Page 243

no logró ir más allá de los lugares comunes con los que “se aplanó la complejidad histórica, política y simbólica del enfrentamiento,” dando lugar a estereotipos que nada tienen que ver con lo conflictivo de esta contienda, y que no permitieron recuperar interrogantes que deberíamos habernos hecho (Speranza 422). La juventud aniquilada es también motivo de relato en el texto “Las otras islas” de Inés Garland. Desde los ojos de una niña de trece años y en la espera inútil de su amigo correntino, la historia de Malvinas se vuelve desgarro. La muerte de Tatú sólo es narrada por su hermano, y éste es un recuerdo en sus palabras y en el llanto de la protagonista que espera la salida del lucero de la tarde para calmar el dolor, en el final del cuento. En el medio de este sufrimiento, se reescribe todo aquello que desde la memoria popular fuimos construyendo como anécdotas de la guerra: las cartas a los soldados, los cigarrillos que nunca llegaron, el compromiso de los reclutas de no contar nada de lo vivido en los combates. Pero, por sobre esto, nuevamente se abre ante nosotros dentro de esta ficción, la oblación de una juventud cuyo único fundamento para ir a la guerra era “hacer la colimba” (hacer el servicio militar). Nuevamente, lo literario rescata la memoria silenciada y nos la devuelve convertida en conflicto. La ficción nos obliga a preguntarnos: ¿por qué se envió al frente de batalla a los más jóvenes? ¿A los que menos capacitados estaban para ello? ¿Por qué una vez allí se los abandonó a su suerte, privados de armas adecuadas, alimento suficiente, orientación técnica y aliento moral? ¿Por qué, en síntesis, se los trató como enemigos? (Kovadloff 60)

Los cuentos analizados de alguna forma desmontan estas preguntas, nos conflictúan, y nos obligan a rescatar del recuerdo aquello que obviamos por dolor o por culpa. Es esa ausencia lo que la literatura pone en presencia y desnuda aquello que, desde el silencio, ocultamos por mucho tiempo: la inmolación de cientos de jóvenes en Malvinas, el sacrificio como ritual necesario para la renovación de una sociedad que esperaba por años ver caer un gobierno de facto. No obstante, esta hecatombe se convirtió en evocación silenciada y herida que no pudo ponerse en palabras y en discurso histórico legitimado. En estos espacios vacíos y acallados es donde la literatura hace su ingreso para devolvernos desde el arte la posibilidad de preguntarnos por las lesiones no curadas. Lo que “la historiografía como memoria archivada” no puede mostrar es el conjunto de estas pequeñas historias imaginarias, narradas en esta antología, pequeños artificios que iluminan una realidad vivida y sufrida en otro tiempo y en otro espacio, y que se reactualizan cada vez que la memoria clandestina tiene 242

Profile for LIJ Ibero

LIJ Ibero. Revista de Literatura Infantil y Juvenil Contemporánea. Núm. 1  

El número 1 de la revista LIJ Ibero correspondiente a la Primavera 2016 es un viaje subversivo y poco canónico. Ésta publicación es un tanto...

LIJ Ibero. Revista de Literatura Infantil y Juvenil Contemporánea. Núm. 1  

El número 1 de la revista LIJ Ibero correspondiente a la Primavera 2016 es un viaje subversivo y poco canónico. Ésta publicación es un tanto...

Profile for lijibero
Advertisement