Page 1


Conozcamos a Jesús

Este texto fue elaborado con la finalidad de poder servir de estudio en Grupos Pequeños. Las referencias bibliográficas conservan los elementos mínimos que permitan identificar las fuentes de donde se ha tomado material. Gracias a las Iglesias de Xalapa, Orizaba, que han servido de base para estos estudios. Que nuestro Dios sea glorificado cuando le conozcamos más. Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado. Juan 17:3

2


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Conozcamos a Jesús Índice

1. Conocer a Jesús

Juan 17:1-11

5

2. El verbo de Dios

Juan 1:1-18

13

3. El Cordero de Dios

Juan 1:19-34

25

4. El Hijo del hombre

Juan 1:43-51

37

5. El Cristo

Juan 4:1-42

49

6. El pan de vida

Juan 6:25-59

61

7. La puerta

Juan 10:1-10

73

8. El Buen Pastor

Juan 10:11-21

85

9. La resurrección

Juan 11:17-27

97

10. El Rey de paz

Juan 12:1-19

109

11. La vid verdadera

Juan 15:1-17

121

12. El Señor

Juan 20:24-29

133

3


Conozcamos a JesĂşs

4


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

1 CONOCER A JESÚS Texto: Juan 17:1-11

Nos ha tocado vivir en un mundo que cada vez más lleno de información. Día a día crece la cantidad de información a la que podemos accesar y cada vez es más sencillo hacerlo. De tal manera ha crecido la información que mientras para la generación anterior el tener acceso a la información era un problema, para la nuestra el problema es poder seleccionar lo importante de lo superfluo. Lo anterior nos lleva justamente a considerar cual es la información esencial para nuestra vida. Para un grupo de personas el mantenerse actualizado sería lo importante, pero si bien es necesaria este tipo de información pronto muestra su falacia, pues lo más importante y novedoso de este momento, dentro de dos días habrá perdido su novedad y glamour. Es posible entonces que la recomendación sea volverse a los clásicos de la literatura mundial. Nuestro primer acercamiento nos dirá que en realidad es mucho más de lo que podemos digerir en esta vida, no solo en volumen, sino también por el amplio espectro literario que representan. Pero un acercamiento más estricto nos mostrará que si bien sus escritores llegaron a influir en muchas generaciones, sus propios escritos pareciera que ni a ellos mismo les fueron útiles pues la vida de muchos de ellos incluso término de manera trágica.

5


Conozcamos a Jesús

Entonces nuestra búsqueda del conocimiento que en verdad trasciende, tiene que ir hacia otro nivel. Un importante escritor francés del siglo XVI, llamado Juan Calvino, escribió estas palabras que pueden orientarnos en nuestra búsqueda. Casi toda la suma de nuestra sabiduría, que de veras se deba tener por verdadera y sólida sabiduría, consiste en dos puntos: a saber, en el conocimiento que el hombre debe tener de Dios, y en el conocimiento que debe tener de sí mismo. 1 La apreciación que tiene Juan Calvino respecto a lo esencial del conocimiento que habrá de sernos importante en esta vida y más allá de ella. Es lo que nosotros hemos de conocer acerca de Dios. Y para ello hemos de recurrir a la autorevelación que Dios hace de sí mismo en ese libro al que comúnmente llamamos La Biblia. Solo a través de la Biblia podemos conocer a Dios, pero siguiendo las ideas de este escritor, hemos también de conocernos a nosotros mismos. Ya que al conocer a Dios conocemos al ser humano que fue creado a imagen de Dios. Pero este conocimiento en realidad va más lejos que una mera descripción morfológica, psicológica e incluso filosófica del ser humano. Pues no es ese el nivel de conocimiento que de verdad nos interesa, se trata pues de descubrir los fines últimos para los cuales existimos los seres humanos. En este punto puede ayudarnos las reflexiones de una de las asambleas de teólogos más importantes de todos los tiempos. Los cuales lo definían en estos términos. 1

6

Calvino, Juan. Institución de la Religión Cristiana. I.i.1.


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

El fin principal del hombre es el de glorificar a Dios, y gozar de él para siempre.2 Entonces podemos empezar a ir concretando cual es el conocimiento más importante para nuestra vida. 1. Conocer a Dios 2. Conocernos a nosotros mismos 3. Conocer para que estamos en este mundo Si podemos encontrar respuestas a estos tres asuntos, sin duda nuestra vida alcanzará una plena significación, que nos permitirá no solo experimentar paz completa en este mundo, sino que al hacerlo habremos de descubrir el pleno sentido de nuestra vida hasta la eternidad. Así que porque no empezamos con nuestra búsqueda.

El primer punto que hemos de considerar es el Conocimiento de Dios. Para ello hemos de iniciar con la lectura de la Biblia. Sabemos que hablar de leer toda la Biblia de inicio puede parecer agotador, por ello un par de palabras antes de continuar. a. La lectura de la Biblia, en realidad es esencial para tener un claro conocimiento de Dios. Por lo que les alentamos a leerla en su totalidad. b. Pero hemos preparado este breve estudio para los que están iniciando de tal manera que leyendo solo un Evangelio, tengan los elementos básicos del conocimiento de Dios y que después les permitirán 2

Catecismo Menor de Westminster. Pregunta 1

7


Conozcamos a Jesús

apreciar de una mejor manera los contenidos de todo el texto Bíblico. Es por ello que hemos preferido iniciar solo con los contenidos del evangelio de Juan. Las razones de nuestra elección son: Conocer a Dios en el sentido de encontraros cara a cara con Él no es posible, debido a su propia naturaleza. Por ello recurrimos a Jesús el hijo de Dios como la manera de conocerle a Él. La razón de esta elección se encuentra justificada en las mismas palabras de Jesús. Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce quién es el Hijo sino el Padre; ni quién es el Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar. Lucas 10:22 Es en función del texto bíblico que nuestra búsqueda de Dios se habrá de centrar en Jesús, el hijo de Dios. El por qué elegimos el Evangelio de Juan, es en función de que a través de este texto encontramos diálogos de Jesús con distintas personas que llegan llegaron a conocerle, así como expresiones de Jesús mismo hace referentes a quien es Él. Entonces, al estudiar los encuentros que Jesús tiene con distintas personas, así como las expresiones que Él utiliza para describirse a sí mismos, nos llevará a conocer a Dios de un modo más cercano. Te invitamos pues a que empecemos leyendo un pasaje del Evangelio de Juan que nos servirá de referencia para los estudios posteriores al respecto del porque conocer a Jesús.

8


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Juan 17:1-11 1

Estas cosas habló Jesús, y levantando los ojos al cielo, dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que también tu Hijo te 2 glorifique a ti; como le has dado potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste. 3

Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado. 4

Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese. 5

Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese. 6

He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste; tuyos eran, y me los diste, y han guardado tu palabra. 7

Ahora han conocido que todas las cosas que me has dado, proceden de ti; 8 porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que tú me enviaste. 9

Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son, 10 y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he sido glorificado en ellos. 11

Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros.

9


Conozcamos a Jesús

En el versículo 3 Jesús hace una declaración sobre su propia misión y el propósito Dios para nosotros. Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado. Como puedes observar el propósito de Dios para nuestra vida es que le conozcamos. Pero, conocer3 es mucho más que solo tener información. Implica el conocimiento que se da por la experiencia y la observación lo cual nos lleva a comprender de una manera total a partir de una relación. En nuestro mismo pasaje la idea de conocer a Dios está vinculada con conocer a Jesús. Podemos decir que Conocer al Dios verdadero, es al mismo tiempo conocer a Jesucristo, porque Jesucristo procede de ese Dios Verdadero. Ahora, nos toca profundizar un poco sobre lo que significa conocer a Jesús. Hemos dicho que conocer significa experimentar. De esta forma solo podemos conocer a Jesús si caminamos con El. La única forma de experimentar la relación con otra persona es estar con ella, no es posible experimentar a distancia o en la teoría. Hay que estar allí. Así que la forma en como nosotros experimentamos a Jesús y la presencia de Dios en nuestra vida es al estar cerca de Él. Esto lo logramos a través de dos medios principales. Y estos son cuando conocemos sus Palabras y cuando conversamos con Él. Lo cual nos coloca ante dos de las principales disciplinas espirituales. La Lectura de la Biblia y la Oración.

3

Γινώσκω. Conocer. Diccionario expositivo de palabras del Antiguo y Nuevo Testamento exhaustivo de Vine

10


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Estas dos prácticas en su conjunto son los principales instrumentos para experimentar de la presencia de Jesús en nuestra vida. Pero no se trata de solo un ejercicio intelectual de lectura y rezo, ya que se han de realizar bajo la conducción del Espíritu de Dios. Entonces antes de leer y de orar hemos de asegurarnos de que El mismo Espíritu de Dios sea el que nos guíe y nos conduzca a su verdad. Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. Juan 16:13 Así que para conocer a Jesús y a Dios necesitamos ser guiados por su Espíritu. Empecemos pidiendo que sea El espíritu de Dios quién ilumine nuestra lectura y oración para que en medio de ellas podamos experimentar de su presencia en nuestra vida. Aquí como suele ocurrir con las relaciones personales, resulta que entre más experimentas más conoces. Así que entre más frecuentemente experimentes de la presencia de Jesús a través de la lectura y la oración más conocerás de Él. Otra de las formas para conocer a Jesús es el observarlo. Para ello hemos de recurrir una vez más a los distintos relatos que en la Biblia nos muestran como actúa Jesús. El observar aquí tiene la característica se ser un instrumento para el seguimiento. A esto también lo llamamos discipulado. De hecho la relación con Jesús ha de llevarnos a hacernos discípulos de Él.4 Para eso observamos, para 4

La encomienda de Jesús es precisamente que haciéndonos discípulos suyos hagamos discípulos de el a otros. Mateo 28:19-20 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del

11


Conozcamos a Jesús

aprender como lo hace El. Para después mediante la experiencia de observar, también nosotros hagamos lo que hace nuestro Maestro. Observar y experimentar a Jesús serán los elementos base para comprender totalmente a Dios. Aquí se hace necesaria una precisión más. Comprender no se limita al acto intelectual, sino que nos muestra la actitud de asimilación donde Jesús ahora está en mí. El Apóstol Pablo lo describió en estos términos: … y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. Gálatas 2:20 Es la experiencia donde Cristo Jesús ahora vive en nuestra vida. Antes de concluir esta lección quisiera que volviéramos a nuestro texto base. Juan 17: 3 Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado. El conocimiento del Dios verdadero y de Jesucristo, el caminar con El y experimentarlo. Tienen como base el más grande propósito de Dios para nuestra vida. Y que consiste en que experimentemos. La vida eterna. El propósito de conocer a Jesús entonces es que disfrutemos de la relación con El. Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

12


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

2 EL VERBO DE DIOS Texto: Juan 1: 1-18

La opinión de las personas que nos conocen suele ser muy importante, particularmente cuando es alguien con quien tenemos una relación muy estrecha. En nuestro mundo cada uno de nosotros cultivamos diferentes tipos de relaciones, algunas de ellas son meramente casuales, mientras que otras son muy cercanas, entre más cercana y personal es la relación, podemos decir que mejor conocemos a las personas. Este Evangelio fue escrito por alguien que conocía a Jesús muy de cerca. Juan uno de los primeros dos discípulos de Jesús 1:35,40. Es el mismo que se describe como aquel a quien Jesús amaba. Juan 13:23. Nadie conoció a Jesús mejor que él. Anduvo con él día tras día y, por tanto, tuvo sobradas oportunidades para observar las faltas de su carácter y los defectos de su personalidad, si los hubiera habido. En la noche más sagrada de todas, la noche de la Cena, se reclinó en su pecho. Permaneció junto a su cruz. Llegó, incluso, a entrar en el sepulcro (13:25; 19:26; 20:8). Y, con todo, es este mismo discípulo el que, como escritor del cuarto Evangelio, no se retrae de proclamar abiertamente a todos que este Jesús de la historia a quien él conoció tan bien, ¡es Dios mismo! 5

5

William Hendriksen, Comentario al Nuevo Testamento, Exposición del Evangelio Según San Juan. Grand Rapids (Libros desafío: 1981).

13


Conozcamos a Jesús

Ese conocimiento personar y cercano que Juan llego a tener de Jesús, hoy nos puede brindar una fuente increíble de conocimiento. Así que procedamos a leer el primer testimonio de lo que Juan conoce de Jesús.

Juan 1:1-18 1

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. 2

Este era en el principio con Dios. 3 Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. 4

En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. 5 La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella. 6

Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan. Este vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, a fin de que todos creyesen por él. 8 No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz. 7

9

Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. 10 En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. 11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. 12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; 13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.

14


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan 14

Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. 15

Juan dio testimonio de él, y clamó diciendo: Este es de quien yo decía: El que viene después de mí, es antes de mí; porque era primero que yo. 16 Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia. 17 Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo. 18

A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.

No es un sobrenombre ni algo enigmático. Te has dado cuenta que cuando una persona conoce a otra en profundidad, llega a saber cosas que a otros ni siquiera se les habría ocurrido. Este es el caso de Juan. El inicia su testimonio acerca de Jesús de una forma completamente inusual. La mayor parte de nosotros presentaría a otro, diciéndonos su nombre y quizá su profesión, si le conocemos bien hasta podemos decir de quien es familiar o como es que le conocimos, pero aquí la presentación es completamente diferente. Empieza diciendo: En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios Para algunos de nosotros esta presentación nos podría parecer totalmente enigmática. Pero hay que recordar que Juan estaba escribiendo este testimonio para personas que sabían que era eso del Verbo. Nosotros vamos a revisar

15


Conozcamos a Jesús

algunas de las cosas que para ellos eran evidentes. Y al hacerlo conoceremos porque Juan se refiere a Jesús como el verbo.

El Verbo. Las palabras pueden significar cosas distintas para las personas que lo escuchan, eso es lo que ocurre cuando Juan utiliza la expresión El Verbo para referirse a Jesús. Las primeras personas que recibieron el testimonio de Juan estaban compuestas por dos grandes grupos: judíos y griegos. Para los primeros, El Verbo. Hacía alusión a palabras que estaban profundamente arraigadas en la enseñanza de Antiguo Testamento.6 Y se refiere a las palabras con las que Dios se revelo a su pueblo en la época de Moisés. Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Éxodo 3:14 Lo que para nosotros es un pronombre y un verbo: YO SOY. Para los judíos era una sola palabra que en español la tendríamos que traducir como: JHVH. Estas cuatro letras son las que los judíos utilizan para referirse a Dios. Y es tanto el respeto que tienen, que comúnmente evitan su pronunciación. Con el fin que ni de casualidad pudieran hacer un mal uso. Pero, ¿Que tiene que ver eso con la El Verbo? Pues, que precisamente esas cuatro letras, que representan a Dios son justamente el verbo, ser o estar en infinitivo, por ello correctamente se traduce como YO SOY. 6

16

Hacemos referencia particularmente a la Torá.


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Entonces cuando Juan inicia su testimonio de Jesús, en realidad está diciendo a los judíos que le escuchaban: Yo he venido a hablarles acerca de Dios. Pero como habíamos dicho antes también había otro grupo compuesto particularmente de gente con una cultura griega. (Por cierto, la cultura occidental en la que vivimos, desde su inicio ha estado influenciada por la cultura griega). Para ellos la idea de El Verbo, también les era conocida. Sus antiguos filósofos decían que El Verbo, era el principio creador de todo nuestro cosmos. Juan está presentando un testimonio perfectamente coherente para dos entornos culturales completamente distintos. Pero a los de cultura griega, también está diciéndoles: Yo he venido a hablarles acerca de Dios. Al hacer esto en realidad está dando seguimiento a lo que Jesús mismo dijo que era el propósito del conocimiento esencial para el ser humano. Juan 17:3 Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado. El testimonio que Juan da acerca de Jesús, hoy lo podríamos calificar como transcultural, porque en sí mismos va más lejos de si sus oyentes eran judíos o griegos. Realmente representa un mensaje que todos los seres humanos necesitamos escuchar y creer en este mundo multicultural en el que nos ha tocado vivir. La segunda parte del verso 1 en realidad es contundente. y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios

17


Conozcamos a Jesús

El Verbo es Dios, pero ¿Quién es El Verbo? Esta es una respuesta que Juan va a dejar para después pues mientras va a dedicar más tiempo ampliar su propio testimonio de Jesús, pero también porque es una respuesta que cada lector de su evangelio ha de descubrir, por la fe.

El Creador y la Luz A lo largo de las distintas culturas y religiones, se trata de ir dando respuestas a preguntas existenciales del ser humano, como: ¿De dónde venimos? O ¿de qué manera este mundo puede tener sentido? Estas preguntas en diferentes religiones y culturas han creado una gran cantidad de respuestas. Desarrollando mitos producto de la fantasía. Pero aquí, encontramos dos breves respuestas que al tiempo que hacen confluir a todas las religiones en un solo punto, también marcan una diferencia con todas. Para llevarnos al conocimiento esencial de quién es ese Dios al que Juan ha presentado como El Verbo de Dios 2

Este era en el principio con Dios. 3 Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. Él es el creador. Todo debe su existencia a Él. Y eso incluye desde el cosmos, hasta la partícula más pequeña de nuestro mundo, pasando por animales, plantas, etc. E incluyéndonos a nosotros mismos. Somos creados por Dios, y no el producto de algún experimento de los dioses o la resultante de la casuística.

18


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Pero al mismo tiempo, se hace una separación. Él es Dios y en ese sentido es único.7 Ninguna cosa creada es Dios ni puede ocupar su lugar. Todo lo demás incluyéndonos nosotros somos creaturas y por ello dependientes de Él. Aquí empiezan las buenas noticias. El Verbo de Dios, no solo es creador. También es el sustentador de este mundo. Y solo es Uno, por lo que no hay que estar tratando con todos y cada uno de los dioses naturales (sol, agua, etc.), para que nos vaya bien o intentar congraciarse con cada uno. Entonces toda nuestra atención y fe, pueden y deben centrarse en ese solo Dios creador. Los principios de orden, no siempre nos gustan hasta que descubrimos que sin ellos tendríamos un caos. Imagine una ciudad donde no existiesen los semáforos. Donde peatones y conductores dispusieran a su voluntad, donde estacionarse, a qué velocidad transitar o donde cruzar. Bueno en realidad cada día tenemos una pequeña muestra de ese caos, cuando no respetamos los ordenamientos viales. Por ello es necesario un principio de orden para la vida. El Verbo de Dios es ese principio de orden. 4

En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. 5 La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.

El principio de orden, contrario a lo que comúnmente pudiera pensarse, no tiene como finalidad limitar la libertad del ser humano, sino por el contrario, se trata de asegurar 7

Ese es el sentido que tiene Deuteronomio 6:4 Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. Él es único.

19


Conozcamos a Jesús

esa libertad y potenciarla de tal modo que todos tengamos oportunidad de ejercerla. Estos textos utilizan dos de las expresiones más universalmente conocidas. Vida y Luz. Ya el solo enunciarlas nos empiezan a mostrar un horizonte por donde El Verbo de Dios actúa. El Verbo de Dios es Vida. Su propósito entonces es fecundo, potencializador. De Él procede la vida. Lo que viene de Dios tiene que ver con la vida. Esto también nos ayuda a identificar todo aquello que no es de Dios. Y que tendríamos que identificar con lo opuesto a La Vida, es decir con muerte. Como un Dios de vida. Él es la fuente, pero no lo es para sí mismo, sino para los otros es decir para nosotros. Por ello La Vida es Luz para los seres humanos. Aquí otra gran noticia. A los dioses de otras religiones y culturas hay que andar estarlos alimentándolos, vistiéndolos o proveyéndolos de estímulos para que den sus dones, pero El Verbo de Dios, no solo es creador, sino que su propósito es ser Vida y Luz para nosotros. Fuimos creados para experimenta Vida y para mantenernos en su Luz. Y aun cuando las tinieblas parecen prevalecer, el mensaje de este fragmento termina con una nota de esperanza. Las tinieblas no prevalecen. La Luz verdadera, irrumpe en un mundo que ha vivido en tinieblas. El propósito de El Verbo de Dios, no es que nadie se quede en la obscuridad.

