Page 13

El miedo es de las emociones más transparentes y sinceras del ser humano. El miedo es espontáneo, uno nunca sabe cuándo va a sentirlo, pero cuando llega algunas veces sí es posible dominarlo, soportarlo. El miedo es una amenaza para Sergio, si llega a desplegarlo con altos vuelos, los demonios lo huelen y lo acechan como a una presa de caza. Y por eso es más fácil soportarlo cuando se recuerda lo que se siente el tenerlo, cuando se recuerda el peligro, cuando se recuerda la maldad que hay en el mundo, cuando uno se siente a un paso de la muerte. A propósito de ello Lovecraft señaló: Because we remember pain and the menace of death more vividly than pleasure, and because our feelings toward the beneficent aspects of the unknown have from the first been captured and formalized by conventional religious rituals, it has fallen to the lot of the darker and more maleficent side of cosmic mystery to figure chiefly in our popular supernatural folklore. This tendency, too, is naturally enhanced by the fact that uncertainty and danger are always closely allied; thus making any kind of an unknown world a world of peril and evil possibilities. When to this sense of fear and evil the inevitable fascination of wonder and curiosity is superadded, there is born a composite body of keen emotion and imaginative provocation whose vitality must of necessity endure as long as the human race itself.” (3)

Las emociones de los personajes también hacen que el lector vaya experimentando en su imaginación el miedo y el terror por lo que sucede en el texto. Sentimos miedo cuando Sergio no se siente seguro de sí mismo y es más propenso a estar en peligro; sentimos terror cuando palabra por palabra se nos describe (y hasta sentimos que somos espectadores en la escena del crimen) cómo un demonio acecha a su víctima y la descuartiza alegremente, con placer y deleite. Nos imaginamos a nosotros dentro de ese mundo de posibilidades y extendemos nuestro horizonte de creencias hacia lo que el autor y el texto mismo nos proponen. Incluso esas emociones pueden salir del mundo de la lectura y afectarnos en la “realidad”. ¿Quién no siente pánico al dormir con las luces apagadas después de haber leído Nocturno Belfegor? Uno cree que algún demonio puede llegar a jalarnos las patas, o mejor aún, a dejar nuestro cascarón vacío y a corrompernos el espíritu. ¿Alguien que lo haya leído puede seguir escuchando a Franz Liszt de la misma manera? 12

Profile for LIJ Ibero

LIJ Ibero. Revista de Literatura Infantil y Juvenil Contemporánea. Núm. 1  

El número 1 de la revista LIJ Ibero correspondiente a la Primavera 2016 es un viaje subversivo y poco canónico. Ésta publicación es un tanto...

LIJ Ibero. Revista de Literatura Infantil y Juvenil Contemporánea. Núm. 1  

El número 1 de la revista LIJ Ibero correspondiente a la Primavera 2016 es un viaje subversivo y poco canónico. Ésta publicación es un tanto...

Profile for lijibero
Advertisement