Page 1

S A EÑ

U Q E P S A S R E E B D D O N A R G S O C I CH  5º GRADO B

ESC. 23 DE 2


El Casamiento de Calixto y Matilde Había una vez una muchacha llamada Matilde, era buena y rica. Su novio se llamaba Calixto y era pobre porque su madre murió. Matilde le preguntó si él era pobre, entonces Calixto le dijo que sí, y agregó que ella era linda. Matilde era una bruja y quería mantenerlo en secreto. Después de varios meses, Calixto estaba empezando a sospechar y empezó a investigar sobre Matilde, la perseguía. Un día, vio a Matilde hablar con su amigo en secreto, ese secreto se trataba de una bruja. Calixto, después de tantas sospechas, se enteró de que Matilde era una bruja. Calixto fue a buscar a Matilde, cuando la encontró Calixto le preguntó – ¿Matilde, es cierto que eres una bruja? -No. ¿Quién te lo dijo? - Lo escuché cuando estabas hablando con tu amigo en secreto. Matilde le pidió disculpas y Calixto las aceptó. Finalmente, con el paso del tiempo se casaron. Jaime Buendía


Un día en la ciudad y en la selva Había una vez, unos chicos que se llamaban: Matilde, Calixto y Carlos. Matilde fue a pasear con Calixto y se encontraron con una bruja, la bruja era malvada y los convirtió en unos elefantes. La bruja, con otro de sus hechizos, hizo aparecer un bote. La bruja se preguntó - ¿Cómo voy a utilizar un bote si acá no hay ríos?- Y otro hechizo hizo aparecer un río y metió el bote al río. En ese momento miró a los elefantes y se habían quedado dormidos, ¡era la oportunidad de la bruja! y los metió en el bote. Después de horas de navegar, al fin llegaron a la selva y dejó a los elefantes ahí. Los elefantes se despertaron y se quedaron sorprendidos mirando la selva ,de repente se habían acordado de que su amigo Carlos iba a ir a la selva. Y esperaron horas y horas... y entonces, escucharon un ruido y apareció Carlos. Matilde y Calixto se podían entender, pero Carlos era humano y no los entendía. De repente, apareció la bruja y se tropezó, se le cayeron todas sus pociones incluyendo su barita mágica. Una de las pociones se rompió, y le cayó a Carlos y entonces, Carlos pudo entender a los elefantes. Los elefantes dijeron, -Carlos, hola, tomá todas las pociones incluyendo la barita- y Carlos le entendió y agarró todo. Se fueron a una cueva y usando una poción se la dio a los elefantes y los elefantes se convirtieron en humanos. En ese momento, apareció la bruja y Calixto agarró la barita y convirtió a la bruja en una rana, y luego se fueron a la ciudad y vivieron felices para siempre, claro, sin la bruja. José Manuel Calderon Pasache


La niña del pueblo En un pueblo de Catamarca había una mujer muy pobre que vivía sola. Su nombre era Matilde. Al pueblo llegó una familia de casados que tenían dos hijas llamadas Anita Y Clotilde. Ellas eran unas niñas muy malas y creídas porque pensaban que eran las bonitas del pueblo y se burlaban de todas las demás chicas. Un día, Matilde fue a trabajar a la casa de ellas, donde constantemente era maltratada por las niñas. Pasado mucho tiempo, Matilde conoció a su príncipe azul llamado Calixto y se enamoró. Como él veía que Matilde sufría en esa casa, le propuso salir y vivir con él, ella sin pensar le dijo que sí. Finalmente se casaron y tuvieron hijos y vivieron muy felices. Oscar Mareco