20


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan 9

Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. Se trata de que personalmente conozcamos al Verbo de Dios, experimentar su poder Vivificante en nosotros y su Luz transformadora que ahuyenta toda obscuridad. Conocer al Verbo de Dios, es conocer a Dios mismo. En el testimonio que Juan da. Nos empieza a dar pistas para que de manera personal conozcamos quien es este Verbo de Dios. 14

Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. Es decir El Verbo de Dios, no es una fuerza o poder inmaterial que se haya flotando por el universo. Se trata de una persona concreta, con la que nos es posible tratar y conocer. 15

Juan dio testimonio de él, y clamó diciendo: Este es de quien yo decía: El que viene después de mí, es antes de mí; porque era primero que yo. A parte de nuestro autor Juan, hay otros más que también le han conocido. Y que también dan testimonio de que él es Dios. En las siguientes lecciones habremos de considerar el testimonio de algunos hombres y mujeres que conocieron y experimentaron una relación con Jesús. Así que no es solo la opinión aislada de Juan, sino que el testimonio es fidedigno porque es corroborado por muchos otros testigos.

21


Conozcamos a Jesús

Recibir y Creer en El Verbo de Dios, es de enorme bendición. 12

Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; 13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios Tienen el derecho de ser llamados hijos de Dios. Aquí empieza a marcarse una diferencia ya con lo anterior, pues si bien era muy importante el saberme creado por Dios. Ahora se nos llama a un honor más grande. Recibir y Creer en El Verbo de Dios. Esto me da el privilegio de ser llamado hijo de Dios. Así que mi relación con el creador cambia, para bien. Pues paso a tener una relación filial con el Creador. Esta relación también es precisa. No tiene que ver con nuestras capacidades o que tan religiosos somos incluso Dios sabe que tenemos nuestras propias dudas. Es por eso que entrar a una relación con Jesús como el Verbo de Dios, no tiene con el deseo o voluntad de alguno de nosotros. Por el contrario entrar a esta relación es la voluntad de Dios. Así que por provenir de El la iniciativa nosotros podemos con confianza participar, pues es El mismo quién nos llama. Es la voluntad de Dios que nosotros creamos en Jesús, El Verbo de Dios y que al hacerlo experimentemos el ser hijos de Dios. Su deseo es que tengamos el privilegio de llamarnos hijos suyos, y así experimentar su compañía y bendición. Pero cada uno de manera propia ha de recibir y creer en ello con el fin de que personalmente podamos tener esa relación.

22


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Preguntas para repaso: 1. ¿Cómo te describen tus amigos? Pide a alguien de tu grupo, que haga una descripción de ti. ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________ 2. ¿Cómo describirías tú a Jesús? ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________ 3. En este estudio, Verbo de Dios, está asociado con las siguientes expresiones. Elige las necesarias Cordero de Dios El Santísimo Luz Vida Tinieblas Muerte Verdad Sabiduría 4. Elabora una lista con palabras que tú puedas asociar con La Vida y escribe en la línea derecha su antónimo ____________________

___________________

____________________

___________________

____________________

___________________

____________________

___________________

23


Conozcamos a Jesús

5. Considerando la lista que tú elaboraste. ¿De qué lado de la lista preferirías estar? ¿Izquierda o derecha? ¿Por qué? Escribe tu respuesta. ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________ 6. Escribe en las siguientes líneas el versículo clave para nuestro estudio de Hoy y que es Juan 1:12 ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________ 7. El Evangelista Juan, presento Jesús como El Verbo de Dios. Y en este breve estudio descubrimos que Él es quien nos llama para que experimentemos su Vida y Luz. Escribe tu respuesta personal a lo que está escrito en el versículo de Juan 1:12 ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________

24


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

3 EL CORDERO DE DIOS Texto: Juan 1: 19-34

Las opiniones de la gente importante tienen valor. Son motivo del seguimiento periodístico, incluso las palabras de algunos se vuelven tan importante que pasan a la memoria colectiva de la sociedad. De ese modo las frases de Benito Juárez o Martin Luther King, han llegado a influenciar a países completos generando corrientes de pensamiento que han pasado de generación en generación. Antes de que Jesús iniciara su ministerio, había un hombre, al que llamaban Juan el Bautista, que en verdad era muy popular, la gente viajaba grandes distancias para poder escucharlo.8 El pueblo mismo lo consideraba un profeta de Dios.9 Incluso los gobernantes aunque les resultaba incomodo, por la crítica social que hacia preferían no tocarlo.10 En realidad Juan el bautista era un personaje tan importante que lo que decía llevaba a muchas personas a experimentar un cambio en su forma de vida, su mensaje era completamente radical para los estándares de la época, lo cual generaba que grandes multitudes estuvieran atentos a sus enseñanzas. 8

Mateo 3:5-6 Y salía a él Jerusalén, y toda Judea, y toda la provincia de alrededor del Jordán, y eran bautizados por él en el Jordán, confesando sus pecados. 9 Mateo 14:5 Y Herodes quería matarle, pero temía al pueblo; porque tenían a Juan por profeta. 10 Marcos 6:20 porque Herodes temía a Juan, sabiendo que era varón justo y santo, y le guardaba a salvo; y oyéndole, se quedaba muy perplejo, pero le escuchaba de buena gana.

25


Conozcamos a Jesús

El Bautista, también representaba un punto de encuentro con respecto al Profetismo del Antiguo Testamento, después de 400 años de silencio, finalmente Dios enviaba a otro profeta para conducir a su pueblo. Por dondequiera que se viera esta era muy importante. Incluso Jesús dijo: De cierto os digo: Entre los que nacen de mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista. Mateo 11:11 Qué pasaría si alguien con la importancia que tenía Juan el Bautista, de pronto en una reunión pública, viera a alguien entre la audiencia y dijera: allí hay uno más grande que yo. Es como si estuvieras asistiendo a una conferencia que da Bill Gates, fundador de la empresa de software Microsoft y en medio de la ella Bill Gates se levantara al reconocer a alguien entre la audiencia y dijera: aquí hay uno más grande que yo. Seguramente toda la audiencia pondría atención sobre aquella persona. Eso es lo que ocurrió cuando Jesús llega hasta donde El Bautista predicaba y de lo cual después dio testimonio. Leamos el relato.

Juan 1:19-34 19

Este es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron de Jerusalén sacerdotes y levitas para que le preguntasen: ¿Tú, quién eres? 20 Confesó, y no negó, sino confesó: Yo no soy el Cristo. 21

Y le preguntaron: ¿Qué pues? ¿Eres tú Elías? Dijo: No soy. ¿Eres tú el profeta? Y respondió: No.

26


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan 22

Le dijeron: ¿Pues quién eres? para que demos respuesta a los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo? 23

Dijo: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías. 24

Y los que habían sido enviados eran de los fariseos.

25

Y le preguntaron, y le dijeron: ¿Por qué, pues, bautizas, si tú no eres el Cristo, ni Elías, ni el profeta? 26

Juan les respondió diciendo: Yo bautizo con agua; mas en medio de vosotros está uno a quien vosotros no conocéis. 27

Este es el que viene después de mí, el que es antes de mí, del cual yo no soy digno de desatar la correa del calzado. 28

Estas cosas sucedieron en Betábara, al otro lado del Jordán, donde Juan estaba bautizando. 29

El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. 30

Este es aquel de quien yo dije: Después de mí viene un varón, el cual es antes de mí; porque era primero que yo. 31

Y yo no le conocía; mas para que fuese manifestado a Israel, por esto vine yo bautizando con agua. 32

También dio Juan testimonio, diciendo: Vi al Espíritu que descendía del cielo como paloma, y permaneció sobre él. 33

Y yo no le conocía; pero el que me envió a bautizar con agua, aquél me dijo: Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanece sobre él, ése es el que bautiza con el Espíritu Santo. 34

Y yo le vi, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios.

27


Conozcamos a Jesús

No aceptes imitaciones Cuando se trata de la relación con Dios, es vital que no existan confusiones con respecto a quien es El Cristo. Confesó, y no negó, sino confesó: Yo no soy el Cristo En nuestra cultura existen un sinnúmero de expresiones religiosas que de diferentes maneras pretenden suplantar al Cristo. 1. El intercesor llega a recibir la gloria y el honor que le corresponde a solo a Dios. 2. La organización es la dispensadora de los favores divinos y de esta forma se adjudica el poder que corresponde solo a Dios. 3. Los objetos que en algún momento fueron usados como medio didáctico por parte de Jesús o de la Iglesia, llegan a ser considerados como cargados de poder, para sanar o hacer milagros. 4. Solo hay un Dios y todas las religiones llevan a lo mismo. La primera parte es correcta, pero eso no quiere decir que todos los grupos religiosos tengan el mismo fin. Pero no se trata del grupo religioso, sino de asegurar que en verdad tenemos relación con Jesús el Cristo Esta primer declaración del Bautista, nos ayuda a entender que con todo y haber sido una persona reconocida por el pueblo y con el favor de Dios. En lugar de apropiarse un título que no le correspondía asume su verdadero papel y hace una presentación de quién es el Cristo.

28


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Dijo: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías. Este es el que viene después de mí, el que es antes de mí, del cual yo no soy digno de desatar la correa del calzado El Bautista asume su papel. Él es el que viene a preparar el camino del Señor, lo hace citando al Profeta Isaías, revisemos la cita completa a la que El Bautista hace alusión Isaías 40:1-5 1

Consolaos, consolaos, pueblo mío, dice vuestro Dios. Hablad al corazón de Jerusalén; decidle a voces que su tiempo es ya cumplido, que su pecado es perdonado; que doble ha recibido de la mano de Jehová por todos sus pecados. 3 Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios. 4 Todo valle sea alzado, y bájese todo monte y collado; y lo torcido se enderece, y lo áspero se allane. 5 Y se manifestará la gloria de Jehová, y toda carne juntamente la verá; porque la boca de Jehová ha hablado. 2

El Bautista viene anunciando a alguien más grande ese es, Jesús el Cristo. Pero al hacerlo presenta un mensaje para la restauración de Israel. a) El Israel que antes había sido rechazado por causa de su pecado ahora es conciliado con su Señor y Dios

29


Conozcamos a Jesús

b) El tiempo de la restauración por fina ha llegado, y es Dios quien anuncia el perdón del pecado de su pueblo. c) Se hace un llamado a experimentar un cambio de vida, representado ahora en un camino recto d) El objetivo de todo ello es que la presencia de Dios se manifieste en medio de los suyos. Los propósitos de Dios para su pueblo anunciados por el Bautista, son de bendición. Recibir el perdón, experimentar un cambio de vida y gozar de la presencia de Dios. Ningún substituto de Dios podrá satisfacer, lo que solo Dios puede hacer.

El que viene después de mí Juan El Bautista, señala con precisión hacia el Cristo. Y lo hace usando la frase: Este es el que viene después de mí.11 Pero establece que el hecho de que Jesús viniera después de el en ninguna manera le hace secundario, sino que Juan solo le precede como heraldo. Pues Jesús es El Primero. En el texto que hemos leído antes de Juan 1:1 se utiliza la palabra arje, que no solo significa en el principio, sino también el Primero, para entonces significar El Primero, en todo es Jesús. Así lo confirman las palabras del Bautista en el v. 15 Este es de quien yo decía: El que viene después de mí, es antes de mí; porque era primero que yo.

11

30

V. 15, 27


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Y para fortalecer el argumento de que Jesús no solo es El Primero, sino que dé El dependemos, agrega: 16

Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia. Sin embargo aun cuando Jesús es el origen y fundamento de todo, ha permanecido como incognito. 26 Uno a quien vosotros no conocéis. Pero Juan el Heraldo llama al pueblo, para que conozcan al que él llama el Cordero de Dios. La segunda vez que El Bautista utiliza la frase: el que viene después de mí (v.27). Lo hace para establecer su propia indignidad aún como mensajero de Jesús. del cual yo no soy digno de desatar la correa del calzado La correa era una cuerda de cuero que se usaba para atar la sandalia al pie. El esclavo más humilde tenía la tarea de desatar la correa de su dueño. Morris cita un dicho rabínico: “Todo servicio que un esclavo realiza a favor de su dueño un discípulo lo hará a favor de su maestro, excepto el desatar la correa de su sandalia”. En esta manera, el Bautista se ubica en el rango más bajo de servicio, rechazando categóricamente toda pretensión de grandeza que aparentemente algunos de sus discípulos le asignaban.12 El Bautista, prefiere ni así mismo considerarse como un discípulo de Jesús. Con estas acciones muestra a los otros con claridad que solo Jesús es el Cristo.

12

Comentario Bíblico Mundo Hispano. Juan.

31


Conozcamos a Jesús

Miren El bautista después de establecer que él no es el Cristo. Señala con precisión hacia donde hemos de dirigir nuestra mirada. He aquí13 el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. No debe quedar ninguna duda, solo Jesús es el Cristo, por lo que Juan enfatiza: 30

Este es aquel de quien yo dije: Después de mí viene un varón, el cual es antes de mí; porque era primero que yo. Ahora pueden verlo. Él es el Cordero de Dios. El grupo de judíos que aquella vez estaban escuchando al Bautista, no requerían de muchas explicaciones, sabían que El Cordero se refería al día de la Pascua. Una fiesta que desde la época de Moisés se había establecido, para recordar que Dios había pasado por alto14, el pecado de su pueblo.15 Efectivamente el día del perdón había llegado para el pueblo. Y es Dios quién envía provee el cordero de la Pascua. La reconciliación con Dios, solo puede hacerse cuando Dios mismo toma la iniciativa. El apóstol Pablo,

13

¡He aquí...! traduce un imperativo del verbo “ver” (jorao G3708), tercera persona singular que significa “mire”, pero generalmente se usa como una interjección o exclamación. 14 Usamos esta expresión para referir a pesaj (Pascua). 15 Éxo_12:21,27 Y Moisés convocó a todos los ancianos de Israel, y les dijo: Sacad y tomaos corderos por vuestras familias, y sacrificad la pascua. Vosotros responderéis: Es la víctima de la pascua de Jehová, el cual pasó por encima de las casas de los hijos de Israel en Egipto, cuando hirió a los egipcios, y libró nuestras casas. Entonces el pueblo se inclinó y adoró.

32


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

incluso va a decir: no por obras, para que nadie tenga de que envanecerse.16 Este Cordero, nos recuerda la provisión que Dios hizo cuando Abraham había de ofrecer sacrificio. 17 En aquella ocasión Dios, proveyó para que Isaac no fuese sacrificado, ahora en el final de los tiempos y para eliminar el pecado completamente, es Dios quién provee el Cordero. Este es Jesús el Hijo de Dios. La palabra cordero que sería común para un pueblo dedicado al pastoreo, aquí tiene un uso especial. Pues en realidad habla del corderito18 (sin mancha). Si consideramos esta expresión nos resulta aún más comprensible la explicación que El Bautista da. Que quita el pecado del mundo. De esta manera se define mejor la misión del Cordero de Dios.

Una invitación a conocerlo. El Bautista, al continuar dando testimonio de Jesús, dice en dos ocasiones: Y yo no le conocía.19 No es que no le conociera físicamente, sino que no le conocía como el Cristo. También antes había hecho mención de que los que fariseos no lo conocían (v. 26) aún y cuando estaba en 16

Ef. 2:9. Versión libre. Génesis 22:8 Y respondió Abraham: Dios se proveerá de cordero para el holocausto, hijo mío. E iban juntos. 18 Si consideráramos el lenguaje arameo, hablado en los días de Jesús, el término traducido “cordero” significaba también “niño” o “siervo”, llevando a algunos a traducirlo como “Siervo de Dios”, un título mesiánico. 19 Vv. 31, 33 17

33


Conozcamos a Jesús

medio de ellos. Esto puede ocurrir con muchas personas hoy en día, no han llegado a conocer a Jesús como el Cristo, pues solo lo consideran un maestro o un profeta. Conocer a Jesús, como el Cristo, requiere una manifestación del Espíritu de Dios para que podamos hacerlo. El Bautista, tuvo que esperar a que Dios le indicara quien era el Cristo. 32

…Vi al Espíritu que descendía del cielo como paloma, y permaneció sobre él. 33 Y yo no le conocía; pero el que me envió a bautizar con agua, aquél me dijo: Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanece sobre él, ése es el que bautiza con el Espíritu Santo 34 Y yo le vi, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios. Para nosotros ahora, es claro quién es El Cristo, este es Jesús. Él es el Cordero, que Dios ha provisto para que recibamos el perdón del pecado y podamos disfrutar de su presencia con nosotros para siempre. Sin embargo el conocerle como el Cristo al igual que con el Bautista no es un acto de nuestra voluntad, sino de la revelación que él hace para que podamos conocerle. Hablando de la salvación El apóstol Pablo escribió: 1Corintios 2:10 Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. En oración, dispongámonos para que sea Dios quien confirme en nosotros el conocimiento de Jesús como el Cordero provisto por Dios para el perdón de nuestro pecado.

34


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Preguntas de repaso

1. Hay personas que aun siendo muy importantes saben ser sencillas y humildes. ¿haz conocido alguna? ____________________________________ 2. Juan El Bautista en el momento de su predicación era mucho más conocido que Jesús, sin embargo reconoció que allí había uno más grande que él. Considera los siguientes versículos y escribe al lado lo que descubres sobre el Carácter del Bautista Juan 1:20 Confesó, y no negó, sino confesó: Yo no soy el Cristo. Juan 1:27 Este es el que viene después de mí, el que es antes de mí, del cual yo no soy digno de desatar la correa del calzado. Juan 1:30 Este es aquel de quien yo dije: Después de mí viene un varón, el cual es antes de mí; porque era primero que yo. 3. ¿Cuál crees tú que debería se nuestra actitud al estar frente a Jesús el Cristo? ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________

35


Conozcamos a Jesús

4. Juan el Bautista, dijo que Jesús era el Cordero de Dios. Lee Juan 1:29 y escribe. ¿Cuál es papel del Cordero de Dios? ____________________________ 5. ¿Qué crees que signifique la palabra pecado? Escribe algunos ejemplos de pecados. _____________________ _____________________ _____________________ _____________________ ¿Consideras tú que es necesario que el pecado sea quitado de nuestra vida? ______________________ 6. Lee el versículo que está a continuación: Romanos 3:23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, ¿Qué entiendes de este versículo? ___________________________________________ ¿Estas tu incluido en él? _______________________ 7. Juan El bautista dio testimonio de que Jesús es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. ¿Por qué crees que es necesario que el pecado sea quitado de nuestra vida? ___________________________________________ ___________________________________________ 8. La Biblia dice que todos pecamos, pero Jesús vino a quitar el pecado de nuestra vida, para que podamos disfrutar de la presencia de Dios. Pide al guía de tu grupo que te explique sobre cómo Jesús quita el pecado.

36


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

4 EL HIJO DEL HOMBRE Texto: Juan 1: 35-51

Seguimiento y descubrimiento personal Conocer a Jesús llevo a sus primeros discípulos a compartir el hallazgo con otras personas. En los distintos casos que el evangelio nos presenta, el conocer, es específicamente de carácter experiencial. Es decir, el conocer a Jesús no significa solamente conocer sus enseñanzas, o el participar junto con otros creyentes de un espacio de adoración. Conocer significa experimentar la compañía de Jesús. A continuación (Juan 1:35-51) tenemos 3 secuencias de como los primeros discípulos conocen a Jesús y como el hallarle les lleva a invitar a otros para que también experimenten la presencia de Jesús en sus vida. Las secuencias son distintas, porque conocer a Jesús no puede ser acomodado en un solo molde, la experiencia personal siempre será distinta de un individuo a otro, pero siguen esquemas semejantes que hemos tratado de acomodar en cuatro elementos. No quiere decir que todos tengan que pasar, por todos los elementos de la secuencia, habrá para quienes su búsqueda sea más corta. Juan el Bautista. El conoce a Jesús, como el Cordero de Dios. (Juan 1:29-34). El relato aquí nos habla de la inmediatez, que ha de haber entre el conocer a Jesús e invitar a otros a que también le conozcan.

