Page 222

Salvador Bartolozzi, como tantos otros autores que destacaron en la Segunda República, demostró un gran interés por la tradición popular española y la dio a conocer (Cerrillo y Miaja 21). Federico García Lorca o Rafael Alberti, entre otros, incluyeron en sus textos composiciones del Cancionero Popular de Tradición Infantil (en adelante cpi), recuperando, fijando y dignificando esta riquísima tradición popular infantil. Esta iniciativa, además, entroncaba con el interés mostrado por las autoridades educativas de la Segunda República por llevar el cpi a la escuela (31) y utilizarlo para facilitar el acercamiento de los niños a la poesía, en un intento por partir de los conocimientos previos del niño, pues no hay que olvidar que: … antes de saber leer y escribir, los niños participan de muchas manifestaciones del folclore literario, formando parte de la cadena hablada que interviene en la recepción y, en ocasiones, en la transmisión de obras literarias de tradición oral, algunas de las cuales tienen a los propios niños como principales e, incluso, únicos destinatarios: cuentos maravillosos, nanas, juegos mímicos, oraciones, cuentos de nunca acabar, trabalenguas o adivinanzas. (Cerrillo y Sánchez Ortiz 18)

En las obras literarias de Bartolozzi encontramos marcas de la cultura y la literatura popular por medio de diversos procedimientos: recrea motivos y personajes de la narrativa tradicional, utiliza la estructura narrativa de los cuentos maravillosos, incorpora el habla coloquial y el procedimiento en el que centraremos nuestra atención, la inclusión de versos rimados. Y es que, en estos poemas, de una forma más significativa, apreciamos huellas del casticismo de Bartolozzi, porque algunos son canciones populares de la época o composiciones del cpi y otros son nuevas creaciones en las que el autor utiliza como hipotexto, retahílas y elementos propios del cpi. Veamos con un poco más de detalle qué motivos de la literatura y la cultura popular están presentes en estas obras infantiles. Salvador Bartolozzi emplea en la estructura interna de sus obras narrativas y teatrales el paradigma y las “funciones” del cuento maravilloso (Propp 37-75). Además, en ocasiones, el autor recrea personajes y situaciones de los cuentos populares que funcionan como hipotextos de nuevas historias.2 Podemos apreciar continuos ejemplos de este uso de la intertextualidad en Pipo y Pipa y los enanitos de Doña Cominito, como la historia del príncipe Meñique (Bartolozzi 7-11) que tiene muchos puntos en común con Pulgarcito, así como el siguiente fragmento con claras referencias a La ratita presumida: Resulta llamativo el caso de Pinocho en el país de los cuentos, en el que desfilan conocidísimos personajes y motivos tomados de los cuentos maravillosos. 2

221

Profile for LIJ Ibero

LIJ Ibero. Revista de Literatura Infantil y Juvenil Contemporánea. Núm. 1  

El número 1 de la revista LIJ Ibero correspondiente a la Primavera 2016 es un viaje subversivo y poco canónico. Ésta publicación es un tanto...

LIJ Ibero. Revista de Literatura Infantil y Juvenil Contemporánea. Núm. 1  

El número 1 de la revista LIJ Ibero correspondiente a la Primavera 2016 es un viaje subversivo y poco canónico. Ésta publicación es un tanto...

Profile for lijibero
Advertisement