EL misterio de la escuela de brujas En una escuela de brujas había una bruja que se llamaba Matilde. Matilde había entrado a primer año. Ella gustaba de un chico que se llamaba Calixto. Matilde lo primero que quería hacer cuando sea bruja era casarse con Calixto. No le importaba que sea pobre o rico. Un día cuando fue a la escuela se había quedada dormida, cuando se despertó no estaba su barita mágica ella dijo: - ¡mi barita mágica no está! Ella buscó por toda la escuela y no la encontró. Fue a su casa y se recostó. Empezó a recordar lo que había pasado… cuando estaba en la escuela se había encontrado con Calixto. Ellos hablaron. Calixto le dijo,- Hola Matilde ¿cómo estas? – ella dijo – estoy bien. Siguió recordando y se dio cuenta que cuando lo vio, ella usó su barita para ponerse un perfume con olor rico, luego la dejó en el estante de trofeos de brujas. Entonces, cuando volvió a la escuela fue a buscarla y no estaba la barita. Cuando iba caminando por el pasillo, se encontró con Calixto ella le preguntó: -¿No viste mi barita?- él le dijo – no, pero puedes ir a la casa de mi hermana, ella recupera todo lo que se pierde. Matilde fue a la casa de la hermana de Calixto. Matilde tocó la puerta y se abrió sola. Estaba asustada, pero entró. Luego vio a la hermana de Calixto y le pidió que le encontrara la barita mágica. La barita apareció sin que la hermana hiciera nada. Era muy raro lo que pasaba en esa casa… Por eso, prefirió rápidamente agarrar su barita y salir corriendo. Tobías Retamozo


El amor imposible de Matilde Había una vez, una bruja llamada Matilde que estaba, enamorada de Calixto. Ella era malvada y se quedaba con todo. Calixto era el más lindo del pueblo, pero era un poquito pobre, pero eso no lo detenía, era muy trabajador. Matilde lo quería hechizar, no pudo porque él tenía un amuleto que era mágico y se lo había dado su abuelita. Calixto un día, perdió su amuleto y Matilde lo hechizó y lo hizo su esclavo. Un día, un señor vio el amuleto y al lado, en el suelo, encontró un rastro que lo llevó hacia la bruja y a Calixto. La bruja Matilde le pidió que se fuera y el señor, rápidamente le colgó el amuleto y liberó a Calixto. El señor se fue y Calixto corrió por su vida y conoció a otra mujer con quien se casó. Omar Rene Villarpando


La noche de las brujas Había una vez, una mujer que era linda, se llamaba Matilde. Matilde se encontró con un hombre, y le preguntó cómo se llamaba, él le respondió – Calixto- luego se despidieron. Más tarde se encontró con una bruja y le preguntó si tenía una pócima de amor, la bruja le dijo que ella debía aprender magia negra para conocer las artes oscuras y poder utilizarlas. Matilde fue aprender con la bruja Belén, y a pesar de no irle muy bien en los exámenes, Belén le entregó la barita mágica de aprobación. Matilde usó su magia con Calixto, que se enamoró de ella, y finalmente se casaron y tuvieron dos hijos. Fabián Pennacchietti


Calixto, Matilde y el amor Había una vez, una niña llamada Matilde, era linda, pero, su familia era muy pobre. Su madre, trabajaba como niñera de Calixto cuya familia, era muy rica. Matilde siempre iba a la casa de Calixto. Un día, su mamá no fue a trabajar, y Matilde fue a caminar y se encontró con una bruja y le dijo - Matilde por tu belleza te convertirás en un sapo y solamente con un beso del verdadero amor podrás romper el hechizo- Pero Calixto gustaba de Matilde, él se enteró que Matilde fue convertida en sapo y Matilde también gustaba de Calixto. Calixto se rompía la cabeza pensando… ¿Por qué convertiría a Matilde en un sapo si ella era tan buena? En la cueva estaba la bruja y dijo - soy la más mala de todo el mundo- de repente, apareció Calixto. Allí encontró a Matilde y la besó. Finalmente se convirtió en humana, después, se fueron. Ángela Nadín Espinosa


La Princesa,la estrella y la luna Había una vez, en una aldea muy lejana llamada Feritopia, vivían un rey llamado Calixto, y su esposa llamada Malvina que tuvieron tres hijos . El hijo mayor se llamaba Thiago, la del medio Matilde, quien desapareció el día de su nacimiento y el tercer príncipe se llamaba Cristóbal. Junto a ellos, vivía la mamá del rey, que era malvada, bruja y fea llamada Justina. Cuenta la historia, que cuando el rey y su esposa se dieron cuenta que su hija Matilde no estaba en su cuna, mandaron a encontrarla por toda la aldea, y por todo el bosque también. Justina, en el nacimiento de Matilde, la había tomado, para que nunca llegara a la corona. Ella era una mujer pobre, que hizo casar a Calixto con Malvina por su dinero. Pasados 15 años el hijo mayor encontró en un bosque una mujer bella, sin saber quién era, la llevó al castillo. Justina la reconoció. Malvina al ver a la mujer en el castillo, recordó a su hija y quiso que le mostrara el hombro izquierdo para ver si tenía una estrella y una luna como mancha de nacimiento. Esas manchas demostrarían que era una princesa. La mujer así lo hizo y le vio la mancha. Sorprendida y emocionada la abrazó y comprendió que estaba frente a su hija. Lo primero que le preguntó era cómo había vivido tantos años sola. Matilde le contó que Justina la había cuidado pero que la tenía encerrada en una torre. La reina le ordenó a los guardias que la encerraran a Justina en la torre más alta, por mucho tiempo, para que no pudiera volver a hacerle daño a la familia real. Los reyes para darle la bienvenida a su hija, organizaron una fiesta sorpresa de quince años. Todo el pueblo de Feritopia, fue al gran festejo y los hermanos Thiago y Cristóbal bailaron el vals con su hermana hasta que salió el sol. Cristal Exner