37


Conozcamos a Jesús

Situación El siguiente día otra vez estaba Juan, y dos de sus discípulos Búsqueda Le oyeron hablar los dos discípulos, y siguieron a Jesús. Y volviéndose Jesús, y viendo que le seguían, les dijo: ¿Qué buscáis? Ellos le dijeron: Rabí (que traducido es, Maestro)

Presentan a Jesús Y mirando a Jesús que andaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios Invitación a experimentar Les dijo: Venid y ved (Síganme y lo verán) TLA

El Bautista no pierde tiempo, el relato dice: El siguiente día, es decir en cuanto tuvo la primera oportunidad, les presenta a Jesús. Las personas han de ir a Jesús, nosotros solo somos quienes les indican a donde ir. La presentación que El Bautista hace es de acuerdo a su propia experiencia, pero allí es donde inicia la búsqueda personal de los otros. No es suficiente con lo que otros han experimentado acerca de Jesús el Cristo, es necesario conocer y experimentar personalmente. Los discípulos lo reconocen como maestro, pero Jesús no deja las cosas en ese reconocimiento. Les invita a experimentarlo como su Maestro: Síganme y lo verán. La siguiente secuencia nos muestra, como el encuentro personal con Jesús lleva a los nuevos discípulos a compartir con otros su hallazgo. Pero también hay un desarrollo. En la primera secuencia, ellos se acercan buscándole como maestro, pero ahora después de experimentar de su presencia le presentan como el Mesías, el Cristo.

38


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Situación Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan, y habían seguido a Jesús. Este halló primero a su hermano Simón Búsqueda Y le trajo a Jesús.

Presentan a Jesús y le dijo: Hemos hallado al Mesías (que traducido es, el Cristo)

Invitación a experimentar

En esta ocasión si bien no hay una invitación a experimentarle, queda implícita cuando no dejan su testimonio de compartir lo que descubrieron, sino que le traen hasta Jesús. Nuestra tercera secuencia nos invita a descubrir que es Jesús quien marca el ritmo y no nosotros. Él es quien toma la iniciativa para que le conozcamos. Pero ese encuentro habrá de generar el testimonio personal y el compartir con otros nuestro hallazgo. De esta manera también se establece: solo compartimos lo que ya hemos vivido. Situación Presentan a Jesús Jesús… halló a Felipe, y le Hemos hallado a aquel de dijo: Sígueme quien escribió Moisés en la Felipe halló a Natanael, y le ley, así como los profetas: a dijo: Jesús, el hijo de José, de Nazaret Búsqueda Invitación a experimentar Natanael le dijo: ¿De Ven y ve Nazaret puede salir algo de bueno? Le dijo Felipe:

39


Conozcamos a Jesús

Cada uno responde de formas distintas al encuentro con Dios, pero si el encuentro es con el Cristo habrá de generar un seguimiento de Él. Felipe (v.43, 44), al igual que Pedro (v.41,42) prácticamente no hacen preguntas, escuchan y siguen a Jesús. Natanael, si expresa sus dudas. Por lo que la invitación que se hace es precisamente a que lo experimente. No se trata de tener una fe ciega, sino de experimentar la presencia de Jesús en nuestra vida. La experiencia de Natanael también es significativa. Felipe presento a Jesús como el Profeta que se esperaba desde los tiempos de Moisés. Profeta les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú; y pondré mis palabras en su boca, y él les hablará todo lo que yo le mandare. Deuteronomio 18:18 Pero Natanael en el encuentro con Jesús, descubre a Jesús desde otro ángulo. 49 Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel. Cada uno de ellos se encontró con Jesús y lo descubren desde distintos ángulos. Hay una pregunta generadora que se encuentra en nuestro texto y que solo puede ser contestada solo por aquellos que experimenta la presencia de Cristo en su vida. La pregunta es: ¿Qué buscáis? V.38 Ellos descubrieron a Jesús como: El Cordero de Dios, El Maestro, El Cristo, el Profeta, El hijo de Dios, El Rey de Israel. Cada una de esas facetas y más, coinciden con quien es Jesús. Pero para saberlo hay que experimentarlo personalmente.

40


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Jesús se presenta a sí mismo como el Hijo del Hombre. Juan 1:43-51 43

El siguiente día quiso Jesús ir a Galilea, y halló a Felipe, y le dijo: Sígueme. 44

Y Felipe era de Betsaida, la ciudad de Andrés y Pedro.

45

Felipe halló a Natanael, y le dijo: Hemos hallado a aquel de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret. 46

Natanael le dijo: ¿De Nazaret puede salir algo de bueno? Le dijo Felipe: Ven y ve. 47

Cuando Jesús vio a Natanael que se le acercaba, dijo de él: He aquí un verdadero israelita, en quien no hay engaño. 48

Le dijo Natanael: ¿De dónde me conoces? Respondió Jesús y le dijo: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi. 49

Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel. 50

Respondió Jesús y le dijo: ¿Porque te dije: Te vi debajo de la higuera, crees? Cosas mayores que estas verás. 51

Y le dijo: De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre.

41


Conozcamos a Jesús

En las secuencias anteriores, hemos visto como los discípulos van descubriendo quien es Jesús. Y usan diferentes títulos para hacerlo. El final del diálogo con Natanael, en lugar de ser una conclusión nos abre la puerta para descubrir que cuando hablamos de Jesús, apenas estamos iniciando. Cosas mayores que estas verás (v.50). «Les aseguro que ustedes verán el cielo abierto, y verán también a los ángeles de Dios subir y bajar sobre mí, que soy el Hijo del hombre.» v. 51 Más que conocer a un profeta o un maestro. Conocer a Jesús es tener acceso a la divinidad. Él es el medio para llegar a Dios. Pero también Él es Dios mismo. La figura y título que Jesús utiliza para describirse a sí mismo es llamarse El Hijo del Hombre.

Hijo del Hombre Es el título que Jesús prefiere utilizar para referirse a sí mismo y a su ministerio mesiánico. Hay tres posibles fuentes en el Antiguo Testamento: 1. Es sinónimo de "varón" en la frase "el hombre... o el hijo del hombre" (Sal 8.4). Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites? Como parte de la raza humana Jesús es el Hijo del hombre, pues lleva sobre si la naturaleza humana. 2. Es el nombre especial con que se designaba a Ezequiel Me dijo: Hijo de hombre, ponte sobre tus pies, y hablaré contigo (2.1; 3.1; 4.1) y a Daniel (8.17) Pero él me dijo: Entiende, hijo de hombre, porque la visión es para el

42


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

tiempo del fin. Jesús puede identificarse como el Hijo del Hombre al asumir el rol, profético. 3. Es un personaje celestial y apocalíptico que desciende del cielo para tomar el poder de los reinos del mundo al final de la historia (Daniel 7.13s) Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él. También Jesús es el Hijo del Hombre, en el papel escatológico que habrá de desempeñar al fin de esta era al entregar al mundo a la soberanía de Dios Padre. Muchos eruditos aceptan la referencia en Daniel como fuente del uso del término por el Señor, y creen que al usarlo, decía ser el Mesías. Pero quienes oían a Jesús se sentían perplejos al escuchar el término, ya que el Mesías tenía que venir de la línea de David (2 S 7.12ss). 20

El uso de este título no está limitado al Evangelio de Juan, por lo que hemos de usar el evangelio de Marcos, para ver como Jesús lo utiliza, para designar distintas facetas de su ministerio. I.

II.

20

Tiene autoridad para perdonar el pecado. Marcos 2:10 Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados. Autoridad que solo Dios puede tener o delegar. Se coloca por encima de las tradiciones y cuestiones religiosas. El Cristo será el criterio para identificar la relación con Dios y no el cumplimiento ceremonial.

Diccionario Bíblico. Wilton M Nelson.

43


Conozcamos a Jesús

III.

IV.

V.

VI.

VII.

44

Marcos 2:28 Por tanto, el Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo. El Hijo del Hombre, da su vida para que nosotros podamos tener vida. Pero la historia de Jesús no tiene un final trágico donde solo muere como inocente, sino que se levanta triunfante en la resurrección. Marcos 8:31 Y comenzó a enseñarles que le era necesario al Hijo del Hombre padecer mucho, y ser desechado por los ancianos, por los principales sacerdotes y por los escribas, y ser muerto, y resucitar después de tres días. Confesar a Jesús como el Cristo, o como dice el texto de Juan 1:12, creer y recibir. Tiene consecuencias aquí y en la eternidad. Marcos 8:38 Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles. La muerte y resurrección son parte de su ministerio. Pero a través de ese ministerio trae bendición para su pueblo. Marcos 9:31 Porque enseñaba a sus discípulos, y les decía: El Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres, y le matarán; pero después de muerto, resucitará al tercer día. La vida del Hijo del Hombre es una vida de servicio. Donde él pone su vida en favor de nosotros. Marcos 10:45 Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos. El mismo estará para siempre en la presencia de Dios Marcos14:62 Y Jesús le dijo: Yo soy; y veréis al


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo. En Evangelio Juan agrega a este cuadro la enseñanza de que el Hijo del Hombre es juez. (y también le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del Hombre. 5.27) y el dador de la vida eterna (Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre. 6.27) que será glorificado por sufrir la cruz (Jesús les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo del Hombre sea glorificado. 12.23).

El Hijo del Hombre, es uno de los títulos más amplios con los que se define el ministerio de Jesús. En el podemos hallar que cuando conocemos a Jesús, el más que un profeta o un maestro. Natanael con mucha certeza, dijo: tú eres el Hijo de Dios. Ahora nos toca a nosotros venir descubrir por nuestra propia experiencia ¿Quién es Jesús? Los que nos precedieron en la fe, cada uno de ellos lo descubrió y le confeso como como su Señor y Dios. Que también el Señor nos conceda que al experimentarle, nosotros podamos hacer lo mismo.

45


Conozcamos a JesĂşs

46


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Preguntas de repaso

Seguir a Jesús significa un descubrimiento personal 1. ¿Quién te presento a Jesús? Y ¿cómo lo hizo? Escribe en el recuadro lo que recuerdes.

2. Desde entonces, ¿Ha cambiado la forma en como conoces a Jesús? ¿En qué sentido es diferente?

3. Si tuvieras ahora la oportunidad de presentarle a otra persona a Jesús ¿Cómo lo harías?

47


Conozcamos a Jesús

El título que Jesús utilizo para referirse a sí mismo es el de: ________________________________

A simple vista parece un título muy sencillo 4. ¿Por qué crees que Jesús prefirió este sencillo título ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________ 5. ¿Con que nombre o título prefieres tu relacionarte con Jesús? ¿Por qué? ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________ 6. En nuestro estudio hemos considerado diversos usos del título Hijo de Dios, que se presentan en los Evangelios. ¿Con cuál te identificas más? Explica por qué. ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________ ___________________________________________

48


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

5 EL CRISTO Texto: Juan 4:1-42

Recuerdas la última vez que tuviste una charla ocasional. Probablemente fue sobre el clima, o quizá comentando algo sobre las últimas noticias. Y es muy probable que la charla después de un rato haya llegado a ningún lugar. Ese tipo de charlas, son comunes, pero el dialogo de Jesús con la mujer de Samaria, nos muestra como lo que inicia como una charla ocasional, se transforma en un descubrimiento que trasciende. Y que le va a llevar a encontrarse con El Cristo.

Juan 4:7-2621 J Dame de beber M ¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? J Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva M Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo. ¿De dónde, pues, tienes el agua viva? ¿Acaso eres tú mayor que nuestro padre Jacob, que 21

Con el motivo de privilegiar el diálogo omitimos los comentarios del evangelista que están presentes en el texto.

49


Conozcamos a Jesús

J

M J M

M

J

M J

nos dio este pozo, del cual bebieron él, sus hijos y sus ganados? Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna. Señor, dame esa agua, para que no tenga yo sed, ni venga aquí a sacarla Vé, llama a tu marido, y ven acá. Bien has dicho: No tengo marido; porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido; esto has dicho con verdad. Señor, me parece que tú eres profeta. Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar. Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre. Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos. Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren Sé que ha de venir el Mesías, llamado el Cristo; cuando él venga nos declarará todas las cosas. Yo soy, el que habla contigo

El diálogo inicia de la forma más común en las circunstancias donde ellos están. Junto al pozo y al medio día se ponen a hablar acerca del agua.

50


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Dios inicia el diálogo con nosotros justo donde nosotros estamos. Algo maravilloso de nuestro Dios es que no tenemos que tener cierto crecimiento espiritual o intelectual, para que Él inicie el diálogo con nosotros. Nos acepta justo donde estamos. Es más Él es quien se acerca hasta nosotros. Y se comunica en las categorías que a nosotros nos son accesibles. Dame de beber ¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? Pero también nos invita a ir más lejos acerca del conocimiento que tenemos de Él. Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva Jesús está dispuesto a ir con nosotros paso a paso. Pero el encuentro con Él también implica pasar de lo común a lo mejor. Del agua del pozo a las aguas vivas. Mucha gente llega a conformarse con su situación. Consideran que esa es la condición que les ha tocado vivir. Sin percatarse que la razón por la que Jesús llega a nuestra vida es para que pasemos a un mejor y más alto nivel de vida. En estos dos pasajes Jesús muestra el propósito por el cual llega hasta nosotros. El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Juan 10:10 Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas. Juan 12:46

51


Conozcamos a Jesús

Aquella mujer de Samaria, estaba acostumbrada a beber el agua del pozo. Pero aquel pozo no era un manantial, sino un depósito al que llegaba el agua que se filtraba por el subsuelo. Para los judíos, el agua corriente, viva, siempre era mejor. Así que la mujer decía: Tú me ofreces agua pura de manantial, pero ¿De dónde la vas a sacar?, ni siquiera tienes con que sacar agua de este pozo. Cuando Jesús se acerca a ofrecer algo mejor para nuestra vida, puede ocurrir que no podamos reconocer nuestra necesidad. Incluso como en este caso, puede intentar la mujer ve con autosuficiencia que ella tiene con que sacar agua del pozo y Jesús no. También recurre a su tradición. Por siglos, lo hemos hecho así desde los tiempos de nuestro padre Jacob, y si así nos ha funcionado para que intentar otra forma, más vale lo ya conocido. Y con todo ello prefiere seguir tomando el agua rezagada de su propio pozo en lugar de permitirse experimentar beber del agua viva que Jesús ofrece. Pero este mismo relato también nos muestra una incapacidad para entender el lenguaje espiritual. Pues la idea del agua, no solo es la del pozo. Para los judíos la idea del agua también tenía otro sentido. Hablaban a menudo de la sed de Dios que tiene el alma humana, y del agua viva que puede mitigar esa sed. Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, Así clama por ti, oh Dios, el alma mía. Salmo 42:1 Jesús no estaba usando términos que se prestaran a la confusión, cualquiera que tuviera percepción espiritual

52


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

debería entenderlos. Pero como le había dicho a Nicodemo, le era necesario nacer de nuevo. Juan 3:3-6. Jesús había decidido andar con la samaritana paso a paso, y es el momento de dar un paso más. Lo que hace es aclarar cuál es el sentido de lo que ha estado diciendo. Le señala la ineficiencia del agua de su propio pozo, para invitarle una vez más a que reciba el agua que Jesús ofrece, la cual habrá de servir para satisfacer su propia necesidad, Porque: esa agua es como un manantial del que brota vida eterna. TLA. Esta escena nos muestra una faceta importante de la relación con Dios. … es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. 2 Pedro 3:9 Él es paciente y camina paso a paso con nosotros, hasta que podamos reconocer nuestra propia necesidad. En este pasaje Jesús lleva a la mujer a descubrir y asumir la verdad acerca de sí misma. Hay ciertas verdades que una persona no puede aceptar; tiene que descubrirlas por sí misma. Para poder experimentar el agua de vida, que Jesús ofrece, es también conocernos a nosotros, mismos, reconocer nuestra necesidad. 16 Jesús le dijo: Vé, llama a tu marido, y ven acá. 17 Respondió la mujer y dijo: No tengo marido. Jesús le dijo: Bien has dicho: No tengo marido; 18 porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido; esto has dicho con verdad.

53


Conozcamos a Jesús

Pudo haber sido un momento embarazoso, pero también es un espacio de liberación y sanidad. Encontrarnos con Jesús nos muestra nuestras carencias, pero el objetivo de Dios no es señalar lo que nosotros ya sabemos y que no podemos reconocer, sino que reconociéndolo, podamos recibir la ayuda de Dios. El fragmento de este salmo nos ilustra con claridad lo que ocurre cuando callamos. Mientras callé, se envejecieron mis huesos En mi gemir todo el día. Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; Se volvió mi verdor en sequedades de verano. Salmo 32:3-4 Ponernos a cuentas con Dios, puede ser que sea vergonzante, pero la realidad de la que hemos de ser liberados es mucho peor. Pues afecta nuestro ser interior, las relaciones con la gente en mi derredor y como escribió el salmista: soy como una planta marchita. Reconocer mis faltas y necesidad, es un acto de liberación donde Dios nos recibe, y restaura. Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; Y tú perdonaste la maldad de mi pecado. Salmo 32:5 Bienaventurado aquel cuya transgresión ha sido perdonada, y cubierto su pecado. Salmo 32:1 La primer reacción de la mujer es pensar que esta frente a un profeta. Es decir ante alguien que declara la voluntad de Dios. Y en ese sentido ese es uno de los oficios que Jesús desempeña. Pero Jesús es más que un profeta y la mujer habrá pronto de descubrirlo.

54


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Interesado en las cosas espirituales Mucha gente con la que convivimos tiene cierto interés por las cosas espirituales, pero el interés de cada uno de ellos puede ser distinto. El caso de la samaritana no era distinto, ella también estaba interesada en lo espiritual. Por ello las preguntas cuando se encuentra con quien cree que es un profeta. 20 Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar. El siguiente gráfico se conoce como La Escala Engel 22 y fue diseñado con el propósito de ayudar a identificar donde estamos al respecto de nuestro acercamiento espiritual y el de las personas con las que compartimos el evangelio. La samaritana también tenía un interés por lo espiritual. Tratemos de ubicar donde estaba. +3 +2 +1 0 -1 -2 -3 -4 -5 -6 -7 -8

Inicia una vida de servicio Cristiano Incorporación al cuerpo de Cristo Evaluación después de la decisión Conversión regeneración Arrepentimiento y fe en Cristo Decide dar un paso de fe Reconocimiento del problema personal Actitud positiva hacia el evangelio Comprensión de las consecuencias del Evangelio Consciente de las verdades fundamentales del Evangelio Conocimiento inicial del Evangelio Tiene algún conocimiento del Ser Supremo

22

La escala de Engel del evangelismo adaptada de James F. Engel y H. Wilbert Norton. Red de Multiplicación. Módulos de Siembra Núm 6

55


Conozcamos a Jesús

Podemos decir que, efectivamente tenía un conocimiento del Ser Supremo, incluso en aquella respuesta de no tengo marido. Podemos ver que hay un reconocimiento personal del problema. Incluso podríamos decir que tiene una actitud positiva hacia el evangelio, pues estaba interesada en la manera adecuada de adorar. Con todo esto, podríamos ubicar que esta mujer estaba en el -3 o -4. Aún ha de dar algunos pasos más. Cuantas personas conoces, como la samaritana, tienen un interés genuino por las cosas espirituales, pero aún no llegan a experimentar la conversión y la regeneración. No es suficiente que las personas tengamos interés en lo espiritual, eso nos deja solo en casi cristiano. Se trata de que cada uno experimentando la conversión, lleguemos a una vida de servicio. Por ello es importante considerar en donde estamos. Puede que incluso asistamos a algún lugar de culto, pero como Jesús tuvo que enseñarle a la samarita, el asunto no estriba en si estás en el lugar de culto adecuado. 21 Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre. La relación con Jesús ha de llevarnos a lo importante, pues si bien el lugar de culto y lo que se enseña allí tiene importancia, no es lo más importante. 22 Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos.

