Page 1

EL PASADO RECIENTE DE GALAROZA Hoy aprovechamos esta revista para hacer un poquito de historia de Galaroza, trasladando el contenido del libro “Geografía Estadística de la Provincia de Huelva”, un libro de lectura “para las Escuelas de Instrucción Primaria de Gran Utilidad para las clases mercantiles, agrícolas e industriales de la misma”, según reza su subtítulo. El autor del estudio fue Emilio José Rodríguez y fue publicado en 1895. Consiste en una descripción general de la provincia de Huelva desde el punto de vista geográfico, que incluye su población, su orografía, ríos, clima, infraestructuras, etc. También se recogen las actividades económicas más importantes del territorio, junto a hitos de interés como el muelle del Tinto o el monumento a Colón. Posteriormente, hace un recorrido por los distintos partidos judiciales de la provincia, que entonces eran sólo cuatro (Huelva, Aracena, Moguer y Valverde), parándose en cada uno de los municipios de entonces.

Se habla en este libro, por ejemplo, de los lugares que componían cada partido judicial, siendo el de la Sierra el que más entidades de población albergaba gracias a su numeroso diseminado en forma de caseríos. Eran 489 lugares, de los que 2 eran ciudades, 30 villas, 44 aldeas y 412 caseríos.

Inscrita en el Registro Provincial de Asociaciones de Huelva con el nº 2.159 C.I.F. G-21291869 – C/Abajo, 64, Galaroza – 21291 – a.c.lieva@hotmail.com – www.asociacionlieva.blogspot.com – www.youtube.com/AsociacionLieva


En lo que respecta a Galaroza, Rodríguez hace un resumen de su situación geográfica y dice que está situada en un “paraje pintoresco y delicioso”. Se alaba la limpieza y el buen empedrado de nuestras calles y de nuestras dos plazas. Contábamos con 2.410 habitantes, siendo la décima localidad en número de habitantes de entre las 30 que componían por aquel entonces este partido judicial. Es curioso comprobar que Alájar tenía más población que nosotros, que Valdelarco acogía a más de 1.000 vecinos o que Jabugo sólo contaba con 37 habitantes más que Galaroza. Estos habitantes se repartían entre las 40 entidades de población que había en nuestro término municipal, repartidas entre casas de labor, aldeas o molinos. Es muy interesante comprobar la toponimia de la época y cómo ha llegado a nuestros días con leves alteraciones, aunque también habría que tener en cuenta los posibles errores que cometiera el autor. Se recogen en este estudio casas de labor en lugares como La Administración, El Agrión, el Barranco de los Perillos, la Cuesta de Palero, La Greda, La Pasada Mala, el Rebollar, el Roblecillo, el Talenque o El Tortero. Tenía Galaroza tres aldeas, Las Chinas y Navahermosa, tal como hoy, junto a Las Cañadas. La que antes también lo fuera, Cortegrullo, había pasado a ser una casa de labor, mientras que Fuenteheridos había obtenido su título de villa a finales del siglo XVIII.

Es de resaltar que se relata la existencia de molinos harineros en el sitio de Los Molinos, junto a una casa y molino en La Tenería, así como una casa de labor en un lugar denominado Fábrica de Las Chinas. Inscrita en el Registro Provincial de Asociaciones de Huelva con el nº 2.159 C.I.F. G-21291869 – C/Abajo, 64, Galaroza – 21291 – a.c.lieva@hotmail.com – www.asociacionlieva.blogspot.com – www.youtube.com/AsociacionLieva


También incluye un estado de los edificios que contiene cada localidad, y concretamente nuestro pueblo tenía 335 casas de un piso, 772 de dos pisos y tan sólo 28 de más altura. También contaba con albergues y chozas, para hacer un total de 1.137 edificios. Las comunicaciones eran muy precarias, y la carretera que pasaba por nuestro pueblo era denominada como de tercer orden. Era la vía de Venta de lo Alto al Repilado, que tenía 50 kilómetros de longitud y atravesaba Higuera junto a Aracena (la actual Higuera de la Sierra), Valdezufre, Aracena, Los Marines y Galaroza. Esta carretera se unía a otra de tercer orden que iba desde El Repilado hasta la frontera portuguesa, de otros 45 kilómetros, componiendo lo que hoy es la N-433 a su paso por la comarca. Emilio José Rodríguez afirma que “aunque es pequeña, esta villa es una de las más ricas de la sierra, por sus exquisitos frutos y abundantes pastos”. A finales del siglo XIX, nuestro principal comercio consistía en frutos y tejidos, lo que evidencia la existencia de batanes y fábricas de paños. También había molinos harineros y fábrica de tapones de corcho. En definitiva, este análisis que se hiciera en 1895 viene a arrojar un poco de luz sobre el pasado reciente de Galaroza. Una época ni mejor ni peor, simplemente distinta, que nos debe hacer pensar en el compromiso que todos los cachoneros tenemos para que nuestro pueblo avance cada día más, sin retrocesos, para recuperar nuestro antiguo esplendor con el trabajo ilusionado y común de todos y todas.

Antonio F. Tristancho

Inscrita en el Registro Provincial de Asociaciones de Huelva con el nº 2.159 C.I.F. G-21291869 – C/Abajo, 64, Galaroza – 21291 – a.c.lieva@hotmail.com – www.asociacionlieva.blogspot.com – www.youtube.com/AsociacionLieva

Galaroza en 1895  

En una de las revistas de fiestas de Galaroza publicamos hace unos años un artículo sobre la vida en Galaroza en 1895, con información extra...