Cristal Exner


Matilde y sus maldades Había una vez, una muchacha llamada Matilde, ella era linda, rica, pero muy malvada. En su palacio, trabaja un joven llamado Calixto que a Matilde le parecía muy apuesto. Ella le coqueteaba todo el día, pero él no le daba importancia hasta que un día él se cansó y tuvieron esta conversación: Calixto le dijo: - Yo ya tengo novia y en dos semanas nos casamos. - Perdón, lo siento, no lo sabía ¿me puedes disculpar? - Sí, te disculpo, desde luego, no lo sabías. Matilde se fue caminando por el bosque y se encontró con una bruja, - ¿Qué te ha pasado niña? - Yo gusto de un joven pero él ya tiene novia. - Yo tengo un hechizo para lo que deseas… - Eso es estupendo, mañana yo te espero aquí al atardecer. - Dale, acá te veo. Al día siguiente, se encontraron, y Matilde llevó a la bruja donde vivía Calixto. La bruja dijo las palabras mágicas: “abracadabra, te enamorarás de Matilde ya”. Pero no funcionó, porque el amor de Calixto y Paola era mucho más fuerte y puro. Matilde se enojó mucho, casi ya estaba por explotar, cuando dijo –ya no tengo más oportunidades me buscaré otro hombre que me quiera como yo a él- y se fue caminando por el bosque. Melanie Fernandez


El amor ciego Había una vez una chica llamada Matilde, ella era linda, buena y pobre, vivía en la calle. Calixto estaba enamorado de María, y estaban casados. Calixto era rico por su familia. Un día, Calixto y María paseaban por la calle y ahí conocieron a Matilde. Ella vio los ojos de Calixto y no se pudo resistir a su hermosura. Se enteró María que Matilde estaba enamorada de Calixto. María era una bruja muy malvada pero fingía ser buena, de pronto hizo un embrujo y dijo -Cocodrilo que Matilde se convierta en un tocino- después Matilde se convirtió en tocino. Calixto le dijo a María: -¡María que hiciste! -Calixto, soy una bruja, ya sé que no te lo dije, pero es porque tenía mucho miedo de que no quieres estar conmigo. -María, yo igual no te dejaría porque te amo…Nunca te dejaré, por favor, ¿puedes convertir a Matilde en humana? ¿Sí? -Bueno, pero quiero decirte que voy a tener un bebé. -¡Qué! María, ¿en serio? -Sí. Y ahora voy hacer el hechizo: Rana, rana que se convierta en humana. -Gracias María. -Por nada. Matilde, sorprendida le preguntó a María por qué la había convertido en tocino. Y ella le respondió: -Porque me puse celosa, porque te estabas enamorando de mi esposo. Finalmente Calixto y María, la bruja, siguen su camino y Matilde se quedó sola y triste.


La bruja buena Había una vez, una bruja llamada Matilde que vivía en un pantano y tenia un gato llamado Calixto. La bruja era muy linda y buena. Un mago rico le pidió matrimonio. Pero, lamentablemente, él vivía en otra parte del pantano y la bruja no podía ir porque ella, a la noche, se convertía en bruja malvada. El mago le insistía que se casara con él, pero ella no quería casarse porque pensaba que lo podía convertir en un sapo. Un día, fue a la casa de Matilde, estaba lloviendo y él le preguntó si se podía quedar a dormir. Ella, aunque tenía miedo, no podía rechazarlo para no quedar mal. Cuando se despertó, Matilde vio su casa toda destrozada. Ella fue corriendo hasta su habitación y encontró al mago durmiendo. Matilde se dio cuenta que ya no se convertía en bruja mala. Una semana después se casaron. Finalmente los tres, no se olviden del gato, vivieron juntos. Natalia Mareco