56


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Lo que tiene importancia vital es que los adoradores, lo hagan en espíritu y verdad. 23-24 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren. Adorar en espíritu. La adoración no depende de los actos externos: el estilo de música o incluso el tipo de vestimenta que portamos. Adorar en el espíritu solo ocurre cuando el Espíritu está en nuestra vida. En el famoso diálogo de Jesús con Nicodemo, Él explica a este maestro de la Ley sobre la necesidad de nacer de nuevo, lo cual significa nacer en el Espíritu. Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. Juan 3:6 Del mismo modo el Apóstol Pablo enseño a la Iglesia Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. 1 Corintios 2:14 Entender las cosas espirituales, requiere nacer de nuevo. Este nuevo nacimiento no es a partir de que yo quiero. Sino que hemos de nacer solo por la voluntad de Dios. los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios. Juan 1:13

57


Conozcamos a Jesús

Pero arrepentirnos y creer en Cristo son los pasos previos para la conversión y nuevo nacimiento que solo Dios puede hacer en nosotros. La conversión cristiana, no es algo que nosotros hacemos, es lo que Dios produce en nuestra vida, cuando su Espíritu viene a estar en nuestra vida. Y es con la presencia del Espíritu de Dios en nosotros que entonces podemos entender las verdades espirituales. En el lenguaje de la Biblia también se utiliza la idea de un nuevo corazón. Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne, Ezequiel 11:19 Un nuevo corazón es un cambio total al respecto de la orientación de nuestra vida. Lo que Dios crea en nuestra vida es la capacidad de escuchar y ser guiados por su Espíritu. Es a partir de ese cambio interior que podemos adorar a Dios de una forma genuina. La adoración verdadera. Es estar comprometido con el único Dios verdadero ante el cual todos los demás son ídolos. La adoración verdadera nos lleva a identificar también los cultos falsos, los cuales pueden detectarse por tres faltas.23 1. Un culto falso es selectivo: se queda con lo que quiere saber de Dios, y omite el resto. 2. Un culto falso es ignorante. El culto debe ser el acceso a Dios de la persona total. Tenemos una inteligencia, y la obligación de ejercitarla. La 23

58

Comentario al Evangelio de Juan. William Barclay


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

religión puede que empiece por una respuesta emocional; pero pronto le llega el momento en que hay que razonarla 3. Un culto falso es supersticioso. Es un culto que se da, no por un verdadero sentimiento de necesidad o por un deseo auténtico de hacerlo, sino solamente porque la persona cree que sería peligroso no darlo. Poco a poco el diálogo con Jesús, dejo de ser ocasional, para llegar a los asuntos importantes. Esta mujer paso a paso va descubriendo con quien está hablando. Pero lo hace, externando la sospecha. Que habrá de ser confirmada por Jesús. 25-26 Le dijo la mujer: Sé que ha de venir el Mesías, llamado el Cristo; cuando él venga nos declarará todas las cosas. Jesús le dijo: Yo soy, el que habla contigo. La samaritana después de todo descubre que Jesús es el Cristo. Al hacerlo, no pierde tiempo. Deja el cántaro y va a contarlo a los demás invitándolos a que también ellos descubran que el hombre con quien converso junto al pozo en realidad es el Cristo. 28-29 Entonces la mujer dejó su cántaro, y fue a la ciudad, y dijo a los hombres: Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. ¿No será éste el Cristo? El descubrimiento solo puede hacerse de manera personal. 42 y decían a la mujer: Ya no creemos solamente por tu dicho, porque nosotros mismos hemos oído, y sabemos que verdaderamente éste es el Salvador del mundo, el Cristo.

59


Conozcamos a Jesús

Preguntas de repaso

Dios inicia la relación con nosotros, justo donde nosotros estamos. ¿Cómo describirías tu situación actual de vida?

Cuando Jesús se acercó a la samaritana fue con para ofrecerle algo mejor que el agua a la que ella estaba acostumbrada ¿Qué fue? ____________________________ Jesús llega hasta nuestra vida, para llevarnos a un mejor nivel de vida. Lee los textos de Juan 10:10 y 12:46, que aprendes de ellos sobre los propósitos de Dios para ti

La samaritana tenía que verse a sí misma. Al hacerlo reconoció su pecado, pero también conoció a Jesús como el Cristo. Cuando llego a ese punto ella dejo su cántaro y fue a anunciar a otros que había hallado al Cristo. Si haz hallado al Cristo. ¿Qué es lo que tú tienes que dejar?

60


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

6 EL PAN DE VIDA Texto: Juan 6:25-69

Cada uno de los seres humanos, tenemos un grupo de necesidades básicas24, que necesitan ser satisfechas. En el primer nivel se encuentran las que sin ellas simplemente no podríamos vivir. Una vez que estas son satisfechas, el ser humano, buscará que sus otras necesidades también sean cubiertas.

El capítulo 6 del evangelio de Juan plantea dos relatos, donde Jesús suple las necesidades básicas del ser humano. El primero de ellos está en Juan 6:1-15, cuando Jesús alimenta a más de hombres, sin contar a mujeres y niños.25 En el segundo de ellos Juan 6:25ss. Jesús nos enseña que el objetivo de Él no es limitarse a lo básico del ser humano,

24

La pirámide de Maslow, o jerarquía de las necesidades humanas, conforme se satisfacen las necesidades más básicas, los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados. 25 Cf. Mateo 14:21

61


Conozcamos a Jesús

como la alimentación, sino en Jesús podemos encontrar la satisfacción completa de nuestra vida, a la autorrealización. Del alimento básico al alimento del alma En nuestro primer relato Jesús está dispuesto a atender las necesidades más básicas del ser humano. La gente había salido de la ciudad para escuchar su predicación (Mateo 14:13.14), y se encontraban en un lugar solitario. En ese entorno Jesús suple para las necesidades básicas del ser humano. Salud (Mateo 14:14) y alimentación (Mateo 14:20; Juan 6:11). Incluso el relato señala que la manera de como Jesús satisface va más allá de lo necesario, pues además de quedar saciados, incluso hay un excedente (Juan 6:13) pero este excedente, no debe ser desperdiciado (Juan 6:12). De este relato se desprende varias enseñanzas sobre como Jesús satisface al ser humano. 1. La motivación que Jesús tiene para ayudar al ser humano es la compasión Mateo 14:14 (Fue movido a misericordia). Él se hace uno con el sufriente. 2. Esta dispuesto a atender incluso lo más básico. No solo los asuntos importantes o solo aquello que compete al alma. Habrá que recordar que cuando Jesús enseña a orar a sus discípulos les invita a orar por el pan diario. 3. La forma de como Jesús satisface nuestras carencias excede nuestras necesidades. Malaquías 3:10…derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. 4. Las bendiciones de Dios, no son para despilfarrarlas.

62


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Hasta aquí la forma en como Jesús puede y satisface las necesidades básicas del ser humano. Pero si bien para muchos puede ser maravilloso el escenario donde la multiplicación de panes y peces trae bendición. La realidad es que esto no es más que un recurso pedagógico para mostrarnos lo verdaderamente importante. Jesús puede satisfacer las necesidades básicas como la alimentación, pero él es capaz de satisfacer las necesidades más profundas del ser humano y darle sentido a nuestra vida. Por ello el exhorto a no quedarnos en lo básico, sino en Jesús encontrar el sentido pleno de nuestra vida. Juan 6:26-27 Respondió Jesús y les dijo: De cierto, de cierto os digo que me buscáis, no porque habéis visto las señales, sino porque comisteis el pan y os saciasteis. Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre. Es cierto que la alimentación y la salud son básicos para nosotros, pero hay gente como la del relato que solo recurre a Jesús para este tipo de necesidades. Pero al contentarse con eso, no se percatan que el alimento y la salud en algún momento volverán a hacer falta. Mientras que Jesús nos llama a trabajar por la comida que dura y que da vida eterna. Juan 6:27 TLA. Más allá de lo básico Mucha gente en nuestro país vive en el nivel de subsistencia, y no solo al respecto de la alimentación, sino incluso en la totalidad de su vida. En esta situación se

63


Conozcamos a Jesús

encuentran personas que aparentemente tienen un buen nivel económico de vida, pero que al verles con detenimiento, es fácil percatarse de que pese a tener una buena economía, su vida carece de sentido y difícilmente podemos ver en ellos que se encuentren plenamente realizados. Algunos ejemplos de esto son: 1. Personas que solo viven para el trabajo. Sin distingo de posición económica las personas hacen de su trabajo el fin de su vida, sacrificando familia y salud. 2. Los que viven en una constante insatisfacción. La búsqueda de algo más que les dé el sentido y significado del que carecen: más adrenalina, otro título, otro teléfono, otra pareja, etc. 3. Los que carecen de esperanza. Al no tener ninguna razón para vivir, caen en desesperanza, intentan febrilmente, pero se convencen a sí mismos que eso no es para ellos, lo cual les genera más insatisfacción. Cada una de las personas, sin importar cuál sea la condición donde se encuentra, en algún momento se da cuenta de que el permanecer solo con lo básico a nivel fisiológico, si bien le mantiene con vida, en realidad representa un muy bajo nivel de calidad de vida. Y que incluso está casi en el nivel de lo infrahumano. Las personas que están conversando con Jesús por ello preguntan: ¿Qué es lo que Dios quiere que hagamos? V. 28 TLA. Está pregunta en la mayor parte de los casos es genuina. Y la respuesta de Jesús es igual de directa: Lo único que Dios quiere es que crean en mí, que soy a quien él envió. V.28 TLA.

64


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Muchas personas piensan que ir más allá de lo básico en la significación del ser humano, es solo de héroes o de personas que con muchos pesares y esfuerzos pueden trascender. Piensan que alcanzar la plena realización de sus vidas es solo para personas especiales y para los simples mortales eso solo es un sueño. Pero el mensaje de Jesús dice, que realmente no se trata de realizar grandes hazañas, o de un esfuerzo continuo. El proyecto de Dios para que nosotros alcancemos la plenitud, no requiere logros o hazañas. Dios lo pone al alcance de todos solo a través de la fe. La fe esta específicamente centrada en: Creer en el que ha sido enviado por Dios. Las señales de Dios A lo largo del texto bíblico Dios ha usado señales, que nos muestran su voluntad. El grupo de judíos del relato sabiendo que Dios habría de mostrar signos para que su pueblo entendiera su voluntad, piden que Jesús muestre las señales de que Él es quien afirma ser: 30¿Qué señal, pues, haces tú, para que veamos, y te creamos? ¿Qué obra haces? El tema sobre el que este capítulo ha venido hablando es sobre la alimentación y la multiplicación de los panes. Y en la memoria colectiva del pueblo de Israel se encuentra la escena cuando Dios proveyó pan para su pueblo en el desierto. Y Jehová dijo a Moisés: He aquí yo os haré llover pan del cielo; y el pueblo saldrá, y recogerá diariamente la porción de un día, para que yo lo pruebe si anda en mi ley, o no. Éxodo 16:4

65


Conozcamos a Jesús

En realidad, en la multiplicación de los panes y peces, ya Jesús había mostrado las señales que los judíos pedían. Pero también al igual que hoy, Dios puede estar mostrándonos signos que nos hablan de su presencia y sin embargo, podemos permanecer ignorantes de ellos. Jesús en lugar de mostrarles lo que para ellos debería de ser evidente, les ánima a no quedarse con el signo, sino ir a aquello que estaba siendo significado. 32-33 De cierto, de cierto os digo: No os dio Moisés el pan del cielo, mas mi Padre os da el verdadero pan del cielo. Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo. El pan (maná) que el pueblo de Israel había comido en el desierto, en realidad solo podía satisfacer el hambre de un día. Incluso los panes y peces que Jesús había multiplicado tenían la misma efectividad. Pero ambos eran solo los signos que Dios estaba utilizando para señalar a lo más importante. 27la comida que dura y que da vida eterna. TLA Ante la oportunidad de continuar con los elementos básicos para el existir humano, y la oportunidad de tener acceso a los niveles superiores de trascendencia y realización, no es rara la solicitud que aquellos hombres realizan. 34Señor, danos siempre este pan. Jesús entonces señala a la única fuente donde el ser humano puede recurrir para encontrar el verdadero sentido y realización. Y eso es hacía sí mismo. 35 Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.

66


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Solo al ir a Jesús nuestras necesidades, podrán ser satisfechas. Se trata de iniciar una relación con El. Permíteme poner un ejemplo: Cuando iniciamos una relación con nuestra pareja, no nos contentamos con saber, su nombre, inmediatamente buscamos conocer todo lo posible, sus gustos, lo que no le gusta, invertimos tiempo para estar cerca. En la medida que le conocemos más estamos al pendiente de todo aquello que le interesa, poco a poco nos vamos haciendo uno con nuestra pareja. De algo como eso se trata la relación con Jesús. Pero Jesús no solo es un humano, como nosotros, también es Dios, y en ese sentido, nos pide creer en El. Al depositar nuestra confianza en El, podemos también descansar de nuestras propias luchas, de nuestro afán para ser algo. Cuando estamos con Jesús ya somos. Nuestra búsqueda de sentido y trascendencia ha terminado. Ahora lo que tenemos que hacer es confiar en que Él lo va a hacer. Observe que la expresión de Jesús es: Yo soy el pan de vida el que a mí viene, nunca tendrá hambre el que en mí cree, no tendrá sed jamás Venir a Él y Creer en el no son cosas distintas, sino sinónimas. Satisfacer el hambre y la sed, del mismo modo son elementos que se suman para hablar de todo lo que Dios puede hacer en el ser humano. Y las palabras nunca y jamás que aisladas son contradictorias en el texto nos llevan a comprender que la satisfacción que Jesús hace de las necesidades humanas, no solo es extensiva, sino total. Él se encargará de todo. Podemos poner nuestra vida bajos su cuidado. Un fragmento del sermón del monte Mateo 6:25-

67


Conozcamos a Jesús

34, nos muestra un panorama claro, de cómo Él se encarga de todo. Y de lo que nosotros hemos de hacer: 6:25,26, 33 …Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?... Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Total seguridad En nuestro país nos hemos acostumbrado a que lo que alguien dice, no necesariamente ha de cumplirse. Hemos generado una actitud de desconfianza, al respecto de lo que escuchamos. El contraste con esto, es que la plena realización de los que confían en Jesús está asegurada, no solo por la palabra de Él, sino porque la voluntad de Dios Padre es que esto se cumpla. 39 Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero. Los que han confiado en Jesús, habrán de alcanzar la plena realización de su vida, en la medida que dependa más y más de Jesús. 47 De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna.

68


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Experimentar, la vida eterna es una forma de mencionar la plena realización del ser humano. Nuestra vida en realidad, no termina aquí. Esto que vivimos en realidad no es más que un ensayo para cuando estemos en la presencia de Dios. Porque que nuestra existencia va más allá de esta realidad en la que vivimos, también nuestra plena realización no se encuentra aquí. Por ello el exhorto de Jesús a trabajar 27…por la comida que permanece. El Apóstol Pablo escribió: Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido. 1Corintios 13:12 El fin principal del ser humano, es gozar de la presencia de Dios para siempre. Ese disfrute si bien es cierto que solo se puede experimentar de manera plena, hasta que lleguemos a la presencia de Dios, también es cierto, cuando desde ahora al acercarnos y creer en Jesús, empezamos a disfrutar de su paz, consuelo y esperanza. Que nos permitirán vivir sin las aflicciones de la vida, porque sabemos que el cuida de nosotros, y de afrontar cualquier dificultad, sabiendo, que incluso cada prueba que experimentamos nos acerca más a nuestro Señor. Y por supuesto debido a esa relación con Jesús, saber, que nunca más estaremos solos, pues el estará siempre acompañándonos.

69


Conozcamos a Jesús

Preguntas de repaso

En los siguientes gráficos, señala en donde te encuentras, al respecto de la satisfacción de tus necesidades básicas. Alimentación, descanso 0 1 2 3 4

5

6

7

8

9

10

Seguridad, salud 0

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

3

4

5

6

7

8

9

10

4

5

6

7

8

9

10

Amistad, afecto 0

1

2

Confianza, Respeto 0

1

2

3

En el estudio de Hoy vimos que Jesús es el único que puede satisfacer todas las necesidades del ser humano. Desde las más elementales como la alimentación hasta las más importantes. Es posible que tu vida en algunas cosas este muy bien pero en otras no tanto. Jesús realmente puede traer bendición para todas, y Él quiere ser nuestra ayuda para que en todo seamos personas de 10. Ora con tus compañeros del Grupo y juntos expongan delante de Dios las necesidades que experimenten. Recuerden que los hombres de nuestra historia primero reconocieron sus necesidades y después estuvieron atentos a las instrucciones de Jesús sobre como el habría de ayudar.

70


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Lea Juan 6:26-27. ¿Qué crees que signifique la invitación de Jesús a trabajar por comida que a vida eterna permanece?

Consulta Mateo 6:25-34. Comenta con tu grupo, sobre tu respuesta anterior. Juntos escriben un breve resumen sobre la forma de como Dios cuida de nuestra vida.

Lee Juan 6:35. Jesús dice dos cosas que hemos de hacer para poder alcanzar el verdadero sentido de la vida. Escríbelas a continuación: _____________ y ____________ Con tu grupo escribe en el recuadro que significa: El que a mí viene

El que en mí cree

71


Conozcamos a Jesús

Se trata de estar y confiar en Jesús. Si haces estas dos cosas, puedes estar seguro de que Jesús habrá de darte la seguridad para cada área de tu vida. Siempre podemos ir más lejos Dios nos ha llamado para que nosotros experimentemos de su presencia ¿Cómo puedes experimentar de la presencia de Dios? Escribe en las líneas algunas formas que tú consideres. 1. _____________________ 2. _____________________ 3. _____________________ 4. _____________________ 5. _____________________ ¿Cuántas de esas formas de experimentar a Jesús prácticas? Es posible que tus compañeros de grupo, conozcan otras maneras bíblicas de conocer y experimentar de la presencia de Jesús en sus vidas. Comenta con ellos y que te compartan la forma en como ellos están haciéndolo, si es posible inviertan tiempo juntos que les permita crecer en el compañerismo con Jesús.

72


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

7 LA PUERTA Texto: Juan 10:1-10

¿Quiere la copia o el original? Esta es una pregunta que comúnmente se hace lo mismo en una perfumería que en la refaccionaria. Estamos acostumbrados a que casi para todos los productos importantes, hay una versión substituto. Y aún sobre los asuntos espirituales, el mismo Jesús nos previene recordándonos que también hay intentos para suplantarlo. Como identificar las falsificaciones espirituales No es nuevo que existan falsificaciones espirituales, que tienen como propósito desviar a las personas de una auténtica relación con Dios, o que simplemente tratan sacar provecho de las personas, sin importar las consecuencias. Son tres las formas principales de detéctalas, para ello leamos el texto de Juan 10:1-5 1

De cierto, de cierto os digo: El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y salteador. 2

Mas el que entra por la puerta, el

pastor de las ovejas es. 3 A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre, y las saca. 4 Y cuando ha sacado fuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz.

