro León  40


Juan Pablo Castro León 

41


Mariana Orozco  42


Mariana Orozco 

43


Mariana Orozco  44


Mariana Orozco 

45


Mariana Orozco  46


José Pablo Rubio 

47


José Pablo Rubio  48


José Pablo Rubio 

49


José Pablo Rubio  50


José Pablo Rubio 

51


Alejandro Mora  52


Alejandro Mora 

53


Alejandro Mora  54


Alejandro Mora 

55


Alejandro Mora  56


Diego Castro Posada 

57


Diego Castro Posada  58


Diego Castro Posada 

59


Diego Castro Posada  60


Diego Castro Posada 

61


Diego Duque  62


Diego Duque 

63


Diego Duque  64


Diego Duque 

65


Diego Duque  66


Esteban Márquez 

67


Esteban Márquez  68


Esteban Márquez 

69


Esteban Márquez  70


Esteban Márquez 

71


Santiago Pinilla  72


Santiago Pinilla 

73


Santiago Pinilla  74


Santiago Pinilla 

75


Santiago Pinilla  76


Sebastian Camacho 

77


Sebastian Camacho  78


Sebastian Camacho 

79


Sebastian Camacho  80


Sebastian Camacho 

81


Federico Tisnés  82


Federico Tisnés 

83


Federico Tisnés  84


Federico Tisnés 

85


Federico Tisnés  86


Catalina Díaz 

87


Catalina Díaz  88


Catalina Díaz 

89


Catalina Díaz  90


Catalina Díaz 

91


Sebastián Gaona  92


Sebastián Gaona 

93


Sebastián Gaona  94


Sebastián Gaona 

95


Sebastián Gaona  96


Sebastián Gaona 

97


María Angélica León  98


María Angélica León 

99


María Angélica León  100


María Angélica León 

101


María Angélica León  102


Este libro se imprimió en Auros Copias Ltda - Sucursal San Martín Bogotá, Colombia. Noviembre de 2010


02_Libro_2010_2