La Princesa hechizada Había una vez, una princesa llamada Matilde, ella vivía con sus padres, el rey y su madrastra Delfina, ellos vivían en un castillo en Gardenia. Cierto día, al pueblo llegó un muchacho pobre llamado Calixto. El rey buscaba pretendientes para la princesa, pero la princesa no quería a ningún pretendiente, no porque no quisiera, sino porque su madrastra no quería que la princesa tuviese la corona que a ella le costó conseguir y le había hecho varios hechizos para que rechazara a todos. Calixto la vio a la madrastra haciendo brujerías y como la bruja malvada Delfina no lo vio a Calixto, él fue a avisarle a la princesa. Matilde le contó al rey lo que le había dicho Calixto. La madrastra no aparecía, entonces el rey ordenó a su ejército y a Calixto a buscarla. La encontraron en una cueva preparando un veneno para el rey y un hechizo para la princesa. ¡Delfina quería quedarse con la corona del rey! Ese día, Delfina fue decapitada. Con el paso del tiempo, la princesa y el plebeyo se fueron enamorando y el rey permitió el casamiento porque Calixto le salvó la vida a los dos. Finalmente, la princesa y el plebeyo fueron los reyes de Gardenia y vivieron felices con sus 2 hijos llamados Javier y Jazmín. Tamara Melody Nevado Blácido


Un hechizo gracioso Había una vez una bruja llamada Matilde, era malvada y estaba preparando un hechizo para Calixto. Calixto era el hijo del rey y la reina. Ella quería apoderarse del reino y entonces mandó un hechizo al niño: “niño, niño, con este trazo te convierto en payaso”. Calixto asustado comenzó a sentir cambios. Le creció una nariz roja, un sombrero de colores y unos zapatos muy grandes. Llorando fue a contarle a sus padres, y la mamá llamó a la policía. La policía muy rápidamente atrapó a la bruja y la metió a la cárcel. Calixto conoció a una chica llamada Ana Paula, y tuvieron una cita en un restaurante, la pasaron muy bien y comieron mucho. Prometieron casarse cuando fueran grandes. Rocío Valdez


RocĂ­o Valdez


El secreto de las hadas Había una vez, un hada llamada Matilde que vivía en una aldea llamada Narnia, ella tenía un amigo llamado Calixto que era su mejor amigo y le contaba todos sus secretos. Calixto cuidaba el polvillo de hadas, y en su descanso vio a una bruja malvada, llamada Ludmila quitarle el polvillo y todo su poder para envenenar al Hada madre y usar su corona. Con ese poder iba a controlar a las hadas que era lo que quería la bruja. Calixto le avisó a Matilde lo que había pasado, y los dos fueron a ver si podían hacer algo por la linda hada Madre. Cuando la vieron tirada en el piso, su luz de vida se apagaba y prendía. Ellos fueron al bosque a buscar yuyos y flores para revivir al hada madre, cuando la bruja se enteró de lo que hacían Matilde y Calixto, mandó a dos hadas malas a buscarlos y a matarlos, pero cuando la bruja ordenó eso, ya era tarde. Después el hada Madre recuperó su poder y derrotó a la bruja. Ella se escapó, pero la volvieron a atrapar y finalmente la dejaron en un pantano donde hay muchos bichos malos. Las hadas volvieron a su normalidad, el polvillo volvió a tener el color dorado de antes y todas las hadas malas se hicieron buenas y todas las hadas fueron felices para siempre. Xiomara Vega


El amor imposible Había una vez, una princesa llamada Matilde. ¡Era toda una mujer! Se había convertido en una mujer bonita y todos los príncipes de los reinos próximos soñaban con casarse con ella. Un precioso día, Matilde se fue al bosque con su caballo blanco cuando de repente apareció un joven llamado Calixto, no muy guapo, pero tenía aspecto de ser feliz. Desde aquel día los jóvenes se enamoraron. Pero su peor enemiga llamada Enriqueta, se oponía a esta relación, era una bruja mala que hizo todo lo imposible para separarlos, hasta los hechizó. Pero su amor fue más fuerte que el hechizo y triunfó el amor. Vivieron felices para siempre. Sasha Yacila


Cuentos y dibujos de 5b 2013  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you