73


Conozcamos a Jesús 5

Mas al extraño no seguirán, sino huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños. 1. La forma en cómo se presentan. Dios, siempre se presenta de una forma abierta y franca. No hay una segunda intención. No se trata de ofrecer una cosa para después cambiarla por otra. Del mismo modo cuando tenemos el privilegio de compartir acerca de Dios, nos hemos de presentar abiertamente como lo que somos. Jesús se presentó como lo que Él era. A la samaritana le dejo que le podía dar agua viva, pero también le llevo a enfrentar lo que le separaba de Dios. 2. Los propósitos. Las falsificaciones espirituales, pueden engañar al principio, pero no tardan en mostrar sus verdaderas intenciones. Solo es que nos tomemos el tiempo necesario para poder observar y permitir que muestren cuáles son sus propósitos. En este pasaje se contrastan de forma concreta los propósitos de Dios para los suyos. Los versículos 1 y 10 de este pasaje nos lo muestran: 1 El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y salteador. 10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. El propósito por el cual Jesús llega hasta nuestra vida, es simple y concreto. Que tengamos una vida llena de sus bendiciones. 3. Dios conoce a los suyos. La conexión existente entre las ovejas y el pastor siempre se da en ambas direcciones. El conoce a sus ovejas, pero ellas son

74


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

capaces de reconocer su voz. Eso requiere que exista una relación. Conoce el Señor a los que son suyos... 2 Timoteo 2:19. Pero que también conocemos nosotros a nuestro Señor. El exhorto de Moisés al pueblo de Israel fue: Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones; Deuteronomio 7:9. Cuando lo conocemos aprendemos a distinguir su voz de entre otras voces, pero más importante aprendemos a seguirla hasta que nos guíe a el lugar de bendición. Al tiempo que en base a esa misma relación distinguimos la voz que no es del Señor y nos apartamos. La vida del creyente en distintos momentos ha sido comparada con un peregrinar,26 a los primeros cristianos los llamaron los del camino.27 En este caminar el poder distinguir las falsificaciones espirituales es muy importante y provechoso para nuestra vida, pero es más importante aún el poder continuar en la marcha que nos permita no solo estar apercibidos del peligro, sino llegar hasta el lugar donde Dios ha decidido bendecirnos. Así que lo más importante es llegar hasta el punto de refugio, que El Pastor de las ovejas ha preparado. Es en este punto donde Jesús dice: Yo soy la puerta. Para experimentar la protección que Dios ha preparado para nosotros es necesario parar a través de Jesús. Leamos Juan 10:6-10. 26 27

Véase El Progreso del Peregrino, de Juan Bunyan. Hechos 19:23, 18:25

75


Conozcamos a Jesús

6

Esta alegoría les dijo Jesús; pero ellos no entendieron qué era lo que les decía. 7

Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas. 8 Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y salteadores; pero no los oyeron las ovejas. 9 Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos. 10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Problemas de comprensión Una forma común de hablar en el medio oriente donde Jesús y sus discípulos vivieron, era usando comparaciones. O alegorías como en este caso, donde Jesús utiliza ideas e imágenes comunes para ellos, como las ovejas y los pastores, para mostrarles con ejemplos sencillos las verdades espirituales. Sin embargo aun cuando el mensaje debería de ser comprensible para ellos, el texto dice que: no entendieron qué era lo que les decía. Lo cual nos lleva a considerar que puede haber condiciones en las que aquellos que escuchan el mensaje de Jesús, pueden no estar comprendiendo. Las razones pueden ser: 1. Una espiritualidad sumamente limitada que le impide ver las verdades más sencillas.

76


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

2. Estar sin Cristo y por ello no poder asimilar las cosas espirituales. Jesús entonces plantea una posición aún más concreta que la alegoría del pastor y las ovejas. Dice: Yo soy la puerta. Puerta de Salvación En los pueblos había corrales comunales donde se metían todos los rebaños de los vecinos cuando volvían a casa por la noche. Estaban protegidos por una puerta recia de la que solamente el portero tenía la llave. Era a esa clase de refugio al que se refería Jesús en los versículos 2 y 3. Pero, cuando el tiempo lo permitía y las ovejas no volvían por la noche al pueblo, se recogían en rediles al aire libre, que eran y son refugios (cercados con un vallado de estacas y redes), con una abertura por la que entran y salen las ovejas; es decir, sin puerta propiamente dicha. Lo que sucedía era que, por la noche, el mismo pastor se tumbaba o acurrucaba en la abertura de forma que ninguna oveja podía salir sin pasar por encima de su cuerpo. Literalmente: el pastor era la puerta.28 Una vez más Jesús utiliza lo que la gente ya conoce para transmitirles una verdad, más alta, así que se trata de usar ejemplos de la naturaleza, para hablar de lo espiritual. Entonces se trata de cómo entrar a la presencia de Dios, de cómo ser participante en el reinado de Dios. Así que en realidad está diciendo: para entrar en el Reino de Dios Yo soy la Puerta, y agrega: el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos

28

Comentario del Nuevo Testamento. Juan. William Barclay.

77


Conozcamos a Jesús

Es importante que nos detengamos un momento en esta expresión para ver qué es lo que Jesús está significando. Lo primero que Jesús dice es: el que por mí entrare29. Esto es pasar a través de Él. La manera de entrar al Reino de Dios y experimentar su bendición es a través de Jesús. Intentar entrar por cualquier otro sitio, es equivalente a ser un ladrón. Pero además existe la imposibilidad de poder hacerlo, para entrar al refugio, solo hay un acceso y ese es Jesús. Pero la expresión a través de mí. Agrega un énfasis especial. Implica estar en dentro de Él. Solo podemos entrar al Reino de Dios al estar en Cristo. No se trata de un acompañamiento o incluso de seguir sus pisadas. Hay que hacerlo a través, dentro de Cristo. Es en este sentido que la epístola a los hebreos dice que entramos al lugar Santísimo: por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, Hebreos 10:20 Segundo, será salvo. Aquí se utiliza la idea de estar seguro y protegido. En el antiguo Israel, se habían establecido ciudades de refugio (Deuteronomio 19:1-13), con la finalidad de que los homicidas pudieran refugiarse allí. En estos lugares de refugio aún los pecadores podían hallar un espacio para estar en paz. No es que no fueran culpables, sino que habían cometido el pecado en ignorancia o por descuido. Por ello Dios extiende su misericordia de tal forma que aún para ellos había un lugar donde poder vivir. Pero la expresión será salvo. No concluye allí. Por el contrario ser salvado30 tiene significados más específicos. 29 30

78

δι εμου εαν τις εισελθη σωθησεται


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

I.

II.

III.

IV.

Liberación material y temporal de peligros y sufrimientos. Mateo 8:25 Y vinieron sus discípulos y le despertaron, diciendo: ¡Señor, sálvanos, que perecemos!; Mateo 9:22 Pero Jesús, volviéndose y mirándola, dijo: Ten ánimo, hija; tu fe te ha salvado. Y la mujer fue salva desde aquella hora. Salvación espiritual y eterna concedida a los que creen en Cristo. Hechos 2:47 alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos. Salvación de la servidumbre del pecado. Romanos 5:10 Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida. Ser bendecido por Dios en Cristo. 1Timoteo 1:15 Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero.

Estos cuatro ejes principales de la salvación nos muestran cuan completa es la salvación que solo se puede tener al estar en Cristo. Libertad de tránsito. Entrará, y saldrá, y hallará pastos. El poder ir y venir sin impedimento era la manera judía de describir una vida totalmente segura y a salvo. En un país donde se goza de seguridad, las personas pueden ir y venir con total libertad. El gobierno del país es quien ha de asegurar que los

79


Conozcamos a Jesús

ciudadanos gocen de este derecho humano.31 En el Reino de Dios, esta garantía está asegurada por Dios mismo. Esta es una de las bendiciones que se reciben cuando ponemos en práctica el consejo del Señor. Bendito serás en tu entrar, y bendito en tu salir. Deuteronomio 28:6 Jehová guardará tu salida y tu entrada Desde ahora y para siempre. Salmo 121:8 Como podemos observar el entrar y salir forman parte de la forma en como Dios nos bendice. Pero las palabras de Jesús aún añaden: Y hallarás pastos. Qué más grande bendición representan los pastos para un pueblo dedicado al pastoreo. Significa que la prosperidad está asegurada.  Sus hijos y ellos tendrán lo suficiente.  Sus negocios podrán prosperar. Pero más importante aún Dios está con ellos y ese lugar de provisión es el que les está preparado para los que cruzan por la puerta que es Jesús. La tierra que fluye leche y miel, es el ideal, representado en la Biblia, para los que caminan en la voluntad de Dios. Deuteronomio 11:9 y para que os sean prolongados los días sobre la tierra, de la cual juró Jehová a vuestros padres, que había de darla a ellos y a su descendencia, tierra que fluye leche y miel.

31

Artículo 11. Toda persona tiene derecho para entrar en la República, salir de ella, viajar por su territorio y mudar de residencia, sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte, salvoconducto u otros requisitos semejantes. Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

80


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Cruzar la puerta y ser bendecidos La razón por la que Jesús vino a este mundo, en este pasaje es para ser el mismo el medio a través del cual nosotros podemos experimentar las bendiciones de Dios. En sus palabras: 10… yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Nos deja aún más claro el propósito por el cual Él se constituye en La entrada, al Reino de Dios. Jesús vino a este mundo para que nuestra vida alcanzara su verdadero sentido. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. Juan 3:17 Tener vida, cuando nuestra sociedad está marcada por la muerte, representada en segregación, y el egoísmo. Muertos en vida, debido a los prejuicios, inseguridad y temores. La posibilidad de tener vida se abren de pronto frente a nosotros, cuando Jesús dice: que Él es la puerta por donde los que confían en su nombre, pueden cruzar. Lo que les espera del otro lado ya está asegurado. Una vida abundante, donde podemos ser tal y como Dios nos diseñó desde el principio. Donde podemos vivir y brillar con y para la gloria de Dios.

81


Conozcamos a Jesús

Preguntas de repaso

¿Conoces productos de imitación? ¿Cuáles pueden ser sus deficiencias? Menciona algunas de ellas.

Existen casos, donde usar productos de imitación puede poner en riesgo la vida de una persona. Imagina un chaleco de seguridad que no detenga las balas, o un extintor contra incendios con un producto que no funciona. Hay gente que no se da cuenta, pero cuando hablamos de espiritualidad, en realidad estamos hablando de la vida de una persona. Es por ello que en esto hay que asegurarnos de que tenemos una fe genuina. En la época de Jesús como en la nuestra, había falsificaciones en la espiritualidad. En el estudio vimos que las palabras de Jesús (Juan 10:1-5) nos advierten sobre cómo distinguir las falsificaciones espirituales. Enuméralas. 1. ______________________________________ 2. ______________________________________ 3. ______________________________________ ¿Conoces personas o grupos que tengan estas deficiencias?, según Juan 10:5, que es lo que deberíamos hacer al respecto y ¿por qué?

82


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

En el pasaje que leímos Juan 10:4 dice: las ovejas le siguen, porque conocen su voz. ¿Qué crees que quiere decir esto de conocer la voz del pastor?

¿De qué forma personal estás escuchando la voz del pastor?

¿Ha sido suficiente?

Lee 2 Pedro 3:18 ¿Puedes encontrar formas donde de manera personal y con tu grupo puedan crecer en el conocimiento de la Palabra de Dios?

E

n la segunda parte de nuestro estudio Jesús dice de sí mismo. Yo soy la puerta de las ovejas (v.7). El que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos (v.9).

83


Conozcamos a Jesús

En nuestro estudio vimos que en esa época los pastores guardaban a sus ovejas en dos tipos de refugios. Jesús se refiere específicamente a uno, donde las ovejas estaban al aire libre en un espacio cercado, con una abertura, donde el pastor se acomodaba y el mismo era la puerta. Si consideramos con cuidado la expresión de Jesús de los versos 7,9 en realidad es una invitación para los que escuchamos el evangelio. Pero somos nosotros quienes tenemos que cruzar por esa puerta. Cruzar esa puerta es estar en Cristo. La espiritualidad genuina, no consiste en los ritos o lugares, sino en una relación con Jesús. Estar en Cristo, es aceptar su invitación. Se entra solo a través de la fe. La fe en respuesta a la voluntad de Dios que nos convoca a que vivamos confiando en su guía y protección. Tu puedes estar en Cristo si en una oración confiesas que el Es el Señor y tu Salvador.

Puedes pedir al guía de tu grupo que te conduzca en esta oración

Si observas el verso 9 tiene una bendición para todos aquellos que cruzan La Puerta que es Jesús. Dice: Será Salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos. Esto es recibir las bendiciones de Dios para tu vida.

84


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

8 EL BUEN PASTOR Texto: Juan 10:11-21

Seguramente la idea de pastores y ovejas nos es conocida cuando leemos la Biblia. Eso no es raro dado que el judaísmo de la época bíblica era eminentemente pastoril. Jesús inicia este breve discurso diciendo: Yo soy el buen32 pastor. La denuncia profética Con solo esta frase, Jesús está diciéndonos: también hay también pastores malos. Y al tiempo que nos advierte de ellos, se deslinda, poniendo en manifiesto su propio carácter. Esta expresión en realidad es un tipo de denuncia profética, que poco tiene que ver con pastores y ovejas. Pero se utilizan estos elementos para señalar a aquellos pastores (dirigentes civiles y religiosos) que deberían de cuidar de las ovejas (el pueblo de Dios) y no lo hacen. Veamos un pasaje que nos lo muestra en el Antiguo Testamento. Ezequiel 34: 1-16 1

Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: 2 Hijo de hombre, profetiza contra los pastores de Israel; profetiza, y dí a los pastores: Así ha dicho Jehová el Señor: ¡Ay de los pastores de Israel, que se apacientan a sí mismos! ¿No apacientan los pastores a los rebaños? 3 Coméis la grosura, y os vestís 32

καλός. El significado básico de esta palabra es hermoso. En este caso indica excelente. Este pastor corresponde al ideal tanto en su carácter como en su obra. Y es el único de esta clase.

85


Conozcamos a Jesús

de la lana; la engordada degolláis, mas no apacentáis a las ovejas. 4 No fortalecisteis las débiles, ni curasteis la enferma; no vendasteis la perniquebrada, no volvisteis al redil la descarriada, ni buscasteis la perdida, sino que os habéis enseñoreado de ellas con dureza y con violencia. 5 Y andan errantes por falta de pastor, y son presa de todas las fieras del campo, y se han dispersado. 6 Anduvieron perdidas mis ovejas por todos los montes, y en todo collado alto; y en toda la faz de la tierra fueron esparcidas mis ovejas, y no hubo quien las buscase, ni quien preguntase por ellas. 7 Por tanto, pastores, oíd palabra de Jehová: 8 Vivo yo, ha dicho Jehová el Señor, que por cuanto mi rebaño fue para ser robado, y mis ovejas fueron para ser presa de todas las fieras del campo, sin pastor; ni mis pastores buscaron mis ovejas, sino que los pastores se apacentaron a sí mismos, y no apacentaron mis ovejas; 9 por tanto, oh pastores, oíd palabra de Jehová. 10 Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo estoy contra los pastores; y demandaré mis ovejas de su mano, y les haré dejar de apacentar las ovejas; ni los pastores se apacentarán más a sí mismos, pues yo libraré mis ovejas de sus bocas, y no les serán más por comida. 11 Porque así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo, yo mismo iré a buscar mis ovejas, y las reconoceré. 12 Como reconoce su rebaño el pastor el día que está en medio de sus ovejas esparcidas, así reconoceré mis ovejas, y las libraré de todos los lugares en que fueron esparcidas el día del nublado y de la oscuridad. 13 Y yo las sacaré de los pueblos, y las juntaré de las tierras; las traeré a su propia tierra, y las apacentaré en los montes de Israel, por las riberas, y en todos los lugares habitados del país. 14 En buenos pastos las apacentaré, y en los altos montes de Israel estará su aprisco; allí dormirán en buen redil, y en pastos suculentos serán apacentadas sobre los montes de Israel. 15 Yo apacentaré mis ovejas, y yo les daré aprisco, dice Jehová el

86


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Señor. 16 Yo buscaré la perdida, y haré volver al redil la descarriada; vendaré la perniquebrada, y fortaleceré la débil; mas a la engordada y a la fuerte destruiré; las apacentaré con justicia.

Este mensaje lo podemos bosquejar de la siguiente manera: 1. Los pastores en lugar de cuidar de las ovejas se sirvieron de ellas. 2. Dios hará que los pastores rindan cuentas por lo que dejaron de hacer. 3. Dios mismo es quien buscará y cuidara de sus ovejas hasta traerlas a un espacio de bendición. Ante la falta capacidad de los pastores para poder cumplir con la tarea asignada. Ovejas pérdidas fueron mi pueblo; sus pastores las hicieron errar, por los montes las descarriaron; anduvieron de monte en collado, y se olvidaron de sus rediles. Jeremías 50:6. Es El Señor quien habrá de tomar la iniciativa para poder enviar un Buen pastor que cuide de sus ovejas y les lleve a lugar seguro. Y os daré pastores según mi corazón, que os apacienten con ciencia y con inteligencia. Jeremías 3:15 Este es el trasfondo de las palabras y acciones de Jesús a favor de su pueblo. En el cumplimiento de los tiempos33, es Dios quién provee salvación para su pueblo. Pero aquí, lo completamente novedoso es la forma en como Dios provee la salvación: el buen pastor su vida da por las ovejas

33

Se trata del Kairos del Señor. El tiempo de gracia donde Dios trae salvación para su pueblo.

87


Conozcamos a Jesús

Dar la vida por las ovejas Este medio de salvación es el que se hace completamente nuevo en la forma de como Dios provee salvación. Durante la época de los Jueces Dios había enviado a otros agentes de salvación para su pueblo. Muchos de ellos llegaron a ser conocidos como grandes héroes, por su fortaleza o capacidad militar. Pero cada una esas liberaciones fue de carácter temporal, pues el pueblo seguía un esquema específico donde si bien eran liberados, pronto se olvidaban de Dios y volvían a caer en un ciclo de pecado. Dios envía un libertador

El pueblo esta en paz

Claman pidiendo un salvador

Se aleja del Señor Los enemigos los oprimen

Este ciclo34 nos muestra algo de la condición del ser humano, y la necesidad de una salvación completa. Pues en tanto no es Jesús quien nos salve en plenitud, podemos seguir en ese incesante ciclo, donde solo estamos en paz por periodos breves, hasta que nos olvidamos de la bendición del Señor y volvemos a caer un estado de pecado 34

88

Tomamos como referencia este ciclo del libro de los Jueces


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

que más adelante nos llevará a clamar por su bendición nuevamente. Mientras el ser humano se mantiene en este ciclo, no solo no logra sobreponerse, sino que incluso cada caída le aleja más de la salvación que anhela, la salvación plena solo es posible en Jesús. Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres. Juan 8:36 La salvación plena para el ser humano no solo es a través de Jesús, sino que también requirió una forma específica. el buen pastor su vida da por las ovejas. (v.11) y pongo mi vida por las ovejas. (v.15) La muerte vicaria de Jesús es la característica de la salvación plena. El da su vida por los suyos. En la vida común, la muerte del pastor significa pérdida y posible muerte del rebaño. ¡En este caso la muerte del pastor significa vida (ζωή) para las ovejas! Vea el contraste al respecto del que Jesús llama asalariado, que cuando ven el peligro: deja las ovejas y huye (v. 12), mientras que el buen pastor da su vida. Toda la vida Jesús como buen pastor, da su vida, se entrega totalmente, entrega su alma (ψυχν Psique) no solo su vida natural, es decir Jesús da el total del yo, de su persona. Siempre hay quienes están dispuestos a dar algo, de su vida (donación de sangre, órganos), pero la experiencia de Jesús fue darse totalmente.

89


Conozcamos a Jesús

Históricamente ha habido grupos35 que tratan de diluir la totalidad de la entrega de Jesús. Y para eso dividen entre Jesús y el Cristo. Tratando de separar entre el hombre y Dios. Al hacerlo el comentario común es que quién dio su vida en la cruz fue Jesús el hombre, pero no Cristo. Pero la Biblia en ninguna manera permite este tipo de división. Jesús es el Cristo. Y quién da su vida en rescate por muchos es Jesús en toda su integridad. Como el Hijo del Hombre36 no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos. Mateo 20:28 El buen pastor da su vida en bien de las ovejas, esta es la única forma en que puede beneficiar a las ovejas, salvándolas de la destrucción eterna e impartiéndoles vida eterna, es muriendo en lugar de ellas. Y es por las ovejas—y sólo por las ovejas—que el buen pastor da su vida. El designio de la expiación está claramente limitado.37 Jesús muere por aquéllos que el Padre le había dado, por los hijos de Dios, por los elegidos. Elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas. 1Pedro 1:2 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, a 35

Docetismo Revise nuestro estudio anterior sobre el Hijo del Hombre. 37 Comentario al Nuevo Testamento. Exposición del Evangelio de Juan. William Hendriksen Libros Desafío. 36

90


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó. Romanos 8:29-30 Es por sus ovejas que ha venido el buen pastor, para que creyendo en el recibamos vida eterna. Sin embargo, el amor de Dios es ancho como el océano. En todas partes se encuentran las ovejas. No están confinadas a un redil. Es por ello que no podemos confundir el Reino de Dios con una organización eclesiástica específica, por el contrario manifestamos creer que la universalidad de la iglesia. La Iglesia universal, que es invisible, se compone de todo el número de los elegidos que han sido, son o serán reunidos en uno bajo Cristo, la cabeza de ella; y es la esposa, el cuerpo, la plenitud de Aquel que llena todo en todo (Efe. 1: 10, 22, 23 y 5: 23, 27, 32; Col. 1: 18)38 Jesús ciertamente da su vida por sus ovejas aun cuando esas ovejas están dispersas. Pero Dios conoce a cada una de ellas y ninguna faltará cuando todas lleguen a la presencia de su Pastor. El Pastor da su vida No se trata de un acto del destino, donde Jesús pierde la vida, no se trata de una imposición donde Él tiene que ser sacrificado. Él es quien da la vida, la ofrece voluntariamente para cumplir con la voluntad del Padre. 38

Confesión de Fe de Westminster.

91


Conozcamos a Jesús

Yo pongo mi vida, para volverla a tomar. Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar Juan 10:17,19 Aquí tenemos conjugados dos grandes amores, que juntos forman la esencia de toda la relaciones entre Dios y el hombre y del hombre con sus semejantes. La razón para poner la vida a favor de otros, solo puede proceder del amor por los seres humanos urgidos de ser reconciliados con Dios, pero al mismo tiempo le antecede un amor aún más grande y primario. Se trata del amor a de Dios. En las palabras de Jesús quedaron plasmadas en la siguiente frase: Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas. Mateo 22:37-40 Jesús en su amor al Padre, busca como agradarle y por amor a El da su vida, pero también es el amor por los que viven en este mundo sin Dios ni esperanza el que le impele a dar su vida en rescate por muchos. Para que en este acto supremo de donación de vida, todas sus ovejas puedan ser beneficiarias al recibir vida plena. Las ovejas conocen a su Pastor Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen, Juan 10:14

92


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

No es posible relación alguna sin conocimiento de las partes, En el Nuevo Testamento, conocer39 indica una relación entre la persona que conoce y el objeto conocido; a este respecto, lo que es conocido es de valor e importancia para aquel que conoce, y de ahí el establecimiento de la relación. En este sentido el conocimiento se da en ambas direcciones. El Buen Pastor, conoce a sus ovejas, pero también sus ovejas son capaces de conocerles. Este tipo de conocimiento se aplica también para hablar del conocimiento de Dios, si alguno ama a Dios, es conocido por él. 1Corintios 8:3 No hay que perder de vista que este conocimiento no se obtiene por una mera actividad intelectual, sino por la operación del Espíritu Santo como consecuencia de haber recibido a Cristo. Es a partir de este conocimiento que un creyente puede exclamar: Jehová es mi pastor… Salmo 23:1 Y descansar reconociéndose Y nosotros, pueblo tuyo, y ovejas de tu prado… Salmo 79:13

39

γινώσκω. Diccionario del Nuevo Testamento. E.W. Vine

93


Conozcamos a Jesús

Preguntas de repaso

Jesús dice: Yo soy el Buen Pastor. Esto quiere decir que hay otros que no lo son. Y que solo Él es el buen pastor. Lee Ezequiel 34: 1-16 y contesta las siguientes preguntas. 1. ¿Quiénes son los pastores de Israel?

2. ¿Quiénes son las ovejas?

3. ¿Cuál fue la actitud de los pastores?

4. ¿Qué va a hacer el Dios con los pastores?

5. ¿Qué va a hacer Dios con las ovejas?

Esta historia es el trasfondo de las palabras de Jesús cuando él dice: Yo soy el buen Pastor. Pero ahora tratemos de llevar esta historia a nuestra realidad. ¿Qué pasa cuando los que deben cuidar de las ovejas se enseñorean de ellas?

Esta historia en realidad nos muestra la necesidad que tenemos de que El Buen Pastor nos pastoree.

94


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Analicemos lo que Jesús dijo:

Yo soy el Buen Pastor A. El termino Yo soy, para nosotros es común, pero en el hebreo que hablaba Jesús esa frase no se utilizaba, pues implicaba el nombre de Dios. Lea Éxodo 3:13-14. Así que cuando Jesús utiliza esta frase, está usando para sí el nombre de Dios. B. El Bueno. El significado básico de esta palabra es hermoso. En este caso indica excelente. Este pastor corresponde al ideal tanto en su carácter como en su obra. Y es el único de esta clase. C. Pastor, es mejor ver lo que este pasaje dice de él. 1. Entra por la puerta y lo acoge el portero (10:3). 2. Llama a las ovejas por su nombre (10:3); las conoce bien (10:14, 15; cf. 10:27, 28). 3. Las saca (10:3). 4. Va delante de ellas (10:4). 5. Es reconocido y seguido por las ovejas (conocen su voz. 10:3, 4). 6. Da acceso a toda bendición (10:7–9); es la puerta. 7. Proporciona vida y abundancia (10:10; cf. 10:27, 28). 8. Da la vida por las ovejas (10:11, 14). 9. Guía a las ovejas (cf. 10:4), reuniendo también otras ovejas, de modo que todas llegan a formar un rebaño con un pastor (10:16). 10. Es amado por el Padre (10:17).

Estas características de El Buen Pastor nos permiten confiar en El. Escribe en el recuadro como puede aplicar esto en ti.

95


Conozcamos a Jesús

Pero si es muy importante quien es el más importante es su obra. Da su vida En este sentido esto no se puede aplicar a un pastor ordinario, por bueno que sea. Un pastor así quizá arriesgará la vida en defensa de las ovejas, pero en realidad no da la vida; es decir, no entrega la vida en sacrificio voluntario. Las ovejas Esta simple criatura tiene esta característica especial entre todos los animales, que pronto conoce la voz de su pastor, y no sigue a nadie más; depende enteramente de él, y busca sólo su ayuda, pues no puede ayudarse a sí misma, sino que está limitada a la ayuda de otro.40 Seguramente se puede seguir diciendo muchas cosas más sobre El Buen Pastor. Pero lo importante no es tener mucha información sobre de Él, sino confiar en que Él es nuestro pastor y que junto con el nada nos faltará. Toma tiempo para orar y pedir que Jesús el Buen Pastor, te cobije como una oveja suya y que Él te lleve a delicados pastor, donde tú puedas descansar.

40

96

Comentario Bíblico. Jamieson-Fausset-Brown.


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

9 LA RESURRECCIÓN Texto: Juan 11:17-27 En distintas culturas se plantea la muerte como lo inevitable. Más tarde o más o más temprano de una o de otra forma, pero al final habrá de llegar. La muerte es considerada como un destino fatídico que sin importar que cosas hagamos finalmente habrá de alcanzarnos. Mientras la percepción de nuestra cultura es pesimista sobre el destino, este relato nos presenta una visión donde esos hechos, en realidad tienen fines distintos, que habrán de traducirse en bendición para los creyentes.

Dos formas de ver el mismo evento Nuestro relato inicia en un espacio remoto de donde habrán de desarrollarse los eventos principales y con la comunicación de noticias que parecen desalentadoras. Señor, he aquí el que amas está enfermo. (v.3) En la respuesta de Jesús, se nos muestra una forma distinta de ver los hechos que los demás consideran trágicos. Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella. (v.4) Hay un cambio importante, en la manera de cómo se perciben los eventos. Ese cambio consiste principalmente si los estamos interpretando desde la óptica de nuestra sociedad, o si los vemos desde el punto de vista de Dios.

97


Conozcamos a Jesús

Una posible limitación que enfrentamos es que estamos tan acostumbrados a las interpretaciones de nuestra cultura que pasamos por alto la forma de como Dios ve las cosas. Conviene recordar que de manera natural la óptica de Dios y la nuestra no es la misma. Como escribió el Profeta Isaías. Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos. Isaías 55:8,9 Pero que una vez que Dios está en nosotros, recibimos la mente de Cristo para poder comprender la óptica de Dios. Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie. Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Más nosotros tenemos la mente de Cristo. 1Corintios 2:14-16 Eso es lo que permite que aún una enfermedad, pueda verse como algo a través de lo cual Dios puede ser glorificado.

La solicitud de Jesús por los enfermos La primer secuencia de este relato (vv. 1-11), nos muestra cómo reaccionan las personas que conocen a Jesús, cuando tienen un enfermo en casa.

98


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Lázaro se puso enfermo, y sus hermanas Le enviaron recado a Jesús para notificárselo. Es encantador comprobar que el mensaje de las hermanas no incluía la petición de que Jesús fuera a Betania. Sabían que no era necesario; sabían que, con hacerle saber que tenían una necesidad, bastaría para hacerle ir. La palabra que nuestra Biblia traduce como enfermo, en realidad dice: Carece de fuerzas, está débil. Ellas no dicen que su hermano está en un riesgo inminente de muerte para hacer que Jesús apurara sus pasos para ir a verlo. Simplemente dicen: Señor, tu querido amigo Lázaro está enfermo. v. 3 TLA En este corto mensaje se dicen diversas cosas 1. Existe una relación filial. Afecto de carácter personal de Jesús por Lázaro. 2. El nombre de Lázaro41 significa: Dios es mi ayuda Agustín se fijó en este detalle, y dijo que era suficiente que Jesús lo supiera. Porque no es posible amar a una persona y abandonarla en la necesidad. Es maravilloso saber que el simple hecho de nuestra necesidad atrae a nuestro lado a Jesús en un abrir y cerrar de ojos.42 Jesús responde a la necesidad de aquellos a los que ama, incluso aún antes de que seamos capaces de reconocer nuestra necesidad de ayuda. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Romanos 8:37

41 42

Una forma hebrea de Eleazar. Thayer´s Greek Definitions Comentario al Nuevo Testamento, Juan. William Barclay

99


Conozcamos a Jesús

Pero Jesús actuará de acuerdo al mejor plan para nuestra vida, aun cuando nosotros lo consideremos tardado.

El modo de actuar de Jesús Más de uno de nosotros seguramente haría un reproche, sobre la manera de actuar de Jesús. Juan 11:6 Cuando oyó, pues, que estaba enfermo, se quedó dos días más en el lugar donde estaba. Algunas de nuestras quejas podrían ser. 1. Se tardó mucho en actuar 2. Para que hacer sufrir a la gente Pero este relato nos muestra otra faceta de Cristo con la cual no siempre queremos lidiar. El actúa conforme a su voluntad y no siguiendo la nuestra. Dos declaraciones de la Confesión de Fe, nos pueden ayudar a comprender mejor la manera de actuar de Dios. Dios desde la eternidad, por el sabio y santo consejo de su voluntad, ordeno libre e inalterablemente todo lo que sucede. Aunque Dios sabe todo lo que puede suceder en toda clase de supuestas condiciones, sin embargo, nada decreto porque lo preveía como futuro o como cosa que sucedería en circunstancias dadas.43 Cuando se trata del actuar de Dios, tenemos que reconocer, que Él es siempre quien toma la iniciativa, en el tiempo que 43

Confesión de Fe de Westminster. Capítulo 3. Del decreto eterno de Dios. I, II.

100


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Él sabe exacto para nuestra necesidad. No por imposición de nadie ni por las circunstancias. El problema es nuestro, cuando quisiéramos que Jesús interviniera de cierta manera y nosotros quisiéramos decirle cómo hacerlo. Incluso hay quien, sin reconocerlo creen que si oramos mucho y ayunamos, Dios nos habrá de conceder lo que deseamos. Pero hemos de entender que fe es esencialmente confianza en Dios y no una forma de que nuestros deseos se cumplan. Entonces es confiar en que cualquiera que sea la manera de como Dios intervendrá, será bendición para nuestra vida. Así que si algo hemos de aprender es a dejarle intervenir como y cuando Él decida. No es casualidad que sus discípulos fueron enseñados sobre esta base. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. Mateo 6:10 Aún en sufrimientos como la enfermedad o la muerte, Dios tiene propósitos para nosotros. No nos ha dejado. Por el contrario su voluntad está cumpliéndose, y su propósito traerá fruto de bendición para nosotros. Cuatro propósitos para el sufrimiento son: 1. 2. 3. 4.

Ser perfeccionados Ser afirmados en nuestra fe. Ser fortalecidos Establecernos en sus promesas Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. 1Pedro 5:10

101


Conozcamos a Jesús

Esta manera de actuar de Dios, ha de llenarnos de seguridad, pues El no actuará de acuerdo a las circunstancias, sino que Quien decidió bendecirnos, lo hará de tal manera que siempre habremos de recibir sus acciones como una gracia para nuestras vidas. Cuando Jesús anuncia su intención de volver a Judea e ir a casa de Lázaro. Sus discípulos le recuerdan el peligro que eso implica. Rabí, ahora procuraban los judíos apedrearte, ¿y otra vez vas allá? Juan 11:8 La determinación de Jesús es firme. No habrá nada que Jesús deje de hacer por ayudar a los suyos. Y de hecho conocemos el final de la historia, Jesús da su vida en rescate por nosotros. Así que en este pasaje vemos el anuncio de lo que Él está dispuesto a hacer por aquellos a los que ama.

Es necesario verlo personalmente La prueba definitiva del Evangelio consiste en ver lo que Jesucristo puede hacer. I. II. III.

Recordemos las invitaciones a constatar la verdad Venid y ved. Juan 1: 39. Ven y ve. Juan 1:46. La expresión de testimonio del Bautista: Y yo le vi. Juan 1:34. La invitación en las Palabras de Jesús: Cosas mayores que estas verás. Juan 1:50

Las palabras puede que no consigan convencer; pero no hay razonamientos que se le puedan oponer a la intervención de Dios.

102


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

En este caso no es distinto, los discípulos han de ver de manera personal el poder de Dios. y me alegro por vosotros, de no haber estado allí, para que creáis Juan 11:15 Las crisis que se presentan en nuestra vida son una oportunidad para ver el poder de Dios en acción. Pero el propósito de Dios no se limita a que lo veamos, sino a que cada uno de nosotros sea una prueba viviente de Su poder. Nuestra tarea no consiste en recomendar a Cristo de palabra, porque contra eso siempre habrá argumentos para los que lo quieran rechazar. Se trata de demostrar con nuestras vidas lo que Cristo ha hecho por nosotros.

Jesús la Resurrección Después de los escenarios anteriores y que nos ayudan en la comprensión de nuestro tema, por fin arribamos al escenario principal. Vino, pues, Jesús, y halló que hacía ya cuatro días que Lázaro estaba en el sepulcro. Juan 11:17 Las condiciones no podían ser más complicadas, no solo ya había pasado el funeral, sino que en medio de su dolor ambas hermanas hacen un reproche a Jesús por su tardanza. Señor, si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto. (v.21 y 32). La imagen que se nos presenta aquí de Jesús es la de un Dios Cuyo corazón se estruja de angustia por la angustia de Su pueblo. Lo más grande que hizo Jesús fue traernos la noticia de un Dios Que no es insensible.

103


Conozcamos a Jesús

Ve el dolor de esas hermanas que recién experimentan la muerte de su hermano. Y se conduele junto con ella. Jesús entonces, al verla llorando, y a los judíos que la acompañaban, también llorando, se estremeció en espíritu y se conmovió, Juan 11:33 La expresión se estremeció en espíritu, en si es complicada. Pero pudiera traducirse como: Dio escape a tal angustia de espíritu que hacía que todo Su cuerpo Se le conmocionara de temblores. Aquí debe querer decir que se apoderó de Jesús una emoción tan incontrolable que le arrancó gemidos del corazón. En esto tenemos una de las cosas más preciosas del Evangelio. Tan profundamente entró Jesús en el dolor humano que la angustia Le oprimía y estrujaba el corazón. Jesús efectivamente sufrió por la muerte de un amigo querido y llora (v.35). Él se compadece de sus amados que experimentan dolor. Incluso la gente pude verlo y exclama Mirad cómo le amaba (v.36).

En medio de este escenario de dolor, también se encuentran las promesas de Dios para los suyos, lo que ellas conocían de Jesús y su confianza de que solo Él podría cambiar esa realidad que en este momento les era agobiante. Más también sé ahora que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo dará. Juan 11:22 Incluso los visitantes conocen del poder de Jesús ¿No podía éste, que abrió los ojos al ciego, haber hecho también que Lázaro no muriera? Juan 11:37

104


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Jesús hace un anuncio sorprendente, que reta la fe de las mismas hermanas en duelo, pero que también abre las puertas a un nuevo horizonte de comprensión. Pues no solo es un cambio en la percepción sino un cambio en la realidad. Él dice: Tu hermano resucitará (v. 23) Comprender la resurrección reclama un cambio completo en el paradigma de pensamiento de todos los presentes. Y solo puede realizarse ese cambio desde la experiencia de la fe. De allí la pregunta expresa que se le hace a Marta. ¿Crees esto? (v.26) Creer en la resurrección no es saber si Dios puede hacerlo. Marta, ya sabía eso. Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día postrero. (v.24). Se trata del pasar del yo conozco de Marta. Al yo confío, que Jesús está pidiendo. Experimentar la resurrección es confiar en Jesús. Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. Juan 11:25,26 Jesús es el único que puede cambiar una realidad como la muerte que pareciera inevitable. Para transformarla en una experiencia de bendición. Los creyentes en Jesús somos llamados a experimentar la resurrección. Nuestra confianza se basa en sus promesas, y sabemos que Jesús habrá de cumplirlas. Pero la promesa de resurrección no es solo para el día final, sino es algo que empezamos a vivir desde ahora. Pues vivimos ya con la esperanza de la resurrección y vivimos también como resucitados del pecado.

105


Conozcamos a Jesús

Preguntas de repaso

Cada cultura tiene una forma específica de interpretar los eventos que ocurren en su derredor. Para las bodas acostumbramos colores determinados, lo mismo ocurre cuando conmemoramos la Semana Santa o la Navidad, hay colores, incluso alimentos y olores que les distinguen. Cuando se trata de la muerte, también nuestra cultura tiene colores y acciones determinadas para ellas. ¿Qué se acostumbra hacer en un funeral? Tipos de ropa, actitudes, etc.

Nuestra cultura ha asociado la enfermedad y la muerte con dolor, separación obscuridad. Mientras que la Biblia nos proporciona otro esquema de interpretación. Considera la siguiente expresión del Apóstol Pablo. Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia Filipenses 1:21. ¿Por qué crees que dijo esto?

¿Qué opinas tú de estas palabras?

106


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Cuando estamos en Cristo, aprendemos a ver no solo como nuestra cultura interpreta, sino también aprendemos a ver con los ojos de Dios. Leamos el texto de 2 Reyes 6:8-17 y contesta. ¿Qué vio el siervo de Elías y cuál fue su actitud (v.15)?

¿Qué es lo que estaba viendo Elías, y cuál era su actitud (v.16)?

¿Qué hizo Elías para que su siervo pudiera orar?

Podemos ver como Dios ve. Pero no se trata de lo que hacemos, sino de lo que Dios hace en nosotros. En nuestro texto del evangelio de Juan 11 Jesús hace una afirmación y después una pregunta crucial a Marta. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto? Juan 11:26 Ver con los ojos de Dios es un asunto de fe. Pero la fe no se trata de algo que hacemos, sino de confiar. La pregunta que Jesús le hace a Marta es: ¿Confías en que Jesús puede hacerlo?

107


Conozcamos a Jesús

La fe (confiar en Jesús), genera no solo una forma diferente se ver las cosas, sino que es capaz de transformar la realidad en la que vivimos Por la fe, las personas han dejado el alcoholismo, han recuperado su familia, han sanado o se han recuperado de situaciones tan graves que ponían en peligro su integridad. Confiar en lo que Jesús es capaz de hacer en nuestra vida en verdad cambia incluso nuestra realidad. La historia bíblica está llena de ejemplos de eso. Lee Hebreos 11. Todas estas breves historias hablan de la fe. ¿Que aprender es ellas?

Quiero que recordemos que la fe es confiar en lo que Dios puede hacer, y no solo darle nuestra lista de necesidades y pedirle que él las cumpla. Un creyente de hace muchos siglos resumió así su confianza en Dios. Jehová cumplirá su propósito en mí; Salmo 138:8 Cuando Dios cumple sus planes en mí, cualesquiera que sean ellos yo puedo descansar, sabiendo que siempre serán de bendición para mí. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. Romanos 8:38,39 Inclusos todas estas me acercan más a Dios

108


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

10 EL REY DE PAZ Texto: Juan 12:1-19

La búsqueda de la paz, es una de las tareas que ocupa a la humanidad. Podemos escuchar este deseo en cualquier concurso de belleza. Pero también de forma paradójica se han organizado ejércitos para buscar o imponer la paz en el mundo. Otra vertiente es la búsqueda personal y hasta individualista por la paz. Para cada ser humano estar en paz se convierte en el estado idealizado. Pero las interpretaciones de lo que es estar en paz también son muy variadas. Las interpretaciones más comunes son. 1. Seguridad económica. Que me permitirá tener la tranquilidad que necesito para vivir 2. Salud. Como el beneficio que nos permite continuar adelante en la vida 3. Familia. La seguridad familiar como el bien más importante. Pero la paz verdadera, no consiste en que un ejército invada otro país para imponerles la paz, o en el conseguir ciertos bienes que nos proporcionen cierta tranquilidad temporal. La paz verdadera viene a nuestra vida cuando Jesús llega hasta nuestra vida, para establecer su reinado entre nosotros. Solo en la medida de que el Rey de paz tome control de nuestra vida, podremos experimentar la paz que el trae y que por ser plena se convierte en plena bendición para nosotros.

109


Conozcamos a Jesús

Paz verdadera y paz falsa En la mayor parte de los procesos de pacificación en el mundo la verdad es que lo que se ofrece es una paz falsa, pues esta paz, no llega a cumplir con las expectativas de tranquilidad y sosiego pleno. En la época de Israel, Dios a través del profeta Jeremías pone en manifiesto que hay una paz que se empeñan de hacer creer y que es falsa. Y curan la herida de mi pueblo con liviandad, diciendo: Paz, paz; y no hay paz. Jeremías 6:14 Alguien ha dicho si no tenemos la paz dentro de nuestro ser, es en vano buscarla de fuentes exteriores. Pero también es posible engañarnos si creemos que tenemos paz dentro de nuestro Ser, cuando en realidad no la tenemos. Veamos cuatro tipos de paz falsa. 1. Cuando nos hacen creer que estamos bien. El profeta Jeremías señala a los sacerdotes que decían al pueblo paz, paz cuando en realidad no había paz. Porque no estaban bien con Dios. Este es el punto ellos quería creer que estaban bien pero delante de Dios no estaban bien. No debemos dejarnos engañar creyendo que estamos en paz cuando aún vivimos en pecado, y no estamos reconciliados con Dios. Mucha gente, en realidad mucha gente aún en nuestros días, actúa de la misma manera, piensa que está en paz con Dios, pero sigue viviendo en sus pecados. Y los pecados nos separan de Dios. 2. La paz de la prosperidad material. En el Evangelio de Lucas, 12: 16-19, Jesús habla del rico que no sabía qué hacer con tantos bienes y dijo voy a hacer esto, voy a derribar mis graneros y haré otros más

110


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

grandes y después voy a disfrutarlo. Reposa alma mía, reposa, regocíjate, y disfruta. Ante esta aparente paz Jesús nos muestra su fin porque dice: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? (v. 20). Hay muchas personas que tienen muchos bienes. Y piensan que pueden tener paz por la cantidad de sus Bienes. 3. La paz de los que confían en su propia justicia. Por ejemplo Jesús habló acerca de un fariseo que oraba en el templo (Lucas 18:9-14). Y se jactaba de ser lo que era, de hacer lo que hacía, de que cumplía con todos los ritos de la ley y con todas las normas, de la religión con las exigencias de su religión, que eran muy exigentes por cierto, y hasta se jactaba de ser mejor de otros que estaban orando allí en el templo. ¿Cuál fue el fin de él? Simplemente no fue perdonado. 4. La paz de los que tienen la conciencia cauterizada. En 1 Timoteo 4:1-2 el apóstol pablo le dice a Timoteo: Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia ¿Es posible que el hombre y la mujer lleguen a este estado de cauterizar, la conciencia, pero cuál es el fin? ¿Cuál es el fin de aquellos que tienen la conciencia cauterizada? Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios. Judas 1:4

111


Conozcamos a Jesús

La entrada del Rey de paz. Un pueblo que está anhelando la paz, ve venir a Jesús, aquel del que han oído hacer milagros como sanar a los ciegos e incluso revivir a uno que había muerto. Y ven en El a alguien que puede convertirse en su salvador y así traer la paz, ante el asedio romano. El salvador está entrando a la ciudad de David, y ellos manifiestan su gozo, agitando ramas de palmera. Y exclamando: ¡Sálvanos, Dios nuestro! ¡Bendito el que viene de parte de Dios! ¡Bendito sea el Rey de Israel! TLA No hay espacio para dudas, es un pueblo con necesidades y manifiestan de forma abierta su necesidad de experimentar paz. Si Jesús había librado a Lázaro de la muerte después de estar cuatro días en la tumba. Sin duda también podría sacudir el yugo que los romanos habían impuesto sobre el pueblo judío. Las palmeras que estaban agitando, para darle la bienvenida eran en sí mismas, símbolo de la confianza que tenían. Eran símbolos del gozo por la victoria que consideraban ya un hecho. Hosanna. Salva ahora. Es una súplica que el adorador dirige a Dios, ya que está convencido de que ha llegado el momento apropiado para la total liberación. Oh Jehová, sálvanos ahora, te ruego; Te ruego, oh Jehová, que nos hagas prosperar ahora. Salmo 118:25 Bendito el que viene en el nombre del Señor. Al que se le llama bendito es el Mesías. El salmo 118 es uno de los cantos de alabanza, durante la pascua, entonces es

112


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

claro que ellos ven que este es el día de su salvación. (Salmo 118:24) El Rey de Israel. No solo ven al Mesías enviado de Dios para su liberación. También ven en Él al Rey. El que había de establecer el reino de David. Ven al poderoso realizador de milagros que puede cumplir sus expectativas terrenas. Pero el que está entrando a la ciudad no es el Mesías terrenal de los sueños israelíes. El entra sobre un asno, un pollino, animal asociado no con los rigores de la guerra sino con la práctica de la paz. Esto habrá de mostrar el verdadero carácter del Rey de paz que está entrando. Sin duda no es quien viene a imponer su paz, en contra de los romanos y a favor de los judíos. El profeta Zacarías señala hacia otro punto, cuando habla de la presencia del futuro rey de Israel. Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna. Zacarías 9:9 Lo que hizo Jesús fue un claro cumplimiento de la profecía y el pueblo de Jerusalén debería haberlo visto de inmediato.

No Temas. Cuando el pueblo recibe a su propio Rey, no hay razón de temer, porque el viene para salvar. El entra de una manera pacífica y amable. El propósito de entrar de esta forma es que el pueblo deje de experimentar todo aquello que les causa inseguridad y aprendan a descansar en la paz de esta Rey que ha entrado hasta ellos.

113


Conozcamos a Jesús

Al modo de Dios Parece que en la historia Bíblica siempre hay dos formas de hacer las cosas. El modo de Dios y el modo que los seres humanos queremos. Sin duda el modo es el que habrá de prevalecer, pero es posible que incluso para aquellos que tanto anhelan la paz, al verla entrar por las calles de su ciudad, sean incapaces de reconocerla. Eso es lo que nos dice el evangelio. Estas cosas no las entendieron sus discípulos al principio Juan 12:16 Pero no era un problema solo de los discípulos, en realidad la ciudad misma no entendió. El evangelio de Lucas nos narra lo dicho por Jesús. ¡Oh, si también tú conocieses, a lo menos en este tu día, lo que es para tu paz! Mas ahora está encubierto de tus ojos. Lucas 19:42 Dios tiene su propio modo de hacer las cosas. Y el modo de hacerlo de El siempre redunda en bendición. Los judíos buscaban alguien que los liberara de los romanos, y pensaban que de esta forma finalmente tendrían paz. Cuando Jesús no les da la paz que ellos quieren le rechazan. Pero el propósito de Jesús no era darles una paz temporal, sino conducirles a que experimenten la paz verdadera. De hecho después del ministerio de Jesús, se levantó una gran rebelión contra los romanos, que se extendió por varios años y causo tan grande problema que finalmente 60,000 soldados dirigidos por Tito, ocuparon palestina hasta que finalmente Jerusalén fue conquistada y miles de judíos,

114


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

murieron.44 El modo de ganar la paz de los judíos resulto un total fracaso. Esto nos lleva a considerar que la paz verdadera, no se puede hacer a nuestro modo, sino del modo de Dios. La ciudad de Jerusalén tuvo dentro de sí al Rey de paz y sin embargo debido a sus propias ideas, pasaron por alto la salvación que el traía. ¿Cuantas veces a nosotros nos puede pasar lo mismo? Tenemos nuestras propias ideas de lo que significa la paz y/o queremos obtenerla del modo que nosotros entendemos. Pero resulta que la paz de Dios, es la razón por la Jesús llego a este mundo. Y sin embargo seguimos carentes de esa paz. En muchos de los libros del Antiguo Testamento Dios promete a su pueblo cesación de la guerra, que es causa de tanto sufrimiento, como premio por guardar su pacto y sus enseñanzas. Y yo daré paz en la tierra, y dormiréis, y no habrá quien os espante; y haré quitar de vuestra tierra las malas bestias, y la espada no pasará por vuestro país. Levítico 26:6 Y a la luz de esto no podemos sino creer que la falta de paz en nuestra época, al igual que en la época de Jesús, se debe a la desobediencia a Dios. La Biblia de hecho dice que cuando seguimos nuestras propias ideas y andamos solo buscando nuestra satisfacción, en lugar del consejo de Dios, somos considerados, hijos de desobediencia, e hijos de ira. (Efesios 2:2,3). 44

Véase. Flavio Josefo. La guerra de los judíos.

115


Conozcamos a Jesús

Pero la solución a ese problema también nos ha sido provista por Dios mismo en Jesús. En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo. Porque él es nuestra paz Efesios 2:12-14 La verdadera paz nos lleva a estar reconciliados con Dios. Cuando el pasa por alto nuestro pecado. Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo; Romanos 5:1 No es que el pecado no haya existido, sino que Dios lo pasa por alto (nos justifica), los méritos de Jesús me son aplicados a mí. El propósito de Jesús era traer paz al mundo y se completa ese propósito en mí, cuando yo recibo al Rey de paz en mi vida. Entonces tengo la paz que necesita mi vida. La paz de Dios, no surge de las circunstancias externas. En la bendición sacerdotal se afirma que la verdadera paz es interior y viene de Dios. 45 Jehová te bendiga, y te guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz. Números 6:24-26

45

116

Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia. Wilton . Nelson. Edit.


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Pero la paz de Dios no se limita a un estado interior y espiritual. Dios la hace surgir desde allí, pero toca las demás áreas del ser humano. La restauración mesiánica provee una paz completa 15

Yo, yo hablé, y le llamé y le traje; por tanto, será prosperado su camino. 16 Acercaos a mí, oíd esto: desde el principio no hablé en secreto; desde que eso se hizo, allí estaba yo; y ahora me envió Jehová el Señor, y su Espíritu. 17 Así ha dicho Jehová, Redentor tuyo, el Santo de Israel: Yo soy Jehová Dios tuyo, que te enseña provechosamente, que te encamina por el camino que debes seguir. 18 ¡Oh, si hubieras atendido a mis mandamientos! Fuera entonces tu paz como un río, y tu justicia como las ondas del mar. 19 Fuera como la arena tu descendencia, y los renuevos de tus entrañas como los granos de arena; nunca su nombre sería cortado, ni raído de mi presencia. Isaías 48:15-19 De este texto podemos obtener diversas enseñanzas sobre como la paz de Dios llega a nosotros. 1. La paz es provista por Dios. El hablo, llamo y trajo, (v.15) de principio a fin, es obra suya. Él es nuestro Redentor (v.17) 2. Dios siempre ha mantenido abierto el camino para que podamos recibir su bendición (v.16). 3. Experimentar la paz de Dios afectará todas las áreas de nuestra vida. a. Será prosperado tu camino b. Tus descendientes serán bendecidos c. Estarás con Dios para siempre.

117


Conozcamos a Jesús

La paz de Dios y mi entorno La paz de Dios shalôm ( ), una condición del alma y de la mente que incentiva el desarrollo de facultades y capacidades. Este estado de bienestar se experimenta tanto en el interior como en el exterior del ser. Por ello no puede vivirse de manera aislada, no es una especie de nirvana, donde yo estoy en paz independientemente de lo que pasa en mi derredor. Podríamos comparar la paz de Dios con las ondas que se producen en el agua. Surgen desde el interior, pero pronto van alcanzando los puntos cercanos, hasta que expandiéndose más y más llegan a los extremos más lejanos. Desde mi entorno, el estar en paz con Dios trae tranquilidad interior, al saberme reconciliado con Dios en Jesús. En plática íntima con sus discípulos, la noche antes de su muerte, el Señor Jesús prometió su propia paz a ellos y a todos los suyos. Esta tranquilidad interior no es pasajera como la paz del mundo, ni depende de las circunstancias externas. La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. Juan 14:27 Al saber que estamos en Dios y que ninguna situación externa nos puede separar de su mano, trae tranquilidad a nuestra vida. Pues sabemos que cuanto somos y tenemos está en manos de Dios y Él nunca nos dejará. Y no desampara a sus santos. Para siempre serán guardados; Salmo 37:28

118


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Podemos descansar en Dios. En hebreo, esta condición se expresa con la frase “en paz” (beshalôm). El salmo 4 expresa la confianza que se puede tener al estar en la paz de Dios En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado. Salmo 4:8 Si bien para muchos este fragmento es parte de una oración infantil. Realmente surge de una confianza, al saber lo que Dios ha hecho. a) Dios nos ha elegido (v.3). b) Dios ha puesto sobre nosotros su rostro (v.6). c) Dios trae alegría a nuestro corazón (v.7). Con todo esto no es difícil descansar en la paz de Dios

Pero las ondas de la paz de Dios han de llegar más lejos, cuando cada uno de nosotros nos hacemos instrumentos de su paz. Una de las líneas del sermón de la montaña dice: Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Mateo 5:9 Dios no solo nos ha dado la paz con Él, sino que también nos permite ser portadores de paz, para otros. Aún hay muchas personas que necesitan experimentar la paz de Dios. Vayamos nosotros y mostremos la paz perfecta que solo hay en Jesús el Rey de Paz.

119


Conozcamos a Jesús

Preguntas de repaso

Escribe en los recuadros los tipos de paz falsa

De acuerdo con esta lección. Como describirías la paz verdadera.

Los siguientes pasajes hablan de como lo que hace la paz de Dios en nosotros. Números 6:24-26; Juan 14:27; Salmo 4:8. Escribe un breve comentario de lo que significan para ti.

Jesús no solo nos dio su paz, también nos hace portadores de ella, para los que aún no la experimentan. Escribe 3 nombres de personas por las que puedes orar para que conozcan la paz de Dios.

120


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

11 LA VID VERDADERA Texto: Juan 15:1-17

La Vid verdadera. Jesús inicia este discurso con el último de los “Yo Soy” que en el evangelio de Juan es una expresión que enfatiza su “eterno ser”, esta vez haciéndose semejante a una vid. Dos de los tres componentes básicos del pasaje se presentan en este versículo. El término vid se refiere a una planta que produce uvas, no a la viña que comprende muchas plantas. Es la única ocasión que agrega y mi Padre... al “Yo soy”, pero este concepto corre a través de Juan. Jesús se presenta como el mediador, el que obra en el mundo, pero en perfecto acuerdo y comunión con el Padre quien obra desde el cielo ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras. Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras. Juan 14:10-11 Yo soy la Vid verdadera. La mayoría de los comentaristas opinan que Jesús tenía en mente el simbolismo de la vid en el AT. Josefo, el historiador judío, describe una gran vid dorada, puesta en la entrada del templo que fue construido por Herodes.

121


Conozcamos a Jesús

Jesús, como en otras ocasiones, utiliza ideas que forman parte de la herencia religiosa judía. Una y otra vez en el Antiguo Testamento, Israel se representa como la parra o la viña de Dios. Hiciste venir una vid de Egipto; Echaste las naciones, y la plantaste. Salmo 80:8 Ciertamente la viña de Jehová de los ejércitos es la casa de Israel, y los hombres de Judá planta deliciosa suya. Esperaba juicio, y he aquí vileza; justicia, y he aquí clamor. Isaías 5:7 La vid había llegado a ser de hecho el símbolo de la nación de Israel. Era el emblema que aparecía en las monedas de los Macabeos. Una de las glorias del templo era la gran vid de oro que había en la fachada del lugar santo. Muchos grandes hombres habían considerado un gran honor ofrendar oro para un manojo de uvas o aun para una sola uva de aquella vid. La vid era una pieza especial de la imaginería judía, y el mismísimo símbolo de Israel.

Jesús estaba comparándose con el Israel nacional, “la vid” del Antiguo Testamento y afirmando que ésa ya no era la verdadera, sino que estaba siendo reemplazada. Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor: Como la madera de la vid entre los árboles del bosque, la cual di al fuego para que la consumiese, así haré a los moradores de Jerusalén. Ezequiel 15:6

122


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Jesús se presenta como la vid verdadera, genuina, ideal y perfecta. Jesús y únicamente él, no la nación judía, ni el cristianismo institucional que estaba por nacer, constituiría la vid nueva y verdadera.46 La vid del Antiguo Testamento no cumplió el propósito de Dios, pero la nueva y verdadera sí lo haría. Observemos la relación estrecha entre el Padre, quien es el labrador, y la vid, que es su Hijo. Es como si Jesús dijera: “Crees que porque perteneces a la nación de Israel eres un retoño de la verdadera vid de Dios; pero la nación es una vid degenerada, como dijeron todos tus profetas. Pero la auténtica Vid de Dios soy Yo. Por el hecho de ser judíos no te vas a salvar. Lo único que te puede salvar es estar unidos vitalmente conmigo, porque Yo soy la auténtica Vid de Dios y, por tanto, tienes que ser un retoño unido a Mí.” Jesús estaba estableciendo el principio de que el verdadero camino a la salvación de Dios no es tener sangre judía, sino tener fe en Él. Ninguna calificación externa puede poner a una persona en la debida relación con Dios; sólo la relación con Jesucristo puede hacerlo.

Limpios y fructíferos por la Palabra Así como en el árbol frutal, algunas ramas pueden ser fructíferas, otras bien estériles, según haya o no una conexión vital entre la rama y el tronco; así los discípulos de Cristo pueden ser fructíferos espiritualmente, o lo contrario, 46

Esta tendencia puede observarse también en Juan 1:9 Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.

123


Conozcamos a Jesús

según estén unidos vital y espiritualmente con Cristo, o estén adheridos a él sólo externa y mecánicamente. A los estériles él quitará (serán levantados) a los fructíferos limpiará (podará) para que lleve más fruto. A la vid se le quitan todas las hojas, para que toda la savia se concentre en los frutos. Esta esta es una operación penosa pero necesaria y de beneficio para la producción. Pero Jesús dirigiéndose a sus discípulos les dice: Ya vosotros sois limpios (libres de mezclas impuras) por (en razón de) la palabra que os he hablado (dado a conocer) v.3 En este versículo se combinan dos modos de ver el tiempo y que nos enseñan sobre la manera de actuar de Jesús en nuestra vida. El primero es el, Ya. Como una acción ya acabada, donde la Palabra ha cumplido su propósito. La Palabra fue para ellos como fuego purificador y jabón de lavadores Malaquías 3:2,3. El segundo es he hablado. Como una acción que aún está en proceso, refiriendo entonces a un estilo de vida. De aquí que la idea de permanecer será muy importante en este texto. La palabra de Jesús tiene tres funciones en cuanto a nuestra limpieza moral: 1. Es como un espejo que nos muestra tal cual somos espiritualmente, según la perspectiva de Dios; 2. Nos muestra cómo corregir los defectos que van apareciéndose.

124


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

3. Nos exhorta a tomar las medidas necesarias cuanto antes. Los que habían oído atentamente la palabra de Jesús, y habían permitido que tuviera entrada en sus vidas, estaban limpios.

En mí Antes de continuar, hay que hacer mención de una pequeña preposición en47 (en mí) que tiene una tremenda importancia en este texto y para la vida del creyente. En la gramática, la preposición sirve para establecer la relación entre dos o más objetos, y en este caso connota una relación estrecha y vital. No es al lado de, ni arriba de, ni debajo de, ni detrás de, ni delante de, ni alrededor de, sino en mí. Jesús había enfatizado esa clase de relación entre él y el Padre. ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras. Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras. Juan 14:10,11 Entre el Espíritu Santo y los discípulos. El Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le

47

Se utiliza 16 veces en este texto

125


Conozcamos a Jesús

conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. Juan 14:17 Entre él, el Padre y los discípulos. En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros. El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él. Juan 14:20,21 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. Juan 14:23 Ahora esa unión vital es esencial para poder llevar fruto. Toda rama que en mí no está llevando fruto no se refiere a los judíos, ni a los gentiles, sino a los seguidores de Jesús

La palabra clave permaneced. La vida de fe, siempre se vive en dos tiempos. El primero como una acción ya completada en Cristo Jesús, donde nosotros solo la recibimos como don de la gracia de Dios. Pero también como un acto continuo donde se permanece en una fe que cotidianamente se vive, actúa y donde aún estamos creciendo y siendo perfeccionados. En la relación con Jesús es esencial el estar en Él. Solo al estar adherido a la vid, podemos ser alimentados por su savia. Pero como en el caso de la vid, si no permanecemos, entonces perdemos la capacidad de fructificar. Y de este modo cumplir con el propósito por el cual fuimos colocados en la vid. Podemos mencionar cinco formas concretas y progresivas por las que necesitamos permanecer.

126


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

I. Estar en Jesús. El pámpano no puede llevar fruto de sí mismo, si no estuviere en la vida. Así como toda fecundidad espiritual había sido atribuida a la mutua habitación en sí, y a la interpenetración (para decirlo así) de Cristo y sus discípulos, así aquí la continuación de esta conexión vital se hace esencial para su fertilidad continua. Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Juan 15:4

II. Sin mí. Aparte de Mí, o vitalmente desconectados de mí, nada aceptable espiritualmente podemos hacer. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. Juan 15:5 III. Si no permanece. El que en mí no estuviere, será echado fuera, es una rama que en algún momento se secará y solo servirá como leña. Ya que el propósito era dar fruto. El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden. Juan 15:6

IV. Si estas en mí. Observe el cambio desde la presencia de Cristo en el creyente hasta la presencia de la Palabra en ellos. Para entonces presentar una

127


Conozcamos a Jesús

promesa. pedid todo lo que queréis, y os será hecho. Porque la presencia de Cristo y su Palabra en los creyentes asegura la armonía de sus peticiones con la voluntad de Dios. Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos. Juan 15:7-8

V. Estar en mi amor. No dice continúen amándome a mí, sino Continúen en la posesión y en el goce de mi amor para ustedes. Las demás palabras señalan lo evidente. Si cumplimos las palabras de Jesús, permaneceremos en su amor. Este es el concepto adecuado del discipulado cristiano, el cual fomenta y fortalece el amor de Cristo. Ese fue el secreto de Jesús para permanecer en el amor del Padre. Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor. Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. Juan 15:9-10

Fuimos elegidos. Cuán importante resulta para el creyente, recordar estas últimas palabras. Fue Jesús quien nos eligió a nosotros. Fuimos llamados para estar con Él. Al igual que el llamado a cada uno de los 12 Él nos llamó de donde cada uno de nosotros nos encontrábamos. Sin importar los méritos

128


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

propios o distinción por el grupo religioso donde estuviéramos o no. Jesús por su gran amor. Aun siendo pecadores nos llamó para estar con Él. Para que disfrutáramos de su amor. Pero también para darnos una misión. No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé. Juan 15:16 El objetivo de este llamado es que nuestra vida crezca y de fruto. No se trata solo de que estemos allí. Cada creyente ha sido llamado a crecer. La unión vital con el dador de la Vida, no solo nos comunica vida sino también por su Espíritu nos da lo necesario para crecer y fructificar. Crecer y fructificar, no debe ser equiparado solo al estar en la iglesia o hacer cosas buenas. Se trata siguiendo el ejemplo de la vid. De reproducirnos espiritualmente. Para hacer esto hemos buscar que otros estén también unidos a Cristo (solo Él puede darles vida). Nuestra manera de fructificar consiste en llevar a otras ramas moribundas a que se alimenten de la savia de la Vid. Pero el trabajo no termina con solo indicarles donde está la Vid verdadera, hemos de trabajar con ellos, cuidarlos, hasta que ellos también estén en la capacidad que Dios les dará para que también ellos fructifiquen para la gloria de Dios.

129


Conozcamos a Jesús

Preguntas de repaso

La vida de fe de un discípulo, recién inicia cuando creemos en Jesús. Pero se trata de permanecer y de dar fruto En los siguientes versículos observa las ocasiones en las que aparece la idea de permanecer. Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Juan 15:4 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. Juan 15:5 El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden. Juan 15:6 Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos. Juan 15:7-8 Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor. Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. Juan 15:9-10 ¿Por qué crees que es tan importante permanecer?

130


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

En el pasaje que estudiamos, el texto habla de la Vid y de las ramas que han de permanecer adheridas a la Vid. Resulta obvio, pero esas ramas han de dar como frutos uvas. Del mismo modo si nosotros estamos adheridos a Cristo, lo que se espera como fruto, solo pueden ser otros cristianos. Pero, muchas personas suele confundir esto. Elabora una lista de las actividades que realiza la Iglesia 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8.

__________________________ __________________________ __________________________ __________________________ __________________________ __________________________ __________________________ __________________________

Cuántas de estas actividades están dando el Fruto del que la parábola habla. ¿Por qué crees que hay actividades que las iglesias realizan y que no están eficientemente dando el fruto que Jesús quiere que sus discípulos den. _________________________________________________ _________________________________________________ _________________________________________________ ________________________________________________

Lee el versículo de Juan 15:3. Para que cada discípulo pueda dar fruto ¿qué hace falta? _________________________________________________ ________________________________________________

131


Conozcamos a Jesús

Cada uno de los que hemos conocido y creído en Jesús, somos llamados a crecer en la Palabra, para que esta cada día haga la obra en nuestra vida. Y para que al tiempo que la Palabra de Dios nos vaya instruyendo y limpiando vayamos dando fruto. Utilice intencionalmente la idea, de que mientras estamos en el proceso. Porque como el Apóstol Pablo dijo: No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo… a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús Filipenses 3:12,14 En una parte estamos ya completos con la fe que Jesús nos ha dado, pero aún falta mucho que hacer al respecto de nuestro carácter, sentimientos, etc. Pero mientras tanto podemos ya dar testimonio de lo que Jesús está haciendo en nuestra vida. Dar fruto es llevar a otras personas para que conozcan de Jesús. Solo Él puede dar vida. Recordemos que Él es la Vid, las personas deben estar unidas a Cristo, nuestra labor consiste en llevarlas a Cristo. Consulte con el guía de su grupo, sobre algunas formas de evangelización y/o eventos de evangelización que en la iglesia local estén organizándose.

132


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

12 EL SEÑOR Texto: Juan 20:24-29

Un momento de desaliento ¡Te lo dije! Es probable que en más de una ocasión nos hayamos escuchado esta frase, cuando aquello que habíamos pensado que ocurriría finalmente ocurre. Eso es más o menos lo que ve ocurrir Tomás frente al evento de la cruz. Parece que finalmente ha ocurrido aquello que él había temido cuando Jesús les propuso volver a Betania al recibir noticias de que Lázaro estaba enfermo. En aquella ocasión la opinión de Tomás había sido Vamos también nosotros, para que muramos con él. Juan 11:16 A Tomás no le faltaba valor; lo que le pasaba era que era pesimista por naturaleza. No hay la menor duda de que amaba a Jesús. Le amaba lo bastante para estar dispuesto a ir a Jerusalén a morir con Él cuando los otros vacilaban y tenían miedo. Había sucedido lo que él se había temido; y, aunque lo esperaba, le había destrozado el corazón de tal manera que rehuía a los demás y quería estar solo con su dolor.

No pierdas las bendiciones de Dios El primer día de la semana cuando Jesús resucitado se reúne con sus discípulos Tomás no está. Uno esperaría que Tomás tuviera una buena razón para no estar presente,

133


Conozcamos a Jesús

pero es posible que no la hubiera tenido. En su melancolía puede ser que se dio el lujo de la tristeza solitaria. Como algunos a pesar de saber que Cristo ha resucitado, actúan como si estuviese muerto. Y pasan el día del Señor evitando la adoración colectiva que se ha convertido para ellos en una alegría ofensiva o un aburrimiento somnoliento. En cualquier caso se perdió un excelente sermón de su maestro. 20

Y cuando les hubo dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se regocijaron viendo al Señor. 21

Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío. 22

Y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: Recibid el Espíritu Santo. Juan 20:21-22 Uno nunca sabe cuándo Dios habrá de hablar a través de sus enviados. Y de las bendiciones que en ese culto El Señor puede dar a su pueblo. La única manera de recibirlas es estando allí. En este caso son tres cosas las que Tomás no pudo ver, por no estar allí. 1. Ser testigos de la presencia del Cristo resucitado 2. La recepción de la paz. Como don de Dios 3. La recepción del Espíritu Santo Incluso podríamos hablar de un punto más. La encomienda apostólica para reconciliar al ser humano con Dios. A quienes remitiereis los pecados, les son remitidos; y a quienes se los retuviereis, les son retenidos. Juan 20:23

134


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Todo lo que podemos perder cuando por las causas que fuesen dejamos de estar en comunión con el pueblo de Dios ya que es en ese espacio donde Dios envía su bendición.48 La misma tristeza que hizo que Tomás faltara a la primera reunión con Cristo. También provoco que se volviera un tanto escéptico. Cuando los demás discípulos le cuentan que han visto a Jesús responde. Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré. Juan 20:25 Es común que las personas que no participan de las actividades de la Iglesia se muestren apáticas al respecto de lo que ocurre en ella, del mismo modo tienden a desvalorar los actos que Dios está realizando entre sus demás hermanos. E incluso llegan a oponerse al rumbo que Jesús está dando a su iglesia. Lo que ocurre con estas personas es semejante a lo que le ocurrió a Tomás. Al no ser partícipe de los actos de Dios, valoran las experiencias de los otros, desde su óptica, pero está no es concordante con lo que Dios está realizando con el resto de su pueblo. Lo que hace falta es que quien no participo, pueda experimentar también la acción de Dios en su vida de modo que no permanezca a un lado, sino que tornándose en un creyente se sume a la obra que históricamente Dios está haciendo en ese lugar.

48

Vea el salmo 133.

135


Conozcamos a Jesús

Nuevas oportunidades Ocho días después Jesús no solo vuelve para estar con sus discípulos. Sino en particular vuelve para dar una oportunidad a que Tomás sea creyente. Las acciones de Jesús, es frecuente que se desarrollen de esa manera. Si bien cada vez, que no estamos perdemos oportunidades de ser bendecidos. Jesús en su inmenso amor constantemente nos brinda oportunidad de ser bendecidos y de que permanezcamos en su amor. Pero no hay que olvidar, que Dios puede dejarnos fuera de sus bendiciones por nuestra dureza y falta de fe. 49 Pasó una semana, y Jesús volvió; y esta vez Tomás estaba allí. Y Jesús conocía el corazón de Tomás: le repitió sus propias palabras, y le invitó a hacer la prueba que él mismo había sugerido. Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. Juan 20:27 Tomás en realidad no era un incrédulo. Había estado cuando Jesús había revivido a Lázaro y aún este caso uno puede observar que no es una falta completa de fe. Pero Tomás no quedaría satisfecho por el testimonio de sus hermanos. El necesitaba evidencia que pudiera palpar por sí mismo. No era que dudara de la veracidad de los demás discípulos, pero él tenía que experimentarlo personalmente. En este pasaje se nos presenta con toda claridad el carácter de Tomás.

49

136

Ver. Romanos 11:17-23


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

1. Cometió una equivocación: el retirarse de la compañía de los que habían compartido con él lo mejor de sus vidas. Buscó la soledad; y, por no estar con sus compañeros, se perdió la primera visita de Jesús. Nos perdemos un montón de cosas cuando nos separamos de la comunión cristiana y tratamos de arreglárnoslas solos. Nos pueden suceder cosas buenas en la comunión de la Iglesia de Cristo que no nos sucederán si estamos solos. Cuando llega el dolor y la aflicción nos envuelve, a veces tendemos a encerrarnos en nosotros mismos y rechazar el encuentro con otras personas. Ese es precisamente el momento en que, pese a nuestro dolor, debemos buscar la comunión de los hermanos en Cristo, porque es ahí donde podemos encontrarnos con Él cara a cara. 2. Pero Tomás tenía dos grandes virtudes. Se negaba en redondo a decir que creía lo que no creía, o que entendía lo que no entendía. Jamás acallaba sus dudas pretendiendo no tenerlas. No era de los que recitan un credo sin saber lo que están diciendo. Tomás tenía que estar seguro, y eso no se le puede reprochar. Hay una fe más auténtica en la persona que insiste en estar segura, que en la que repite rutinariamente cosas que no ha pensado nunca por sí y que es posible que no crea de veras. Esa es la duda que a menudo acaba en certeza. 3. La otra gran virtud de Tomás era que, cuando estaba seguro, no se quedaba a mitad de camino. ¡Señor mío, y Dios mío!, dijo. Esa no fue una confesión a medias, sino la más completa del Nuevo Testamento. No era uno de esos que ventilan sus

137


Conozcamos a Jesús

dudas para practicar una especie de acrobacia intelectual; dudó hasta llegar a la seguridad; y una vez que llegó, se rindió totalmente a la certeza. Cuando una persona alcanza la convicción de que Jesucristo es el Señor venciendo sus dudas llega a una seguridad que no puede alcanzar la que acepta las cosas sin pensarlas. A Tomás se le salió el corazón de alegría y de amor, y sólo pudo decir: ¡Señor mío, y Dios mío! Jesús le dice: Porque me has visto,… creíste. Observe este detalle. Tomás necesitaba experimentar de modo personal estar con el Resucitado para creer. En realidad la experiencia de la fe requiere que cada persona este frente al Resucitado de modo personal. Una fe que se basa en la experiencia de otros, no es la fe de la que habla la Biblia. Cada uno de nosotros necesitamos estar con el Resucitado, no solo para creer, sino que a partir de allí iniciar nuestro caminar con Él. Pero Jesús señala lo que habrá de ser la experiencia de nosotros. Los que habremos de Creer en Jesús sin haberle visto físicamente pero si por la fe.

Una breve Confesión de Fe. En nuestra Iglesia cuando hablamos de Confesiones de Fe, es posible que nos vengan a la memoria textos largos que no nos es posible aprender de memoria y que en muchos casos requieren de algunos otros libros para explicarnos lo que en los Credos y Confesiones están contenidos. Personalmente considero que esos textos en verdad, son muy importantes para la vida de la Iglesia y hemos de

138


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

buscar espacios donde podamos estudiarlos con mayor detalle. Pero para iniciar en nuestro conocimiento de Jesús. La breve declaración de fe que pronuncia Tomás, no solo es corta sino al mismo tiempo sumamente precisa en cuanto a su contenido. Pues cada creyente no solo ha de confesar a Jesús como su Salvador, sino que indispensablemente como lo hiciera tomas, confesarle como su Señor. Veamos qué fue lo que Tomás dijo. En primer lugar él hablaba en hebreo. Por lo que tenemos que ir a la expresión que el utiliza. Tomás reconoce a Jesús como su Señor Adonai. Esta es la forma hebrea más común para referirse a Dios, sin tener que pronunciar el nombre sagrado. Traducir Adonai, simplemente como señor, sería dejar la traducción a medias, pues el subfijo que utiliza denota posesión. De tal forma que Tomás está diciendo. Mi Señor. Con esto el no solo reconoce a Jesús como su Señor, sino que al mismo tiempo él se coloca siervo de Jesús. La otra parte de la confesión de Tomas es Mi Dios. Reconoce en Jesús su deidad. Cada creyente ha de encontrar a Dios en Jesús y reconocer la plena identidad que hay entre Jesús, el Padre y el Santo Espíritu. Solamente en la medida que seamos capaces de reconocer en Jesús a nuestro Señor y nuestro Dios, es que podremos encontrar salvación para nuestra vida.

Conocer a Jesús es experimentarlo. A lo largo del evangelio de Juan esa ha sido la tónica. Conocer a Jesús no puede limitarse a tener conocimiento acerca de él. De allí que en los estudios previos, vimos

139


Conozcamos a Jesús

invitaciones donde se nos dice: Ven y ve. No nos contentemos con haber escuchado, es necesario descubrir de modo personal quién es Jesús. Pero conocer al Jesús histórico tuvo un espacio específico y que se limita al tiempo en que anduvo caminando y ministrando por este mundo, de lo cual los apóstoles y muchos otros más fueron testigos. Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. Juan 1:14 Es cierto que el ministerio del Jesús histórico fue de tan solo 3 años. Pero conocer a Jesús sigue siendo una experiencia real y vital para nosotros después de más de 2000 años. El final del evangelio de Juan, nos abre las posibilidades para un conocimiento más allá de lo sensorial y tangible. Pero que es incluso más real que la experimentación física ya que nos conecta con la realidad, más trascendente del ser humano. Es decir con la espiritualidad. Se trata de conocer a Jesús través de la fe. Esto en realidad no es nuevo pues a lo largo del texto se nos ha estado invitando a que conocer a Jesús desde la experiencia de la fe.

Conocer por la fe. Conocer por la fe, requiere, primero que tengamos esa fe. Y eso no depende de nosotros. Pues esa fe solo es dada por Dios.

140


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios. Efesios 2:8 Esa fe es una de las características de los hijos de Dios. Cuando ellos la ejercen reciben el derecho de ser llamados así. Pero tampoco depende de que alguno de nosotros quiera. Somos hijos de Dios por la voluntad de Dios. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios. Juan 1:12,13. En la Biblia a esto se le llama Nacer de Nuevo. Este nuevo Nacimiento es la obra que Dios hace en nosotros. Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo. El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu. Juan 3:5-8 En términos breves significa nacer espiritualmente, recibir la fe, para ejercerla en Jesús y recibir el derecho de ser hijos de Dios. Estar vivos espiritualmente es lo que nos permite en verdad conocer de la forma más trascendente es decir conocer por la fe. Este tipo de conocimiento es un privilegio que Dios nos da no lo ganamos. Pero a partir de esto podemos conocer las verdades de Dios.

141


Conozcamos a Jesús

El respondiendo, les dijo: Porque a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no les es dado. Mateo 13:11 Es un don que hemos recibido y que nos muestra el amor que Dios ha tenido por nosotros. Entonces él les dijo: No todos son capaces de recibir esto, sino aquellos a quienes es dado. Mateo 19:11 Pero es un don que hemos de usar, para conocer y para dar a conocer a otros. Pues al darlo a conocer a otros confirmamos que en verdad hemos conocido, pero también cumplimos con el propósito por el cual Jesús se dio a conocer a nosotros. Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado. Juan 17:3

142


Descubriendo al Señor y Salvador en el Evangelio de Juan

Preguntas de repaso

Gracias a Dios hemos terminado este pequeño estudio sobre el Evangelio de Juan que ha tenido como objetivo que conozcamos quien es Jesús. A lo largo de los pasajes que hemos visto. Hemos leído como distintos testigos hablan acerca de quién es Jesús y como ellos lo experimentaron en su vida. También dedicamos algunos estudios para conocer como Jesús se presenta a sí mismo, a través de distintos títulos que usa para sí. Pero este estudio no puede estar completo, si nosotros no respondemos a la pregunta que dio origen a este estudio. Y tú ¿cómo has conocido a Jesús? Elabora un breve texto acerca de tu experiencia con Jesús a través del evangelio de Juan.

Este estudio realmente apenas pretende que conozcamos a Jesús en este evangelio y de ninguna manera es un estudio exhaustivo, por lo que les animamos a continuar descubriendo que Jesús es mucho más que lo que pudimos escribir en estas líneas.

143


Conozcamos a JesĂşs

144

Conozcamos a Jesús  

Discipulado através del Evangelio de Juan

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you